¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Primer ministro de Pakistán dice las cosas claras sobre la “guerra contra el terrorismo” vía Twitter

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro pakistaní, Imran Khan. Imagen vía Wikimedia Commons. Dominio público/CC-BY.

Una acalorada discusión en Twitter a finales de noviembre entre el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, despertó controversia en las redes sociales: ambos intercambiaron comentarios malintencionados sobre temas cuya discusión sería más apropiada para canales diplomáticos.

“Pakistán no hace absolutamente nada por nosotros”, dijo el presidente estadounidense Donald Trump en una entrevista para Fox News.

Trump: “[Osama bin Laden] vivía en Pakistán. Apoyamos a Pakistán. Les dimos 1300 millones de dólares al año, por cierto, ya no lo hacemos. Le puse fin porque no hacen nada por nosotros. No hacen ni absolutamente nada por nosotros”.

Trump añadió que el crédito va para el Equipo Seis de los SEAL por capturar y asesinar a Osama bin Laden —buscado terrorista y líder de Al-Qaeda— cuando asaltaron su propiedad en Abbottabad en 2011, y lo encontraron escondido en una mansión cerca de la Academia Militar de Pakistán, lo que sugería que Pakistán estaba acogiendo a bin Laden y otros miembros de Al-Qaeda con impunidad.

El alegato de Trump es la última en una larga historia de desconfianza entre los dos países tras el 11 de septiembre de 2001, cuando dos aviones comerciales robados se estrellaron en el World Trade Center de Nueva York. Un tercer avión colisionó con el Pentágono, y otro más fue abatido a tiros cerca de Washington D.C. Estos cuatro aviones estaban pilotados por 19 miembros de Al-Qaeda.

Después de los ataques, el entonces presidente George W. Bush declaró la guerra al terrorismo y puso en alerta a la naciones de todo el mundo cuando añadió: “O están con nosotros, o con los terroristas”.

Pakistán aceptó cooperar con Estados Unidos en la prolongada guerra contra el terrorismo, y se convirtió en un aliado estratégico con grandes pérdidas humanas y económicas.

Las acusaciones privadas y públicas, y sus respuestas, han sido rutuna en la relación Estados Unidos-Pakistán desde 2001; aún así, Pakistán le ha prestado a Estados Unidos un notable apoyo en la guerra contra el terrorismo, y los estadounidenses también han correspondido a Pakistán de forma significativa a través del Fondo de Apoyo de la Coalición.

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, respondió en Twitter a las acusaciones de Trump:

Hay que poner las cosas claras sobre el discurso del señor Trump contra Pakistán: 1. No hubo pakistaníes involucrados en el 11 de septiembre, pero Pakistán decidió participar en la guerra contra el terrorismo de Estados Unidos. 2. Pakistán sufrió 75 000 bajas en esta guerra, y perdió más de 123 000 millones de dólares. La “ayuda” de Estados Unidos fueron minúsculos 20 000 millones de dólares.

3. Nuestras áreas tribales quedaron devastadas y millones de personas se vieron obligadas a dejar sus hogares. La guerra impactó drásticamente las vidas de pakistaníes comunes y corrientes. 4. Pakistán continúa dando líneas de comunicación gratuita por tierra y aire (GLOC/ALOC). ¿Puede el señor Trump mencionar a otro aliado que haya hecho tantos sacrificios?

En lugar de convertir a Pakistán en chivo expiatorio de sus fracasos, Estados Unidos debería evaluar seriamente por qué, a pesar de 140 000 tropas de la OTAN más 250 000 tropas afganas y, según se dice, mil billones de dólares gastados en Afganistán, el Talibán es hoy más fuerte que antes.

La ministra de los derechos humanos de Pakistán, Shireen Mazari, también tuiteó:

¡La perorata de Trump contra Pakistán y su afirmación de que Pakistán no hace “absolutamente nada” por Estados Unidos debería ser una lección para los líderes pakistaníes que continúan apaciguando a los Estados Unidos especialmente después del 11S! Las rendiciones; la pérdida de vidas pakistaníes en la guerra contra el terrorismo de Estados Unidos, la vía libre para Raymond Davis y otros operativos, etc.
———–
Las muertes ilegales con ataques de drones; la lista es interminable pero una vez más la historia muestra que los esfuerzos de paz no funcionan. Además, ya sea con China o Irán, las políticas de contención e aislamiento de Estados Unidos no coinciden con los intereses estratégicos de Pakistán.

En respuesta al tuit del primer ministro Khan, Donald Trump escribió:

Pues claro que deberíamos haber capturado mucho antes a bin Laden. Yo lo tenía señalado ANTES del ataque al World Trade Center. Es bien sabido que el presidente Clinton perdió su oportunidad. Le pagamos a Pakistán miles de millones de dólares y nunca nos dijeron que [bin Laden] estaba viviendo allí. ¡Tontos!

…Ya no pagamos a Pakistán esos miles de millones porque hubieran tomado nuestro dinero y no harían nada por nosotros, con Bin Laden como primer ejemplo, y Afganistán otro. No era más que otro país más que piden de Estados Unidos sin dar nada a cambio. ¡Eso SE ACABÓ!

En un tuit de respuesta, Imran Khan dijo que Pakistán hará lo mejor para su pueblo:

Las falsas afirmaciones de Trump solamente agravian a Pakistán después de todas las heridas sufridas en la guerra contra el terrorismo de Estados Unidos en términos de vidas humanas perdidas y desestabilizadas, y de costos económicos. Necesita que lo informen de los hechos históricos. Pakistán ya ha sufrido bastante luchando en la guerra de Estados Unidos. Ahora haremos lo que mejor para nuestro pueblo y nuestros intereses.

Tan pronto como ambos líderes empezaron a enfrentarse en Twitter, los ciudadanos pakistaníes entraron en el controvertido intercambio: algunos alabaron a Khan por hacer frente a las exigencias de “hagan más” de Estados Unidos, mientras que otros lo criticaron por responder.

Sadaf Khan Nawaid dijo:

El primer ministro Imran Khan destruyó el cuento sobre Pakistán del presidente estadounidense Trump.
Finalmente, el Pentágono admitió a Pakistán como aliado crítico en la Estrategia de Estados Unidos en el sur de Asia.

El general Ghulam Mustafa, militar pakistaní retirado, dijo:

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, sobrepasa al presidente estadounidense Trump en una batalla de Twitter. El Ministerio de Exterior participa diplomáticamente, toda la nación participa, jefe del Ejército obliga al Pentágono a entrar al fuego. Hay algo diferente en este Pakistán, por fin listo para hacer lo que es bueno solo para Pakistán.

Michael Kugelman, subdirector del programa de Asia y socio del sur de Asia The Wilson Center, añadió:

Al elegir la elegancia en lugar de la ira, el primer ministro Khan ha actuado como un verdadero portavoz en su respuesta a los últimos comentarios de Trump sobre Pakistán. Dicho esto, la respuesta del primer ministro refleja un cuento muy repetido, y válido hasta cierto punto, pero engañoso y lleno de omisiones selectivas.

Varios meses circularon para aligerar el humor:

Hola, Donald Trump y Narendra Modi [primer ministro de la India]. El gran hombre de dos hombres pequeños, Imran Khan. Qué tontería de parte de ambos.
😅😃

¡Oye!
¡Trump!
Corrígete antes de culparnos. Imran Khan.

El expresidente de Pakistán general Pervez Musharraf escribió en sus memorias “En la línea de fuego”, que los estadounidenses le dijeron: “Si escogemos a los terroristas deberíamos prepararnos para que nos bombardeen de vuelta a la Edad de Piedra”.

Desde entonces, Pakistán se ha convertido en un aliado estratégico en la “guerra mundial contra el terrorismo”, que le ha costado a Pakistán más de 70 000 muertes, pérdidas económicas y destrucción social.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.