¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El arsenal perdido de Gaddafi, una amenaza para la región del Sahel

Este post es parte de nuestra cobertura especial sobre la Revolución en Libia 2011.

Desde el comienzo del conflicto en Libia que derrocó al régimen de Gaddafi, el tráfico de armas ha estado en aumento en la región del Sahel. Las consecuencias de este tráfico amenaza la paz en una región ya desestabilizada por la pobreza y grandes áreas no controladas.

El Comité Interestatal de Lucha Contra la Sequía en Sahel [CILSS, en] es una organización internacional cuyo mandato es invertir en investigación para seguridad alimentaria y lucha contra los efectos de la sequía y desertificación en la región. Sus países miembros incluyen a Burkina Faso, Cabo Verde, Gambia, Guinea-Bissau, Mali, Mauritania, Níger, Senegal y Chad. Todos están en gran alerta con respecto al potencial impacto de armas que andan sueltas y llegan a sus fronteras.

Africa Boyebi publica un informe de AFP en su blog que describe un lugar no controlado de armas [fr]:

L'arsenal compte quelque 80 bunkers de béton peints couleur sable destinés au stockage de munitions, essentiellement de fabrication russe et française.
Dans un seul de ces bunkers, l'AFP a compté environ 8.000 obus de 100 mm. Dans d'autres, des centaines de bombes de 250, 500 et 900 kg larguées par avion, sont empilées sur plusieurs mètres de haut, mais aussi des roquettes, des bombes à fragmentation, des obus d'artillerie et de mortier de tout calibre, des munitions de canon antiaérien…

El arsenal cuenta con unos 80 búnkers pintados de color arena destinados a almacenar municiones, esencialmente de fabricación rusa o francesa.
En uno solo de esos búnkers, AFP contó unos 8,000 obuses de 100 mm de largo. En otros búnkers, cientos de bombas de 250, 500 y 900 kg también estaban apilados varios metros hacia arriba, y también cohetes, proyectiles de artillería y morteros de todo calibre y municiones de cañones antiaéreos…

En el siguiente video, Peter Bouckaert, Director de Emergencias de Human Rights Watch y experto en crisis humanitarias, brinda los detalles de las armas [fr] que fueron halladas sin vigilancia a 100 km al sur de Sirte. Afirma que algunas de las armas vistas acá fueron recuperadas en el desierto del Sinaí e incluso después en Gaza:

Muchos antes de que estallara el conflicto en Libia, había armas circulando en toda la región de Sahel en las fronteras no vigiladas de muchos países, pero estas armas eran de tamaño y alcance mucho menor.

Sin embargo, armamento más sofisticado ha sido introducido en los últimos meses. Samuel Benshimon en Inteligencia Sahel explica que AQIM (Organización Al-Qaeda en el Maghreb Islámico – un milicia islamista radical) puede haber reclamado algunas de esas armas pesadas [fr]:

Según fuentes confiables de las ciudades capital de Chad, Níger, Mali, Burkina Faso, Argelia y Mauritania, armamento pesado, incluidos misiles antiaéreos abandonados en Libia fueron confiscados por misteriosos grupos terroristas. Un fuente militar en Bamako afirma que mercenarios africanos ya transportaron muchas de esta armas hacia las bases de AQMI en el norte de Mali.

Samuel Benshimon agrega que un funcionario de alto nivel ha confirmado la exactitud de esta información y que también dijo [fr]:

Las autoridades de su país están muy preocupadas por el reabastecimiento de AQIM de armas en tal manera que presenta una amenaza muy real para toda la región. Agrega que entre las armas hay Sam7, misiles antiaéreos hechos en Rusia. El presidente de Chad, Driss Deby, expresó similares preocupaciones. Las armas fueron recuperadas por mercenarios africanos o elementos de AQIM y transportadas durante la noche a su destino final. Las ramas de AQIM ubicadas en el norte de Mali están controladas por los emires argelinos Mokhtar Belmokhtar y Abdelhamid Abou Zaid.

Lo que debe ser más preocupante son los problemas que la autora y blogger Thérèse Zrihen-Dvir enumeró en el siguiente post [fr]:

La revolución ya terminó y Libia es libre. Sin embargo, los antiguos rebeldes no están listos para dejar sus armas de inmediato. Por si acaso, ya saben. La región todavía no se ha estabilizado, la policía sigue conformada por voluntarios en casi la mitad. No se ha establecido ningún ejército nacional, así que la población siente que debe proteger sus comunidades ellos mismos y aferrarse a sus armas.

En un artículo en el blog elkhabar.com, el académico marroquí Mohamed Drif (especializado en el movimiento islámico), predice que la región estará controlada por tres grupos que han surgido desde la caída de Muammar Gaddafi en Libia [fr]:

El primer grupo estará compuesto por los leales a Gaddafi, las tribus que lucharon a su lado y que regresaron a casa en el norte de Níger. El grupo tiene experiencia en combate y posee armamentos  que permiten proseguir la lucha en contra del nuevo régimen en Libia y tendrán en la mira intereses occidentales en la región.

El segundo grupo estará compuesto por los muchos africanos que estuvieron vinculados con el régimen de Gaddafi. Este grupo empezará a desestabilizar la región, no porque quieran vengar a Gaddafi, sino porque quieren recuperar la pérdida financiera en la que incurrieron cuando se acabó el apoyo de Gaddafi. Es probable la guerra de guerillas de este grupo con la finalidad de obtener rápidos botines financieros.

El tercer grupo estará compuesto por los partidarios de Gaddafi en Libia o en países vecinos que están luchando por desestabilizar la región por razones tribales.

Cafe Aboki publica un informe de AFP, que sostiene que el Consejo Nacional de Transición de Libia ha encontrado otro almacén de armamento [fr], esta vez de tipo químico. Las armas químicas son muy móviles y tienen gran capacidad de matar y destruir el ambiente circundante.

Un estudio de Olivier Lepick para Recherche Stratégique indica los múltiples peligros que pueden presentar las armas químicas [fr]:

Algunas características de las armas químicas están hechas a medida para actividades terroristas, donde las que más destacan son que no hay detectores confiables de armas químicas y biológicas, que no se pueden rastrear fácilmente y la relativa facilidad con que se pueden conseguir las sustancias. Evidente y desafortundamente, estas armas también tienen la tremenda capacidad de difundir miedo y pánico entre la población civil.

Este post es parte de nuestra cobertura especial sobre la Revolución en Libia 2011.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.