Comentarios misóginos del presidente olímpico revelan persistente machismo de Japón

Nojo Momoko of No Youth No Japan

Nojo Momoko (22) de Sin juventud no hay Japón. En una entrevista en la televisión nacional, Nojo preguntó “¿Entiende el señor Mori, presidente del Comité Olímpico de Japón, cuál es el problema?”.
Captura de pantalla del canal oficial de ANN News de YouTube.

Los comentarios machistas de un ex primer ministro y actual presidente del Comité Organizador Olímpico de Japón provocaron una fuerte reacción en el país y en todo el mundo.

La controversia no solo amenazó con hacer fracasar ya totalmente los desafortunados Juegos Olímpicos de verano de Tokio, sino que también reveló la discriminación que todavía sufren las mujeres en el país.

Durante una rueda de prensa del 3 de febrero, el presidente del Comité Olímpico, Mori Yoshiro, de 83 años, comentó que las mujeres “hablan demasiado“:

女性がたくさん入っている理事会の会議は時間がかかります女性っていうのは競争意識が強い。誰か1人が手をあげていうと、自分もいわなきゃいけないと思うんでしょうね。それでみんな発言されるんです

Las reuniones de los directorios con muchas mujeres requieren mucho tiempo […] Las mujeres tienen un fuerte sentido de la rivalidad. Si un miembro (femenino) levanta la mano para hablar, todas las demás también sienten la necesidad de hablar.

Esos comentarios inesperados desataron una tormenta de fuego. Las etiquetas #DontBeSilent (No te calles), #GenderEquality (igualdad de género) y  #男女平等 (Igualdad de género en chino) fueron tendencia en Twitter, y muchos expresaron su indignación por los comentarios de Mori. 

Muchas embajadas europeas en Japón incluyeron las etiquetas cuando tuitearon fotos del personal con las manos levantadas en protesta por las afirmaciones de Mori.

Nojo Momoko, de 22 años, representante de la organización Sin juventud no hay Japón que se dedica a alentar a los jóvenes a ser políticamente más activos, lanzó una petición en línea que ha logrado a más de 140 000 firmas en apenas una semana.

🙋‍♀️ ¡Firma nuestra petición, por favor!

Exigimos que la reciente conducta de Mori, presidente de Tokio 2020, se aborde adecuadamente y se tomen medidas para garantizar que no se toleren conductas similares en el futuro. No te calles. Igualdad de género.

Ante las críticas iniciales, Mori defendió primero sus comentarios diciendo que “no habla mucho con las mujeres”. Se retractó completamente de sus palabras pero pareció resistirse a dejar su cargo como presidente del Comité Olímpico.

Esos no fueron los primeros comentarios públicos de Mori denigrantes para las mujeres. Tras el reciente escándalo, la expresidenta de la Unión de Rugby de Japón reveló que Mori le había dirigido comentarios sexistas en 2013.

En 2014, recién nombrado como presidente del Comité Olímpico de Japón, Mori criticó a Asada Mao, superestrella del patinaje artístico muy querida en Japón, por no completar un triple salto en los Juegos Olímpico de Invierno de 2014 celebrados en Sochi, Rusia.

Durante su breve mandato como primer ministro en 2000, Mori cometió tantos errores, algunas evocadoras de la retórica ultranacionalista de los tiempos de guerra, que hay una sección en su entrada en Wikipedia dedicada a esos errores.

Mori duró en el cargo tan solo un año antes de dimitir con un índice de aprobación pública del 8 %. Tras retirarse en 2012, Mori acabó nombrado “consejero supremo” de la Asociación Deportiva de Japón. El exjugador de rugby fue elegido como presidente del Comité Olímpico de Japón en 2014.

Bajo su liderazgo, el Comité Olímpico no parece estar en peligro de verse obligado a escuchar a las mujeres. De los 25 miembros de la junta directiva, solo hay cinco mujeres. Esto a pesar de que la política del Comité Olímpico, basada en un código de gobernabilidad para organizaciones deportivas, establece que al menos el 40 % de sus directores deben ser mujeres.

Es más, Mori parece ignorar cuántas mujeres formaban parte de la junta del Comité Olímpico:

Los comentarios machistas del presidente del Comité Olímpico, Mori, son aún peores. Asahi: dijo que “las actuales siete mujeres integrantes de la junta saben cuál es su lugar”. (Hay solo cinco: ni siquiera sabe contar correctamente cuantas son.) Los otros miembros del comité se ríen con él. ¿Esta es la clase de Olimpíadas que queremos?

Si bien, sus afirmaciones se han caracterizado como un “estilo de liderazgo obsoleto y patriarcal”, el apoyo por parte de otros hombres en posiciones de liderazgo sugiere que las actitudes machistas contra las mujeres son bastante normales y son la principal razón por la que se suele decir que Japón es un “país subdesarrollado para las mujeres”.

Hombres poderosos cerraron filas para proteger a Mori de las críticas: por ejemplo, el primer ministro Suga Yoshihide, de 72 años, se negó inicialmente a comentar y afirmó que no estaba al tanto de las afirmaciones de Mori. Sin embargo, como las protestas seguían aumentando, el primer ministro admitió que los comentarios de Mori eran “contrarios a los intereses nacionales de Japón”, aunque no llegó a pedirle su dimisión.

Mori también recibió el apoyo de otros importantes hombres japoneses, como el influyente político Nikai Toshihiro, de 81 años, y Nakanishi Hiroaki, de 74 años, que preside el gigantesco conglomerado Hitachi y el grupo de presión de la industria, la Federación Empresarial de Japón (Keidenran).

Nakanishi insinuó que la reacción a las afirmaciones de Mori fue un ejemplo de “cultura de la cancelación”:

Keidanren Nakanishi: Sinceramente, creo que en la sociedad japonesa hay muchas personas que entienden las afirmaciones de Mori desde en el fondo de su corazón.

Si eres lo suficientemente honesto como para ponerlo en palabras, te acribillan en línea. Me siento un poco asustado.

Los observadores señalaron que Mori hizo sus comentarios misóginos en presencia de altos funcionarios del Comité Olímpico de Japón, que se rieron en respuesta.

Jefe de Olimpiadas de Tokio se disculpa por comentarios que degradan a la mujer.

Yoshiro Mori sugirió que el tiempo que las mujeres hablan en reuniones deberían estar limitados “o nunca terminaremos”. Se disculpó pero dijo que no renunciará.
—————
Del New York Times…

El problema es que nadie lo detuvo. La mayor noticia es que lo dijo en el lugar oficial de la reunión del Comité Olímpico, en presencia de periodistas, y que nadie detuvo la discriminación.

Así es como el Times debería haber informado de la historia.

Se supo que Mori ofreció dimitir por las afirmaciones hechas pero Comité Olímpico lo apartó de las críticas, por temor a que su renuncia pusiera en peligro los Juegos Olímpicos. El Comité Olímpico Internacional también se negó en un primer momento a criticar Mori por sus afirmaciones.

Mientras que 400 voluntarios y dos portadores de la antorcha renunciaban en señal de protesta, un exatleta olímpico señaló que los comentarios de Mori podrían haber violado el código de ética del Comité Olímpico Internacional:

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES
Artículo 1
El respeto de los principios éticos fundamentales universales es el fundamento del
Olimpismo:
1.1 El respeto del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, espíritu de
amistad, de solidaridad y de juego limpio;
1.2 El respeto del principio de universalidad y de neutralidad política del Movimiento Olímpico;
1.3 El mantenimiento de relaciones armoniosas con las autoridades públicas
respetando el principio de la autonomía tal como se define en la Carta Olímpica;
1.4 El respeto de los convenios internacionales de protección de los derechos
humanos, en la medida en que afecten a las actividades de los Juegos
Olímpicos, que garantizan en particular:
– la salvaguarda de la dignidad de la persona;
– el rechazo de toda forma de discriminación entre los participantes,
independientemente de los motivos, ya sea la raza, el color, el sexo, la
orientación sexual, la lengua, la religión, las opiniones políticas u otras, la
nacionalidad o el origen social, la fortuna, el nacimiento u cualquier otra
situación;
– el rechazo a toda forma de acoso físico, profesional o sexual, y de
cualesquiera prácticas que perjudiquen la integridad física o intelectual
de los participantes.
1.5 La salvaguardia de las condiciones de seguridad, de bienestar de los
participantes y de la asistencia médica favorables para su equilibrio físico y
moral.
————
Noriko Mizoguchi, medallista de plata japonés de judo olímpico, señala la cláusula del código de ética del Comité Olímpico Internacional que protege los derechos humanos y rechaza cualquier forma de discriminación.
Parece que el presidente Mori no ha leído, o entendido, esta cláusula..
Es hora de que el Comité Olímpico Internacional intervenga.

Además, los comentarios revelaron la impopularidad de los Juegos Olímpico de Verano de Tokio, que ya habían sido pospuestos de 2020 a 2021. Una encuesta del 6 de febrero, tres días después de las declaraciones de Mori, reveló que solo el 14.5 % de los japoneses está de acuerdo con que las Olimpiadas se lleven a cabo.

La persistencia de la pandemia de COVID-19 y la lentitud de Japón en la aplicación de las vacunas plantean problemas para la celebración de los juegos este año.

Este pancarta desplegada en Tokio insta al presidente olímpico Mori a dimitir. También dice: “cancelen las Olimpiadas y concéntrense en la prevención del coronavirus”. No podría estar más de acuerdo.

Mientras el Gobierno japonés gasta 15 000 millones de dólares estadounidenses en las Olimpiadas, y que aún no tiene claras estrategias de mitigación de COVID-19, una clase cada vez más empobrecida de trabajadores ocasionales en Japón lucha por sobrevivir. Las reducciones de personal durante la pandemia de COVID-19 también ha afectado a las mujeres de forma desproporcionada.

Incluso las mujeres que tienen carreras prestigiosas y aparentemente poderosas pueden estar en desventaja en Japón.

Mari Miura, profesora de la Facultad de Derecho en la Universidad de Sofia y especializada en género y ciencia política, señala que las mujeres a las que Mori desprecia por “hablar demasiado” son probablemente excluidas a propósito del proceso de toma de decisiones:

森さんは、場をわきまえた男性理事は会議で発言しないのに、女性は比較的、積極的に多様な発言をしている、[…] 本音の話し合いは会食などの裏の会合で行い、公式の場では決まったことに皆が従う、という流れで物事が動いてきました。

Mori piensa que, en comparación con los hombres, que saben cuándo no deben hablar, las mujeres son más propensas a entablar debates en las reuniones formales […]. Sin embargo, los debates verdaderos se celebran en reuniones [de solo hombres] entre bastidores como en las cenas. [En las reuniones formales], los hombres acuerdan [sin discusión] lo que ya se ha decidido oficialmente.

Además, ese machismo arraigado disuade a las jóvenes de expresarse. Aradhna Khrisna, conocida innovadora del marketing y profesora de la Escuela de Comercio Ross, lamenta que las afirmaciones de Mori y la tácita aceptación de los hombres en el poder, son un ejemplo de por qué las voces de las mujeres suelen estar ausentes:

Presidente de los Juegos Olímpico de Tokio se niega a dimitir tras decir que las mujeres hablan demasiado durante las reuniones.
————
Como profesores, intentamos que las mujeres hablen más en clase. ¿Por qué están tan calladas? Los juicios del presidente de las Olimpíadas de Tokio nos dan una explicación. Anunció que las mujeres hablan demasiado y que hay que limitar su tiempo de intervención.
Me parece que necesita una orden de mordaza.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close