Música Chantal Esdelle cuenta cómo la pandemia está haciendo que el Carnaval de Trinidad y Tobago vuelva a ser lo que era

Música trinitense Chantal Esdelle (centro) y su grupo Moyenne han reimaginado el espacio del Carnaval a través de su música, que fusiona el jazz, el calipso y el steelpan, y también a través de cómo el COVID-19 les ha obligado a innovar. Foto cortesía de Esdelle, utilizada con autorización. Fotógrafo: Maria Nunes.

No es sorpresa que la pandemia de COVID-19 ha llevado a la cancelación de las celebraciones del carnaval de Trinidad y Tobago 2021. Lo que es sorprendente para algunos participantes del Carnaval es que la Comisión Nacional del Carnaval (NCC), ente estatal que supervisa el festival, ha aconsejado que no organizará actividades virtuales, pese a que otros carnavales famosos, como el de Nueva Orleans, tendrán celebraciones en línea el 15 y 16 de febrero.

Winston «Gypsy» Peters, antes calipsoniano y ahora político que preside la Comisión Nacional del Carnaval, ha defendido esta posición y ha dicho que el carnaval es un «deporte de contacto» que necesita estar «poblado». En cambio, la Comisión Nacional del Carnaval propone hacer una retrospectiva de cien años del festival nacional. Peters agregó que el carnaval es una fuente de ingresos para el país y que debía asegurarse de que el dinero de los contribuyentes tuviera un retorno.

Su postura generó críticas de artistas, diseñadores, músicos cuyos medios de vida dependen en gran parte de actividades del carnaval —muchos están organizando actividades virtuales y presenciales por su cuenta, con todas las medidas necesarias— y de quienes entienden que el festival nacional es mucho más profundo y significativo que un mero aportante al producto interno bruto (PIB).

Una de estos artistas es la música Chantal Esdelle. Poco después de la llegada de la pandemia, ella y su banda Moyenne, grupo de jazz de Trinidad y Tobago firmemente enraizado en la tradición de calipso y tambor metálico, empezó a ofrecer actuaciones vía podcast, con el nombre de su estudio, Ethnic Jazz Club. Esdelle también ha estado usando su blog para analizar cómo la gente se puede reconectar con el carnaval de maneras mucho más significativas ahora que la pandemia lo ha trastocado todo. Por correo electrónico y por teléfono conversamos sobre las posibilidades.

Música Chantal Esdelle. Foto cortesía de Esdelle, usada con autorización. Foto de Maria Nunes.

Janine Mendes-Franco (JMF): Normalmente, Trinidad y Tobago estaría en medio de la fiebre del carnaval. ¿Cómo te afecta la falta de festival este año?

Chantal Esdelle (CE): On the surface, [I feel] numbness, which could translate to mean I feel a sadness and loss. My Carnival is in steelband … Panorama and J’ouvert. It is a place where I meet up with decades-old friends, plan, inspire, meet younger [musicians] and rekindle warmness with elders. I am missing that deeply.

Chantal Esdelle (CE): En la superficie, [siento] adormecimiento, que podría significar que siento tristeza y pérdida. Mi carnaval está en tambores metálicos … Panorama y J’ouvert. Es donde me encuentro con viejos amigos, planeo, me inspiro y conozco a músicos más jóvenes, y me reavivo con mayores. Extraño eso muchísimo.

JMF: En tu blog, observas que la practicas del carnaval se “encuentra en el camino de la misma manera con los principios originales del carnaval, con restricciones y represión”. ¿Cómo encaja tu concepto Backyard Jam?

CE: In the post I was suggesting that the Backyard Jam is how we [are] celebrating this year, and this and all might be shut off, just like many other Carnival yards were banned in the earlies. I say this with no citations of any sources. The way it influenced me, though, is to look at how Carnival creativity is engendered in a close (relationship-wise) space, and then vibrates out. This further propels me to continue the model we have of a studio that produces work for our patrons, but now spirals out by showing [what we do] to a wider audience by broadcasting video recordings of it.

The Backyard Jam is word of mouth, [based on] contributions not fees, and participation in an activity—not consumption of a product—which is where Carnival is currently at, so … it is a return.

CE: Ahí sugerí que Backyard Jam es como estamos celebrando este año, y que todo esto podrí quedar en nada, como muchos otros carnavales quedaron prohibidos al comienzo. Digo esto sin citar fuentes. Cómo influyó en mí, es ver cómo la creatividad del carnaval se ha generado en un espacio cercano (como una relación), y luego vibra. Esto me impulsa a seguir con el modelo que tenemos de un estudio que genera trabajo para nuestros clientes, pero ahora se muestra a una audiencia mayor con una transmisión de videos.

Backyard Jam va de boca en boca, [se basa en] contribuciones y no en cuotas, y participación en una actividad —no consumo de un producto— que es donde está el carnaval actualmente, así que es un regreso.

JMF: Menvionas un “regreso a un autoconocimiento y restauración de confianza cultural” que emana de este nuevo entendimiento del propósito del carnaval.

CE: Cultural confidence … you kinda have to have it in a small space 'cause you can’t bullshit people when they are in close range, so you have to clearly decide what you're doing and this always requires a bit more reflection and remembrance. So for me, it is a restoration and I hope that broadcasting it will result in some people catching it, just as the music of Andre Tanker and Boogsie and Ralph McDonald’s music in concerts and even on TTT [Trinidad and Tobago Television, the state-owned media house] clips would have caught me … or arrangements from Earl Rodney and Clive Bradley as I unawarely heard them on the radio or being played on pan.

CE: Confianza cultural … debes tenerla en un espacio pequeño porque no puedes engañar a la gente cuando está muy cerca, así que debes decidir claramente qué estás haciendo y siempre necesita más reflexión y recuerdo. Entonces, para mí es una restauración y espero que la transmisión haga que algunos vean la música de Andre Tanker y Boogsie y de Ralph McDonald en conciertos y hasta en TTT [televisora estatal Trinidad and Tobago Television], videos que me atraparon … o arreglos de Earl Rodney y Clive Bradley que escuché sin querer en la radio.

JMF: ¿Cómo están innovando los artistas con su propio recursos y qué efecto crees que tendrá en el carnaval a largo plazo?

CE: Artists are mostly doing their own thing and streaming it online … a lot of people use Wack’s service. Hopefully, this will encourage folks to continue doing independent work and lead to a more diverse festival rather than the one we have, that is centred around three or four major competitions.

CE: Los artistas están haciendo lo suyo y transmitiéndolo en línea … muchos usan el servicio de Wack. Ojalá que esto anime a seguir haciendo trabajo independiente y liderar un festival más diverso en vez del que tenemos, centrado en tres o cuatro grandes competencias.

JMF: Nos gusta llamarlo el «mayor espectáculo del mundo», pero gran parte del espectáculo se ha desvanecido precisamente por la comercialización de la fiesta. ¿Cree que esta pandemia ofrece una oportunidad de reiniciar para que el carnaval vuelva a ser el gran ecualizador, que incluso muestre nuestra creatividad y ofrezca diversión y liberación?

CE: We definitely get to reset, 'cause in this situation, if it lasts more than just this Carnival, we get to focus on how we want to make it work for us again: activity and participation rather than production and consumption. It doesn’t mean no resources will be exchanged … emotional, physical and monetary currency will still be exchanged, but the motivation would be different. It needs to happen for more than one Carnival, though.

CE: Definitivamente, conseguimos reiniciar, porque en esta situación, si dura más que este carnaval, conseguimos centrarnos en cómo queremos que nos funcione de nuevo: actividad y participación en lugar de producción y consumo. Esto no significa que no se intercambien recursos … se seguirán intercambiando divisas emocionales, físicas y monetarias, pero la motivación será diferente. Sin embargo, es necesario que ocurra para más de un Carnaval.

JMF: ¿Cuál es tu recuerdo favorito del Carnaval y por qué cree que es importante mantener viva la fiesta?

CE: The Panorama semi final of 1989 … the excitement and most importantly, the people. It was electric; the panorama tune of choice was ‘Somebody.’ I felt magic and connection. Carnival cannot actually die. I think this year, we can do things to remind us of that by just doing and also feeling … feeling how much we are connected to each other when we celebrate in this feast.

CE: La semifinal de Panorama de 1989… la emoción y, sobre todo, la gente. Fue eléctrico; la melodía de Panorama elegida fue ‘Somebody‘. Sentí magia y conexión. En realidad, el carnaval no puede morir. Creo que este año podemos hacer cosas que nos lo recuerden, haciendo y también sintiendo… sintiendo lo conectados que estamos unos con otros cuando celebramos esta fiesta.

JMF: En todo el mundo, esta pandemia ha demostrado hasta qué punto la gente depende del trabajo de los creativos. ¿Cuáles son algunas de las formas tangibles en las que podemos valorar mejor a nuestros artistas?

CE: I think people do [value artists] but our system is not set up to support the arts industry, so some thought [has to go into] setting up infrastructure for that. The internet and social media have helped tremendously during this time. It is the way we have kept in touch and have shared our work since the start of the pandemic: podcasts, online concerts and notices on our website.

CE: Creo que la gente valora a los artistas, pero nuestro sistema no está preparado para apoyar a la industria artística, así que hay que pensar en crear una infraestructura. Internet y las redes sociales han sido de gran ayuda durante este tiempo. Es la forma en que nos hemos mantenido en contacto y hemos difundido nuestro trabajo desde el comienzo de la pandemia: podcasts, conciertos en línea y avisos en nuestro sitio web.

JMF: ¿Cuál es tu visión para el carnaval 2021 y más allá?

CE: This Carnival, for us to do whatever we can manage that will rekindle our spirit. Beyond? Do work for us, not for outside consumption — a balance between sustenance and creativity.

CE: Este carnaval, para que hagamos todo lo que podamos conseguir que reavive nuestro espíritu. ¿Más allá? Hacer trabajos para nosotros, no para el consumo externo: un equilibrio entre el sustento y la creatividad.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.