¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Periodistas melanesios denuncian crecientes amenazas contra la libertad de prensa

Delegados del primer Foro Melanesio de Libertad de Prensa. Fuente: Asociación de noticias de las islas del Pacífico, foto de Georgina Kekea.

Periodistas de Fiyi, Vanuatu, islas Salomón, Papúa Nueva Guinea y Papúa Occidental se reunieron en Brisbane, Australia, para el lanzamiento del Foro de Libertad de Prensa Melanesia organizado en respuesta a la “creciente represión de medios” en la región.

La declaración resultante destacó las pricipales amenazas contra la libertad de medios en Melanesia:

The range of threats to media freedom is increasing. These include restrictive legislation, intimidation, political threats, legal threats and prosecutions, assaults and police and military brutality, illegal detention, online abuse, racism between ethnic groups and the ever-present threats facing particularly younger and female reporters who may face violence both on the job and within their own homes.

El rango de amenazas a la libertad de medios está aumentando. Incluyen legislación restrictiva, intimidación, amenazas políticas, amenazas legales y juicios, ataques y maltratos policiales y militares, racismo entre grupos étnicos y las omnipresentes amenazas que enfrentan sobre todo las reporteras, que pueden terminar en violencia en el trabajo y en sus casas.

Los participantes pidieron a los Gobiernos melanesios que ‘respeten los medios y su necesario lugar en conversaciones nacionales’ y ‘garanticen la seguridad de periodistas en el desarrollo de sus actividades profesionales’.

Melanesia. Fuente: Wikipedia, Oceanía_ISO_3166-1.svg: Usuario: Tintazul, Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported

Se abordaron diversos temas como vigilancia, condiciones laborales, cambio climático y el impacto de los medios sociales. Philip Cass, editor interino del Pacific Journalism Review del Centro de Medios Pacíficos, también documentó una sesión sobre algunas dificultades que enfrentan las periodistas:

A special session on the experiences of women journalists took place later in the morning, with women journalists, editors and freelancers speaking about common problems.

These included demands that they show “respect” for men they are interviewing, a background of violence against women in many places and traditional notions of gender roles.

En la mañana, hubo una sesión especial sobre las experiencias de las periodistas, con periodistas, editoras e independientes que hablaron sobre problemas comunes.

Incluyeron pedidos de “respeto” de los hombres que entrevistan, antecedentes de violencia contra mujeres en muchos lugares y nociones tradicionales de roles de género.

Un momento inesperado en el foro fue el despliegue de la bandera de la independencía de Papúa Occidental, provincia de Indonesia donde no se permite la entrada de periodistas extranjeros. La tensión se intensificó en años recientes, algunos grupos étnicos siguen afirmando su derecho a la autodeterminación.

Poderoso momento al final del discurso del profesor David Robie esta noche. Gracias a los que asistieron.

El Foro Melanesio de Libertad de Prensa también emitió pedidos específicos dirigidos a los Gobiernos nacionales. Para Papúa Nueva Guinea, instaron al Gobierno a ‘respetar la independencia de medios y periodistas’ y ‘fortalecer legislación anticorrupción y protección de informantes para incluir a periodistas’. Para Fiyi, pidieron al Gobierno que derogara el decreto que tiene ‘penas draconianas y una imprecisión en los delitos que estabiece que tiene efecto negativo en los medios libres’. Para Vanuatu, mostraron al Gobierno un pedido de las participantes de retirar el rechazo del permiso de trabajo para Dan McGarry, director de Daily Post.

MacGarry dijo que le negaron la visa por sus críticas a la creciente influencia de China en Vanuatu. Su situación empeoró porque no les permitieron entrar a Vanuatu tras asistir al Foro Melanesio de Libertad de Prensa.

Hola a todos, estas son las novedades:

Ayer migraciones de Vanuatu me impidió regresar al lado de mi familia. No me dieron permiso para abordar.

Un Gobierno que no quiere que la gente sepa sobre la creciente influencia d China está separando a mi familia. Ya viene una declaración.

Scott Waide, periodista de Papúa Nueva Guinea, escribió un llamado en nombre de otros participantes:

As a member of the Melanesian Media Freedom Forum, I am joining my colleagues in calling on the Vanuatu government to allow Dan McGarry the dignity and respect he deserves.

It is important that media freedom in Melanesian is protected by our ELECTED governments. Any attack on members of the media is an attack on the freedom of expression of the people.

Melanesian governments cannot pay lip service to international conventions and commitments to democratic freedoms and in the same breath issue orders to clamp down on journalists right to expression.

Como miembro del Foro Melanesio de Libertad de Prensa, me uno a mis colegas en un pedido al Gobierno de Vanuatu para que darle a Dan McGarry la dignidad y respeto que merece.

Es importante que nuestros Gobiernos ELEGIDOS protejan la libertad de medios en Melanesia. Todo ataque a los miembros de los medios es un ataque a la libertad de expresión del pueblo.

Los Gobiernos melanesios no pueden apoyar de la boca para afuera las convenciones internacionales y los compromisos con las libertades democráticas y, al mismo tiempo, dar órdenes de tomar medidas drásticas contra el derecho a la expresión de los periodistas.

La declaración del Foro Melanesio de Libertad de Prensa concluyó con un compromiso de ‘establecer una red para ayudar a los participantes a responder rápida y efectivamente a las amenazas a la seguridad de los periodistas o la libertad de medios’.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.