¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Japón: Sanka, gitanos legendarios que viven lejos de la civilización

Temas, personas o historias a veces olvidados salen de ese olvido y despiertan en la imaginación colectiva. A veces también los protagonistas en esas historias pasan a ser parte de una leyenda, cuyos orígenes históricos son difíciles de ubicar.
Esto es más o menos lo que pasó con un grupo de personas que se dice que vivió en las remotas montañas y planicies del archipiélago japonés hasta los setenta. Son los gitanos japoneses o sanka [ja], que se escribe 山家 (gente de las montañas) o 山窩 (nómades de las montañas).

Lo que trajo de vuelta a la mente de las personas a este grupo, que aparentemente ningún gobierno nunca registró, fue un documental de la emisora pública NHK [ja] hace algunos meses.
Como alguna literatura occidental clásica que persiste con el mito del ’salvaje noble’, algunos bloggers especularon sobre los orígenes de estos legendarios nómades y su estilo de vida ‘natural’.

Monte Iwate, de Jasohill. CC BY-NC-SA

Onoda explicó lo que escuchó [ja] de sus medios de vida y hábitos hasta su desaparición.

La historia de sanka no es algo de otro país. Vivían en Japón y tenían la capacidad técnica de reparrar herramientas como canastas para mover los granos que se usan en agricultura. Iban de granja en granja y recibían comida como trigo o arroz a cambio de su trabajo de reparación. Hacían sus casas cerca de los lechos de los ríos o en las cuevas de los acantilados, pescaban en ríos y también se lavaban ahí. Eran errantes que vivían en la unidad de las familias.

Luego de los años sesenta, desaparecieron repentinamente.

Una de las razones de su desaparición podría ser que se dejó de usar herramientas como las canastas para mover los granos y otras que usaban las personas que cultivaban y que eran su medio de vida.
Además, los bosques, ríos y planicies en donde vivían libremente desaparecieron bajo las olas del desarrollo. Deben de haber empezado a tener problemas, como terratenientes que no permitirían el acceso de extraños a su propiedad.

Según jiyodan [ja], los sanka eran un pueblo libre que trató de resistirse a la asimilación por parte del gobierno central japonés que, durante los siglos XVIII y XIX, forzó a los pueblos como los ainu [ing] (en las regiones norte del país) y los de Okinawa [ing] (en las islas Ryukyu) a abandonar su cultura e idioma y a adoptar los de la isla principal:

En nuestro país, hay un grupo de personas, las personas de las montañas – habitantes no identificados o nómades que vivían de pescar y cazar. Se les llamaba sanka y nunca fueron identificados como una raza diferente.
Hasta que se implantó el sistema de registro familiar luego de la Restauración Meiji [1868], los sanka o sanga eran un pueblo libre que vivía fuera del control del gobierno. Estaban distribuidos en todo el país desde la región Kyushu al sur hasta Tohoku al norte. Se cree que fueron desplazados hacia el norte por los pueblos que llegaron relativamente más tarde en la historia. Como se negaron a ser asimilados, se escaparon a las montañas. También se cree que “podrían ser parte del pueblo jomon, ancestros japoneses con vínculos polinesios”.
En otras palabras, su existencia solamente puede explicarse si los consideramos parte de las razas aborígenes que se resistieron a la asimilación.
Sanka tenían contactos con las nuevas poblaciones por lo que no estaban completamente aparte de la civilización.
Hay la creencia de que vivían en grupos y que se retiraron a las montañas y las planicies.
[…]

Después los sanka, como los que se esconden en las montañas, tuvieron que aceptar a la civilización en su vida diaria y usar herramientas. Pero siguieron preservando obstinadamente su estilo de vida y construir su área privada de vivienda dentro de los límites de las montañas y colinas. Así que siguieron existiendo como “un pueblo que no quería asociarse con personas que llegaron para ser gobernadas”.
Hasta poco después de la Restauración Meiji [1868], existieron como grupo de personas no registradas.

Nadie sabe exactamente por qué algunas personas aparentemente ‘desaparecieron’ en los años setenta. Algunos creen que se debió a que se vieron despojados de las tierras donde podía vivir libres. El denominado milagro que hizo de Japón la segunda mayor economía del mundo en las décadas después de la guerra no podría admitir la existencia de un pueblo fuera del sistema.

De Jetalone. CC CC BY-NC-SA.

Segújn kuronekobyakudhan [ja] que respondió preguntas sobre sanka en Yahoo, no desaparecieron de un momento a otro. Él cree que el fenómeno evolucionó y los pobres pasaron a ser los nuevos sanka.
Algunos de ellos siguieron siendo marginados como muchos otros grupos minoritarios japoneses que, por su origen humilde, a menudo de varios siglos, fueron discriminados y nunca pudieron ser parte de la sociedad trabajadora convencional. Es un problema que existe hasta ahora, aunque a diferente escala, y con lo que las administraciones locales todavían tratan de lidiar.

Una de las principales cabezas de la administración [shogun] Tokugawa Yeyasu en el siglo VXI, Hayashi Razan, escribió acerca de los sanka. Durante la era Taisho de 1912-1926, el escritor Misumi Kan [ja] publicó un popular documento, una novela breve que los menciona y se encendió una fascinación por los sanka. Sin embargo, en realidad no eran verdaderamente personas de las montañas, era un fenómeno social donde los marginados sociales terminaron como personas sin hogar que vivían en las montañas, una tendencia que la crisis mundial ha intensificado.

Ese tipo de sanka y otros discriminados grupos sociales existen en números en todas las áreas del país. […] Por ejemplo, según una encuesta, la prefectura de Yamanashi, en 1935 tenía un total de 1818 personas en 23 ‘distritos discriminados’. En 1993 el número de “distritos discriminados” disminuyó a 6, con 293 personas en total.

Kuronekobyakudhan dijo también que, ahora en todas las zonas, el gobierno ha dispuesto una oficina de administración especialmente para lidiar con el problema de la discriminación social, que los sanka han sufrido, y que también significa que, aunque el problema puede haberse reducido, todavía no se ha resuelto.

Quienes trabajan en este campo conocen el antecedente histórico que trajo este fenómeno a la luz, también saben que tienen que cuidar de esas personas y así están todos bien capacitados para la tarea.

1 Comentario

  • Susana

    Me gustó mucho la explicación sobre los SANKA, ya que mi inquietud surgió a consecuencia de la maravillosa música del grupo HimeKami cuyo título de una de sus canciones más bonitas se llama SANKA. Como occidental que soy, no sabía nada acerca de que era la palabra SANKA, pero la música solamente me había llevado a través de la imaginación con los ojos cerrados, hacia una montaña o volcán, y me asombré de que la canción en japonés tenía que ver con el área montañosa. Gracias por traducir todo aquello de distintas lenguas que nos interesan y eso hace a la unión de la humanidad. Gracias a todos esas personas por enseñarnos en otras lenguas. Gracias otra vez. Susana desde Argentina.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.