¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sudán: Bloguero permanece detenido por criticar a presidentes

El bloguero y activista sudanés Tajeldin Arja ha estado detenido desde su arresto el 24 de diciembre de 2013 durante una conferencia de prensa conjunta de los presidentes de Sudán y Chad, en Jartum, capital de Sudán. Arja, activista político de Darfur del Norte, interrumpió al orador en la sesión inaugural y criticó a los dos líderes, en lo que Amnistía Internacional describió como un esfuerzo por “pedirles responsabilidades por las atrocidades cometidas en Darfur”.

Entonces fue arrestado por guardias de seguridad, como muestra claramente el siguiente vídeo. Organizaciones locales e internacionales de derechos humanos afirmaron que el bloguero de 26 años de edad corre un grave riesgo de sufrir tortura y otros malos tratos. Los activistas en Sudán convocaron una sentada en solidaridad ante la comisión gubernamental de derechos humanos para exigir su liberación inmediata. La sentada se celebró el martes 18 de febrero.

El presidente chadiano Idris Deby estaba en visita oficial de dos días en Jartum para discutir temas de paz, seguridad y de fronteras en la región de Darfur con el presidente sudanés Omar al Bashir. El día antes de su arresto, Arja, oriundo de Darfur del Norte, anunció en su cuenta de Facebook su intención de asistir a la conferencia de prensa presidencial y enfrentarse a la audiencia, a quien describió como “líderes oportunistas”. Instó a otros activistas a hacer lo mismo y expresar sus “impresiones” sobre el evento y sus asistentes.

El arresto de Arja fue ampliamente difundido cuando las imágenes de vídeo del incidente — aparentemente tomadas por un asistente anónimo con un teléfono móvil ─ fueron subidas a YouTube. El vídeo muestra a Arja de pie en la primera fila y gritando críticas contra los dos presidentes. “¡Ustedes quieren embaucar y engañar a la opinión pública!”, se le oyó decir a al Bashir y Diby. Los guardias de seguridad lo agarraron de inmediato y se puede ver cómo lo escoltaron fuera de la sala de conferencias. “Pueden matarnos, torturarnos…”, fueron sus últimas palabras pronunciadas en el corto video. Fuentes de noticias informaron que los miembros del servicio de seguridad en la conferencia confiscaron los equipos de periodistas internacionales y miembros de canales de televisión en el evento, y realizaron un registro in situ de sus contenidos, en previsión de que el arresto podría haber sido captado por las cámaras.

Amnistía Internacional emitió un llamamiento de acción urgente [en] pidiendo a las autoridades sudanesas que acusen a Arja de un delito tipificado o lo pongan en libertad sin demora, advirtiendo que permanece bajo grave riesgo de tortura y otras formas de malos tratos. La organización destacó que Arja fue una de las víctimas de las malogradas políticas en el conflicto de Darfur:

Tajeldin Ahmed Arja es de Darfur del Norte. Fue desplazado con su familia durante los primeros años del conflicto de Darfur. Desde entonces, según los informes, se ha convertido en crítico del gobierno de Sudán y ha escrito y blogueado sobre la situación en Darfur.

El periódico en línea independiente Al-Taghyeer [ar] informó que un pariente cercano de Arja, que pudo visitarlo en la cárcel, dijo que el bloguero está recluido en régimen de aislamiento y es objeto de palizas y tortura sistemática y continua:

وقال المصدر للـ (التغيير الالكترونية) إن علامات الاعياء والتعذيب ظهرت بوضوح علي المعتقل الذي قال انه ظل يتعرض منذ اعتقاله “لعمليات تعذيب متواصلة توقفت قبل الزيارة بيومين”. وقال عرجة، انه وضع طوال مدة اعتقاله في “حبس إنفرادي وتم تحويله قبل ايام لسجن كوبر في معتقل جماعي”.

وابلغت السلطات اسرة عرجه انها لن تتمكن من مقابلته إلا بعد مرور خمسة عشر يوما علي مدة الزيارة الاولي.

La fuente dijo a Al-Taghyeer Online que las señales de fatiga y agotamiento eran visibles en [Tajeldin] Arja, que dijo haber sido sometido a “tortura continua desde su detención, que sólo se detuvo dos días antes de la visita”. Arja dijo que permaneció en régimen de aislamiento durante toda su detención y sólo días antes fue transferido a la prisión de Kober.

Un golpe a la retórica del gobierno

El bloguero y líder activista Amjed Farid [ar/en] escribió una entrada de blog [en] situando el arresto de Arja en el contexto de la situación de la libertad de expresión en Sudán y las próximas elecciones presidenciales de 2015:

No es sólo el caso de Tajeldin Arja, aunque es suficiente para demostrarlo. El gobierno de Sudán mantiene una censura muy dura sobre los diarios, prohibiendo la impresión de tres de ellos (Almidan, Rai Alsha'ab y Altayar) desde hace casi tres años sin ninguna razón oficial (los dos primeros son las publicaciones oficiales de partidos registrados legalmente). Además, durante setiembre y octubre del año pasado, el régimen detuvo a cientos de políticos y activistas de sus hogares, y la razón era sus opiniones y posturas políticas. Las detenciones fueron lo más facil; centenares fueron asesinados en las calles a sangre fría por manifestarse contra la subida de precios y las medidas económicas, en setiembre de 2013.

El movimiento juvenil “Sudán cambio ya” convocó en su página de Facebook [ar] a la comunidad de activistas en Sudán a celebrar una sentada pacífica el 18 de febrero de 2014, en frente de la Comisión de Derechos Humanos, organismo administrado por el gobierno, para exigir la liberación inmediata de Arja.

Los observadores argumentaron que el hecho que al Bashir no haya emitido un decreto para liberar a todos los presos políticos convierte el nuevo lenguaje [en] gubernamental de diálogo abierto, reforma y reconciliación en “una retórica vacía”, pues Tajeldin Arja y muchos otros activistas se pudren en las cárceles, mientras que los autores de los crímenes y violaciones de derechos humanos gozan de impunidad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.