¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Singapur: Más dinero no es igual a más bebés

¿Podrá un incentivo monetario hacer que las mujeres engendren un hijo? Mirando las últimas cifras de la iniciativa de Singapur llamada Baby Bonus, un programa gubernamental que pretende aumentar la tasa de natalidad del país, la respuesta es un rotundo “no”.

De acuerdo al informe (ing), S$230 millones (aproximadamente US$162.3 millones) de bonos fueron repartidos por el gobierno de Singapur en 2008, pero esto no parece corresponderse con un aumento del número de nacimientos en Singapur.

El Sitio web del gobierno de Singapur (ing) explica:

Usted recibirá un bono en especies de $4,000 por su primer y segundo hijo respectivamente y de $6,000  por el tercero y cuarto hijo respectivamente.  Al mismo tiempo, para todos sus hijos nacidos desde el 17 de agosto (día 17 incluido) gozará además de una contribución gubernamental igual al ahorro que usted haga en la cuenta, a nombre de su hijo(a), en el Children Development Account (CDA).

El CDA es una cuenta de ahorros especial que usted abre, en cualquier oficina OCBC Bank u oficina del Standard Chartered Bank, a nombre de su hijo(a) elegible para el CDA. Usted puede ahorrar en el CDA en cualquier momento y hasta el 31 de diciembre del año en que su hijo(a) cumpla 6 años. Este ahorro será incrementado hasta por un máximo de $6,000 por cada primer y segundo hijo(a) respectivamente,  de $12,000 por cada tercer y cuarto hijo(a) respectivamente y de $18,000 por su quinto y sucesivos hijo(a)s. El depósito gubernamental será realizado al mes siguiente de cumplido el plazo recién señalado.

Esto significa que los hijo(a)s elegibles no sólo recibirán el bono en efectivo si no que además recibirán dinero de parte del gobierno en la cuenta CDA (ing), con los topes recién indicados y relacionados con el orden del nacimiento del niño(a).

Recientemente el Secretariado Nacional de población de Singapur reveló las  estadísticas (ing) de nacimientos que muestran que hubo 32,423 nacimientos el año pasado, esto es sólo 129 mas que en el 2003, el año antes que el gobierno extendiera el sistema de Baby Bonus para incluir el primer y cuarto niño(a).

De acuerdo a la blogera de Singapur Madre de seis (ing), que escribe sobre maternidad y aspectos sociales, la percepción de tener una familia numerosa en Singapur no es favorable.  Dice:

A menudo cuando le cuento a la gente que soy madre de seis niños no lo creen. Muchos deben pensar que somos locos puesto que la norma en Singapur es tener uno o dos hijo(a)s. Ahora con el Baby Bonus tres y cuatro niños podrían, en el futuro, convertirse en un standar ¿pero seis?

Las razones típicas para no tener muchos hijos en Singapur son mayormente de índole económica. Si piensa en: los gastos de escolaridad, enriquecimiento, clases suplementarias, bus escolar, mantenimiento, guardería y mucama no hay incentivos para tener 2 niños o más.

Por otro lado las madres solteras en Singapur no se benefician (ing) del Baby Bonus. Según el blog de la Association of Single Mothers Singapore (ing) (Asociación de madres solteras de Singapur):

Dándoles a las mujeres solteras una posibilidad de comenzar una familia solas aprenderán a ser independientes y autosuficientes.

Dando a las madres solteras privilegios tales como poder comprar departamentos HDB (programa gubernamental de vivienda) y de recibir el Baby Bonus, podrán terminar de preocuparse de las presiones que viven en sus casas, focalizarse mejor en el trabajo y en superarse ellas mismas. Teniendo la mente clara y una auto estima fresca y energizante ellas podrán planificar mejor su futuro.

El Baby Bonus permitiría a las mujeres solteras hacer frente a las necesidades básicas de sus hijo(a)s tales como leche y pañales.  Estas madres podrán igualmente usar este dinero para poner en una guardería a sus hijos y así disponer de mas tiempo libre que les permita trabajar de forma permanente.  Con los bonos las mujeres solteras pueden estar mas tranquilas.

El blog de  Molly (ing), To Fix A Mocking Peasant, hace un análisis interesante de la posición del gobierno respecto de las madres solteras:

Como siempre nuestro querido CNA (Channel News Asia) (ing) es capaz de resumir la irremediable e impresionantemente circular (i)lógica de los representantes gubernamentales en una frase (quizás sin ver la ironía?):

“El Baby Bonus no será extensivo a las madres solteras puesto que este incentivo es para las parejas casadas.”

En otras palabras no queremos hacer extensivo el Baby Bonus a las madres soteras. El Baby Bonus seguirá como un incentivo a las madres casadas y no queremos hacerlo extensivo a otros grupos.

Molly continúa escribiendo:

La señora Yu-Foo (Ministra de desarrollo comunitario, la juventud y el deporte) agrega que el rechazo a extender los beneficios del Baby Bonus a las madres solteras incluye el hecho de que ellas son elegibles para otros beneficios a los cuales no pueden aplicar las madres casadas…

Para resumir en una línea: las madres solteras no son elegibles para el Baby Bonus porque son elegibles para otras cosas.

Pero queda ver lo mejor de la señora Yu-Foo:

“El Beneficio Matrimonio y paternidad no es una asistencia financiera para los hijo(a)s.  El gobierno no puede y no debe reemplazar al padre”.

Así que el Baby Bonus se supone alivia el costo de tener hijos pero no es una asistencia financiera!  El gobierno puede dar el Baby Bonus a las  parejas de bajos recursos sin constituir un padre subrogante, pero si hace extensivo el Bono a las madres solteras constiruiría un padre subrogante!

Finaliza su comentario diciendo:

Las madres solteras, a veces más que las casadas, toman una decisión conciente de seguir adelante con el embarazo en vez de abortar debido al estigma social asociado con ser madres solteras …

Los hijos de madres solteras también sirven en el Servicio Nacional obligatorio de Singapur (NS).

Pretty Princess Maggie, “una madre comprometida con su familia y su lindo hijito”, tiene una opinión interesante de la maternidad y el Baby Bonus de Singapur en su blog (ing):

El gobierno de Singapur revisó recientemente los beneficios del Baby Bonus. Sin embargo como madre de un niño no me veo sacrificando mi carrera y mi tiempo y tener un nuevo hijo.  Quiero dar lo mejor de lo que tengo para él y no quiero que tenga que compartir el cariño de sus padres con otros hermanos como me sucedió a mi que no tuve una infancia feliz. Quiero ocuparme de el y criarlo dándole lo mejor; es mejor tener bien a un niño que tener mal a ocho.

Hablando seriamente tener un permiso maternal de mayor duración … sólo agregará una carga mayor a los empleadores e impactará en nuestro avance profesional.  No veo qué ayudará a las mujeres a tener mas hijos. Sólo les agregará estrés si son nuevas en la empresa y planifican tener mas hijos. Podría pensar en tener mas hijos sólo si me pagan un salario para cuidarlo y si mi hijo tiene acceso a educación gratuita o con un alto subsidio …   Comparando unos pocos miles de dólares del Baby Bonus para compensar la hospitalización por el parto, al dinero ($950X15=$14,250) gastado en el cuidado del bebé en la guardería hasta sus 18 meses y el cuidado y atención que necesita el bebé no hay punto de comparación.  El Baby Bonus es sólo para atraer a quienes no entienden las dificultades y el enorme compromiso financiero que es criar un bebé. En resumen, sólo aquellos que no han hecho sus cuentas podrán pensar que es un gran bono lo que de hecho no es más que una gran inversión que no necesariamente tiene retorno.

Es interesante explorar el antecedente del actual envejecimiento de la población de Singapur. El blog del Singapore Sojourn (ing) dice:

…Si uno lee la historia de la ingeniería social desde los años 60 en adelante se hace evidente que hubo una campaña deliberada para reducir la población.

En aquellos tiempos los padres que tenían mas de dos hijos eran penalizados y la incidencia del aborto era alta. Tener un tercer hijo se traducía en un estigma y un costo financiero.

Mui Teng Yap escribió un documento importante sobre el tema titulado Fecundidad y Política de población: la experiencia de Singapur, donde dice “Singapur ha sido conocido por el uso de sus políticas sociales para influenciar el comportamiento reproductivo. Esto comenzó hacia el final de los sesenta-comienzo de los setenta y continúa aún, aunque el objetivo demográfico ha cambiado de anti natalista a selectivamente pro natalista.

Hubo también gran preocupación porque los singapurenses educados no criaban y los de las clases baja si lo hacían.

Esto cambió en 1987 cuando la norma fue “tenga tres si puede”,  pero me parece que por ese entonces el daño estaba hecho  puesto que la percepción cultural de lo que constituía una familia había cambiado.

Algunas de las razones del porqué el Baby Bonus de Singapur no ha producido los resultados deseados se encuentran en  (13) Expositions (ing).  Entre las razones mencionadas están la mentalidad y la dificultad de mantener un buen equilibrio entre el trabajo y la vida:

Primero, hay una gran necesidad de cambio en la mentalidad social. A medida que Singapur se moderniza sus ciudadanos son mas educados y las mujeres son capaces de ser mas independientes. Desarrollan una profunda pasión por sus carreras profesionales y un sentido de satisfacción cuando tienen éxito. En efecto, Singapur ha experimentado un alza en la proporción de madres que trabajan : de  45.6%  en 1986 a 54.3%  en 2006…

En segundo lugar las dificultades para mantener un balance entre trabajo y familia hace que las parejas duden en tener hijos.  Las mujeres que trabajan son especialmente renuentes a tener hijos temiendo enfrentar los malabares que hay que hacer entre las tareas del trabajo y del hogar que requieren gran compromiso…

En conclusion, otros factores  han sido importantes en la decisión de tener hijos. Así el impacto del Baby Bonus es limitado y presenta una solución muy simplista para resolver un dilema personal complicado.

La Temasek Review (ing) agrega también que el alto costo de vida, especialmente de vivienda, es la primera razón que hace inefectivo el Baby Bonus.

De acuerdo al news report (ing), la Socióloga Paulin Straughan sugirió que un incentivo monetario no es suficiente para animar a las mujeres a tomar el rol de maternidad. Se dice que manifestó que las madres y padres necesitan una mayor “flexibilidad” en el trabajo. Fue citada (ing) diciendo, “Necesitamos empresarios mas ilustrados que sepan que dando a los padres tiempo libre para hacer frente a las necesidades de los hijos puede resultar en trabajadores mas contentos, mas productivos y mas leales.”

Mother of Six (ing) concluye:

¿Qué lecciones pueden sacarse de mi experiencia? Primero tomar la decisión de tener hijos es personal entre marido y esposa. Tenemos hijos porque queremos a los niños aún si no tenemos un Baby Bonus. Sería lamentable si una pareja tiene hijos sólo por una recompensa monetaria puesto que un niño necesita mas que dinero para llegar a la edad adulta.

Segundo, la mujer necesita redescubrir quien es. Sólo nosotras podemos traer vida al mundo y desde la Revolución sexual de los 60 creo que hemos suprimido este importante rol de la procreación. Por cierto que en esta era de igualdad podemos argumentar que el marido debe también contribuir a criar los hijos -pero si una mujer no se permite el lujo de tener un hijo ¿cómo puede el hombre tener la posibilidad de participar en la crianza?

Con frecuencia las mujeres en Singapur prefieren un maletín a una botella, un notebook a un pañal.  ¿En este afán de actualizarnos como mujeres profesionales  y ciudadanas útiles habremos olvidado que tenemos el poder y la capacidad de traer vida al mundo?

Ian Tan, un blogger en Singapur, ofrece unas cuantas soluciones interesantes a la falta de bebés de Singapur en su blog.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.