¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En Praga, monumento sangrante reabre viejas heridas

Monumento al mariscal Kónev salpicado de pintura roja y con las siguientes palabras: “¡No al sangriento mariscal! No olvidaremos”. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

Mientras los habitantes de Praga conmemoraban 51 años de la invasión soviética de la entonces Checoslovaquia, ha surgido una nueva controversia después de que una estatua del mariscal soviético Ivan Kónev en el distrito municipal de Praga 6 fuera pintarrejeada con pintura roja.

La estatua ya había sido atacada antes, pero en la noche del 21 al 22 de agosto, un día antes de la conmemoración de la invasión de Checoslovaquia de 1968, la pintura roja estuvo acompañada de las palabras “Ne krvavému maršálovi! Nezapomeneme [“¡No al sangriento mariscal! No olvidaremos”], y “45”, “'56”, “'61”, “'68”, claras referencias a los años 1945, 1956, 1961 y 1968.

Base de la estatua de Kónev a la que han pintarrajeado los números '56, '61 y '68. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

Luego de este ataque a la estatua, las autoridades municipales de Praga 6 declararon en su página de Facebook:

“Koněv je zase pomalovaný…Abychom poškozování pomníku zabránili, už jsme toho udělali hodně a přestože desky vysvětlují, co všechno Koněv za svůj život „dokázal“, vox populi mluví jasně. Dejvice Koněva nechtějí. S ruskou ambasádou jsme v minulosti jednali o přemístění sochy a dokonce jim nabízeli, že si Koněva mohou odvézt na nedalekou zahradu velvyslanectví. O odstranění budeme jednat znova, a dokud nezačnou jednat konstruktivně, zůstane socha pomalovaná”.

Han vuelto a pintar a Kónev… Ya hemos hecho mucho para evitar daños al monumento, y aunque tenemos placas que explican lo que Kónev “logró” en su vida, la voz del pueblo habla claramente. Ya hemos discutido con la Embajada Rusa la posibilidad de reubicar la estatua y les hemos ofrecido llevarla al cercano jardín de la Embajada Rusa. Lo volveremos a analizar, pero hasta que no tomen una medida más constructiva, la estatua seguirá pintada.

Controvertido legado de Kónev

Aunque algunos consideran a Kónev un ‘liberador’ de Praga a fines de la Segunda Guerra Mundial, para otros es la mente maestra de la brutal represión del levantamiento húngaro de 1956. La disputa se ha vuelto internacional, pues Moscú reaciona a una serie de acontecimientos que percibe como denigrantes para el rol de la Unión Soviética en la historia checoslovaca reciente.

Hasta el fin del comunismo en 1989 en Checoslovaquia, y en 1991 en la URSS, la narrativa oficial en torno a Kónev era clara: dos veces se le había concedido la mayor distinción de Héroe de la Unión Sovietica, había liberado la mayor parte de Europa Oriental y Central, sobre todo a Praga, de la ocupación nazi. Era celebrado como héroe en libros de texto, películas, monumentos y libros infantiles. También simbolizaba la victoria militar y moral de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial, así como el precio que pagó con el sacrificio de una estimado de 140 000 vidas soviéticas solamente en Checoslovaquia.

Mariscal Kónev en su entrada a Praga, mayo de 1945. Foto usada con CC BY-SA 3.0.

Pero un hecho que antes solamente conocían los historiadores checoslovacos y soviéticos resurgió a comienzos de la década de 1990: Kónev no fue ni el primero ni el único liberador de Praga y Checoslovaquia en 1945.

El primer grupo que tomó las armas y contraatacó a las fuerzas alemanas nazis que aún controlaban fue el Ejército de Vlásov, grupo de rusos que se unieron voluntariamente a la Alemania nazi para combatir a la Unión Soviética que luego se volvieron contra Hitler en 1945 mientras estaban asignados en Praga, donde terminaron luchando junto a miembros de la resistencia chechoslovaca.

También se minimizó o censuró totalmente de los libros de texto soviéticos y checoslovacos y el discurso oficial el rol que tuvieron las fuerzas estadounidenses que entraron a Checoslovaquía el 19 de abril de 1945, semanas antes de que Praga fuera liberada, lo que ocurrió en mayo de ese año.

Liberador y opresor

Ya como estrella militar de la confianza de Stalin, Kónev continuó su carrera en dos momentos históricos críticos que ayudaron a Moscú a asegurar su control sobre Europa Central: supervisó la construcción del muro de Berlín, y encabezó la represión del levantamiento húngaro de 1956 que buscaba liberar a ese país de la influencia comunista y soviética. Varios miles murieron, y se estima que 200 000 húngaros huyeron de su país en 1956. También se supo en la década de 1990 que Kónev había encabezado el trabajo de reconocimiento para facilitar la invasión de Checoslovaquia de 1968.

Esto llevó a una controversia inicial en 2018, cuando las autoridades locales del distrito 6 de Praga decidieron colocar una nueva placa en el monumento de Kónev, erigido en 1980 en la entonces Checoslovaquia. El texto de la nueva placa reconoce el rol de Kónev en 1945, pero también menciona su participación en Hungría en 1956 y en la construcción del muro de Berlín.

Placa nueva de la estatua de Kónev en 2018 de la municipalidad de Praga 6. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

Descomunización 2.0

En Europa Central y Oriental, la caída del comunismo manifestó inicialmente una “descomunización” del entorno urbano coordinada por el Gobierno: se retiraron monumentos, estatuas y otros símbolos; se cambió el nombre de ciudades, plazas y calles para borrar las referencias al comunismo.

Pero los ciudadanos se reapropriaron rápidamente del espacio urbano. Un ejemplo notorio fue la pintura en rosado del primer tanque, que se dice, fue el prmiero entrar a Praga en mayo de 1945. Es obra del ahora famoso artista checo David Černý, que entonces solamente tenía 23 años. El monumento fue retirado después de las protestas de la Embajada Rusa, guardiana de la imagen de Kónev en la República Chaca.

Hoy, los medios sociales han ampliado las tácticas de arte de guerrilla. En Praga, la imagen de Kónev se ha vuelto un fuerte atractivo para fuertes reacciones a los que los oponentes de la política afín a Moscú del presidente Miloš Zeman ven como una creciente y amenaznets influencia rusa.

Cartel de la calle Kónev en Praga 3. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

En julio de 2019, los habitantes del distrito 3 de Praga iniciaron un debate. En el distrito una de las principales calles se llama Koněvova (calle de Kónev en checo). La municipalidad del distrito 3 de Praga prestó atención y actualmente investiga el caso para ver si se puede cambiar el nombre de la calle, a la luz de la controversia en torno al legado de Kónev.

Reacción de Moscú

El sentir en Rusia, por parte del Gobierno y gran parte del público, es que las autoridades checas están ‘reescribiendo la historia’, lo que insulta la memoria del pueblo soviético —y por tanto, al pueblo ruso.

La Embajada Rusa en Praga tuiteó fotos del monumento pintarrajeado.

Comentario de la Embajada de la Federación Rusa en la República Checa sobre el acto de vandalismo contra el monumento al mariscal de la Unión Soviética, Iván Stepánovich Kónev.

El tuit también enlaza a una publicación de Facebook:

Атака вандалов произошла на фоне решения мэрии Праги не возвращать на свое историческое место на Старомнестской ратуше памятную доску, посвященную освобождению города в 1945 г. подразделениями 1-го Украинского фронта под командованием И.С.Конева. Своими действиями пражское руководство напрямую способствует вытеснению из общественной памяти чешского народа правды об освободительной миссии Красной Армии в ходе Второй мировой войны, о том, кто на самом деле освобождал Чехословакию и спас Прагу от уничтожения.

El acto de vandalismo tuvo lugar en el contexto de la decisión de la alcaldía de Praga de no devolver a su lugar histórico en la plaza de la Ciudad Antigua la placa conmemorativa dedicada a la liberación de la ciudad en 1945 de las tropas del primer frente ucraniano bajo el mando de Iván Stepánovich Kónev. Con esas acciones, la dirigencia de Praga contribuye directamente a la eliminación de la memoria pública de la nación checa de la verdad sobre la misión de liberación del Ejército Rojo en la Segunda Guerra Mundial, y sobre quién liberó a Checoslovaquia y salvó a Praga de la destrucción.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.