¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Funcionará la “Conversación Nacional” en Singapur?

En un esfuerzo por incluir a los singapurenses comunes y corrientes en la planeación del futuro de la nación, el gobierno ha lanzado una “conversación nacional” que durará alrededor de un año para reunir las opiniones de la gente.

Guiada por el Comité Nuestro Singapur, la conversación nacional tomará lugar en línea así como también en varios dialogos y reuniones. La Conversación de Nuestro Singapur tiene un sitio web [en] y una página de Facebook [en] y anima a la gente a compartir sus opiniones en Twitter usando la etiqueta #oursgconv.

El ejercicio ha sido recibido positivamente por algunos singapurenses. Petunia Lee escribe [en] sobre su experiencia atendiendo a una sesión del diálogo:

De la página de Facebook: Conversación de Nuestro Singapur

Debo decir que mi experiencia de la Conversación abrió mis ojos hacia otros singapurenses. Por un lado, no me había dado cuenta de que la ancianidad en Singapur tuviera tal sentimiento de no pertenencia y rechazo, hasta que un caballero mayor de mi grupo dijo su parte. Por otro lado, había tenido la errónea suposición de que las armoniosas relaciones entre razas son tan parte de nosotros que no necesitamos trabajar en ello. Fue una doctora malaya quien, en su apasionado discurso me convenció de que las relaciones entre razas pueden causar hoy en día, tanta tosquedad como en la década de 1960.

Entonces si… Pienso que si, como explicó el señor Tan, el objetivo de la Conversación es enseñarnos algunas verdades sobre nuestro propio país, entonces si logró este objetivo conmigo.

Sin embargo, muchos otros son cautelosos con el ejercicio, viéndolo como nada más que un esfuerzo de relaciones públicas. Molly Meek cree [en] que toda la conversación nacional es sólo una estrategia para cambiar la imagen del partido gobernante:

La estrategia del partido gobernante es inteligente—uno incluso se pregunta si han consultado a profesionales de la materia antes de proceder con sus esfuerzos—y uno no puede evitar estar impresionado por su evidente éxito. La estrategia empleada es tal vez muy simple—identificar a unos pocos ciudadanos, incluyendo algunos prominentes y otros menos conocidos, que están moderadamente en contra del partido gobernante, darles una impresión diferente, y dejarlos expandir la noticia de que el partido gobernante no es lo que sus detractores han inventado que es. De hecho, ellos ni siquiera necesitan decir nada— una mera charla con el partido gobernante que los deje con nada que criticar será bastante efectiva para otros quienes aún estén convencidos de apoyar al partido gobernante.

Un editorial en publichouse.sg señala [en] que la conversación puede no guiar a una cambio real:

Incluso si está asumido que los ministros que guían la iniciativa actual están inclinados al extremo liberal, los guardias más viejos del gabinete permanecen con la probabilidad que dar un veto al producto final. Es instructivo que la mayoría de las sugerencias más liberales hechas por el Comité de Reconstrucción de Singapur – como que el gobierno defina los márgenes del debate político, crear un Esquema de Alivio Económico para los desempleados y subvencionar las primas de MediShield de grupos de bajo ingreso– fueron desatendidas.

Únete a la página de Conversación de Singapur

Howard Lee, escribiendo para The Online Citizen, comentó sobre el sesgo partidista percibido en la Conversación:

Simplemente no queremos ver una Conversación que es dominada por gente que puede ser simpatizante de la posición del partido gobernante en asuntos nacionales, y por lo tanto es más problable que sean parte de la antigua sala de eco. ¿Cómo miraríamos hacia adelante en ese caso?

En otras palabras, Wong y otros como él necesitan darse cuenta de que la pelota está en la cancha del partido gobernante para probar que pueden ser no-partidistas en lugar de fustigar a aquellos que están elevando su bandera roja al partidismo como “politizado”. Las pruebas son en acciones, no palabras.

Queremos diversas voces, incluso opositoras que se sienten al borde de la cerca de la lógica y la posibilidad, para llegar al fondo de los temas y estimular una abudante, si no sincera, discusión, en vez de construir otro consenso de mostrar y contar. Y los singapurenses tienen el derecho a esperar que la conversación nacional sea así.

Mientras la conversación continúa en sesiones de diálogo y en Facebook, la etiqueta de Twitter #oursgconv parece haber sido secuestrada por un spam anti-oposición:

@SGSilentMaj : La libertad de expresión es mala para #Singapore #sgpolitics #sgelections  http://bit.ly/REUBsd http://bit.ly/TJjDZX

@SGLaoBaiXing : WP tomando el crédito del trabajo de PAP #sgpolitics #sgelections http://bit.ly/TcBoTM  http://bit.ly/R4RV9G

@theonlinesg : WP no tiene visión #sgpolitics #sgelections #oursgconv http://bit.ly/T1qhqo http://bit.ly/RWyvlo

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.