¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Filipinas: El gobierno falla en su intento de parar el “Noynoying”

Lo que empezó como una sustitución a las, ahora prohibidas, protestas “planking”, se ha convertido en el último gran acontecimiento en Filipinas [en]. Tal y como dicen las protestas, el “Noynoying” simplemente implica quedarse de brazos cruzados, tumbarse en el suelo, o quedarse mirando al cielo sin hacer nada.

Los activistas acuñaron primero el nombre de “Noynoying” para describir la pasividad del presidente Aquino ante la escalada del precio del petróleo, las matrículas y otras tasas académicas, y otros bienes y servicios básicos; aumentando con ello la desigualdad y la pobreza de la población.

El gobierno ha fallado en su intento de frenar el Noynoying
Los esfuerzos del gobierno por parar el crecimiento de la popularidad del “Noynoying” han fallado completamente. El término, llegó a ser incluso más conocido después de que “el Palace” publicase varias fotos del presidente, supuestamente “trabajando” para contrarrestar los costos del “Noynoying”. Estás fotos fueron rápidamente difundidas a través de internet.

La última imagen del “Noynoying”, muestra al presidente junto con los oficiales del departamento de trabajo público e infraestructureas (DPWH) quienes también llegaron a ser muy conocidos por las dudosas prácticas que realizaron el año anterior tras haber editado fotos en las que aparentaban estar “trabajando” en una muralla, que fue destruida por un tifón en Manila Bay.

Aquí tenemos algunos ejemplos de lo que se ha difundido en internet sobre el “Noynoying”:

El ‘Noynoying’ ahora tiene su propia entrada [en] en Wikipedia, la cual se ha expandido desde una pequeña descripción de un párrafo hasta todo un texto documentado para explicar los orígenes del término.

El “Noynoying” está aumentando su popularidad

Tomado del sobrenombre del presidente, Noynoy, el “Noynoying” ha sido ampliamente adoptado por el público para querer decir que no se hace nada ante los acontecimientos sobre los que hay que tomar medidas. Los internautas filipinos discuten porqué el “Noynoying” ha llegado a conseguir tanta popularidad.

Un miembro del gabinete de Aquino llamó al “Noynoying” un truco publitario “irritante” [en] realizado por los críticos del gobierno:

Esto es un argumento secundario para una mayor campaña en contra del gobierno, hecha por sus enemigos. Por que esta gente está atacando duramente las políticas del gobierno. Esto, es un último recurso ad hominem para atacar a PNoy, rebajándolo tanto como para cuestionar su condición mental.

El bloguero Teo Marasigan [en] replicó que el crecimiento del Noynoying no es solo el trabajo de unos cuantos activistas:

Pumatok ang Noynoying dahil sapul nito ang sentimyento sa pangulo ng mga mamamayan. Sa likod ng masasayang ngiti at masasarap na pangako ng pangulo, ramdam ang pagtindi ng hirap at gutom ng mga tao.

El “Noynoying” alcanzó tanta popularidad porque auna el sentimiento de la gente sobre el presidente. Pese sus sonrisas y esperanzadoras promesas, el empeoramiento de la pobreza y la hambruna han aumentado entre la gente.

John Marcel Ragaza [en] mientras tanto bloguea que el “Noynoying”, tan molesto como es para el presidente y sus funcionarios, no es solo un ataque contra la persona del presidente.

El “Noynoying” es una protesta simbólica que va más allá de la crítica al caracter del presidente. El público e incluso Malacanang deberían no malinterpretar el Noynoying, y cualquier acto de protesta creativa sobre esta cuestión como un plan de asalto a la persona de Aquino. Mejor si es un insulto directo a este tipo de gobierno que está siendo apoyado no solo por Aquino, sino también por sus predecesores, la élite que ha dominado este país durante tanto tiempo, un liderazgo que desgraciadamente contribuye al sufrimiento y la marginalidad de los Filipinos, a través de la protección de los intereses de las élites. El “Noynoying” es solo una palabra pegadiza, pero sin embargo es algo que cala y ofende porque es completamente cierto.

La conclusión de por qué va a continuar el “Noynoying”, observa Like a Rolling Stone, es el desprecio del gobierno de Aquino [en] por los asuntos de la gente:

Son Aquino y sus funcionarios los que aparentan estar viviendo en un mundo diferente, solo hay felices hombres de negocios, índices optimistas en los mercados y muchas construcciones que denotan un crecimiento económico. En este mundo, el crecimiento del precio del pretroleo no es un problema tan importante. La pobreza no es nada más que un estado mental y el desempleo una ficción.
Esté agradecido señor presidente porque las protestas están aún tildadas de humor. Pero podría venir un tiempo en el cual habrá mucha ira sobre la inacción de su gobierno.

Para acabar, el joven líder activista Vencer Crisostomo [en] ha hecho una lista con algunos de los pasos que el regimen de Aquino debería seguir, en lugar de difundir fotos y desmentir, para parar la acusación del “Noynoying”:

Parar la escalada del precio del petróleo, hacer una auténtica reforma de la tierra, un significativo aumento de los salarios, imponer una moratoria para las matrículas y otras tasas académicas, parar el abuso a los derechos humanos, levantarse contra el intervencionismo de los Estados Unidos, y detener la explotación de los recursos naturales por parte de extranjeros, entre otros.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.