¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

‘Marcha del millón de personas’ contra la corrupción en las Filipinas

Protestas masivas, las mayores desde que el presidente Benigno ‘Noynoy’ Aquino III asumió el cargo hace tres años, sacudieron [en] las Filipinas, en el Día de los Héroes Nacionales, el 26 de agosto, cuando cientos de miles expresaron indignación contra la corrupción del gobierno y llamaron a una total abolición de la donación de dinero a candidatos con fines políticos.

La policía estimó que entre 80,000 a 100,000 personas se reunieron en el parque Rizal en Manila, la capital del país, mientras miles más llevaron a cabo acciones masivas en otras ciudades a nivel nacional.

La indignación pública contra este tipo de donaciones corruptas llegó luego de la revelación [en] del Fondo de Asistencia de Desarrollo Prioritario (PDAF por su nombre en inglés), que se asigna a los legisladores en el Congreso y el Senado para que lo usen en sus proyectos favoritos.

Desde hace tiempo, el PDAF ha sido blanco de críticas como sitio de corrupción oficial. Pero el clamor público aumentó despúés de que un informante identificara a la empresaria Janet Lim-Napoles, de quien se presume ha conspirado con los legisladores para embolsarse 10 mil millones de pesos filipinos (unos 22 millones de dólares) a través del fondo.

Aerial shot of Rizal Park rally. Photo courtesy of Architect Paulo Alcazaren.

Toma aérea de la manifestación del parque Rizal. Foto cortesía del arquitecto Paulo Alcazaren. De @muntingprinsipe

Llamada la “Marcha del millón de personas”, la idea detrás de la reunión del lunes 26 en el parque Rizal, donde predominó gente de la clase media, se originó a partir de interacciones en medios sociales [en] entre preocupados cibernautas en Facebook y Twitter.

El concepto para una marcha de un millón de personas contra la donación de dinero a candidatos con fines políticos empezó con una publicación en Facebook del productor musical Ito Rapadas [en]:

Lo que necesitamos es una MARCHA DE UN MILLÓN DE PERSONAS por parte de combativos contribuyentes filipinos, un día de protesta de la mayoría silenciosa que exigiría a todos los los políticos y funcionarios del gobierno (cualquiera sean las franjas políticas o colores que tengan) a dejar de embolsarse nuestro dinero surgido de nuestro duro trabajo por medios de estas trampas de corrupción y otros actos delictivos creativos.

Esto lo compartieron diversos cibernautas, incluido su amigo Peachy Bretaña, quien sugirió que la acción masiva se llevara a cabo el 26 de agosto, el Día de los Héroes Nacionales.

También se llevaron a cabo acciones de protesta en diversas ciudades a nivel nacional [en], sobre todo en Ciudad Bacolod, Ciudad Baguio, Cagayan de Oro, Cebu, Ciudad Dagupan, Ciudad Davao, Ciudad Digos, Ciudad Dumaguete, Ciudad Iloilo, Ciudad Naga y Puerto Princessa en Palawan.

"P1 trillion pork barrel of President Aquino, rechannel to social services"

“Que los 22 millones de dólares pagados por el presidente Aquino se recanalicen a servicios sociales”. Foto de @LeanneJazul.

Tal vez para evitar la indignación pública, Aquino prometió [en] la abolición del PDAF y su sustitución por un plan de financiación más transparente el viernes 23 de agosto. La acción de protesta se mantuvo en pie.

Durante el día de la protesta, el presidente Aquino y sus portavoces anunciaron que el gobierno estaba del mismo lado de los manifestantes. Aparentemente, muchos no estaban convencidos. Acá algunas reacciones en Twitter:

Ustedes no deciden a dónde queremos que vaya nuestro dinero. NOSOTROS SÍ. Queremos nuestro dinero para desarrollo nacional, servicio social y seguridad. Abolición de cerdos.

Si Noynoy y los manifestantes están del mismo lado, ¿por qué la gente igual se fue a las calles luego de su conferencia de prensa? Abolir vs cambiar de nombre. Gran diferencia.

Por su parte, Pixel Offensive [en] dijo que si el presidente está verdaderamente del lado del pueblo contra el pago de este fondo, debería manifestarse sobre lo siguiente:

1) Abolición de todo este fondo, sin excepción. Kulangot lang ito kumpara sa PORK nya [esto es menor si se compara con su propia corrupción].

2) Su personal no tuitearía nada contra las manifestaciones. Esto solamente expone la manera de pensar del círculo presidencial íntimo.

Elevemos un poquito esta discusión, ¿les parece? ¿Esperan que un presidente haciendero sirva el pueblo?

Los críticos sostienen que esta “corrupción presidencial” [en] que consiste en asignaciones de un único pago, cuyo desembolso queda solamente a criterio del presidente y su departamento ejecutivo vale [en] más de 1.3 billones de pesos [más de 29 mil millones de dólares].

Abolish Pork Barrel Reality

Es interesante notar que, a pesar de que el régimen de Aquino sostiene estar del lado de los manifestantes, algunos de sus portavoces contradijeron esto con tuits donde criticaban la acción de protesta.

Horas antes de la manifestación contra la corrupción, la portavoz presidencial Abigail Valte tuiteó [en] un enlace a un artículo que describía indignación por este pago a políticos en campaña como una “afirmación agradable pero fuera de lugar”.

El artículo [en] decía que aunque se ha abusado de este tipo de pagos, no es necesariamente malo y concluyó llamando a los que se unían a la acción de protesta como afligidos por una “hipocresía de indignación”:

¿Estamos pensando en el paso siguiente, como como Juan Tamad, estamos esperando que alguien nos solucione el problema? La rabia es el camino al lado oscuro, y es por esto que la hipocresía y la indignación deben parar, y la razón por la que debemos cambiar la velocidad y resolver el problema de cómo el gobierno gasta nuestro dinero.

Otro portavoz presidencial, Edwin Lacierda, también tuiteó [en] un enlace sobre el mismo artículo y bromeó “¡quién dice que bloguear está pasado de moda!”

Por su parte, el subsecretario de Comunicacions, Manuel Quezon III, preguntó [en] a la Iglesia Católica, que exhortó al pueblo a asistir a la acción masiva, por qué se quedó callada durante el mandato de la expresidenta Gloria Arroyo.

Los mencionados funcionarios han negado [en] haber tuiteado contra la manifestación. Pero al final, ninguna cantidad de relaciones públicas puede suprimir la indignación pública por el masivo saqueo [en] del dinero del pueblo por parte de funcionarios de gobierno y sus compinches, mientras millones de filipinos sufren de hambre, desempleo y extrema pobreza.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.