Avalancha de agresiones contra personas LGBTQ+ en Azerbaiyán

Foto de niiicedave,vía Wikimedia Commons (con licencia CC BY-SA 2.0).

Este artículo se publicó en OC Media. Reproducimos una versión editada en virtud de un acuerdo para compartir contenido.

Entre fines de mayo y comienzos de junio, hubo tres ataques contra miembros de la comunidad homosexual de Azerbaiyán. Las víctimas dijeron que los ataques fueron por su sexualidad.

El ataque más reciente ocurrió la noche del 2 de junio, cuando un desconocido atacó a un homosexual en el asentamiento Bilajari de Bakú.

La víctima de este ataque, que pidió a OC Media no revelar su nombre, dijo que lo acosó un extraño cuando caminaba por la calle. Según la víctima, el extraño le dijo que “actuara como un hombre” y usó insultos homofóbicos antes de atacarlo con un objeto punzante. La víctima dijo que lo cortaron en el brazo, pero que se resistió y el atacante huyó.

La víctima dijo que contactaría a la Policía por el incidente.

Otro ataque homofóbico ocurrió el 30 de mayo en la Plaza de la Fuente en la capital de Azerbaiyán, Bakú.

“Cuando caminaba, repentinamente me tomó por el cuello y me dio un puñetazo en el riñón izquierdo”, contó la víctima, Herman Turan Javadzadeh, a OC Media. “No pude verle la cara por la impresión. Me levanté para defenderme y [el tipo] huyó”.

Javadzadeh dijo que no fue a la Policía. “Hace dos días”, dijo a OC Media, “también atacaron a otro amigo mío. Cuando llamó a la Policía, el agente le dijo: ‘Si pudiera, yo mismo quemaría a los homosexuales”.

El 1 de junio, en el distrito Yasamal de Bakú, dos enmascarados atacaron a otro miembro de la comunidad gay, Pariz Abdulayev. Abdulayev contó a OC Media que los hombres lo empujaron y luego le cortaron el brazo con un abridor de botellas de vino.

“Cuando caminaba por la calle, dos muchachos me llamaron. Traté de no prestar atención. Se me acercaron y empezaron a jalarme la ropa. Ambos tenían máscaras y yo empecé a resistirme”, dijo Abdulayev. “Me tropecé y caí. Huyeron”.

Abdulayev dijo que quedó traumatizado después del incidente pero pensó que era inútil llamar a la Policía.

“No fui a la Policía porque no le interesa ningún problema relativo a nosotros [miembro de la comunidad homosexual]. Cuando los buscamos, nos hacen preguntas que no se relacionan con el tema”, dijo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.