¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sudáfrica: ¿Vuvuzela o no vuvuzela?

Las discusiones acerca del popular instrumento llamado vuvuzela, que soplan los hinchas sudafricanos de fútbol, han dominado la blogósfera desde el comienzo de la Copa Confederaciones 2009 en Sudáfrica, que terminó la semana pasada. Periodistas, espectadores, entrenadores y algunos jugadores extranjeros han hecho un pedido para prohibir al instrumento durante la Copa Mundial 2010 en Sudáfrica. El debate es tan sonoro como el propio instrumento. Incluso hay una una petición en línea para prohibir el instrumento. La FIFA ha permitido las vuvuzelas durante la Copa Mundial 2010 alegando que es parte de una auténtica cultura de fútbol sudafricano.

Esta es la descripción de Wikipedia de la vuvuzela:

un cuerno para soplar, aproximadamente de un metro de longitud, usado comúnmente por los hinchas de fútbol en partidos en Sudáfrica. Se discute el origen del nombre. Puede originarse del zulú de “hacer ruido”, por el sonido “vuvu” que hace, o de la jerga de los distritos segregados relacionada con la palabra para “ducha”.

Las opiniones en la blogósfera están profundamente divididas. Algunos bloggers están completamente indignados por el sonido que producen las vuvuzelas, en tanto que otros hacen un llamado a la tolerancia y el entendimiento. ¡Un blogger incluso llega a alegar que el instrumento esparce el VIH!

Dave Taylor describe las vuvuzelas como “los instrumentos   tradicionales del caos en el fútbol.”

Para Chris del blog World Cup, la vuvuzela es “ese enorme enjambre de insectos…”:

Ese enorme enjambre de insectos que han estado escuchando en cada partido de la Copa Confederaciones no es, a decir verdad, una de las plagas bíblicas que ha emigrado al sur. En realidad se llama vuvuzela…

Capitals Kremlin considera a la vuvuzela el más molesto productor de ruido:

Damas y caballeros, Caps Kremlin se complace en presentarles: el más molesto productor de ruido del mundo, la vuvuzela.

Hay una larga descripción de la vuvuzela de 24.com:

…tomen un deporte de Inglaterra llamado fútbol, tomen un resoplido de gnomos de marketing de ojos brillantes y nariz empolvada, un gran conglomerado de licor que quiere aumentar su cuota en el mercado, agreguen un tipo blanco llamado Van Schalkwyk con una mentalidad de llenar la brecha y una fábrica de plásticos, ¿y qué tenemos? La vuvuzela.

Pitch Invasion llama a la vuvuzela “instrumento de Satanás.”

Bienvenidos a África plástica:

Después lo continúas con una descarga de comunicados de prensa acerca del cuerno kudu, usado en tiempos antiguos para convocar a los aldeanos a reuniones, cultos cristianos que lo reclaman como parte de sus sagrados rituales y nos quedamos pegados con partidos de fútbol que solamente podemos ver con el botón de silencio firmemente puesto. Y si no te gusta, debes ser a lo mejor racista y a lo peor uno de esos tipos que, cuando escucha la palabra “cultura” busca su pistola.

Bienvenidos a la África plástica. Y lamenten una oportunidad perdida.

Del blog Foreign Policy, “La mayor preocupación de la Copa Mundial es una trompeta,”

Hace cinco años, cuando Sudáfrica ganó el derecho de ser anfitrión de la Copa del Mundo 2010, muchos estuvieron preocupados sobre si el país tenía la infraestructura para albergar el enorme torneo. Aunque falta un año, la mayoría de los observadores están de acuerdo en que el país pasará el examen. En cambio, las mayores quejas se han centrado en un instrumento llamado la vuvuzela.

ReasonCheck se pregunta “…si a estos brutos paganos se les puede presentar las alegrías de producir notas musicales reales desde sus infernales tubos de plástico”:

Si has visto alguno de los juegos en televisión, debes haber escuchado un zumbido sonando continuamente, como un enjambre de avispones perpetuamente amargados. Pero realmente debes estar ahí para apreciar el horror completo de la cacafonía. Llevé a mi hijo a un partido hace pocas noches y desde entonces estoy sufriendo de dolor de cabeza, y estoy durmiendo de manera irregular.

Después me puse a pensar que si a estos brutos paganos se les pudiera presentar las alegrías de producir notas musicales reales de sus infernales tubos plásticos, puede haber apenas un cambio en el paradigma entre ellos y tal vez busquen hacer música de verdad.

Pitch Invasion echa una mirada a la historia de hacer ruido en el fútbol mundial empezando con el primer productor popular de ruido en Gran Bretaña, la sonaja de madera:

El primer productor popular de ruido en el fútbol — y uno que hacía un sonido que hasta haría estremecerse a una vuvuzela — era la sonaja de madera en Gran Bretaña.
Simon Burnton, que escribe en The Guardian, dijo que espera que “tal vez Sudáfrica pueda aprender de las bulliciosas sonajas de madera que eran la banda sonora del fútbol británico en la era de la post guerra – y que cayó en desgracia cuando todos se dieron cuenta de lo fastidiosas que eran. Solamente puedo tener la esperanaza que un día cercano un destino similar caiga sobre las vuvuzelas.”
Fue un cambio en toda la base de cultura de hinchas, más que un simple darse cuenta que las sonajas eran molestas, lo que retiró a las sonajas de las terrazas.
Aunque es un instrumento bastante reciente en el fútbol sudafricano, algunos encuentran sus raíces en la tradición africana. “Se dice que el antepasado de la vuvuzela es el cuerno kudu – ixilongo en isiXhosa, mhalamhala en Tshivenda – que se soplaba para convocar a los aldeanos africanos a las reuniones.”
Parece que fue en 1992 en que la vuvuzela se comenzó a usar en los partidos de fútbol sudafricanos, por los hinchas de AmaZulu F.C. Los hinchas hacían los cuernos de latas viejas de metal, y la costumbre se difundió ampliamente, para alegría de muchos e irritación de algunos: El escritor sudafricano Jon Qwelane escribió en el 2007 que “Hoy en día, hay un instrumento infernal, llamado vuvuzela, que en gran parte ha formado mi decisión de abandonar todos los juegos en vivo para más bien verlos en televisón, con el sonido totalmente enmudecido.”
En la década del 2000, con la Copa del Mundo sudafricana asomándose por el horizonte, la vuvuzela se convirtió en un fenómeno producido y comercializado masivamente como el resultado de un auspicio de parte de SAB Miller (el gigante cervecero sudafricano) a la empresa de Neil van Schalkwyk, Masincedane Sport en el 2001, que empezó la producción masiva de una versión barata de plástico.

SA Sucks disputa la “historia” de la vuvuzela como “la ridícula mentira que se difunde vía Wikipedia”:

Increíblemente, la ridícula mentira está ahora difundiéndose vía Wikipedia (gracias Karooboy por hacérmelo notar) acerca de que el origen de la vuvuzela está en realidad basado en un “cuerno kudu” que los negros tocaban. Casi me muero de risa con esta patética ficción, pero supongo que es lo que se espera – la verdad acerca de que estas bestias destructivas las robaban de los trenes en orgías de vandalismo es obviamente demasiado políticamente incorrecta de tragar. Un poco más abajo de este artículo hay una imagen de un vuvuzela amarilla en forma de cuerno – recibí esta imagen de uno de los cientos de emails de spam que aterrizan en mi bandeja de entrada, exhortándome a ordenar 10 000 de estos pedazos de basura, con mi logo corporativo puesto en ellos. La forma del cuerno es extremadamente poco usual pero como con el artículo de Wikipedia, se esperaba, pues las empresas de relaciones públicas hacen lo mejor que pueden para enterrar la verdadera historia detrás de eso.

Según SA Sucks no hay nada auténticamente africano sobre la vuvuzela:

Una de las cossa que más me gustan de los políticos que manejan este privilegiado dominio es cómo, a su discreción, pueden inventar su propia historia sobre la marcha. La vuvuzela es uno de esos ejemplos.
Los que discuten sobre la vuvuzela sostienen que es parte de la grandiosa cultura futbolística sudafricana y que no permitirla sería verdaderamente una injusticia. Basura. Han estado por acá desde hace menos de diez años. Fue solamente cuando un desgraciado llamado “Neil van Schalkwyk, el copropietario de Masincedane Sport, que fabrica la vuvuzela de plástico, ganó el SAB KickStart Award en el 2001, que es un proyecto manejado por SAB que ayuda a empresarios dándoles subsidios y orientación furante la fase inicial en los negocios” que la vuvuzela realmente empezó a tener impacto.

Dave Taylor encontró el ruido de la vuvuzela molesto y distractivo:

Media docena de hinchas con una de estas, o incluso muchos hinchas que las soplan para celebrar un gol o una brillante jugada defensiva es una cosa, pero como nos enteramos los que veíamos la Copa de Confederaciones de la FIFA, la práctica en Sudáfrica parece ser mantener un continuo zumbido de vuvuzela a lo largo de todo el partido.
Y no estamos hablando de veinte o treinta personas en el estadio, estamos hablando de cientos, si no de miles, de personas realizando una ensordecedora bulla durante todo el partido.

Encontré que ese constante clamor era de lo más distractivo y molesto, y hasta se puso en el camino de poder escuchar la reacción de la  multitud ante jugadas espectaculares o malas llamadas de los árbitros.

Language Log escribe que vuvuzela “vale 23 puntos de scrabble incluso antes de las bonificaciones — o los valdría, si estuviera agregada en la lista oficial de palabras.”

Mark Gleeson en el blog de Reuters piensa que al final, el dinero hablará más alto que cualquier vuvuzela. Dice que el debate en torno a la vuvuzela se ha convertido “casi en un conflicto neocolonial”:

El debate en torno a la vuvuzela siempre iba a generar gran ruido pero para algunos comentaristas sudafricanos, se ha convertido casi en un conflicto neocolonial.
La bulliciosa trompeta, que dominó las ondas sonoras alrededor de los estadios durante la Copa de Confederaciones, ha tenido a mucha gente tapándose las orejas.
Quejas de los espectadores de televisión a lo largo de Europa han sido suficientemente enérgicas para que el futuro de la peste de plástico se convierta en el principal tema de la agenda en la serie de conferencias de prensa que el presidente de la FIFA Sepp Blatter ha tenido durante el torneo en Sudáfrica.
Al final, el que habla es el gran dinero de la televisión. Si los empresarios de televisión del mundo sienten que la cacofonía le resta valor al placer de ver de su público, la FIFA se verá obligada a retroceder y prohibir las trompetas de los estadios de la Copa del Mundo 2010.
No tendrá nada que ver con ningún -ismo, solamente frío y duro efectivo.

Bob del blog no oficial del DC United no entiende a los que odian la vuvuzela:

Personalmente no entiendo a los que odian a la vuvuzela. Supongo que la gente no tiene capacidad de filtrar esos callados sonidos zumbones de los ubicuos productores de ruido en las graderías durante los partidos de la Copa Confederaciones. Aparentemente se llaman vuvuzelas. Quiero una.

Desde los primeros segundos del primer partido de la Copa Confederaciones que vi este año, Nueva Zelanda vs España, pensé, “¿qué es ese interesante sonido?” y entonces prontamente lo filtré. De manera similar, cuando vivía en Rosslyn, bajo la ruta de vuelo de los aviones que se acercaban al Aeropuerto Nacional, los bulliciosos aviones me molestaron durante cerca de una semana. Después ya no los escuché.

Cualquiera que haya ido a un juego de fútbol en vivo sabe que es un acontecimiento de experiencias. Está el juego mismo, pero hay canciones, juegos pirótecnicos, bombas de humo, tambores, cuernos. Oh si, e hinchas borrachos también.

Algunos de sus lectores discrepan. Uno de ellos odia “la maldita cosa” porque destruye la atmósfera del juego:

Soy uno de los que la odia, y no puedo entender a alguien que de verdad disfrute viendo fútbol por televisión y que le gusten. Odio las malditas cosas. Pero no es porque hagan bulla y fastidien. Muchas cosas — caramba, montones de personas — hacen bulla y molestan, incluso (sobre todo) en partidos de fútbol. No es porque hagan bulla y fastidien. Es porque absoluta, completa, totalmente destruyen la atmósfera relacionada al juego en los partidos. Destrúyanla.

Otro lector dice “es una locura”:

*Tú* puedes tener una maravillosa capacidad de empujarla dentro de tu trasfondo mental, pero para la mayoría de nosotros, es una locura. El sonido *no* es “atmosférico”, *no* es una parte menor de la experiencia de ver, y *no* es aceptable.


Setumo escribe acerca de la vuvuzela y la intolerancia:

Que conste, no soplamos la vuvuzela porque seamos africanos. Soplamos la vuvuzela porque tenemos un torrente de adrenalina a partir del ruido creativo que hace. También, tenemos un torrente de adrenalina porque somos humanos. ¡No porque seamos africanos!
Ahora que nos hemos alejado del estereotipo racial, se hace más fácil aclarar el ruido. Subsecuentemente, podemos estar de acuerdo al unísono que este es un asunto de gusto, disgusto e intolerancia.

Uno de los lectores de Setumo alega que la Copa Mundial no es algo “africano”:

¿¿Así que la Vuvu es algo africano?? El fiasco de la FIFA 2010 no es algo “africano”… es algo internacional. El hecho es que Sudáfrica solamente es el anfitrión del torneo, y está esforzándose en conseguir muchas visitantes internacionales a Sudáfrica para el próximo año. Entonces, tengan un poco de entendimiento que la mayoría de los no africanos encuentran el ruido de la V irritante en extremo. Dudo que muchos países no africanos aspiren a ser nada “africanos”, dado el caos, asesinato y desgobierno general que existen en este enfermo continente.

¡Otro lector al que le gusta el sonido tanto que hasta compraría el ringtone vuvuzela!:

@mcOlly – como tejano, compraría totalmente ese ringtone.
Todo esta bulla por la vuvuzela es tonta. Si no suena bien en televisión, entonces las televisoras deberían apagar los micros de los estadios. Acabo de enterarme de la vuvuzela viendo la Copa Confederaciones, y me hace querer ir al estadio más todavía.

Shine2010 piensa que la vuvuzelas enseñará al mundo tolerancia y respeto:

…tal vez un encuentro con unos cuantos miles de vuvuzelas obigarán al mundo, y al fútbol, a adoptar de verdad alguno de los ideales – tolerancia, respeto, etc. – que predica constantemente.

Robyn se ha vuelto adicto a la vuvuzela:

Traté de soplar una vuvuzela por primera vez hace dos semanas, al inicio de la Copa Confederaciones que se realizó en Sudáfrica antes de la Copa del Mundo del próximo año. Me salió miserablemente mal. Soplé y soplé y nada pasó, apenas unos cuantos insípidos pequeños parps. Pero en el partido de Brasil vs. Italia, le agarré el truco a la vuvuzela y rápidamente me uní a la multitud en una desenfadada tonada de un solo tono. ¡Baaaah! ¡Baaah! ¡Baaah!
Es un sonido tan irritante y fastidioso que es mejor seguir la máxima “si no puedes vencerlos, únete a ellos”. No tocar una vuvuzela en un partido de fútbol sudafricano no solamente te hace sentir un poco dejado de lado sino también hace que te moleste el sonido que todos los demás hacen.

I Luv SA tiene un consejo para los que odian la vuvuzela, “Aguántense”:

Yo le diría a la Fifa, compraron el rollo de ser anfitriones de la copa en Sudáfrica, tienen que comerse toda la enchilada que incluye el ingrediente principal, la vuvuzela. Es como decirle a los hinchas ingleses que callen ese zumbido del trasfondo al que llaman cantar. Aguántense.

“Los críticos están diciendo que es demasiado ruidoso. Yo digo, ¿y qué?,” escribe Ash en el blog de hinchas de fútbol de Sudáfrica:

Ese es el objetivo de la vuvuzela después de todo. Está ahí para hacer que la atmósfera zumbe. Esto es áÁfrica y somos reconocidos por bailar y cantar y generalmente crear una gran onda en nuestros partidos de fútbol.
Todo es parte de la experiencia única sudafricana y estoy seguro de que nuestros visitantes extranjeros irán a los partidos y experimentarán la electrizante atmósfera y se enoramorarán de la vuvuzela.

Para mí, pedirles a los hinchas locales que dejen sus vuvuzelas en casa sería como pedirles a los hinchas del Liverpool que no canten You'll Never Walk Alone, o pedirles a los hinchas brasileños que no creen esa atmósfera de samba en sus partidos.

“¿Qué pasó con bailar y cantar y los disfraces?,” pregunta un lector y agrega, “¡no dejen que su única contribución al mundo sea una casi universalmente fastidiosa! “:

Si esa es la única cultura que Sudáfrica tiene para compartir, eso es muy malo. ¿Qué pasó con bailar y cantar y los disfraces? Parece que funciona bastante bien para otros países. ¡No dejen que su única contribución al mundo sea una casi universalmente fastidiosa! 
Es también una cuestión de hospitalidad. Ruido fuerte en nuestros oídos es simplemente muy descortés. Por ejemplo, yo apago el sonido. Lo siento por cualquiera que viaje a Sudáfrica a ver los partidos. Ellos no tienen elección en el tema.

Otro lector compara el sonido de la vuvuzela con “un molesto enjambre de abejas zumbando alrededor de tu cabeza…”:

El punto que expone el blogger acerca de comparar canciones del Liverpool y atmósfera de samba de Brasil se acerca a lo retrasado. Ciertamente, me gustaría pedirle a un hincha del Liverpool que pare si solamente gritara una nota de YWNWA en mi oído durante una hora y media. Hay una gran diferencia entre un molesto enjambre de abejas zumbando alrededor de tu cabeza y un baile de samba.

“No verás a tus equipos ni jugadores locales,” responde otro lector:

¿Como le dirá Sudáfrica al mundo que son visitantes de fútbol? Visitantes del país, si. ¿Visitantes de fútbol? No me hagan reír. Esto no es fútbol sudafricano el próximo año. Es fútbol del mundo en Sudáfrica. No verás a tus equipos ni jugadores locales.

Anders nos dice que los que odian la vuvuzela son las personas que vieron los partidos por televisión:

El grito de la vuvuzela viene principalmente de los que, como mi amigo, están viendo el torneo en el extranjero. En el estadio, a los hinchas les encanta. Es una de esas cosas de las que te lamentas hasta que de verdad puedes probar: como el puntero láser. En televisión, las trompetas entran en conflicto con los comentarios, entre otras cosas, pero en el terreno el ruido ambiental es parte de la atmósfera. Es sin duda menos lacerante en persona de lo que es vía satélite.

Nos dicen que la verdadera guerra de la vuvuzela no está en Internet sino en los Países Bajos:

Hay una amenanza real de guerra de vuvuzela en los Países Bajos. La empresa SoccerID informó el lunes que importa el controvertido cuerno sudafricano a Europa. Dentro de tres a cuatro semanas, la primera vuvuzela estaría a la venta en los Países Bajos. Empero, NoLimitation alega tener derechos exclusivos de distribución de la vuvuzela.

NoLimitation BV compró los derechos exclusivos de la vuvuzela y el uso del nombre a través de Urbas Kehrberg GmbH, la empresa alemana que reclama tener los derechos para todos los países de la Unión Europea. Eso significa que, según NoLimitation, ellos son la única empresa en los Países Bajos con derecho a vender el cuerno de tres piezas bajo el nombre de vuvuzela.

Chris del blog World Cup está de acuerdo que la vuvuzela es “sudafricana por excelencia” pero…

El problema es, es también fastidiosa por excelencia. Si has visto siquiera 30 segundos de la Copa Confederaciones, seguramente has notado el sonido zumbido que envuelve todo- y lo más probable es que esos cuernos sean la razón por la que solamente viste 30 segundos.
Es solamente un sonido zumbante de 90 minutos de duración. Al punto que empiezas a preguntarte cuándo empezará la película de terror serie B delante de tus ojos. Personalmente he empezado los partidos sin sonido – lo que en combinación del equipo de comentaristas de ESPN con la vuvuzela es capaz de ser reemplazado por la inyección letal y todo.

Phobian sugiere que la vuvuzela se permita cuando juegue Sudáfrica:

La Copa del Mundo es para todos, no solamente para los que soplan vuvuzela. Tal vez deberían permitirla en los partidos en que juegue Sudáfrica. Los otros equipos de fútbol que juegan también deberían tener algo que decir sobre si debería o no haber vuvuzelas en sus partidos.

SA Sucks lleva el debate de la vuvuzela a un terreno totalmente nuevo diciendo que aparte de la posibilidad de perjudicar tu oído, el instrumento puede esparcir VIH/SIDA!

SA Sucks escribe que “aparentemente Sipho vaciaría la vuvuzela muy seguido balanceándola fuertemente, salpicando hilos de VIH-positivo/TBC (y Dios sabe qué otras molestas enfermedades) salpicando por todas partes a la desafortunada gente detrás, delante y a su lado.”:

Los expertos médicos están emitiendo advertencias de que el ruido de una vuvuzela puede dañar permanentemente el oído de una persona, pero eso no implica los peligros de VIH/SIDA de esta cosa.
Desde los paridos de la Copa Confederaciones de la semana pasada, a los espectadores les dispararon de todas las direcciones el sonido que sacude la tierra de la vuvuzela. Además de los riesgos a la salud de oídos zumbantes y relampagueantes dolores de cabeza, una consecuencia de tocar descuidadamente este instrumento es la acumulación de una gran cantidad de saliva. Aparentemente Sipho vaciaría la vuvuzela muy seguido balanceándola fuertemente, salpicando hilos de VIH-positivo/TBC (y Dios sabe qué otras molestas enfermedades) salpicando por todas partes a la desafortunada gente detrás, delante y a su lado.

La vuvuzela es un símbolo de todo lo que está mal con el “Africoon Sub-Sahariano”:

Personalmente, ¡me encanta! Si algo va a echar abajo la Copa del Mundo 2010, y convertirse en símbolo de todo lo que está mal en el Africoon Sub-Sahariano será la maldita vuvuzela. Solamente piensen cómo el sucio, miserable, violento, simiesco comportamiento y traqueteo ensordecedor que esta cosa produce será transmitido a 500 millones de hogares de blancos occidentales, para que todo el mundo lo vea.

SA Sucks advierte a los visitantes de la Copa del Mundo que se preparen para un antropológico “bautizo de fuego.” El blogger mismo experimentó “tres horas del infierno en la tierra”:

Pero el domingo fui sujeto a más de tres horas de este infierno en la tierra. He hecho votos, entonces y ahora, que después de esa primera (y única) tarde de la auténtica experiencia de fútbol sudafricano, nunca más me permitiré ser sujeto de eso de nuevo. Hay muchas cosas que faltan que me dejaron decepcionado y molesto esa noche, pero ninguna tan ofensiva a mis sentidos como la vuvuzela.

“Si la FIFA fuera a prohibir la vuvuzela entonces también podrían abandonar la política de rotación de la Copa del Mundo y hacerla cada año en Europa en la época en que les acomoda a los europeos con una atmósfera europea en los estadios,” escribe Visual Guidance:

Por supuesto, tiene que haber algo de qué quejarse. No hay quejas de las personas en el estadio. Les encanta. No, es el vago del sofá a miles de kilómetros, encorvado frente a su televisor y quejándose porque el sonido le está dando dolor de cabeza. Bua bua. Contéstenme esto – ¿son los cuernos más molestros que los Ultras con megáfono en los estadios partidarios a lo largo de la península o la Banda de Ingleterra zumbando ‘El gran escape‘ constantemente en Wembley?
Este torneo se juega en África. Es lo que hacen en los partidos de fútbol en su país, es su cultura del fútbol. Si la FIFA fuera a prohibir la vuvuzela entonces también podrían abandonar la política de rotación de la Copa del Mundo y hacerla cada año en Europa en la época en que les acomoda a los europeos con una atmósfera europea en los estadios.

Garreth encuentra que el sonido de la vuvuzela es terrible y horroroso pero siente que la comunidad mundial de fútbol necesita explorar otras culturas futboleras:

Aunque el sonido es terrible (realmente horrososo) me inclino a estar de acuerdo con SAFA sobre esto. A pesar de lo mucho que la Copa del Mundo es sobre fútbol también es acerca de la comunidad mundial de fútbol y explorar nuevas culturas futboleras. Si estoy empezando a parecer un poco hippy, lo siento, pero por lo general es como me siento.

El sonido de la vuvuzela es molesto ¡y es por eso que cayeron los muros de Jericó!:

¡El sonido es molesto! ¡Es por eso que cayeron los muros de Jericó! ¡El pueblo de Jericó derribó los muros para escapar del alboroto! La muerte era una opción más dulce. Ahora, en cuanto a esos hinchas sudafricanos, ¡son PURO PULMÓN! ¿no se dan cuenta de la conmoción qiue están creando? Soy totalmente consciente de que es la cultura de fútbol del país, ¡pero se tiene que ir! ¡Nadie comprará una entrada para que un tipo te sople la basura de una vuvuzela a lo largo de todo el partido!

Cape Town Daily Photo no piensa que el sonido haya sido tan malo:

Nunca me ha gustado la vuvuzela (esa larga trompeta de plástico que los hinchas sudafricanos soplan en los partidos de fútbol), pero para ser honestos, en realidad no era tan malo. No eran tan fuertes y debo decir que sí agregaban atmósfera significativamente. Son una parte integral de la cultura de fútbol sudafricana y no sería lo mismo sin ellas.

¿Preparándote para la Copa del Mundo 2010?:

Cómprate tampones para los oídos en una tienda de música – todavía podrás disfrutar de la atmósfera, aunque encuentres una vuvuzela ubicada justo al lado de tu oreja.

Si eres hincha de la vuvuzela, puedes visitar el sitio web Blow Me para soplar la vuvuzela virtual.

2 Comentarios

  • maria seila benavente

    A ver.. ¿por qué tenemos que sufrir los espectadores con este riuido atronador que como que agujerea el cerebro? ¿por que nos tienen que privar de los acostumbrados cánticos y gritos de los seguidores que SÍ ES TRADICIÓN DE FUTBOL POR ENCIMA DE LA LOCALISTA TRADICION DE LOS SUDAFRICANOS DE USAR ESE INSTRUMENTO ABORRECIBLE PARA EL RESTO DEL MUNDO?? El que la FIFA haya ignorado estas peticiones de prohibir la dichosa vuvucela DEBERIA SER CONISDERADO UN ABUSO DE PODER Y UN MALTRATO FISICO Y PSICOLOGICO DE TODOS LOS ESPECTADORES Y PEDIRLES RESPONSABILIDADES POR ESO. A mi me molesta el ruido, me impide disfrutar del futbol, y me trastorna los sentidos y el humor, y la cabeza, me causa depresión.. y hasta despierta mis institnos más psicóticos…
    Si cometo algún acto violento, que acusen a la FiFA y a todos los negros de sudáfrica de ello…
    Es una verguenza que nos tomen el pelo de esta manera a todos!!! deberíamos de boicotear el mundial y no verlo, no escucharlo, y menos pagar ni un céntimo ni en una cerveza en un bar para ver ningun partido…
    A la mierda”!

  • […] uka uxuwixa? Ukampirusa, sonido ukax uñjir saririnakatakix mä jichha uñstir yäjamawa. Aka aruskipawix 2009 Copa Confederacionanakaruw uñjayi, Sudafrican jach’anchata, walja Mundialan anatir […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.