¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Campaña de etiquetas contra grupo religioso minoritario pakistaní estalla durante visita de primer ministro Khan a Estados Unidos

El presidente Trump se reúne con Abdool Shakur, miembro de la comunidad ahmadi, el 17 de julio de 2019. Captura de pantalla de un video de YouTube.

La comunidad minoritaria ahmadí de Pakistán ha estado sometida a persecución desde los disturbios contra los ahmadiyya de 1953 en Lahore, cuando partidos religiosos y políticos, incluidos Jamaat-i-Isami, Majlis-i-Ahrarul Islam y Jamiat Ulema-i-Pakistan, sacudieron a la comunidad. Durante años, los seguidores de esta secta han estado hablando contra su discriminación institucionalizada y su inhabilitación para votar. Más recientemente, Abdul Shakoor, miembro de la comunidad ahmadí, tuvo la oportunidad de reunirse con el presidente Trump para llamar la atención sobre la difícil situación de su comunidad en Pakistán.

Después de que las noticias de la reunión se difundieron en línea, los medios sociales se colmaron de mensajes contra los ahmadí y una campaña de etiquetas que desató un feroz debate en todo el país.

Una historia de privaciones

Pakistán alberga una gran comunidad ahmadiyya que sigue las enseñanzas de Mirzā Ghulām Ahmad. Las creencias del grupo son controvertidas en Pakistán porque sostiene que su fundador fue el último Mesías. Esto va en contra de un precepto principal del islam, seguido por la mayoría musulmana suní que creen que el “profeta Mahoma fue el último mensajero directo de Dios“.

Este conflicto de creencias llevó al Gobierno pakistaní a declarar a los ahmadíes “no musulmanes” mediante una enmienda a la Constitución de Pakistán de 1973. Desde entonces, la comunidad ha estado sujeta a una serie de reglas que prohíben llamar a sus lugares de culto “mezquitas”, limitan su culto público y penalizan el intercambio de información sobre su fe.

El 17 de julio, Abdul Shakoor, un ahmadí de 82 años que vive en Estados Unidos, se reunió con el presidente estadounidense Trump para evaluar la situación a la que se enfrenta la comunidad ahmadí en Pakistán. Shakoor fue detenido en 2015 acusado de difundir la fe ahmadí y de incitar al odio religioso y al sectarismo. Fue condenado a un total de ocho años de prisión, de los cuales cumplió tres.

Durante la reunión con el presidente Trump, Shakoor estuvo acompañado por Shaan Taseer, cofundador de Pakistán para Todos, grupo que aboga por los derechos de las minorías en Pakistán:

Contento de haber sido el traductor del señor Shakoor con el presidente Donald Trump.

Discurso de odio y etiquetas

After the video of Shakoor's meeting with President Trump was released (and shortly before a planned US visit by Pakistani PM Imran Khan), the hashtag “#Qadianis are the worst infidels on earth” began trending widely on social media [*Qadiani is a term used in Pakistan for Ahmadiyya Community].

Después de que el video de la reunión de Shakoor con el presidente Trump fue publicado (y poco antes de una visita planeada a Estados Unidos del primer ministro pakistaní Imran Khan), la etiqueta “Los qadianis son los peores infieles de la tierra” comenzó a ser tendencia en medios sociales [*qadiani es un término utilizado en Pakistán para referirse a la comunidad de ahmadí].

Días después de la publicación del video, Taseer publicó un comentario en su página de Facebook sobre los mensajes de odio en línea que estaba recibiendo:

I want to apologize to my friends on social media for the vitriol they may have faced in the last few days from my detractors.
Though I see this as part and parcel of my work,it is not something you all signed up for when becoming my friends.
People have advised me to adopt a complete blocking policy for the hate trolls. Though I do block the occasional transgressor, I generally let their comments remain so we all know and remember that some roads are difficult roads to travel and if we walk them we don’t forget the perils the lie in our way.
Thank you all who have supported this cause. Do not forget the 200 Aasia Bibi’s in jail without fair trial. They need your support.
#PakistanForAll
Pakistan Zindabad

Quiero disculparme con mis amigos de los medios de comunicación social por el odio que han enfrentado en los últimos días por parte de mis detractores.
Aunque veo esto como parte de mi trabajo, no fue para los que se inscribieron cuando se convirtieron en mis amigos.
La gente me ha aconsejado que adopte una política de bloqueo completa para los troles del odio. Aunque bloqueo a los transgresores ocasionales, generalmente dejo que sus comentarios permanezcan para que todos sepamos y recordemos que algunos caminos son difíciles de recorrer y si los recorremos no olvidamos los peligros y la mentira que se interpone en nuestro camino.
Gracias a todos los que han apoyado esta causa. No olvides que los 200 de Aasia Bibi están en la cárcel sin un juicio justo. Necesitan tu apoyo.
Pakistán para Todos
Pakistán Zindabad

La tendencia de etiquetas se inició en la cuenta @HashirMalikPTI. Es del mismo equipo que recientemente inició una campaña de etiquetas contra periodistas. Según la foto y la biografía del perfil, pertenece a un seguidor del partido político gobernante Pakistán Tehrik e Insaf (PTI):

Los qadiani se vuelven más activos día a día. Es deber de todo musulmán guardar el carácter definitivo del profeta. TeamPakZindabad iniciará una tendencia.

Hamza Ali Abbasi, Hamza Ali Abbasi, actor de cine y televisión pakistaní, tuiteó en apoyo de la comunidad ahmadiyya y cuestionó la tendencia. Abbasi formó parte de un programa de televisión sobre la comunidad ahmadí hace unos años, pero tuvo que dejar de hacerlo por la inmensa presión de los elementos contra los ahmadí de la sociedad pakistaní, dijo:

¡Qué triste es ver esta etiqueta! ¿Kaafir? La mayoría de musulmanes ni siquiera conocemos la definición correcta de KAAFIR, pero nos atrevemos a usar ese término con facilidad. El kaafir es alguien que SABE LA VERDAD en su corazón y a sabiendas la rechaza (oculta deliberadamente la verdad).

En una entrevista televisiva, Orya Maqbool Jan, popular personalidad de la televisión islamista, dijo que Abdul Shakoor debería ser acusado bajo el artículo 6 de la Constitución de Pakistán [se relaciona con la traición]. Afirmó que “apenas 20 ahmadíes han sido asesinados, en comparación con 70 000 pakistaníes asesinados a causa del terrorismo”.

Algunos ven mi video de Donald Trump y Shakur Bhai y dicen si los ahmadíes son musulmanes o no; sea cual sea su opinión al respecto, al menos deben reconocer que los ahmadíes tienen casas y tiendas. Está mal matarlos y oprimirlos.
——
Orya Maqbool Jan ha hecho un gran pedido, acusar a los qadiani que fueron a ver a Trump según el artículo 6 de la Constitución por traición. Hablan por hablar, ¿han muerto 70 000 qadiani por el terrorismo?”.

Una semana después de la reunión de Shakoor con el presidente Trump, el primer ministro Imran Khan habló en el Instituto de Paz de Estados Unidos durante su visita de estado a ese país. En la entrevista, le preguntaron por las condiciones de las minorías en Pakistán.

En su respuesta, el primer ministro afirmó su apoyo a la protección de las minoría en Pakistán pero destacó un rubro en el que aún hay un “problema”:

We are making sure that all minorities are given full protection…….but there is one element where we still have a problem……there is one aspect I can't talk about it.

Nos aseguramos de que todas las minorías tengan total protección … pero hay un elemento en el que seguimos con un problema … hay un aspecto del que no puedo hablar.

El abogado y escritor Yasser Latif Hamdani escribió un artículo titulado “Jinnah, el problema ahmadí e Imran Khan” en Naya Daur:

Imran Khan’s statement on minorities made at the USIP is very encouraging. If Imran Khan can implement Jinnah’s 11 August speech and give equal rights to Pakistanis of every faith, he will win over naysayers like me as well. He said though that there was one thing even he could not talk about. The Prime Minister was most probably talking about Ahmadis and their continuing travails in Pakistan.

La declaración de Imran Khan sobre las minorías realizada en el Instituto de Paz de Estados Unidos es muy alentadora. Si Imran Khan puede poner en práctica el discurso de Jinnah del 11 de agosto y dar igualdad de derechos a los pakistaníes de todas las religiones, también ganará a los detractores como yo. Dijo que había algo de lo que no podía hablar. Lo más probable es que el primer ministro se refiriera a los ahmadíes y a sus continuos dolores de cabeza en Pakistán.

La declaración del primer ministro Khan sacudió a partidos políticos religiosos como el Jamiat Ulema-e-Islam (F). La líder del partido, Maulana Fazal-ur-Rehman, criticó al primer ministro y a la comunidad ahmadí mientras se dirigía a una marcha del millón en Quetta, la capital de Baluchistán, Pakistán, para agitar el tema. El partido también inició tendencias de Twitter y ataques en línea contra los ahmadíes:

Empezaremos la tendencia al mediodía. Tendencia de hoy: Marcha a Quetta.

Se fijará el terreno, Fazal ur Rehman se dirigirá a la concurrencia, Imran estará asustado.

Maryam Nawaz Sharif, hija del ex primer ministro de Pakistán Nawaz Sharif, también fue blanco de ataques por apoyar a la comunidad ahmadí Ella respondió rápidamente que se trataba de una publicación de fotos falsa:

Esta es una imagen falsa. Qué vergüenza que hayan hecho eso.

Zain Siddiqui de Dawn News tuiteó un hilo al respecto:

PML-N una vez más aviva el sentir antiahmadí para usarlo como arma contra el Gobierno. Marcado auge en las publicaciones antiahmadí en los medios de comunicación social antes de la visita a Estados Unidos, y ahora la esposa de Rana Sana habla de “Imran Khan Amreeka”. Continúa.

Las campañas de odio contra los ahmadíes hacen más vulnerables a los miembros de la comunidad pues la ley del país tampoco les ofrece protección.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.