Crisis de gobierno en Zimbabue: Detenciones por corrupción de COVID-19 y protestas planificadas

Trabajadores sanitarios hacen fila por subir a un autobús a la ciudad de Bulawayo desde Nketa, Zimbabue. Muchos de los trabajadores esenciales carecen de elementos de protección personal, pero siguen trabajando. Abril de 2020. Crédito de la foto: KB Mpofu / ILO vía Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).

La detención de dos figuras importantes en Zimbabue es una señal de los nuevos niveles que alcanzó la crisis gubernamental, mientras la nación se dirige hacía un declive económico y un malestar social sin precedentes.

Jacob Ngarivhume, líder de un pequeño partido de oposición llamado Transform Zimbabwe (Transforma Zimbabwe), y el periodista Hopewell Rugoho-Chino'ono están acusados de incitar a la violencia en sus llamamientos para poner fin a la corrupción en los niveles más alto del Gobierno y de participar presuntamente en los planes de una manifestación antigubernamental prevista para el 31 de julio.

Ngarivhume compareció ante el tribunal el 22 de julio, con la acusación de incitación a la violencia pública; fue detenido dos días antes por haber publicado tuits que el Estado consideró provocativos. Permanece en custodia en la prisión preventiva de Harare sin posibilidad de fianza. Ngarivhume está acusado de organizar protestas antigubernamentales por tuits como:

Di un paso al frente para sumar mi voz a los crecientes llamamientos para que se ponga fin a la corrupción, y al Gobierno no le gusta… esto es el Zimbabue libre. Hace 26 años, Nelson Mandela le dio al pueblo sudafricano su libertad y no exigió nada a cambio. Este es nuestro momento. 31 de julio.

Hopewell Rugoho-Chino’ono fue llevado esposado frente al tribunal el 22 y el 23 de julio, después de que una docena de agentes allanaran su casa y secuestraran algunas de sus pertenencias. Fue detenido por presuntos planes de incitación a protesta publica a través de tuits. Su cuenta en Twitter fue dada de baja el mismo día de su detención. Se le negó también la fianza y su caso se aplazó al 7 de agosto.

Ambos fueron detenidos en virtud del artículo 181 (1)(a) y 37 (1)(a)(i) de la ley de derecho penal (codificación y reforma), capítulo 9:23, “incitación a la participación en actos de violencia pública”, ambos se enfrentan a una pena de hasta 10 años de cárcel si son declarados culpables.

Tendai Biti, vicepresidente de la Alianza MDC, el mayor movimiento opositor, tuiteó poco después de la postergación de los procedimientos judiciales:

Como temíamos, Jacob y Hope pasarán una noche más en prisión después de que ambos fueron detenidos. En el caso de Hope, el tribunal postergó la sesión por el toque de queda de Mnangagwa. En el caso de Jacob, el tribunal dijo que emitirá su sentencia mañana (23 de julio). Vergüenza.

El 22 de julio, el presidente Emmerson Mnangagwa declaró el toque de queda y varias otras medidas para limitar el movimiento de los ciudadanos, con el fin de detener la propagación de las infecciones por COVID-19 en el país. Los activistas afirman que esta medida estaba claramente dirigida a detener las protestas antigubernamentales planeadas para el 31 de julio.

Debido al toque de queda, los tribunales cierran más temprano.

El abogado Doug Coltart tuiteó que el tribunal consideró a Ngarvihume un “peligro público” por las restricciones de COVID-19:

A Jacob Ngarivhume se le negó la fianza con el argumento de que es un peligro para el público porque si lo dejan libre, podría incitar a la gente a quebrantar las regulaciones de COVID-19 el 31 de julio.

La audiencia de fianza de Hopewell seguirá esta tarde a las 2.30 p.m. Liberen a Hopewell. Liberen a Jacob.

El sábado 25 de julio, el Gobierno defendió con fuerza estas detenciones, afirmó que ambos estaban conspirando para “derrocar al Gobierno“.

Informar sobre el escándalo de la financiación de COVID-19

Chino’ono informó minuciosamente sobre un escándalo por corrupción que involucraba millones de dólares de fondos de COVID-19 destinados a beneficiar a los zimbabuenses.

El escándalo de las adquisiciones condujo al despido del exministro de Salud y Bienestar Infantil Obadiah Moyo, que adjudicó contratos a precios inflados para los equipos de protección personal y medicamentos por un valor de más de 60 millones de dólares estadounidenses.

Tras haber sacado a la luz el escándalo, Chino'ono utilizó las redes sociales, principalmente Twitter, para hacer un llamamiento a las protestas anticorrupción de la siguiente semana. La Policía confiscó sus cámaras y computadores portátiles pese a no contar con orden de registro ni detención. Sigue estando poco claro quien borró su cuenta en Twitter.

El portavoz del Gobierno, Nick Mangwana, expresó la postura del Estado sobre el asunto en un tuit:

No hay ninguna profesión que esté por encima de la ley.
– Los periodistas no están por encima de la ley.
– Los abogados no están por encima de la ley.
– Los doctores o enfermeros no están por encima de la ley.
– Los políticos o banqueros no están por encima de la ley.
Cualquier sospechoso de haber cometido un delito debe ser sometido a un debido proceso.

Ataques en redes sociales y la preocupación internacional

Las embajadas en Zimbabue han condenado rotundamente el arresto de Chino'ono y Jacob Ngarivhume.

En medio de un escándalo de corrupción sobre las suministros de COVID-19, Zimbabue toma medidas energéticas contra las críticas.
—————
Los activistas Hopewell Chin'ono, Jacob Ngarivhume, Voice of America, Frank Chikowore y Samuel Takawira de 263Chat respondieron al llamamiento de Emmerson Mnangawa, presidente de Zimbabue, de poner fin a la corrupción. Sin embargo, el Gobierno los condena y no a los culpables. Cada dólar perdido por corrupción es un dólar robado a los zimbabuenses.

La internauta Nicole Hondo respondió rápidamente:

Los activistas Hopewell Chin'ono, Jacob Ngarivhume, Voice of America, Frank Chikowore y Samuel Takawira de 263Chat respondieron al llamamiento de Emmerson Mnangawa, presidente de Zimbabue, de poner fin a la corrupción. Sin embargo, el Gobierno los condena y no a los culpables. Cada dólar perdido por corrupción es un dólar robado a los zimbabuenses.
———————-
Hopewell y Jacob fueron detenidos por incitar a la gente a destituir un gobierno elegido constitucionalmente el 31 de julio. Si Zimbabue fuera Estados Unidos, actualmente estarían sometidos a torturas en la bahía de Guantánamo.

El embajador de Países Bajos en Zimbabue, Zambia y Malaui, Hellemond, escribió en Twitter:

Los activistas Hopewell Chin'ono, Jacob Ngarivhume, Voice of America, Frank Chikowore y Samuel Takawira de 263Chat respondieron al llamamiento de Emmerson Mnangawa, presidente de Zimbabue, de poner fin a la corrupción. Sin embargo, el Gobierno los condena y no a los culpables. Cada dólar perdido por corrupción es un dólar robado a los zimbabuenses.

Hopewell y Jacob fueron detenidos por incitar a la gente a destituir un gobierno elegido constitucionalmente el 31 de julio. Si Zimbabue fuera Estados Unidos, actualmente estarían sometidos a torturas en la bahía de Guantánamo.
———————–
No hace lo que predica. El presidente Emmerson Mnangawa prometió “imparcialidad”, “nada de vacas sagradas” y “tolerancia cero” en la lucha de Zimbabue contra la corrupción.

La Unión Europea expresó preocupación por la detención de Hopewell:

Estamos preocupados por la detención de Hopewell Rugoho-Chino’ono de esta mañana y exigimos su liberación inmediata. El periodismo no es un delito, sino un pilar fundamental de cualquier sociedad democrática y de la lucha contra la corrupción. Los periodistas y la libertad de expresión merecen protección. Unión Europea por los derechos humanos.

La misión canadiense a Zimbabue tuiteó:

A los periodistas se les debe permitir informar sobre los hechos de forma libre e independiente. Por eso la detención de hoy de Hopewell Rugoho-Chino’ono y de otros periodistas que hacían su trabajo es muy preocupante. Los medios juegan un rol importante en la defensa y en la promoción de la verdad. Libertad de medios. Derechos humanos.

Sin embargo, el internauta Chido Matamba tuvo una opinión diferente:

A los periodistas se les debe permitir informar sobre los hechos de forma libre e independiente. Por eso la detención de hoy de Hopewell Rugoho-Chino’ono y de otros periodistas que hacían su trabajo es muy preocupante. Los medios juegan un rol importante en la defensa y en la promoción de la verdad. Libertad de medios. Derechos humanos.
—————–
Los periodistas deben ser objetivos y no incitar a la gente. Algunos periodistas tienen el propósito oculto de incitar a las personas a derrocar un gobierno elegido constitucionalmente. A estos periodistas los están usando y les están pagando generosamente para rebelarse contra el gobierno en el poder.

Zimbabue al límite

Actualmente, Zimbabue está bajo un declive económico sin precedentes con una inflación por encima del 737 % y una grave escasez de comida, de divisas extranjeras y combustible. La moneda local, el dólar RTGS, introducida en 2019 en reemplazo del oficial de un sistema estable de monedas extranjeras, ha caído rápidamente en valor frente al dólar estadounidense.

Los empleados bancarios, médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud se han unido a la petición de que se les pague en dólares estadounidenses para amortizar el costo de vida y la depreciación de la moneda local, pero el gobierno de Mnangagwa no lo hará.

La bolsa de valores está cerrada desde el 28 de junio, algo sin precedentes en la accidentada historia del país.

Como resultado, los ciudadanos están cada vez más agitados por las dificultades económicas y el Gobierno está preocupado por la posibilidad de que se produzcan protestas masivas que podrían derrocar a Mngangagwa, como pasó con el ya desaparecido expresidente Robert Mugabe en noviembre de 2017.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.