¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los trabajadores textiles de Camboya están presionando a H&M, Walmart y Zara para que sus proveedores paguen un salario justo

Cambodian workers urge global clothing brands to give a $177 monthly minimum wage. Photo from Licadho

Los trabajadores de Camboya insisten para que las marcas internacionales de ropa paguen un salario mínimo mensual de US$177. Fotografía tomada por Licadho. 

Luego de lanzar una huelga nacional en diciembre pasado, los trabajadores textiles de Camboya han regresado a las calles para reclamar un salario mínimo mensual de US$177.  

La huelga del año pasado fue organizada con el propósito de presionar al gobierno para que aumentara el salario mensual, que en ese momento era de 80 dólares. Los trabajadores textiles querían duplicar el salario que recibían, pero el gobierno solo permitió un aumento de entre 15 y 20 dólares. La huelga movilizó decenas de miles de trabajadores de todo el país, pero en enero fuerzas estatales los dispersaron de manera violenta, lo que dió como resultado la muerte de cinco trabajadores.

El salario mínimo mensual que reciben actualmente los trabajadores textiles de Camboya está establecido en US$100. Las ganancias por exportación de la industria textil representaron alrededor de un tercio del PBI (15.25 billones de dólares) del país durante el año pasado. Hay más de 600,000 trabajadores textiles en Camboya y la mayoría de ellos son mujeres. Además de cobrar salarios bajos, trabajan en malas condiciones y esto a menudo resulta en incidentes de desmayos masivos en varias fábricas donde se trabaja en malas condiciones, durante muchas horas y por un salario mínimo.

La semana pasada los trabajadores textiles revivieron la campaña por un aumento de salario, pero esta vez dirigieron su petición a las marcas internacionales de indumentaria que compran y subcontratan productos de Camboya. La campaña, titulada “El comprador debe proveer un salario mínimo de US$177”, está dirigida a presionar a las marcas internacionales como H&M, Walmart, Levi’s, Gap Puma, C&A, Adidas y Zara a negociar directamente con sus proveedores un salario mínimo para los trabajadores.

 Envía el logo verde a todas las marcas que contratan en Camboya para demandar que aumenten el salario mínimo a 177 dólares

Más de 500 trabajadores se reunieron en Canadia Industrial Park en Phnom Penh, la capital del país, para pedir por salarios más altos. De acuerdo con los sindicatos de la industria textil, alrededor de 300 fábricas de todo el país se han sumado a la protesta.

Este video muestra a los trabajadores de Camboya con pancartas mientras demandan que las compañías internacionales no los priven de poder alimentarse. 

Los líderes de los sindicatos explicaron que la demanda de un salario mínimo de US$177 está basada en los gastos mensuales promedio de los trabajadores de la industria textil. Una de las trabajadoras que participó en la concentración hizo eco del sentimiento de sus compañeras en un periódico de habla inglesa, The Cambodia Daily:

Queremos un salario mayor porque hoy en día no tenemos suficiente dinero para mantenernos. Todo es muy caro, como el alquiler, la electricidad, el agua y la comida. 

Cambodian workers demand a monthly minimum wage of $177

Trabajadoras de Camboya demandan un salario mínimo mensual de US$177. Fotografía por Licadho

El Centro Comunitario de Educación Legal, un grupo local de derechos humanos, apoya la campaña dado que le pide a las marcas y sus proveedores que “cumplan su responsabilidad y aseguren la dignidad humana de los trabajadores de Camboya.”

El gobierno respondió desplegando a la policía y el ejército en el lugar de la protesta. Mientras tanto, la oposición le aseguró a los trabajadores que llevarán la campaña por el salario al parlamento. 

Un soldado filma a los trabajadores de la industria textil en Phnom Penh mientras continúan demandando el aumento de salario

Sindicatos de trabajo de varios países apoyan la campaña por el aumento de salario. En Canadá existe una petición en línea que impulsa a los consumidores a no comprar ropa “manchada con explotación y represión”.

Con suerte, la serie de protestas planeada permanecerá siendo pacífica y el gobierno respetará el derecho de los trabajadores a demandar mejores condiciones de trabajo y de vida. También es importante que las marcas internacionales de indumentaria demuestren su compromiso para mejorar el bienestar de los trabajadores de las fábricas textiles de Camboya.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.