Zambia: Grupo de Facebook lidera debate sobre elecciones 2011

¿Puede un grupo de Facebook, el Zambian People’s Pact [Pacto de la Gente de Zambia, en], inclinar las elecciones zambias, a celebrarse en unos meses, en contra del partido en el poder, el Movement for Multi-Party Democracy [Movimiento para la Democracia Multi-partido, en], que lleva gobernando 20 años?

El grupo tiene ya unos meses de existencia y entre sus miembros hay personajes que van desde el hijo de primer presidente de Zambia, Kenneth Kaunda, el teniente coronel Panji Kaunda [en], antiguo miembro del Parlamento, hasta la poco conocida Musamba Chama Mumba [en], que solo ha alcanzado notoriedad por ser una de los administradores del grupo. Probablemente ni siquiera ni tuvo una vida de adulto bajo el liderazgo del Dr. Kaunda.

El presidente de Zambia, Rupiah Banda. Foto de Antonio Cruz/ABr, Creative Commons (CC BY-SA 2.5)

El debate político en este grupo es amplio y rápido, llegando a los 800 y 1000 mensajes y reacciones cada día. Francamente, es difícil seguir todos los hilos de conversación, pero los mensajes entre miembros del grupo nunca carecen de acritud.

A continuación está la descripción [en] del Pacto de la Gente de Zambia :

Es muy importante dejar claro desde el principio que el Pacto está formado por tres partidos. El primero, y por ello el más importante, es la gente de Zambia. Este partido está formado por la mayoría de partidarios del Pacto. Su composición es diversa -jóvenes, gente mayor, profesionales, campesinos, políticos, y otros miembros con distintos orígenes y de diferentes grupos de interés. Su objetivo principal es derrocar al gobierno del MMD en las elecciones de 2011, por su gran incompetencia e impunidad en la administración de asuntos gubernamentales.

La mayoría de los miembros del grupo resultan ser partidarios del opositor Patriotic Front o PF [Frente Patriótico, en], cuyo líder, Michael Sata [en], parece el favorito para alzarse con la victoria en las elecciones de este año. Conocido como Rey Cobra por su naturaleza mordaz, Sata se ha presentado a todas las elecciones presidenciales desde el año 2001, cuando fue superado por el entonces presidente Frederick Chiluba, que tuvo que abandonar la carrera presidencial por la inconstitucionalidad de un tercer mandato gubernamental, a lo que se opusieron zambios de todos los sectores.

Secretario nacional del MMD, consejero delegado del partido y Ministro sin cartera, tercer puesto de mayor importancia del gabinete, Sata se aseguró que todos los posibles rivales por la presidencia del partido, que lleva automáticamente a la candidatura como presidente republicano, fueran expulsados del mismo unos meses antes de las elecciones. Algunos de los miembros expulsados fueron el entonces vicepresidente republicano, el teniente general Christon Tembo, y el vicepresidente del partido, el brigadier general Godfrey Miyanda, que formaron posteriormente sus propios partidos.

El presidente del principal partido de la oposición en Zambia, Michael Sata. Fuente de la fotografía: página web del Frente Patriótico

Sata formó a continuación el PF, que ha ido creciendo con brío, perdiendo por un estrecho margen y de forma controvertida las elecciones parciales de 2008, convocadas tras la muerte del presidente Mwanawasa, tras dos años y medio de mandato en su segunda presidencia. El entonces vicepresidente Rupiah Banda, que actuó como presidente, ganó las elecciones por menos de 35.000 votos.

En esta ocasión, el apoyo a Sata es aplastante en la mayoría del país, pero aún más en las redes sociales como Facebook. Además de formar un grupo en Facebook que consta de más de 5.000 miembros, el Pacto de la Gente de Zambia tiene también sucursales físicas a lo largo del país. Unos cuantos miembros del grupo también son miembros del MMD, del opositor Partido Unido para el Desarrollo Nacional (UPND), que pactó en una ocasión con el PF, y del Partido Restauración Nacional (NAREP), y apoyan apasionadamente y con tenacidad a sus partidos.

Uno de los debates hace unos días en Facebook fue así:

Terence Sianlama citando [en] una historia del Lusaka Times [en] dio inicio al debate:

ushitasha mwana wandoshi! [El que no lo vea así es hijo de un mago] ¡Zambia tiene reservas de más de 2.500 millones de dólares americanos! Oh, es maravilloso. Mis felicitaciones señor Presidente. RB está haciendo algo al menos, y todos los partidos de la oposición deberían apreciar sus esfuerzos. ¿Qué es lo positivo de esto?

El artículo cita al presidente Banda ensalzando los logros de su gobierno:

El presidente Banda dice que los 2.500 millones de dólares americanos (unos 12 billones de Kwachas) en reservas nacionales es un signo de que la economía de Zambia está creciendo.

El Señor Banda dijo que el Gobierno seguirá dedicado a asegurar que Zambia se convierta en un país de ingresos medios para el año 2014.

El mensaje desencadenó un debate [en] que, al redactar este artículo, contaba ya con 63 reacciones.

Alinuswe Mwamulima comentó [en]:

¿Incremento de qué desde el año pasado? 220 millones de dólares americanos. Un aumento por debajo del 10%. Bien.

Estamos en un boom económico de los que ocurren una vez en la vida. El precio del cobre está por las nubes. ¿Estamos aprovechándolo lo suficiente?
Comparemos con países en la región cuyas economías están creciendo también gracias a los altos precios de las materias primas.
– Tanzania con el oro: 3,687 billones a diciembre de 2010.
– Botswana con sus diamantes: 7.000 millones.
-Namibia: 2.000 millones.
– Angola con el petróleo: ¡16.000 millones!
No mucho como se puede ver. Una cantidad y rendimiento medios. A menos que queramos competir con países agrícolas como Malawi, con 500 millones de dólares americanos en reservas, o antiguos estados cuasi-fallidos como Zimbabwe, 350 millones de dólares americanos, y el Congo, 1.000 millones de dólares americanos.
Así que perdonadnos a mí y a los muchos que piensan como yo, el que no estemos dando saltos, delirando de alegría por un resultado sin nada de extraordinario.

Terence Siansalama respondió a las observaciones de Alinuswe:‎

Alinuswe Mwamulima [en], primo, es bueno que te hayas dado cuenta de que somos uno de los primeros en la región. No podemos compararnos con Angola, como bien dices, su petróleo los pone muy por encima. Así que lo estamos haciendo bien. En el mundo somos uno de los diez países con mayor crecimiento económico. Es necesario apreciar que lo estamos haciendo bien como país y dar gracias a Su Excelencia Rupiah Bwezani Bandacousin por las mejoras. No es broma. Es necesaria una gran planificación hermano mío.

El intercambio continuó:

Lawrence Mindela:

Chicos, las reservas no son de ninguna manera un indicador económico. Ponedlo frente a la deuda nacional y ved dónde estamos. Hemos recibido préstamos masivos durante los últimos 4 años. Si hemos construido nuestras reservas, ha sido olvidando que lo que realmente hemos de construir es un sistema educativo competitivo que no deje a nadie atrás, independientemente de las ganancias familiares y la clase. Ese es el camino correcto hacia una prosperidad sostenida. Nuestro crecimiento económico está en el papel, decidme el ratio de pobreza y cuánto ha bajado en los últimos 5 años. ¿A cuánta gente ha pasado tu gobierno de la pobreza a la clase media? A menos que no entiendas de políticas económicas; entonces pensarás que RB es maná del cielo.

Una contribución no demasiado amable con los supuestos partidarios del MMD:

Juventudes Zambias [en]:

Este es un debate muy educativo y parece que muchos de vosotros sois gente competente. Sin embargo, parece que nuestros amigos del MMD y su equipo aún emplean “herramientas de la edad de piedra” para medir el rendimiento económico. El resto del mundo, o las economías serias, no prestan atención ya a las reservas, sino al número de gente a la que la economía da empleo, para determinar el rendimiento. Con el gran número de desempleados, el incremento de los niveles de pobreza y otros factores similares, no podemos ver las reservas como una manera de demostrar éxito. De hecho, tener reservas cuando hay un alto desempleo y gran pobreza es tan estúpido como un hombre hambriento con dinero que no sabe dónde invertirlo.

Otro mensaje que creó debate fue del Zambia News Features [en], citando al Ministro de Información y Servicios de Radiodifusión, el reverendo teniente general Ronnie Shikapwasha, hablando sobre la cobertura parcial de las cuestiones políticas de la ZNBC, favorable al partido en el poder. El ministro reaccionaba así ante una noticia que citaba al presidente de la Asociación Jurídica de Zambia, Musa Mwenye [en], retando al medio nacional a acatar las leyes presentando sus operaciones.

La ZNBC, como otros medios de comunicación estatales, está en su punto más bajo de popularidad por la manera en que es utilizada por el partido en el poder, dando cobertura a los partidos de la oposición solo de manera negativa.

Andrew Sakala [en]:

Shikapwasha niega todo sistemáticamente. Si se le ordenase, incluso negaría que su nombre es Shikapwasha.

Tanto el Ministro de Información, que resulta ser el portavoz del gobierno, como el medio de comunicación nacional, son ridiculizados:

Martyn Mulenga Malauni [en]:

El honorable Ministro de Información vive en un mundo utópico. El haber dicho lo que dijo a ZANIS [Servicio de Noticias e Información de Zambia] en defensa de la ZNBC [Compañía Nacional de Retransmisiones de Zambia], conocida popularmente como Fanfarrones y Timadores sin sentido de Zambia en algunos círculos, no es tan sorprendente para algunos de nosotros porque parece verlo todo al revés. Respecto a si es un auténtico hombre de Dios, lo dejo a su congregación, que cree tener a uno.

Los observadores de medios sociales como yo mismo esperaremos para ver el si el resultado de las triples elecciones de 2011 -presidenciales, parlamentarias y municipales-, que se celebrarán en una fecha que aún debe anunciar el presidente Banda, estará influenciado por el uso de los medios sociales.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.