¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Timor Oriental: La tierra fue liberada, pero ¿a quién le pertenece?

Cuando Indonesia salió de Timor Oriental, con una de las campañas más devastadora y abrasiva de la era moderna, en Septiembre de 1999, también dejó un país con conflictos de tierra acumulados por dos ocupaciones colonizadoras.

Timor Oriental, un territorio de sólo 3/4 del tamaño de El Salvador, tiene una población rural relativamente dispersa y Dili, la capital, es la única área urbana importante. Hay unos pocos terratenientes importantes en Timor, con excepción de las plantaciones de café de la era colonial en los distritos montañosos centrales. (Cabe recordar que el café proporciona un estimado del 80% de la economía productiva no derivada del petróleo).

Photo by Sugu

Ermera, región de cultivos de café. Foto de Sugu.

La política de las Naciones Unidas, y los primeros gobiernos de Timor independiente, fue intentar construir otras instituciones cruciales antes de tocar el tema de la tenencia de la tierra, que todos sabemos es algo controversial.

Pedro Xavier, el funcionario orientatimorense que presidió el Registro de Tierras de la Unidad de Tierras y Propiedades en la Administración Transicional de las Naciones Unidas, facilitó un precedente en un documento presentado a la Conferencia de Timor Oriental sobre Desarrollo Sustentable en 2001:

La mayor parte de las pruebas de tenencia de tierras (sertifikat [indoneso]/alvara [portugués]) fueron destruidas, junto con las propiedades y posesiones, en 1975 y 1999. Hasta la fecha, las pruebas del cultivo de tierras y los establecimientos de la comunidad están disponibles, aunque pueden ser impugnadas.

Regulación No. 1/1999 concedió a UNTAET la potestad de administrar todos los activos mobiliarios e inmobiliarios en Timor Oriental. […] El 25 de Octubre de 2000, el Gabinete de UNTAET decidió […] que los derechos de la tierra sólo sería decididos de forma concluyente luego de la independencia.

Mientras los conflictos sobre la tierra no disminuyeron, el primer gobierno independiente de Timor Oriental no aprobó ninguna ley de tierras. Trozos y pedazos se agregaron en forma de decretos ley, pero nada atacaba los problemas estructurales. Naciones donantes, especialmente EUA, pujaron por una ley, argumentando que sería difícil atraer inversiones extranjeras directas (FDI) sin un marco legal para la tenencia de la tierra. USAID comenzó a patrocinar un Proyecto de Ley de Tierras en 2003. Ben Moxham escribió en Zmag en 2005:

[EUA] está financiando varios estudios sobre promoción de FDI, desarrollo agroeconómico, un marco legal para el sector financiero y desarrollando una ley de tierras amigable al régimen para el sector privado. Mi fuente diplomática anónima ve esta última política como la única opción de Timor para atraer inversionistas. “El gobierno tiene toneladas de tierra, cerca de dos tercios del país”, afirma, “algunas por supuesto atadas al Adat [título tradicional]. Este es un incentivo que pueden ofrecer. Pueden ceder tierra para las FDI”.

Pero había un aspecto social, importante y sin resolver, respecto a los derechos de la tierra, como lo escribió International Crisis Group [Grupo de Crisis Internacional] en su reporte 2008  “Crisis de los Desplazamientos en Timor”:

Timor necesita desesperadamente nuevas leyes de tierras, un registro de tierras, un sistema para expedir títulos y mecanismos de mediación y resolución de disputas. […] En estos problemas subyacen muchos desplazamientos -la gente tomó ventaja del caos en 2006 para expulsar vecinos de terrenos en disputa- y está el riesgo de minar la estabilidad y el crecimiento económico a largo plazo. Los proyectos de ley de tierras existen, pero los gobiernos sucesivos los han considerado muy controversiales. Necesitan ser aprobadas, pero es tan importante la reforma de ley de tierras que llevará tiempo y las vías alternativas se necesitan para incluir a los IDPs cuyas casas son objeto de disputas de propiedad.

USAID siguió financiando el trabajo sobre las tierras y en 2007 el “Programa Ita Nia Rai” fue lanzado, el cual incluiría la redacción de una Ley de Tierras y dos campañas piloto de registro de tierras en los distritos de Liquiça y Manatuto. Antes que el borrador estuviese terminado, el trabajo comenzó en la campaña de registro. Warren Wright escribió recientemente en el Boletín de Ley y Justicia de Timor Oriental, una publicación en línea:

La pregunta que surge es ¿por qué debería proceder el gobierno en tal ejercicio antes que haya claridad legal acerca del estado de los 40.000 extraños derechos de tierra (sobre los territorios más valiosos de Timor Oriental) creados durante la ocupación indonesia o acerca de la abolición de los derechos de tierras portugueses creados durante el período colonial o, incluso, acerca del estado de los derechos de tierras que existen en la mayor parte del territorio nacional por virtud de la ley local tradicional.

En Junio, el Gobierno de Timor Oriental presentó una Ley de Tierras, estableciendo que permitiría dos meses de consulta pública sobre el proyecto. Bajo el nombre Foro ONG de Timor, un aletargado “Rede ba Rai” (Red de Tierras) fue reactivado en 2008 en anticipación al proyecto de Ley de Tierras. La Red de Tierras envió una carta a la Ministro de Justicia, Lucia Lobato, en Junio, pidiendo por lo menos cinco meses de consultas con documentos de lenguaje simple que explicaran la Ley.

Photo by SReyes http://www.flickr.com/photos/sreyes/

Plantaciones de arroz en el Distrito Maliana. Foto de SReyes.

El reto de la sociedad civil ha sido crear versiones legibles del lenguaje legal altamente técnico que discute dos sistemas: Hak milik en indonesio y Propriedade perfeita en portugués, como también lidiar con tierras sin título.

Entre los meses de Julio y Agosto, la Red de Tierras ha seguido el proceso de consultas en los distritos, haciendo fuertes críticas a su duración y contenido. Llamaron a una consulta reciente en Manufahi “una farsa”:

El día de la consulta en Manufahi se cambió varias veces y se pautó para el mismo día en que una gran ONG organizó una reunión. Por ello muchos no pudieron participar en la reunión de la Red de Tierras […]

“Aunque estamos contentos de ver más discusiones sobre los problemas de las tierras, la reunión del Same logró algunos comentarios constructivos sobre cómo mejorar la ley”, dijo Inês Martins de la Red de Tierras.

“Esto es porque la gente sólo tiene 61 minutos para hablar, no han visto y no entienden la ley y la reunión fue organizada a último minuto. Además, debido a que sólo la Ministro responde todas las preguntas y comentarios sobre la ley, a menudo provee información engañosa o errada”.

La Ministro de Justicia respondió el mes pasado a las inquietudes en el distrito Aileu acerca de la ley, diciendo que una vez que el período de “consulta” termine, planean una campaña de educación pública acerca de la ley a nivel local.

Continúan las interrogantes acerca de aspectos clave de la ley: quién dirigirá los organismos con el poder de decidir sobre los conflictos de tierras, el futuro de las ahora invadidas plantaciones de café y el tema de las “tierras comunitarias”. Pedro, de la Fundación Haburas, preguntó recientemente en un comunicado de prensa de la Red de Tierras:

“Hay preguntas importantes a ser discutidas – ¿Quiénes recibirán compensación y cuánto? ¿Quién estará en la posición de tomar decisiones políticas clave acerca de la asignación de tierras? ¿Por qué al estado se le han dado fuertes derechos sobre las tierras comunitarias? ¿Quién recibe el dinero de los proyectos adelantados en tierras comunitarias? ¿Quién ayudará a los vulnerables a reclamar sus derechos sobre las tierras?”

El tema de la tenencia de tierras en Timor Oriental se complica con las profundas creencias cosmológicas acerca de la tierra, la vida y la muerte. Para la mayoría de los orientatimorense, los paisajes también están poblados de poderosos espíritus, llamados rai na'in y que literalmente significa ‘dueños de la tierra’.

Photo by SReyes http://www.flickr.com/photos/sreyes/

Villa en la Montaña de Maliana – Timor-Leste. Foto de SReyes.

Escribe el blogger “Mau Lear” (Manuel Carlos D'Oliveira) en TIMOR: Lendas, prosas e narrativas [Pt] [Timor: Leyendas, prosa y narraciones]:

Las montañas y planicies de Timor están repletas de seres invisibles para la mayoría de los mortales y estos entes definitivamente influyen en las vidas de los onrientatimorenses […] Los seres invisibles llevan por nombre Rai Na'in, son espíritus de los dueños de la tierra que son encontrados principalmente en los árboles… ellos habitan la isla, así como en los animales y rocas, y son respetados y a menudo adorados por la gente sencilla y animista.

El ex voluntario de los Cuerpos de Paz, Michael Jones, comparte una anécdota de 2003 en el distrito Manatuto, donde explica que un Rai Na'in dictaban que una verja simplemente no podía ser construida cerca de su casa:

La familia dijo que Tiu [Tío] era el experto en los Rai Nains (espíritus dueños de la tierra) y que él sabía qué estaría permitido y qué no. El esposo de la Sra. Lina, Domingo, me explicó una vez que un hombre se cortó el talón mientras trabajaba en la verja tras su casa y luego se enfermó mucho, casi muere. El consejo de ancianos dijo que era un lugar santo [lulik], que las grandes rocas que sobresalían a lo largo de toda la cresta, dividiendo el área habitable de la plantación de arroz más abajo, era de hecho un paso de espíritus por el que los espíritus caminaban cuando descendían de las colinas a la playa y de regreso. La verja debió ser derribada, después de los cual el hombre enfermo se recuperaría. Parecía haberse desarrollado de esa forma.

Tiu tenía una historia mucho más completa. Dijo que una vez, un anciano había enfermado y que la causa fue que una verja enfureció al Rai Nain. Así que la derribaron y el anciano mejoró. Volvieron a construir la verja y otras personas enfermaron. Así que la derribaron y la gente se recuperó. Hicieron esto tres veces, hasta que finalmente resolvieron que nadie debía construir una verja o realizar alguna actividad en esta tierra, nunca. Pregunté por las tierras contiguas a la casa, entre ella y el área de la cocina, lejos de las impresionantes rocas, imaginando que no estaría en el camino de los espíritus. “Lulik hotu!” exclamó Tiu. Él no quiso saber nada de eso e hizo como si quisiera abandonar esa sola idea de tratar de delinear el área del lulik.

El escritor Pedro Rosa Mendes recientemente compuso un hermoso ensayo en línea “Shadows, Dreams, Shapes: The Lulik Reality” [En] [Sombras, sueños, formas: La realidad Lulik]:

Realidad, incluyendo la política y sus códigos, no existen fuera del lulik. El orientatimorense habita un realismo mágico que es tan palpable y evidente como es invisible o fantástico para nosotros.

La Ley de Tierras se refiere a las “tierras comunitarias” y establece que “las comunidades locales participan” en la administración de recursos y la resolución de conflictos, que parece una alusión a la tradicional ley orientatimorense. A muchos les gustaría que la Ley de Tierras contemplara más formalmente lo que se conoce como Tara Bandu.

Demetrio do Amaral de Carvalho, de la Fundación Haburas, explicó a Grist Magazine luego de ganar el Premio Goldman en 2004:

Tara Bandu es una tradición en Timor Oriental, una ley tradicional que reconocemos como la sabiduría ecológica usual. Incluye una especie de acuerdo con una comunidad para proteger un área especial por un período de tiempo. Durante la ocupación esta práctica fue prohibida, así que tratamos de revivirla para recordársela a la gente.

Pero el lenguaje de la Ley no facilita fuertes garantías sobre las tierras comunitarias, estableciendo apenas que el estado “protegerá” estas áreas. Y dado el escenario global de la presión incrementada sobre las tierras productivas, muchos en Timor han expresado sus preocupaciones sobre la tenencia extranjera de las tierras. Un precedente, un MOU entre el Ministerio de Agricultura y una firma indonesia que tomaron en 2008 100.000 hectáreas prometedoras, levantaron la alarma y continúa resonando en la mente de las personas.

Lafahek Rai Maran creó una publicidad en broma luego del MOU, que dice que las ofertas por todo Timor Oriental comenzará en $200 millones [Tet], pero con una negociación inteligente, el precio podría reducirse a la mitad.

El tema de la Ley de Tierras será muy probablemente uno de los más ardientemente debatidos y potencialmente el más protestado en la segunda mitad de 2009 en Timor Oriental.

Este post es el cuarto de una serie para conmemorar el 10º aniversario del popular referendo en Timor Oriental, que llevó a la independencia internacionalmente reconocida del territorio. En el primer post resaltamos el apoyo de la comunidad internacional por la libertad de Timor Oriental. En el segundo, entrevistamos a Abe Barreto Soares, quien es uno de los organizadores de los eventos de celebración por la solidaridad, a llevarse a cabo en Timor Oriental entre Agosto y Septiembre de 2009. El tercer post amplifica las celebraciones de los bloggers orientatimorenses mientras cuestiona el estado actual vs el pasado de la nación. Luego, escribiremos sobre los crímenes cometidos en el “Septiembre Negro” en 1999 y la controversia sobre las decisiones del liderazgo orientatimorense que no buscan justicia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.