Siete maneras en que Pekín redujo la representación democrática en elecciones de Hong Kong

Jefa ejecutiva Carrie Lam (centro) y otros funcionarios estatales ebn reunión con la prensa el 13 de abril de 2021. Foto: GovHK.

Este artículo es de Kelly Ho y se publicó originalmente en Hong Kong Free Press (HKFP) el 28 de mayo de 2021. Publicamos una versión editada en virtud de un acuerdo para compartir contenido.

El 27 de mayo, legisladores de Hong Kong aprobaron por abrumadora mayoría cambios a las elecciones de la ciudad –en una propuesta en una legislatura sin oposición efectiva– que garantizará que el poder para gobernar la región semiautónoma quede solo en manos de “patriotas”.

La reestructuracion electoral liderada por Pekín ha sido bien recibida por funcionarios gubernamentales y figuras a favor del sistema como una manera de dejar fuera a fuerzas “contra China” de la estructura política. Pero los demócratas y algunos expertos electorales locales han criticado la reestructuración como un “gran retroceso” en democracia.

Luego de la aprobación de la ley, HKFP examina siete maneras en que las autoridades centrales llevaron “mejoras” al sistema electoral de Hong Kong.

1. Nuevo Comité Electoral con un conciliador principal

El nuevo Comité Electoral, ampliado de .200 a 1500 miembros, tendrá amplios poderes para designar a los candidatos que se presenten a las elecciones al Consejo Legislativo y el derecho a nombrar a 40 miembros de la legislatura.

Esto se suma a su actual función de elegir al líder de la ciudad -el jefe ejecutivo- en lo que los críticos describen como una votación de “círculo pequeño”.

El poderoso comité estará formado por representantes de los sectores industrial, comercial y financiero, y por personas de diez profesiones que incluyen legal, contable, servicios médicos y sanitarios y educación.

También estará lleno de aliados de Pekín, incluidos los de organizaciones de base y asociaciones de compatriotas chinos. El exsecretario jefe Henry Tang, que preside la Federación de Organizaciones Comunitarias de Hong Kong Jiangsu, dijo en abril que grupos como el suyo estaban “muy unidos” para trabajar por la región autónoma y el país.

Tang citó el apoyo de las asociaciones a la Policía durante las protestas contra el proyecto de ley de extradición de 2019, y los puestos callejeros que realizaron para respaldar la promulgación de la ley de seguridad nacional y la revisión electoral.

Otras nuevas incorporaciones al Comité Electoral que tienen fuertes vínculos con China continental fueron los representantes de las asociaciones de residentes de Hong Kong a través de la frontera continental.

Según los cambios electorales aprobados, el comité establecerá un sistema de convocantes y un miembro del comité que sea un “líder estatal” se convertirá en el convocante principal. Se ha especulado con la posibilidad de que el exjefe del ejecutivo Leung Chun-ying –vicepresidente del máximo órgano de asesoramiento político de China– asuma este papel.

Los 1500 puestos del comité serán de oficio o será por elección y designación.

2. Veto de candidatos

Los candidatos que deseen competir por un puesto en el Comité Electoral, el Consejo Legislativo o aspirar a convertirse en el jefe del ejecutivo están ahora sujetos a un mecanismo de investigación de varios niveles dirigido por funcionarios gubernamentales.

El comité de revisión de la elegibilidad de los candidatos sustituirá a los escrutadores al evaluar y validar si un aspirante a las elecciones cumple con los requisitos de lealtad a la región autónoma  y el compromiso de respetar la Ley Fundamental. También deben cumplir con la ley de seguridad nacional promulgada por Pekín.

En julio de 2020, diversas personalidades prodemocráticas, entre las que se encontraba el activista Joshua Wong, fueron excluidas de las pospuestas elecciones al Consejo Legislativo de 2020, después de que los funcionarios electorales dijeron que no tenían “intención genuina y veraz” de jurar lealtad a la ciudad.

La decisión provocó la inhabilitación de cuatro legisladores en noviembre y llevó a 15 pandemócratas a renunciar en masa de la legislatura en señal de protesta.

Los miembros de la comisión de investigación serán nombrados por el jefe ejecutivo, pero aún no se conoce la composición detallada del órgano. El Gobierno dijo que estará presidido por un funcionario principal y que lo integrarán al menos dos altos funcionarios. El dirigente de la ciudad también nombrará a no más de tres “miembros no oficiales” para el comité.

El Gobierno de Hong Kong deberá informar de la composición del comité de investigación al Gobierno central para que quede constancia.

3. Controles policiales de seguridad nacional

Antes de que el comité de revisión de la elegibilidad de los candidatos dé luz verde a los aspirantes a las elecciones, estos serán examinados por agentes del Departamento de Seguridad Nacional de la Policía. Esto significa que los aspirantes –sobre todo los demócratas– enfrentarán mayores riesgos, pues se lanzan a una investigación de seguridad nacional.

La controvertida legislación promulgada en julio de 2020 tipifica como delitos la secesión, la subversión, la connivencia con potencias extranjeras y los actos terroristas. Los cuatro delitos conllevan una pena máxima de cadena perpetua.

Las conclusiones de la Policía se trasladarán al Comité para la Salvaguarda de la Seguridad Nacional, presidido actualmente por la jefa ejecutiva, Carrie Lam. Con el director de la Oficina de Enlace con China, Luo Huining, como asesor, el comité de seguridad nacional decidirá si un candidato puede cumplir los requisitos legales para presentarse a cualquiera de las tres elecciones.

En cuanto a los considerados no aptos, el Comité de Seguridad Nacional “emitirá un dictamen” a la junta de veto, el Gobierno. La decisión del comité no se puede impugnar judicialmente.

4. Reducción de escaños de elección directa

La legislatura renovada pasará de 70 a 90 escaños, pero la proporción de miembros elegidos directamente caerá a un mínimo histórico.

Solo 20 puestos serán elegidos por los votantes en circunscripciones geográficas redefinidas, frente a los 35 de 70 anteriores. El Comité Electoral elegirá a 40 legisladores, mientras que los 30 escaños restantes serán ocupados por candidatos de las circunscripciones funcionales. Representan sectores “sustanciales e importantes para el desarrollo de la comunidad”, como servicios financieros, trabajo, sector inmobiliario y asistencia social.

5. Redefinición de las circunscripciones geográficas

Las cinco circunscripciones geográficas de Hong Kong para las elecciones al Consejo Legislativo se dividirán en diez zonas. La isla de Hong Kong se dividirá en este y oeste, y las islas periféricas se reagruparán en esta última.

Kowloon tendrá tres circunscripciones, y los Nuevos Territorios tendrán cinco, con Yuen Long y Sha Tin divididos en dos mitades, respectivamente. Los votantes de cada zona elegirán a dos legisladores por el sistema de mayoría simple.

El experto electoral local Ma Ngok, de la Universidad China de Hong Kong, dijo a HKFP que la nueva delimitación era “extraña y arbitraria”.

“La clave es qué demócratas seguirán presentándose y a quiénes se les permitirá presentarse. En realidad, los límites de las circunscripciones no importan tanto”, dijo el analista político.

Los cambios también significan que la ciudad abandonará el sistema electoral de representación proporcional y adoptará un sistema binomial con dos escaños legislativos por distrito. Ma dijo que este método puede ayudar a descartar a los candidatos extremistas o radicales, pero rara vez se usa en las democracias occidentales.

6. Concejales distritales se quedan sin poder

Los miembros de los asediados consejos de distrito –controlados predominantemente por el bando prodemocrático tras una aplastante victoria en las elecciones de 2019– serán expulsados del influyente Comité Electoral en un intento de “despolitizar” el órgano consultivo del Gobierno.

Antes, más de 400 concejales de distrito de 18 zonas votaban entre ellos para enviar a 117 representantes al comité encargado de elegir al líder de la ciudad. Tras la reforma electoral les han quitado ese poder, ya que los altos funcionarios y las figuras del sistema criticaron a los consejos por estar “extremadamente politizados” y los acusaron de “agitar los conflictos” en la sociedad.

Para mantener a raya a los concejales distritales, el Gobierno impuso a mediados de mayo un nuevo requisito de juramento para exigir la lealtad de estos representantes. Los que se nieguen a jurar lealtad o incumplan el juramento no podrán participar en las elecciones durante cinco años.

Decenas de concejales de distrito han renunciado desde marzo. Algunos dijeron explícitamente que se negaban a prestar el juramento, mientras que otros adujeron razones de salud y personales. Algunos también renunciaron tras haber sido detenidos durante más de dos meses a la espera de un juicio de seguridad nacional.

7. Prohibición de votos en blanco “incitantes

La reforma electoral introdujo medidas para prohibir comportamientos que puedan “manipular o sabotear las elecciones”. Ahora es un delito incitar a los votantes a emitir votos en blanco o inválidos, o animarlos a no votar en unas elecciones.

Las enmiendas aprobadas también califican de conducta corrupta los intentos de “obstruir e impedir deliberadamente” que otras personas voten.

Los nuevos delitos se introdujeron “en vista de la grave preocupación de la comunidad por las conductas irresponsables en internet que incitan a otros a perjudicar el desarrollo de las [elecciones] de 2019″, dijo el Gobierno.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.