¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hong Kong niega visa a editor de Financial Times que organizó charla a favor de la independencia

Frente Civil por los Derechos Humanos encabezó una protesta en la Torre de Inmigración contra el rechazo de la visa, en Wan Chai el 6 de octubre, 2018. Fotografía tomada por Tom Grundy  de HKFP.

Esta publicación es un compendio de reportajes que Hong Kong Free Press (HKFP) publicó el 5 y 6 de octubre de 2018. Se reproduce como parte de un acuerdo de asociación con Global Voices.

Hong Kong rechazó la renovación de visado del vicepresidente del Club de Corresponsales Extrajeros (FCC), Victor Mollet, también editor de contenido para Asia en Financial Times. Un portavoz de Financial Times dijo a HKFP.

This is the first time we have encountered this situation in Hong Kong, and we have not been given a reason for the rejection.

Esta es la primera vez que nos topamos con esta situación en Hong Kong, y no nos dieron razones para el rechazo.

Hong Kong es una región administrativa especial de China que tiene más libertades económicas y personales que China continental, organización conocida como “Un país, dos sistemas”. En los últimos años, Pekín presionó a Honk Kong para que promulgue nuevas leyes que fortalezcan la parte “Un país” del principio.

Mallet presidió una conferencia de Andy Chan,
activista a favor de la independencia, en FCC en agosto, que la oficina del Ministerio de Asuntos Exteriores de China en Hong Kong intentó bloquear.

El expresidente Leung Chun-ying comparó el suceso con proveer una plataforma a los terroristas. Criticó fuertemente al FCC por cruzar una supuesta “línea roja”, además, dijo que muchos querrían que el club explicar por qué el Gobierno no debería permitir a otros hacer una oferta para usar sus instalaciones en la central.

El hecho se desarrolló luego de que la policía sugiriera la prohibición del Partido Nacional de Hong Kong, que el Gobierno vetó finalmente a finales del mes de septiembre.

El FCC añadió que le preocupa profundamente la decisión del Gobierno y exhortó a las autoridades a anularan su decisión pues no tiene explicaciones razonables. Dijo en una declaración:

The FCC is expecting a full explanation from the Hong Kong authorities for this extraordinary move, which is extremely rare, if not unprecedented.

El FCC espera una explicación completa de parte de las autoridades hongkonesas por tomar esta medida extraordinaria, que es extremadamente extraña, por no decir sin precedente.

Eileen Murphy, portavoz de New York Times, señaló que cualquier politización en el proceso de visado del territorio “sería muy inquietante”.

We’re troubled that the government in Hong Kong may be preparing to expel a respected colleague at The Financial Times whose application for a routine visa renewal has been rejected without explanation, and we are seeking clarification from the authorities…Hong Kong’s commitment to freedom of speech and rule of law has long attracted international businesses and news organizations to the city, including The New York Times.

Nos inquieta la posibilidad de que el Gobierno en Hong Kong esté preparando la expulsión de un colega respetado de The Financial Times, cuya solicitud de renovación de visado de rutina fue rechazada sin ninguna explicación, y buscamos esclarecer este asunto con las autoridades… el compromiso que tiene Hong Kong con la libertad de discurso y el estado de derecho desde hace tiempo ha atraído al comercio internacional y a nuevas organizaciones a la ciudad, como The New York Times.

‘Persecusión al estilo de Pekín’

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones del Reino Unido dijo que les “inquietó” la denegación de la renovación del visado de Mallet:

We have asked the Hong Kong Government for an urgent explanation. Hong Kong’s high degree of autonomy and its press freedoms are central to its way of life, and must be fully respected.

Solicitamos al Gobierno de Hong Kong una explicación urgente. El alto grado de autonomía del país y sus libertades de prensa son fundamentales para su forma de vida, y debe respetarse completamente.

Un portavoz del Consulado de Estados Unidos dijo a HKFP:

The rejection of a renewal of a work visa for Financial Times correspondent and Foreign Correspondent’s Club Vice President Victor Mallet is deeply troubling…This decision is especially disturbing because it mirrors problems faced by international journalists in the Mainland and appears inconsistent with the principles enshrined in the Basic Law.

Rechazar la renovación de visado de trabajo a Victor Mallet, corresponsal de Financial Times y vicepresidente del Club de Corresponsales Extranjeros, es profundamente inquietante… Esta decisión es especialmente perturbadora pues refleja los problemas que encaran los periodistas internacionales en el territorio chino, y parece contradecir los principios que se consagran en la Ley Básica.

Varias ONG locales e internacionales denunciaron la decisión del Gobierno. El sábado 6 de octubre, la coalición Frente Cívico por los Derechos Humanos de Hong Kong realizó una protesta en las afueras del Ministerio de Inmigración contra esa decisión.

Maya Wang, investigadora sobre China para la ONG Human Rights Watch, describió la medida como impactante y sin precedente:

The Hong Kong authorities’ visa renewal rejection—without explanation—of a journalist who’s done nothing more than his job smacks of Beijing-style persecution of critics… it indicates a quickening downward spiral for human rights in Hong Kong: that the Hong Kong government is now following Beijing’s leads in acting aggressively towards those whose views the authorities dislike.

El rechazo de la renovación de visado de parte de las autoridades de Hong Kong –sin ninguna explicación– de un periodista que no ha hecho nada más que su trabajo huele persecución de críticos al estilo de Pekín… señala un rápido deterioro de los derechos humanos en Hong Kong: que el Gobierno hongkonés ahora sigue los pasos de Pekín y actúa agresivamente hacia aquellos cuyas opiniones desagradan a las autoridades.

La Asociación de Periodistas de Hong Kong manifestó su conmoción y enfado por el suceso: “Esto hace que las personas se pregunten si fue represalia”. Añadió también que la denegación del visa perjudicará gravemente la condición de ciudad global de Hong Kong:

Freedom of speech and press freedom are the foundations of Hong Kong’s success. The denial of [Mallet’s] visa will further harm press freedom and freedom of speech, and it will severely harm Hong Kong’s status as an international city.

La libertad de discurso y la libertad de prensa son la base del éxito de Hong Kong. La negación del visado [de Mallet] perjudicará aún más a la libertad de prensa y la libertad de discurso, y afectará seriamente la condición de ciudad internacional de Hong Kong.

Reporteros sin Fronteras (RSF), organismo que vela por la libertad de prensa, exhortó a las autoridades a anular su decisión:

This is clearly a form of retaliation for his involvement in the public talk organized in August by FCCHK, which angered Beijing by featuring a pro-Hong Kong independence activist. Such action is yet another proof that the Chinese authorities are extending their policy of intimidating foreign journalists to the territory of Hong Kong.

Esta es evidentemente una forma de represalia por participar en la charla pública que FCCHK organizó en agosto, lo que enfureció a Pekín puesto que incluyó a un activista a favor de la independencia de Hong Kong. Dicho acto es otra prueba de que las autoridades chinas extienden sus políticas de intimidación hacia los periodistas extranjeros en el territorio de Hong Kong.

Los representantes de la Coalición UPR de Hong Kong –conformada por 45 ONG– tienen programado un viaje a a Ginebra a mediados de octubre para discutir el tema en el próximo periodo de sesiones de la Evaluación Periódica Universal de Naciones Unidas con los representantes de otros estados miembros. Demosisto, miembro de la Coalición dijo en una declaración:

The Beijing authorities need to respond now more than ever to its decision to suppress press freedom in Hong Kong, as its state of human rights is being evaluated on by other Member States in the upcoming session, as is its duty as a member of the United Nations.

Las autoridades de Pekín necesitan responder ahora más que nunca por su decisión de reprimir la libertad de prensa en Hong Kong, pues su estado de derechos humanos será evaluado por otros estados miembros en la próxima sesión, es su obligación como miembro de las Naciones Unidas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.