¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ejército de Singapur censura el verso “maté al hombre, violé a mi novia” de una de sus canciones de marcha

The Falcon Company of the Singapore army. Image by cyberpioneer,  Singapore Ministry of Defence, Flickr.

La compañía Falcon del ejército de Singapur. Fotografía de Cyberpioneer, Ministerio de Defensa de Singapur, Flickr.

Las Fuerzas Armadas de Singapur han censurado la letra de la canción Purple Light, usada en las marchas, después que un colectivo feminista declarase que promueve [en] la violencia de género. El controvertido verso de la canción que es tan popular entre el Servicio Nacional hace referencia a la violación:

Saliendo a ver a mi novia.
La pillé con otro hombre.
Maté al hombre y a ella la violé
con mi rifle, mi compañero y yo.

El ejército respondió [en] de forma casi inmediata a la queja presentada por la Asociación de Mujeres Investigadoras en Acción (AWARE, según sus siglas en inglés):

Entendemos que se hayan producido ciertas preocupaciones con respecto a la prohibición de la popular canción Purple Light que los soldados cantaban en sus marchas debido a un verso ofensivo. Queríamos aclarar que la canción no ha sido prohibida, sino que se están realizando medidas para evitar que se siga cantando este verso ofensivo en el ejército, ya que no respeta los valores de nuestra organización y, por tanto, no puede aprobarse.

Además de aclarar que la canción no se ha prohibido, el ejército también publicó la versión original de la canción:

Saliendo, vi a mi novia/ La vi con otro hombre/ Me rompió el corazón, volví al ejército / Con mi rifle, mi compañero y yo.

Esta situación ha generado un intenso debate en la red. Muchas personas se mostraron a favor de la prohibición, mientras que otras enfatizaron la reacción exagerada por parte de los grupos feministas. AWARE respondió [en] algunas de estas críticas de la siguiente manera:

Las palabras tienen mucho poder. Moldean las normas sociales y nuestro sentido colectivo de lo que es aceptable. Nuestra disputa nunca ha sido que cantar “violé a mi novia” vaya a hacer que la gente cometa tal delito, sino que, más bien, si una sociedad hace referencia a violaciones como medio de entretenimiento, lo que se está consiguiendo es que los violadores piensen que lo que están haciendo es aceptable y que, asimismo, las víctimas de estos delitos se sientan desprotegidas.

Por otra parte, Really estaba de acuerdo en que la canción trivializa las violaciones [en]:

Si cantar ese verso por pura diversión no trivializa las violaciones, ¿entonces qué cosas lo hacen? Es importante tener en cuenta que esta canción la cantan miles de hombres que solo tienen relación con hombres durante la mayor parte de sus vidas en dos años. Por tanto, es muy muy fácil que incluso los más empáticos acaben perdiendo su humanidad por culpa de no estar en contacto con otras personas.

Bay Ming Ching instó a los singapurenses a que lucharan contra el sistema patriarcal [en]:

Sinceramente, creo que la misoginia del ejército no sale de los subordinados, sino que es el Estado quién, debido a la incapacidad de las mujeres para servir en el ejército, apoya este tipo de comportamientos. Es decir, es mejor que las mujeres se queden en casa y críen a los niños.

Veo lo que ha sucedido como una pequeña victoria hacia la igualdad de género, pero no lo celebro porque prohibir ese verso estúpido, no ataca a la raíz del problema que es el patriarcado.

I On Singapore apreció la prohibición como un pequeño paso [en] para cambiar una cultura que está parcializada contra la mujer:

El Servicio Nacional es una fase que todos los hombres pasan en Singapur. Es importante que los valores correctos sean inculcados en los jóvenes mientras están en servicio. Además de valores como la lealtad al país, el liderazgo y la disciplina, se debe hacer lo posible para inculcar el respeto a las mujeres también.

Pequeños pasos como estos ayudan a dar forma a la cultura y señalan las actitudes equivocadas hacia las mujeres en su raíz.

Cantar canciones con letras que promueven la violencia y el asalto sexual es un mal intrínseco y profundamente impropio de nuestros jóvenes. También es profundamente insensible con las víctimas de ese tipo de violencia sexual

Visa se enteró de lo que pasó con la canción durante sus horas de servicio y apoya la decisión [en] del ejército de prohibir el verso que ha causado revuelo:

Yo también serví en el ejército y recuerdo cantar el verso de “maté al hombre y a mi novia la violé”.

Sinceramente, no pienso mucho en ello. Yo tenía una relación seria en la que era feliz, y para mí una violación no tenía ningún sentido. Los chicos que hablan sobre violar a sus novias por ser infieles… son como las chicas que bromean con castrar a sus novios por ser infieles, ¿no? Pero ¿es diversión inofensiva? ¿A nadie le pasa nada?

No es del todo así.

Si te informas, hay muchas mujeres en Singapur que son violadas, por lo que esto sucede con mucha más regularidad de lo que podamos pensar. No escuchamos casos de este tipo con frecuencia porque las víctimas normalmente se callan. Encima de todo, muchos de nosotros las culpamos por haber sido violadas.

Por tanto, no se trata de un debate inofensivo, estamos hablando de algo que tiene consecuencias reales, con víctimas reales y mucho dolor y sufrimiento.

Sin embargo, Benjamin Chiang no está muy contento con la forma en que AWARE denunció este asunto. Él recuerda como la canción Purple Light consiguió inspirar [en] a muchos soldados:

En realidad, Purple Light tiene una letra muy conmovedora. Quitando la vulgaridad, después de marchar durante 16 km y cantar esta letra, nunca me pude sentir más soldado:

Una luz violeta,
en el frente,
allí es donde
mi compañero se murió.
Si muero
¿me enterrarías?
Con mi rifle, mi compañero y yo…

Y en lo que respecta a proteger a nuestras mujeres, las protegeríamos, aunque con ello se nos fuera la vida.

Piensen en eso en AWARE.

Darryl Kang insistió en que la canción no hace de las violaciones algo normal [en]:

Respeto sus argumentos, pero no estoy de acuerdo con AWARE. Creo que AWARE y muchas otras personas están extrapolando demasiado esta canción. Es solo una canción. Una canción sin contenido que los soldados cantan mientras marchan para que distraigan sus mentes del cansancio. No tiene ningún significado.

Cantar esta canción no significa que los hombres estén a favor o vean normal el abuso sexual, ni tampoco justifica la violación como un castigo contra la infidelidad.

Por dios, es solo una canción. Decir que esta canción apoya las violaciones es como decir que los videojuegos fomentan los asesinatos. Y si este es el caso, entonces debería pensar en prohibir los juegos violentos. Y no deberíamos parar ahí. También hay miles de películas y series donde las violaciones y la violencia conforman el hilo de la historia.

¿Este es el tipo de país en el que quieren vivir? ¿Esto va a contribuir a solucionar el problema? ¡Despierten!

Natalie KSL mostró su enfado [en] con respecto a los comentarios de Facebook donde se criticaba la decisión de prohibir la letra:

No me enfadaría si hubiese algunas personas que están en contra de la resolución bajo argumentos de libertad de expresión y censura. Pero lo que verdaderamente me asusta es que las personas que defienden la canción son muchísimas más que las que están en contra.

Esto me pone muy triste.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.