Aduanas de Hong Kong allana cadena de tiendas prodemocracia y despierta solidaridad

Largas colas frente a AbouThai tras la redada de Aduanas. Imagen de The Stand News. Usada con autorización.

El 8 de abril, Aduanas de Hong Kong desplegaron un centenar de agentes para hacer allanar e incautar productos de la cadena minorista AbouThai por haber infringido la Ordenanza de Seguridad de los Bienes de Consumo por etiquetado inadecuado en 14 tipos de productos.

AbouThai es propiedad de Mike Lam, empresario a favor de la democracia que inició su negocio minorista en 2015. Fue despedido de Aduanas de Hong Kong después de aparecer en televisión en una protesta contra los comerciantes paralelos de China continental que se aprovechaban de múltiples visas para importar productos de Hong Kong sin pagar impuestos. Tenía 26 años cuando perdió su trabajo y su esposa tailandesa acababa de llegar a Hong Kong con su hija de tres meses.

Para mantener a la familia, pidió un préstamo de 100 000 dólares hongkoneses (unos 14 000 dólares estadounidenses) a un banco y abrió una tienda de 60 metros cuadrados en un barrio popular, en la que vendía comestibles tailandeses. Actualmente, la cadena de tiendas cuenta con 26 establecimientos en todo Hong Kong.

Lam participó en las primarias prodemocráticas de julio de 2020 y se convirtió en uno de los 47 activistas detenidos bajo la acusación de “conspiración para subvertir el poder del Estado” en virtud de la Ley de Seguridad Nacional.

Los funcionarios de Aduanas irrumpieron en el almacén de AbouThai y en sus 26 tiendas, confiscaron mercancías por valor de más de un millón de dólares hongkoneses (unos 140 000 dólares estadounidenses) por falta de etiquetas chinas en 14 tipos de productos. Un gerente de 33 años fue detenido durante el operativo.

La cadena de tiendas pidió disculpas en un comunicado en su página de Facebook por su negligencia y señaló que, en la práctica habitual, Aduanas se limita a emitir advertencias o cartas de procesamiento. Según el comunicado, el allanamiento en toda la ciudad fue algo fuera de lo común:

面對這樣極端的檢控程序,可能,
就是因為阿布泰國生活百貨自創立以來,
一直都披上了色彩,但現實在這香港,誰會沒有色彩?色彩本就是一個多元文化應有的元素,香港作為中西匯集的國際都會,一直吸引世界各地的投資者。但現在面對著不停的打壓,阿布泰在此委曲但求全,我們只希望繼續服務香港人

[…]Esta práctica de persecución tan extrema, quizás se deba a que desde su creación, AbouThai se ha identificado con algos colores. Pero, ¿quién no tiene color en Hong Kong? Hong Kong es una metrópolis con cultura oriental y occidental, los colores representan una cultura diversa y esto hace que Hong Kong sea atractivo para los inversores de todo el mundo. Frente a la represión, AbouThai sobrevivirá humildemente. Todo lo que queremos es seguir sirviendo a los hongkoneses […].

AbouThai es una famosa tienda “amarilla” a favor de la democracia del llamado “círculo económico amarillo”, iniciativa para dar apoyo mutuo y expresar la solidaridad entre los ciudadanos que están a favor de la democracia. Varias tiendas amarillas mostraron su apoyo con descuentos a los clientes que compraran en AbouThai en los próximos días.

En un comunicado de prensa publicado el 9 de abril, Aduanas negó que su acción fuera una “represión”, sostienen que la operación en toda la ciudad se llevó a cabo después de que los funcionarios recibieron quejas y revisaron algunos productos.

En 2020, Aduanas de Hong Kong también reprimieron la venta de máscaras “no fabricadas en China” bajo la acusación de infringir la ley de descripción comercial. Durante el allanamiento se detuvo a un miembro del núcleo del ahora disuelto partido de la oposición, Demosisto.

El periodista independiente Kris Cheng describió las actuales operaciones en la ciudad como un “espectáculo mediático”:

La tienda “amarilla” AbouThai, al mando de Mike Lam, uno de los 47 aspirantes a las primarias demócratas acusados de subversión, fue objeto de un allanamiento en la que participaron más de cien funcionarios de Aduanas por presuntas “etiquetas de advertencia inadecuadas” para los consumidores, y en la que se incautaron productos por valor de casi un millón de dólares hongkoneses (unos 140 000 dólares estadounidenses).
———
Así que este asunto se trataba de que los productos extranjeros vendidos por AbouThai en Hong Kong no tenían etiquetas de advertencia chinas, aunque todo el mundo sabe cuáles son los productos que están comprando. Una ofensa tan grande, debe confiscar un millón de dólares hongkoneses (unos 140 000 dólares estadounidenses)y tener todo un espectáculo mediático, ¿verdad?

Las pérdidas ocasionadas a la cadena de tiendas fueron enormes, ya que el operativo tuvo lugar justo un día antes de la venta anual del “Festival de Songkran”.

Aduanas envió más de cien funcionarios de control comercial a los puntos de venta y almacenes de AbouThai. Antes, los almacenes recibían una queja sobre un punto de venta o un producto antes de emitir una advertencia. No es una práctica habitual incautar mercancías que no han salido del almacén. Hubo detenciones.
———–
AbouThai tiene en marcha su venta anual del “Festival de Songkran” durante una semana a partir de mañana, ya que el festival tailandés comienza la próxima semana. Pero ahora, muchos de sus productos han sido confiscados. Supongo que alguien de Aduanas es un gran fanático, para elegir un momento tan oportuno.

En respuesta al allanamiento, los hongkoneses a favor de la democracia se apresuraron a comprar en la tienda. Alex Lam, reportero de Apple Daily News, describió el acto colectivo como una votación:

AbouThai tiene largas colas a la hora del almuerzo después del allanamiento de Aduanas.
———-
Ahora que las elecciones (significativas) han desaparecido, los hongkoneses deberán encontrar su propia manera de votar.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close