¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cine y nueva legislación generan mayor aceptación y visibilidad para personas transgénero vietnamitas

Le Anh Phong, protagonista de la película Finding Phong. Fotografía usada con autorización.

Vivir como una persona LBGTQ+ en una sociedad comunista a menudo significa que el Estado determina hasta qué punto uno puede ser visible en el espacio público.

Pese a que esta identidad se niega completamente en Corea del Norte, y en China se acepta solo en el ámbito privado, Vietnam demuestra ser un ejemplo interesante de tolerancia gradual y aumento de visibilidad para las personas LBGTQ+, incluso en los medios.

Un claro ejemplo es el documental de 2015 “Finding Phong” (Encontrando a Phong) que retrata la vida cotidiana de una mujer transgénero vietnamita.

Mientras Le Anh Phong, protagonista de la película, y el productor Gerry Herman estuvieron en Praga en julio 2019 para proyectar su película y discutirla con las audiencias checa y checo-vietnamita (más de 80 000 personas de origen vietnamita viven de manera permanente en la República Checa, casi el 1 % de la población total), entrevisté a ambos para entender el cambio de actitud hacia la comunidad LGBTQ+ en Vietnam de la actualidad.

La entrevista con Le Anh Phong se realizó con la ayuda de un traductor.

Filip Noubel (FN): ¿Cómo describirías la situación de la comunidad LGBTQ+ en Vietnam actualmente? 

Le Anh Phong: There is undoubtedly a growing emergence of this community. The first reason is due to the role played by the media that now openly covers LGBTQI+ issues, including inside the country. The second reason is that the Vietnamese National Assembly will review a draft law that would guarantee medical support to citizens requesting sex reassignment. This has created a flow of public and online discussions.

Gerry Herman: The LGBTQI+ rights movement has also been actively supported by international organizations and several embassies, including those from the United States, the Netherlands, Germany and Canada. A number of trainings, campaigns, study tours have been organized, and this has changed the general atmosphere. My impression is that Vietnamese authorities do not view LGBTQI+ issues as particularly sensitive or overly political.

Le Anh Phong: Existe indudablemente un surgimiento gradual de esta comunidad. La primera razón se debe al papel que han jugado los medios, pues ahora brindan cobertura a los problemas LGBTQI+ de manera abierta, incluso dentro del país. La segunda es que la Asamblea Nacional Vietnamita someterá a revisión un proyecto de ley que garantizaría el apoyo médico para los ciudadanos que soliciten el cambio de sexo. Esto generó un flujo de discusiones públicas y en línea.

Gerry Herman: El movimiento que vela por los derechos de la comunidad LGBTQI+ ha estado recibiendo activamente el apoyo de organizaciones internacionales y varias embajadas, como las de Estados Unidos, Países Bajos, Alemania y Canadá. Se organizaron varias capacitaciones, campañas y giras de estudio, y esto ha cambiado la atmósfera general. Mi impresión es que las autoridades vietnamitas no consideran los temas LGBTQI+ como particularmente sensibles ni demasiado políticos.

FN: ¿Cuál es la situación para las personas transgénero que enfrentan diversos desafíos completamente diferentes en la vida diaria?

Le Anh Phong: In Vietnam, there is a lot of confusion within the public opinion about a set of different laws that affect the transgender community. First, in November 2015, a law was passed that changed provisions in the Civil Code allowing people who had a sex change to register legal documents under their new gender. This became effective as of January 2017. Now we are waiting for the next step: a law guaranteeing access to health care, such as hormonal therapy and psychological support. There is a draft of this law, and the National Assembly has announced it would review it by 2020.

Personally, I haven’t experienced much challenges: I still haven’t changed my legal documents, so very often officials at the bank or at the airport asked me why I still don't have new documents [reflecting my current gender]. In the end, they do provide the services I require from them.

Le Anh Phong: En Vietnam, existe bastante confusión dentro de la opinión pública con respecto a un conjunto de leyes diferentes que afectan a la comunidad transgénero. Primero, en noviembre de 2015, se aprobó una ley que reformó las disposiciones en el Código Civil que permite a las personas que se sometieron a una reasignación sexual registrar documentación legal bajo su nuevo género. Esto entró en vigor a partir de enero de 2017. Ahora estamos a la espera del siguiente paso: una ley que garantice acceso a la atención sanitaria, como la terapia hormonal y apoyo psicológico. Hay un borrador de esta ley y la Asamblea Nacional anunció que la sometería a revisión para 2020.

Personalmente, no he experimentado muchos desafíos: todavía no he cambiado mi documentación legal, así que muy a menudo los agentes en el banco o en el aeropuerto me preguntan por qué aún no tengo mi nueva documentación [que refleje mi género actual]. Al final, me brindan los servicios que les solicito.

 FN: ¿Qué te inspiró a contar tu historia personal de la manera más pública: un documental?

Le Anh Phong: When I started my transition, I had almost no information about the process. I did this movie so that others [the transgender community in Vietnam is estimated to reach nearly 300,000 people] would find out about the issues, the challenges, the solutions. The second reason is that I wanted to have memories of my own journey.

The most difficult part for me in the making of the movie was to introduce the camera in the privacy of my family, and have my family members get used to this intrusion. I wanted the whole thing to be humorous, so people would take it lightly. When we shoot the movie, I was working, so usually the filming happened after work, sometimes as late as 3 a.m. I was very tired, but I wanted the film to capture the authenticity of the moment.

Le Anh Phong: Cuando inicié mi transición, tuve muy poca información acerca del proceso. Hice esta película para que otros se enteraran sobre los problemas, los desafíos, las soluciones [se estima que la comunidad transgénero en Vietnam alcanza casi las 300 000 personas]. La segunda razón es que quise tener un recuerdo de mi propio progreso.

Para mí, la parte más difícil de realizar la película fue introducir la cámara en la privacidad de mi familia y hacer que mis familiares se acostumbraran a esta intromisión. Quise que todo el asunto fuera de un tono humorístico para que las personas lo tomaran a la ligera. Cuando comenzamos a grabar la película, yo estaba trabajando, así que normalmente el rodaje ocurría después de mi horario de trabajo, a veces hasta las tres de la mañana. Estaba muy cansada, pero quise que la película capturara la autenticidad del momento.

FN: ¿Cuál fue la reacción que generó esta película dentro de Vietnam?

Le Anh Phong: Initially, the movie was shown only in international documentary film festivals outside abroad. But in 2018, it was shown for the first time in commercial cinema theatres in Vietnam. The reception was so positive and got such good reviews in the media and from government officials that the screening was prolonged for a second week. For me, the most positive aspect is that the audience is no longer not limited to LGBTQI+ community. In fact, parents came and stayed during the entire film, which I did not expect.

Gerry Herman: It was also the first documentary movie played in commercial cinema theaters in Vietnam. Amazingly, the censorship allowed nude scenes which are always taken out in films shown in cinemas in Vietnam. Perhaps because of the topic of the movie, the censors did not intervene, which is a rare precedent.

Le Anh Phong: En un inicio, la película se proyectó únicamente en festivales internacionales de cine documental en el extranjero. Pero en 2018, se proyectó por vez primera en cines en Vietnam. La reacción fue tan positiva y obtuvo tan buenas reseñas en los medios y de parte de las autoridades de Gobierno que su proyección se prolongó a una segunda semana. Para mí, el aspecto más positivo es que la audiencia ya no solo se limita a la comunidad LGBTQI+. Es más, hubo padres que vinieron y se quedaron a ver toda la película, algo que no esperaba.

Gerry Herman: También fue el primer documental que se proyectó en los cines en Vietnam. Sorprendentemente, las autoridades censoras permitieron las escenas de desnudos, que siempre eliminan de las películas que se proyectan en los cines del país. Quizás debido al tema de la película, los censores no intervinieron, lo que es un precedente único.

FN: ¿Cómo decidiste realizar esta película siendo un productor de cine? 

Gerry Herman: I met Phong at a social gathering, and I heard the following story: “everybody thinks I am a gay boy, but in fact I am a straight girl in a boy’s body.” I became fascinated by the story of a young boy who grew up in central rural Vietnam with no exposure to notions of transgender identity. When Phong told me she had contacted other transgender people telling her about the underground hormone market and contacts with cheap doctors in Bangkok, I proposed a deal: we would make a documentary about her journey provided she would agree to do the transition with appropriate medical support.

I also contacted a transgender filmmaker who alerted me about the pain that most transgender people experience in regard to their past. They usually burn pictures taken before their transition. For Phong, it was the opposite, she wanted the whole story to be captured. In the end, the real challenge was the editing: two years of filming ended with over 250 hours of footage.

Gerry Herman: Conocí a Phong en una reunión social, y escuché la historia siguiente: “todos piensan que soy un muchacho homosexual, pero en realidad soy una muchacha heterosexual en un cuerpo masculino”. Me atrajo la historia de un muchacho que creció en el área rural de Vietnam central sin tener exposición alguna a las ideas de identidad transgénero. Cuando Phong me dijo que había contactado a otras personas transgénero que le informaron sobre el mercado clandestino de hormonas y cómo contactar a doctores baratos en Bangkok, le propuse un trato: realizar un documental sobre su progreso con la condición de que ella estuviese de acuerdo en realizar la transición con apoyo médico adecuado.

También contacté a un cineasta transgénero que me advirtió sobre el dolor que experimentan la mayoría de personas transgénero con respecto a su pasado. Normalmente queman las fotografías que les tomaron antes de su transición. Para Phong, fue lo contrario, ella quiso que quedara grabada toda su historia. Al final, el verdadero desafío fue la edición: dos años de rodaje terminaron con más de 250 horas de material grabado.

 FN: ¿Qué posibilidades hay de que Vietnam pudiera convertirse en el segundo país en Asia, después de Taiwán, en aprobar la ley de matrimonio entre parejas del mismo sexo? 

Le Anh Phong: I was very happy when I saw the news in Taiwan because it is a place not far away from Vietnam. This means our lawmakers know about this law. Now transgender groups are also advocating for a same-sex marriage law, but the priority remains on the sex reassignment support law. People believe once this law has been passed, the same-sex marriage law will be much easier to adopt. The reality in Vietnam is that a lot of same-sex couples live together, but of course they have no legal protection of their rights currently.

Gerry Herman: There are two stages to a marriage in Vietnam: a “family marriage” and then a civil, government-registered marriage. Until five years ago, it was illegal to have a gay “family marriage,” the police would disrupt such ceremonies. Now it is not legal, but also no longer illegal, it is tolerated and we witness many gay and lesbian marriages. This indicates growing acceptance, including from the authorities.

Le Anh Phong: Me sentí muy feliz cuando me enteré de la noticia en Taiwán porque no está tan lejos de Vietnam. Esto significa que nuestros legisladores saben sobre esta ley. Ahora los grupos transgénero están abogando también por una ley de matrimonio entre parejas del mismo sexo, pero la prioridad continúa siendo una ley que apoye el cambio de sexo. Las personas creen que cuando aprueben esta ley, la ley del matrimonio entre parejas del mismo sexo será más fácil de adoptar. La realidad en Vietnam es que muchas parejas del mismo sexo cohabitan, pero no tienen ninguna protección legal de sus derechos actualmente.

Gerry Herman: Hay dos etapas para un matrimonio en Vietnam: un “matrimonio de familia” y luego está el matrimonio “civil registrado ante el Gobierno”. Hasta hace cinco años, se consideraba ilícito que se llevara a cabo un matrimonio de familia homosexual, la policía interrumpiría tales ceremonias. Ahora no es legal, pero tampoco continúa siendo ilícito. Se tolera, por lo que presenciamos muchos matrimonios de homosexuales y lesbianas. Esto indica una aceptación gradual, incluso de parte de las autoridades.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.