¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ataque de guardias municipales indica crecientes amenazas contra periodistas en Ucrania

Miembro de la guardia municipal ataca a un periodista con gas lacrimógeno. Photo by Tomikage via Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

El año 2018 ha sido difícil para los periodistas en Ucrania.

El 4 de junio de 2018, Harlem Désir, representante de libertad de medios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, emitió una declaración pública de condena al portavoz de la fiscalía de Ucrania, que publicó una lista de “traidores” contra le Estado, que incluía a dos periodistas independientes. Désir calificó la medida de “inaceptable y peligrosa” e instó a las autoridades que intervinieran para asegurar que todas la autoridades estatales defendieran la libertad de medios.

Un incidente reciente donde guardias municipales atacaron a periodistas sugiere que se puede ampliar el problema de autoridades estatales y contratistas que buscan impedir la actividad de los medios. En la ciudad de Odesa, surgió una disputa entre un bufete de abogados y varios miembros de la guardia municipal, equipo de trabajadores de seguridad que trabajan independientemente de las autoridades, a órdenes de la municipalidad de la ciudad de Odesa.

Tres periodistas llegaron al lugar de la disputa el 13 de julio, donde 40 guardias municipales llegaron para retirar varios puestos de estacionamiento, por mandato de la ciudad. El conflicto surgió entre los guardias municipales y el personal del bufete de abogados, que dijeron que los estacionamientos les pertenecían.

Los guardias municipales atacaron abiertamente a los periodistas con gas lacrimógeno y varas de goma. El video de abajo muestra lo que ocurrió después. Los guardias municipales atacaron al editor en jefe del periódico Unsolved Crimes mientras filmaba. A Vitaly Tkachenko, del periódico Obshestvennyi Priboi, los guardias municipales lo golpearon en el pecho y la cara varias veces.

El guardia municipal Grazevich Alexander le grita a la cámara:

F*ck off from here, why are you filming me?! I will break your camera now and your face too!

Lárgate, m**da, ¡¿por qué me grabas?! ¡Te voy a romper la cámara en este momento, y la cara también!

Denis Razdorozhny, inspector del departamento de seguridad de los guardias municipales, dice a los periodistas:

The boys were instructed to do everything by blood or in a normal way!

¡Los muchachos tienen instrucciones de hacer todo por sangre o de la manera normal!

Al periodista Miroslav Bekchiv, del periódico Obshestvennyi Priboi, lo obligaron a entrar en un auto y luego lo llevaron a la estación de policía. En el auto, Yuri Savchenko, subdirector de los guardias municipales de la municipalidad de la ciudad de Odesa, y Evgenyi Miroshnichenko, subjefe de los guardias municipales, lo golpearon y amenzaron.

En el video, se oye decir a Yuri Savchenko:

Get the motherfucker into the car.

Mete al hijo de p**a al auto.

Luego, Evgenyi Miroshnichenko dice:

Listen you, fucking shit! I'm not going to take you to the police station, but will sort things out in a different manner! I'll take you to another place from which nobody comes back!

Escúchame, ¡trozo de m**da! No te voy a llevar a la estación de policía, vamos a resolver las cosas de otrs manera. ¡Te llevaré a un lugar del que nadie regresa!

Bekchiv lo llevaron luego al hospital, donde los médicos dijeron que tenía heridas cerebrales, signos de sofocación y quemadura en los ojos.

El 18 de julio de 2016 la corte Primorsky de Odesa colocó a dos guardias municipales, Oleinik Pavel y Gratsevich Alexander, bajo arresto domiciliario provisional. A ambos, la fiscalía les informó antes que probablemente lo acusarían con leyes contra “actos ilícitos cometidos por funcionarios por conspiración previa” y “amenazas de asesinato, violencia o destrucción de la propiedad de un periodista”, que contempla el Código Penal de Ucrania.

Aunque fue algo perturbador para los habitantes de Odesa, el incidente no es una sopresa — no es la primera vez que los guardias municipales toman medidas de este tipo.

Aunque los guardias municipales tienen autorización para realizar actividades de guardias de seguridad y reciben financiación de los contribuyentes de Odesa, no tienen relación con las autoridades de Ucrania. Según la ley, no tienen otros derechos, salvo brindar seguridad. No tienen derecho a desarmar propiedad. Pero en este caso, los funcionarios de la ciudad ordenaron a los guardias municipales que hicieran precisamente eso.

Este incidente arroja luces adicionales al deterioro del estado de la seguridad para periodistas en Ucrania. Según datos del Sindicato Nacional de Periodistas de Ucrania, no ha habido proceso alguno como consecuencia de los 90 ataques contra perioditas ocurridos en 2017. Mientras la comunidad espera saber el destino de Miroslav Bekchiv, que está eb condición grave, crecen las preguntas sobre cómo proteger a los trabajadores de medios antes el aumento de las amenazas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.