Estudiantes pakistaníes varados en Wuhan piden ayuda a su Gobierno

Pakistani students in Wuhan appealing to the government. Screenshot from Twitter.

Estudiantes pakistaníes en Wuhan piden ayuda a su Gobierno. Captura de Twitter.

En diciembre de 2019, cuando China sufría el primer brote del nuevo coronavirus (2019-nCoV) en Wuhan, el Gobierno resolvió poner la ciudad en cuarentena junto con otras trece ciudades vecinas de la provincia de Hubei.

Esta medida afectó a más de 40 millones de personas, tanto ciudadanos chinos como extranjeros, entre ellos, casi 500 jóvenes pakistaníes que estudian en Wuhan. Para el 19 de diciembre, cuatro ya habían dado positivo con el coronavirus. El 30 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia internacional de salud pública.

El coronavirus, que habitualmente se da en animales, evolucionó hasta el punto de que ha infectado a humanos, como se vio en el caso de epidemias anteriores de síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y de síndrome respiratorio por Coronavirus de Medio Oriente (MERS). Hay otras cuatro de las siete cepas conocidas del coronavirus que también provocan síntomas respiratorios leves similares a los de un resfriado común.

Viajar se vuelve un problema

El 28 de enero, cuando llegó a Karachi un estudiante pakistaní que viajaba desde Wuhan, fue ingresado a un pabellón de aislamiento de un hospital privado. El estudiante, solo identificado como Arsalan, estará en observación durante 14 días.

Desde entonces, el creciente alcance de la epidemia ha impedido la salida de otras personas. Unos 150 pakistaníes quedaron varados varios días en el aeropuerto de Urumqi, en la provincia noroccidental de Xinjiang. Tariq Rauf, quien se encuentra en China haciendo un doctorado, mencionó en un video que la comunidad pakistaní se encuentra varada en Ürümqi porque cancelaron los vuelos que salen a Pakistán.

Al igual que muchos otros países, Pakistán canceló todos los vuelos desde y hacia China hasta el 2 de febrero de 2020, cuando se esperaba que las autoridades volvieran a evaluar la situación y decidieran cómo continuar.

Cross-sectional model of 2019 n-CoV showing the components of the virus.

Imagen transversal del 2019 n-CoV que muestra los componentes del virus. foto de CDC de Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0).

Los estudiantes apelan a su Gobierno

Los estudiantes pakistaníes varados en la provincia de Hubei usaron las redes sociales para pedir al Gobierno de Pakistán que enviara a buscarlos; también circula la etiqueta #EvacuatePakistaniStudents [Evacúen a estudiantes pakistaníes].

En Twitter, Umar Bhutto, quien vive en Karachi, contó las dificultades que sufren su hermano y amigos:

Mi hermano mayor y otros estudiantes pakistaníes piden al Gobierno de Pakistán que los ayude a salir de China debido al coronavirus. Hay otros estudiantes pakistaníes varados en China. Por favor, hagan algo por ellos.

En el video, Bhutto explica que, cuando los estudiantes varados contactaron a la embajada de Pakistán en Pekín, los funcionarios les aconsejaron acudir a las autoridades superiores. Por ese motivo, grabaron el video para pedir ayuda al Gobierno de Pakistán y para informar al público sobre su situación.

A través de las redes socialeshubo otras peticiones similares:

Por favor, solucionen el problema de los estudiantes pakistaníes varados en Whuan.

Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Pakistán tuiteó:

Control del coronavirus:
Tenemos contacto y actualizaciones regulares de las autoridades chinas. Nuestra embajada contacta a todos nuestros estudiantes y ciudadanos. Las universidades chinas garantizan comidas gratis para los estudiantes y supervisan su salud con regularidad.

No obstante, para algunos, eso no es suficiente. Hajrat Ali, estudiante pakistaní que vive en Wuhan, publicó un video que muestra cómo actúa India en el proceso de evacuación de sus estudiantes desde China:

India evacúa a sus estudiantes de una universidad de Wuhan. Y nuestros políticos se rehúsan a evacuarnos y se excusan. No den más pretextos de que nadie está evacuando a sus estudiantes, no nos tomen por tontos.

En el video, expresó su frustración porque el Gobierno pakistaní no ayudaba a sus estudiantes varados mientras que otros países vecinos, como Bangladesh e India, empezaban a evacuar a sus ciudadanos en la provincia de Hubei.

No hay planes de evacuación

Las probabilidades de que Pakistán imite a estos países son escasas. El 31 de enero, el senador Seemi Ezdi del partido gobernante Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI) admitió que, aunque la decisión del Gobierno de no evacuar a los estudiantes “parece firme, […] es probable que reciban mejor atención y tratamiento en China”. Teme que Pakistán no esté lo suficientemente preparado para brindar la calidad de atención médica que necesitarían los pacientes de coronavirus.

Zafar Mirza, asistente especial del primer ministro en servicios nacionales de salud, apoya esta postura y dijo: “Creemos que es mejor para nuestros seres queridos en China que se queden allí. Es por el bien mayor de la región, del mundo y del país que no los evacuemos ahora”.

Mientras tanto, el primer envío de equipos para detección del coronavirus, donados por Japón, llegaron al Instituto Nacional de Sanidad de Pakistán (NIH) en Islamabad. El cargamento permitió a los empleados del sector sanitario analizar al menos mil muestras posibles del nuevo coronavirus.

Miedo y desinformación en Pakistán

A pesar de la negativa del Gobierno pakistaní de evacuar a los estudiantes, el hecho de que haya una gran cantidad de ciudadanos chinos en Pakistán, además de los viajes frecuentes entre los dos países, infunde temores entre los residentes.

El puerto de Karachi (KPT) adoptó medidas para poner en cuarentena al personal marítimo de China y del Sudeste Asiático para ayudar a frenar la propagación del coronavirus; sin embargo, también circula mucha desinformación.

Un ejemplo fue el rumor de que el Gobierno de Punyab había advertido no ingerir carne de cordero durante 60 días; las autoridades lo negaron, pero se sigue propagando como pólvora en las redes sociales. Otro caso fue el de una falsa notificación de emergencia que afirmaba que el Ministerio de Sanidad de Pakistán aconsejaba evitar los lugares muy concurridos.

Algunas personas publicaron comentarios y memes insensibles en las redes sociales donde sugerían que el virus era la venganza de Alá contra China por haber prohibido el nicab y por la represión contra los musulmanes de Uighur, a la vez que afirmaban que los pakistaníes, por ser musulmanes, estarían protegidos. La religión oficial de Pakistán es el islam: Más de 96 % de la población es musulmana.

Una vez, China dijo: “El nicab está prohibido”. Ahora los chinos usan máscaras como las de un nicab. El poder de Alá.

Mientras los pakistaníes varados en Hubei hacen lo posible por sobrellevar la situación, sus familiares esperan ansiosos un seguro regreso a casa.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.