¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bangladesh: Mundial de la FIFA, recuerdos del pasado

El fútbol o soccer, como se le llama en algunas partes del mundo, es indudablemente el más grandioso juego que la humanidad inventó. La Copa del Mundo de la FIFA es el acontecimiento deportivo más ampliamente visto en el mundo. Bangladesh es un país excepcional donde, durante el Mundial, la gente se identifica activamente y apoya a un país con el que de otra manera no tienen relación. ¿Y sus favoritos? ‘Argentina’ o ‘Brasil’ y se verán banderas de esos países izadas en los techos de los que los apoyan.

En un par de semanas en Sudáfrica empezará el Mundial de Fútbol de la FIFA 2010 y los bloggers bangladesíes están discutiendo acerca de este megaevento. La tormenta en el vaso de agua es el análisis de los partidarios sobre si su equipo ganará la copa mundial o no. Además, unos cuantos bloggers también están recordando memorables momentos de los mundiales anteriores.

En Somewherein, plataforma de blogueo en bengalí, Mamu comparte sus recuerdos del Mundial de 1982:

En 1982, Bangladesh Televisión (de propiedad estatal y el único canal de televisión durante esos tiempos) empezó a transmitir los partidos del Mundial en vivo por primera vez. Entonces yo era un niño, pero recuerdo que los partidos empezaban a medianoche. La gente de nuestro barrio se reunía en nuestra casa para ver los partidos. El televisor se llevaba al patio de nuestra casa y la audiencia se dividía en dos equipos. Los ganadores se iban a casa bailando con alegres lemas y los perdedores regresaban a casa con la cara triste.

También agregó:

“Nuestro televisor era blanco y negro, pero fue el Mundial más colorido que he visto”.

Playing soccer in the rain. Image By Flickr user Vipez. CC BY-NC-ND

Jugando fútbol en la lluvia. Imagen del usuario de Flickr Vipez. CC BY-NC-ND

Los hinchas bangladesíes son muy locos. Mamu también comparte una historia del Mundial de 1990:

1990 es el año en que Argentina se encontró con Alemania en la final del Mundial. Alemania le ganó a Argentina para reclamar el trofeo. En el partido final mucha gente criticó las decisiones del árbitro. A los hinchas bangladesíes de Argentina no les gustó esto y uno de ellos demandó al árbitro del partido Codesal en una corte local.

Mamu nos informó que la religión también creó hinchas: el futbolista italiano Roberto Baggio es budista, y es por eso que los budistas de Bangladesh apoyaron a Italia en el Mundial de 1994:

1994 fue un año en el que el Mundial creó una dimensión diferente en Bangladesh. La mayoría de los bangladesíes por lo general apoyan a Brasil o a Argentina. Pero las personas que viván en Cox’sbazar o cerca apoyaban a Italia ese año solamente debido a Roberto Baggio. Baggio es budista y donó dinero para renovar una pagoda en la zona de Cox’sbazar.

No solamente la religión, también hay otro factor que juntó apoyo para Italia:

No solamente los budistas de nuestro país apoyaron a Italia, una de nuestras glamorosas actrices de esos tiempos apoyaba a Italia, porque los futbolistas de la selección italiana de fútbol eran muy guapos (¡Viva Italia!).

¡Desgraciadamente! todoas sus plegarias y deseos no se materializaron, pues Brasil le ganó a Italia en la final. Baggio falló un penal crucial e Italia perdió la copa.

En ese post, Nasiruddin Hojja comentó con este título, ‘cómo el mundial de fútbol creó impacto en profesión y la política de nuestro país’:

Puedo recordar algo acerca del Mundial de 1982. Yo vivía en un pueblo pequeño y cerca de mi casa había una barriada. Algunas de esas personas pobres eran ladrones de profesión. Esa fue la primera vez que la gente estaba despierta después de la medianoche para ver el Mundial. Por esta razón se les hizo muy difícil a los ladrones realizar su trabajo profesional. Un día cuando regresaba del colegio, escuché que entonaban lemas en contra del gobierno de Bangladesh “dejen de transmitir el Mundial a medianoche”.

Aunque el Mundial fue un mal presagio para los ladrones de Bangladesh, fue una bendición para la policía, sobre todo cuando transmitían los partidos a medianoche.

El Mundial y sus superestrellas también fueron usados por los políticos, agrega Nasiruddin:

Vimos al Mundial y a sus superestrellas usadas como una herramienta política. En el Mundial de 1990, Argentina perdió la final con Alemania. La superestrella argentina Diego Maradona no pudo aceptar el resultado y rompió a llorar después de la final. Muchos hinchas bangladesíes también lloraron por él. Como Maradona era una persona inmensanente popular para los bangladesíes, un vicepresidente del gobierno autocrático de esa época anunció que el gobierno iba a traer a Maradona a Bangladesh. Después, un periodista bangladesí le preguntó a Maradona sobre su viaje a Bangladesh y esta superestrella simplemente preguntó ¿dónde está Bangladesh? Toda la historia fue una mentira y tenía la intención de ganar ventaja política.

Nadia Chowdhury Dina recuerda su experiencia:

Durante el Mundial de 1986 yo era una niña y mi padre nos despertaba para ver los partidos. Yo no sabía nada del juego pero cuando mi padre gritaba ‘¡Gol!’ nosotros también gritábamos fuerte. Una de las razones para despertarme a ver los partidos era para alardear sobre eso en el colegio, aunque la mayor parte del tiempo nos íbamos a dormir poco después de levantarnos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.