¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Trinidad y Tobago: 50 años después

El 31 de agosto, Trinidad y Tobago recordó los 50 años de su independencia de Gran Bretaña [en]. El primer fin de semana de setiembre estuvo lleno de celebración [en] -aunque algunos bloggers encontraron que no dio la talla [en]- y de comentarios de los medios ciudadanos sobre el significado de este importante aniversario.

En la semana previa al Día de la Independencia, Urban folks tales de Sweet Trini [en] se preguntó si eran independientes o si estaban en dependencia:

50 años en progreso, este país de imaginación que se encoge, donde ignoramos a nuestros seres más innovadores e idolatramos los dictados externos. Somos nuestro mejor recurso natural pero permitimos que los líderes elegidos de opciones vergonzosamente escasas nos dejen al pueblo languideciendo…
Existimos en dependencia, nuestro bienestar en manos ocupadas empujándonos a un costado para arrebatar, tomar el dinero, el poder, pero decimos independientes… en 50 años seguiremos celebrando ciegamente ideales que solamente hacemos que perseguimos, ¿o estamos listos para vivir este día de 50 años de independencia con un compromiso de nosotros para nosotros?

El 31 de agosto, la blogger sugirió [en] que:

Al celebrar el hito de los 50 años también debemos mirar hacia el futuro; guiar nuestra dirección acá y ahora, debemos preguntar: ¿a dónde vamos? ¿en qué nos vemos convertidos, y es eso lo que queremos ser?

Celebremos los 50 años acercándonos a nuestros sueños con los próximos 50; reafirmemos nuestra independencia siendo lo mejor que podamos y creando el Trinidad+Tobago que queremos para nosotros. Somos un pueblo de gran espíritu; no sofoquemos+degrademos eso persiguiendo al todopoderso dólar, sino que hagamos de Trinidad+Tobago donde todos sean alguien, nadie sea nadie, y cada uno de nosotros contribuya con la resiliencia e innovación que haga de esta pequeña nación de islas mellizas una fuerza con la que hay que vérselas.

En cambio, aka_lol tuvo sombrías predicciones para el futuro del país [en]:

Dentro de 50 años, espero que los arqueólogos desentierren viejos blogs para averiguar cómo era el país de Trinidad y Tobago a sus 50. ¿Era civilizada la gente, eran los líderes y ciudadanos honestos y patrióticos?

Casi todos los casos de asesinato actualmente en los registros de la Policía seguirán sin resolver dentro de 50 años, y los corruptos y sus descendientes seguirán disfrutando de su botín mal habido y botín que le fue saqueado al país.

La blogger política The Eternal Pantomime coincidió [en], y planteó hechos históricos que según ella tienen impacto en los actuales desafíos del país:

Parece que 50 años después, el camino de nuestra independencia está empantanado en tanta controversia y confusión como cuando empezamos. Y esa es otra cosa. No hay absolutamente un intento de hablar acerca del camino del país a la autonomía e independencia porque trae dos cosas a la luz: el rol del Movimiento Nacional Popular (PNM) como arquitecto del movimiento de Independencia, y los grupos étnicos que hicieron presión contra el movimiento.

También dudo mucho que la Asociación [el gobierno en el poder] quiera una historia de la Independencia que muestre al Partido Democrático Laborista (DLP) y sus líderes de entonces, como Bhadase Sagan Maharaj y Rudranath Capildeo, como opuestos a la idea de la independencia y enérgicamente. Probablemente tampoco quieran ya que algunos extractos de esa famosa carta de 1958 sean parte del registro histórico, porque plantea preguntas sobre lealtad, nacionalismo, orgullo cívico e intenciones. Difíciles preguntas que 50 años después nos incomoda hacer y responder. Y siguen siendo difíciles porque seguimos tienendo gente acá, de todos los grupos, que creen que la Independencia fue una mala idea y que Trinidad y Tobago comenzó a ir cuesta abajo el 31 de agosto de 1962.

Mientras tanto, KnowTnT.com [en] enumeró a los galardonados con los premios Día de la Independencia de este año y explicó por qué cree que el Servicio de Información del Gobierno podría tener un papel mayor en “educa[r] e inspir[ar] una cultura de orgullo nacional” [en]:

Para los que las merecen, felicitaciones. Y a los que no, bueno, es solamente mi opinión.

La construcción de una nación, el progreso y la evolución sigue de lleno en los hombros de los que han sido honrados. Donde el proceso falla es en su distribución. Las dos o tres horas al día reservadas para honrar a nuestros patriotas hacen poco para lograr lo que debería ser su objetivo. En una sociedad que carece clamorosamente de todo, desde moral a modales, la promoción y elevación de los pocos modelos a seguir que tenemos es esencial. ¿Por qué debemos esperar hasta el día anterior para saber quiénes son los homenajeados?

El Servicio de Información del Gobierno, por haber desautorizado y seguir desautorizando sus valores, misión y visión medulares, ofrece poco valor a la República y seguirá siendo considerada como máquina de propaganda para el eleccionismo. Tras 50 años de independencia, ¿acaso no deberíamos haber madurado como República, aunque fuera un poquito?

The Eternal Pantomime también opinó sobre los premios [en]:

¡Este gobierno es INADECUADO! Deficiente planificación, abuso de la bandera como símbolo de orgullo nacional, Kamla y Jack en tazas de café conmemorativas. En resumen, toda la politización de nuestros símbolos nacionales por un partido que es todo menos patriótico.

Los partidarios y defensores de este régimen no son patrióticos y no merecen ser ciudadanos acá. No quieren a Trinidad y Tobago… aman su tesoro y recursos y solamente son alegres y patrióticos cuando comen la comida y succionan al país hasta tornarlo seco.

Y algunos de esots parásitos recibieron premios ayer… premios nacionales…

Plain Talk [en] agregó que el sector corporativo del país también debió cargar su parte de responsabilidad en la construcción de la nación:

Gregory Aboud, jefe de [la Asociación de Propietarios y Comerciantes del Centro] DOMA ha hecho un llamado a todos los ciudadanos a demostrar su patriotismo tomándose de las manos y cantando el Himno Nacional y no solamente me gustaría apoyarlo y felicitarlo por este llamado, quiero animarlo a que vaya más allá y que demuestre patriotismo corporativo y apoye el pedido a las empresas a que contribuyan con un porcentaje fijo de sus ganancias cada año para que las comunidades en su lugar de funcionamiento generen el mismo sentimiento de buena voluntad y amor del país a lo largo del año.

Olviden el patriotismo y el orgullo nacional por un segundo y vean la verdadera economía, los ahorros solamente a las empresas en seguridad y publicidad valdrían más la pena como contribución pues a nadie se le permitiría ‘tocar’ un negocio que apoyara a la comunidad en que trabaja, y ¿qué más ‘preponderancia’ podría tener que una madre sentada en un parque realizado y mantenido por la cadena de supermercado en la que compra?

El pensador creativo Seon Thompson creó y exhibió un proyecto astuto, interactivo y relacionado con la independencia en su blog, Copy Book Page [en]:

¿Cuánto sabemos en verdad acerca de nuestra historia y el pueblo que contribuyó con el desarrollo de esta nación? Decidí investigar un poco por mi cuenta sobre notables personalidades nacionales que le dieron forma a nuestro destino y rápidamente me di cuenta de que necesitaba una lección de historia. Estaba aprendiendo tanto que decidí crear algunos retratos minimalistas de estos íconos en nuestros colores nacionales (rojo, blanco y negro) para extender esta lección de historia al público. Simplemente destacando algunos de los rasgos notables de estas personas, pude sacar provecho de los conocimientos previos de historia nacional de los espectadores y finalmente estimular el diálogo acerca de estas influyentes personalidades. Mi objetivo son 50 personalidades, así que mientras publico, pon a prueba tu conocimiento.

Mira las imágenes acá, acá y acá.

Sin embargo,a  pesar de la gran cantidad de maneras en que el país y sus ciudadanos celebraron la ocasión, el sentimiento primordial en la blogósfera parecía ser de desesperanza. The TnT River [en] lo resumió así:

¿Qué tenemos realmente que celebrar por 50 años? Últimamente, parece que todo lo que queremos es celebrar, y celebrar, ¡sin arreglar nada! Nuestro índice de criminalidad está tan fuera de control… Estamos celebrando mientras nuestras madres y hermanas lloran. Nuestros padres y hermanos están indefensos.

Es como si fuéramos adictos al crack o la cocaína. Abusamos de una sustancia llamada ‘fiestear’ para engañarnos y pensar que todo está bien. ¿Cuántas camas y remedios se necesita comprar en nuestros hospitales? ¿Cuántas ambulancias más se necesita poner en nuestras carreteras para hacerlas más eficientes? ¿Cuántos autos más de policía se necesita? ¿Cuántos refugios para niños necesitan reparación y construcción? ¿Cuántos caminos necesitan arreglos y reformas? ¿Cuántos colegios necesitan ayuda?

Entonces, cómo justificamos gastar millones solamente en celebraciones que de ningún modo directo resolverán nuestras preocupaciones. Eso literalmente se va en humo en cuanto encendemos esos fuegos artificiales.

Así que celebremos, y digamos que somos el país y la nación multicultural más grandiosa de este mundo. Porque cuando todo este confetti, fuegos artificales, ruido y música se haya detenido, volvemos a nuestra dura realidad. Y caramba, espero que disfrutes este breve momento de alegría porque tendrás que esperar otros 50 años antes de volver a verlo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.