Bangladesh: La vigilancia de Facebook por parte del Gobierno enciende el debate

Desde hace un tiempo las autoridades bangladesíes están vigilando las redes sociales y los usuarios de Facebook del país se sienten cada vez más en el ojo del huracán.

Cuando el pasado enero se frustró un supuesto golpe para derrocar al Gobierno, se supo que los conspiradores estaban usando Facebook [en] como herramienta para movilizar e instigar a los partidarios. El Gobierno recibió una sacudida y se volvió extremadamente cauteloso; tanto, que ahora parece que cualquier comentario contra el mismo, incluso hecho a la ligera, puede hacer que el autor sea detenido, enjuiciado o procesado.

Uno de estos casos se dio cuando el ciudadano bangladesí Ruhul Amin, profesor de la Universidad Jahangirnagar de Dacca, fue condenado por el Tribunal Supremo a seis meses de cárcel [en] tras no presentarse en los tribunales para ser juzgado por una actualización de estado de Facebook en la que presuntamente deseaba la muerte a la Primera Ministra. Debido a sus actos, el Sr. Amin, que se encuentra actualmente en Australia en licencia por estudios, se enfrenta ahora a cargos por sedición [en].

Otro incidente tuvo lugar cuando un estudiante universitario fue detenido [en] tras publicar “comentarios despectivos” sobre la Primera Ministra y su difunto padre, el líder fundador de Bangladesh Sheikh Mujibur Rahman. Los mencionados episodios y las consecuentes medidas drásticas tomadas por el Gobierno han dado lugar a un acalorado debate, tanto en la red como fuera de ella.

Remix from Bryant Arnold

Imagen de Bryant Arnold

En el apartado de comentarios de la noticia sobre Ruhul Amin publicada en blog.bdnews [bn], Mukhosh Pora Sadhu escribió:

আমাদের দেশের রাজনীতেবিদের প্রতি সাধারণ মানুষের যে প্রচন্ড ক্ষোভ তারই বহি:প্রকাশ এটা। অনেকেই তা গণমাধ্যমে প্রকাশ করতে পারেন না । কিন্তু বর্তমানে “ফেইসবুক” অলিখিত অত্যন্ত শক্তিশালী গণমাধ্যমে পরিনত হচ্ছে। এর কারণ আমাদের সংবাদ পত্রের “হলুদ সাংবাদিকতা”

Ésta es una declaración manifiesta de la enorme ira que sienten los ciudadanos de a pie hacia los políticos de nuestro país. No pueden expresar esos sentimientos en los medios de masas; sin embargo, Facebook se está convirtiendo en una vía de expresión informal pero poderosa. La razón por la que ocurre todo esto es la prensa amarilla en la que se han convertido los principales periódicos.

En el blog Sonar Bangla, Hassan expresó su preocupación [bn]:

ফেসবুকে স্ট্যাটাসও দেওয়া যাবেনা- এ কোন সময়ে আমরা? কারাগারে বন্দী আজ মত প্রকাশের অধিকার…বর্তমান বিশ্বে সামাজিক যোগাযোগের পাশাপাশি মতামত প্রকাশ, জনমত গঠন ও গনতান্ত্রিক আন্দোলনের ক্ষেত্রেও ফেসবুকের ভূমিকা অনুস্বীকার্য। তার প্রমাণ সাম্প্রতিক মিশর ও মধ্যপ্রাচ্যের আন্দোলন। যতই দেয়ালে পিঠ ঠেকে যাক না কেন – মাননীয় প্রধানমন্ত্রীর বিষয়ে বিশ্ববিদ্যালয়ের সম্মানিত শিক্ষকের স্ট্যাটাসটি এরকম না হলেই শোভন হত। তবে অশোভন বক্তব্য তো আমাদের জাতীয় দূর্বলতায় পরিনত হয়েছে। তবে একজন সরকারের বিরুদ্ধে কিছু বললেই তার বিরুদ্ধে লেগে যেতে হব এমন করাটাও ঠিক না।

Ahora no podemos ni siquiera actualizar nuestro estado en Facebook. ¿En qué época vivimos? Se ha encarcelado a la libertad de expresión…En el mundo actual el papel que desempeña Facebook, no sólo como red social sino también como medio para expresar opiniones y organizar movilizaciones y protestas democráticas es innegable; los acontecimientos ocurridos en Egipto y la Primavera Árabe son un claro ejemplo. Estoy de acuerdo con que, sea cual sea la posible circunstancia atenuante, el hecho de escribir una actualización de estado como ésa sobre la Primera Ministra es bastante impropio de un profesor de universidad. Parece que hacer ese tipo de comentarios indecorosos se ha convertido en nuestra debilidad nacional y sin embargo, cuando alguien dice algo en contra del Gobierno, tampoco está bien perseguirlo de esta manera.

En CUETblog, Ayan comentó [bn]:

স্ট্যাটাস দিবেন ভেবে চিন্তে, নইলে পুলিশে ধরপে!

¡Cuidado con lo que escribes en tu estado de Facebook, o la policía te atrapará!

No obstante, no todo el mundo ha apoyado a los acusados. Algunos de los blogueros fueron muy críticos con la naturaleza de las actualizaciones de estados, sobre todo porque fueron hechas por un ciudadano responsable, un profesor universitario en el caso de Ruhul Amin.

En el artículo de blog.bdnews mencionado anteriormente, Mosharof comentaba [bn]:

এইসব শিক্ষক দের কাছ থেকে ছাত্ররা কী শিখবে? এরা ছাত্র দের ঘুষ, দুর্নীতি, যাবতীয় খারাপ কাজ শিখায়।

¿Qué van a aprender los estudiantes de profesores como éstos? Enseñan a sus alumnos cosas malas como la corrupción, los sobornos, etc.

Mahtab afirmaba [bn]:

শেখ হাসিনাকে কেউ পছন্দ না ই করতে পারেন সেটা তার বাক্তিগত ব্যপার কিন্ত হাসিনা যে চেয়ার বা পদ এ বসে আছেন সেই পদের তো সন্মান আছে। এই সাধারণ বিষয় যিনি বুঝেন না তিনি তো প্রাইমারী স্কুল এর শিক্ষক হবার ই যোগ্যতা রাখেন না। তিনি কী করে বিশ্ববিদ্যালয় এর শিক্ষক হন। স্টুপিড।

A alguien puede no gustarle Sheikh Hasina; eso es una cuestión personal. Sin embargo, el puesto que ocupa (de Primera Ministra) se merece un respeto. Una persona que sea incapaz de apreciar este simple detalle no se merece siquiera ser un profesor de primaria, y menos aún profesor universitario. Estúpido.

Parece que hay cierta confusión entre los blogueros con respecto a la condena de Ruhul Amin a seis años de cárcel. Algunos como Meghbandhu entendieron que la sentencia es el castigo [bn] por su estado de Facebook y comentaron:

সত্যি অবাক লাগে এ কেমন দেশে বাস করি? যেখানে আমেরিকার প্রেসিডেন্ট বুশ'কে জুতা মেরে তেমন কোন সাজাই পায়নি ইরাকের সেই বিখ্যাত সাংবাদিক, সেখানে শুধুমাত্র ফেসবুক স্ট্যাটাস দেয়ার কারনে এই অবস্থা।!!!

Realmente me alucina cuando pienso, ¿en qué tipo de país vivimos? Por ahí, aquel famoso periodista iraquí no sufrió ningún castigo incluso después de lanzarle un zapato al por entonces presidente Bush y aquí ¡un mero estado de Facebook está teniendo estas consecuencias!

Sin embargo, otros como Hassan Kalboishakhi no tardaron en corregirlos y aclarar:

ওনার সাস্তি হয়েছে ফেসবুকে মৃত্যুকামনার জন্য নয়। মৃত্যুকামনা মামলায় উনি সরি বললেই মাফ পেয়ে যেতেন। আদালত কে অবজ্ঞা করার কারনে ওনার এই শাস্তি।

Su sentencia (de cárcel) no es por haber deseado la muerte (de la Primera Ministra) en su estado de Facebook. Por ello podría simplemente haberse disculpado y haberse librado. El castigo es por su desacato al tribunal.

Tras la condena de Ruhul Amin por desacato al tribunal, todo el mundo está ansioso por ver cuál será el veredicto final del juez en el caso real del estado de Facebook. El juicio se está viendo como un itinerario importante para la libertad de expresión en Bangladesh. El actual Gobierno había prometido a sus ciudadanos un Bangladesh Digital, pero muchos sienten que este veredicto amenaza tanto a la libertad de expresión como al sueño de un Bangladesh Digital. En lo que respecta a Ruhul Amin, éste dice que tiene “demasiado miedo para seguir usando Facebook” [en].

En un caso relacionado, las autoridades frustraron recientemente un intento de movilización [en] por parte del grupo de Facebook Blue Band Call [bn], un grupo de jóvenes que quieren ser “agentes del cambio” en el proceso político del país. Mientras las autoridades declaraban que el grupo no había obtenido los permisos necesarios para llevar a cabo el programa público, el grupo aseguraba lo contrario.

Upal Bangladesh informó del incidente en el foro de Projanmo y comentó [bn]:

সরকার মনে হয় আজকাল সবকিছুতেই “ভূত” দেখা শুরু করেছে

Parece que el Gobierno ve “fantasmas” por todas partes (está hecho un manojo de nervios)

El Gobierno por su parte no se arriesga. La Comisión Reguladora de las Telecomunicaciones de Bangladesh (BTRC) ha anunciado la creación de una célula especial para monitorizar las actividades cibernéticas [en] del país durante las 24 horas del día. Será interesante ver cómo resulta este último movimiento en los próximos días.

1 Comentario

  • Todos los gobiernos vigilan Facebook, en especial los que tienen acceso a la información privada.

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.