¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Vietnam: Los líderes del Partido Comunista debaten sobre los medios sociales

Reunification Palace, Ho Chi Minh City. Photo by Diego Delso via Wikimedia (CC BY-3.0)

Palacio de la Reunificación, ciudad de Ho Chi Min. Foto de Diego Delso desde Wikimedia (CC BY-3.0)

Este artículo fue originalmente publicado en Asia Sentinel.

Los líderes del Partido Comunista de Vietnam buscan respuestas sobre si Facebook es una seria amenaza a su control del poder o si es una nueva oportunidad para comunicarse con  los 90 millones de ciudadanos del país. Puesto que el partido comienza un año muy político, con un congreso del partido posiblemente trascendental en el horizonte, el fenómeno de Facebook ha pasado a ocupar un lugar importante dentro de su agenda política.

En los medios sociales, se han estado publicando muchas cosas que causan indigestión a los conservadores del politburó. Por ejemplo, mientras el popular exalcalde de la ciudad de Danang moría de leucemia en diciembre, hubo una oleada de rumores sobre que, en realidad, había sido envenenado por agentes chinos a instancias de la facción “pro-China” del régimen. Justo antes de eso, circuló una historia aún más tóxica para que, en cónclave con los líderes chinos de Chengdu de 1988, los líderes de la misma facción china coincidieran en que Vietnam, para devolver el apoyo brindado por China, se convirtiera en una región china de facto.

Ya sea que estos rumores fueran subversivos o sólo tonterías, el esfuerzo del partido/estado por impedir que se acceda a las ideas que circulan en internet ha fracasado por completo. El régimen de Hanoi tiene por costumbre emitir decretos que no es capaz de aplicar. El decreto N° 72 emitido en agosto de 2013, por ejemplo, incluía un artículo que prohibía “dar noticias de última hora” a la gente que publicaba en los medios sociales. Eso provocó una avalancha de quejas de los medios extranjeros y organizaciones de libre expresión pero, ¿los facebookeros de Vietnam cambiaron su forma de actuar? Ni un ápice.

Tampoco han sido notablemente exitosos los esfuerzos de las agencias de seguridad interna de Vietnam de intimidar a la comunidad bloguera disidente. Varias decenas de blogueros se consumen en prisión, pero siguen emergiendo nuevos blogs para llenar el espacio dejado por la supresión de otros.

Quienes manejan el departamento de propaganda y capacitación del Partido Comunista de Vietnam no se han dado por vencidos. Ahora impulsan un plan de consolidación de los medios bajo el control estatal. Se trata de un esfuerzo con un objetivo conocido: racionalizar los medios de manera que cumplan mejor la función de “cubrir el requerimiento de noticias que sirvan a la necesidad de construir y defender a la nación, eleven la moral y refuercen la soberanía del pueblo”.

La “soberanía del pueblo” es un doble discurso del partido para controlar la vida política de Vietnam.

El plan de consolidación circuló ampliamente en canales oficiales hacia fines de 2014, sorprendiendo a los editores de las dos o tres decenas de periódicos aún rentables del país. Estos diarios constituyen la élite del sector publicitario de los medios masivos de Vietnam (autorizados y supervisados). Son relativamente independientes de la censura debido a que son rentables, y son rentables porque ofrecen a los lectores una mezcla imaginativa e introspectiva de historias que cumplen sólo lo necesario con la orientación del Departamento de Propaganda y su brazo ejecutivo, la oficina de medios del Ministerio de Información y Comunicaciones.

“Lo que intentan hacer”, explicó un editor, “es dictar las pautas de los medios que aún controlan”. Agregó que ”si se pone en marcha el plan de consolidación, nos va a matar”.

La copia del plan del Departamento de Propaganda que se entregó a Asia Sentinel (donde se publicó originalmente esta historia) cuenta 199 medios impresos y 98 diarios digitales (de los cuales 76 son las ediciones digitales de los medios impresos). “Eso no es racional”, afirman los autores del plan. “El acceso a la información es superabundante en algunos lugares y muy escaso en otros”. Además, señala el plan, muchos de estos diarios dependen de los subsidios de varias instituciones estatales.

El Departamento de Propaganda tiene razón en algo. Aun cuando a la prensa de Vietnam se le ha permitido vender espacio publicitario y llenar sus páginas de historias sensacionalistas durante un cuarto de siglo, en general los medios son una carga para el presupuesto del Estado. Muchos de los diarios son simplemente órganos propagandísticos de los ministerios, agencias, instituciones, asociaciones estatales o gobiernos locales, de poca circulación y aun menor audiencia. Podrían desaparecer sin que nadie derramara una lágrima excepto, quizás, dentro del Departamento de Propaganda.

Irónicamente, lo que más quieren los funcionarios cuidadores de los medios es hacer que el mejor periódico de Vietnam sea más parecido al peor de ellos, es decir, transmisores confiables de la retórica oficial. Proponen hacerlo mediante el patrocinio de fusiones entre los medios financieramente fuertes y los financieramente débiles. En otras palabras, los diarios con una veta independiente y masivos se verían forzados a absorber a las publicaciones alineadas con el partido. Según un alto funcionario, el estado insistiría en que el medio cumpla con su deber político y propagandístico, y “no ir sólo detrás de la ganancia, ni permitir que las entidades privadas se adueñen de los medios, ni dejar que ‘los intereses’ controlen a los medios”.

Más ironía: el proyecto para fortalecer el “liderazgo” de los medios controlados por el estado (que incluyen cadenas radiales y televisivas, así como periódicos y revistas) está motivado por la comprensión de que en Vietnam, como en cualquier otro lugar, las plataformas de los medios sociales se vuelven rápidamente transmisores dominantes de la información.

The rapid development of information technology, the explosive growth of the Internet, globalization . . . , the destructive activities of our enemies, and… economic difficulties have created lots of problems for our mission of leading and managing the media.

El rápido desarrollo de la tecnología de la información, el explosivo crecimiento de internet, la globalización…, las actividades destructivas de nuestros enemigos, y… las dificultades económicas han creado una gran cantidad de problemas para nuestra misión de liderar y administrar los medios.

Aun más ironía: los blogs anónimos de conocedores políticos, una nueva figura del ciberespacio vietnamita, roban lectores a la prensa tradicional. En los años políticos anteriores, los periódicos podían esperar muchas fugas debido a que las facciones de los partidos competían por tener ventajas. Este año, los censores del gobierno han impuesto una tapadera a esas historias, a pesar de que las exposiciones en línea llenas de fuentes fidedignas estimulan a los adictos políticos vietnamitas.

El plan de consolidación de medios del Departamento de Propaganda fue, en principio, analizado y aprobado durante el décimo Pleno del comité Central del partido de enero. Antes, durante y después de esa reunión, los custodios de la línea del partido pusieron de relieve la amenaza de los medios en línea no regulados.

El jefe de departamento, Dinh The Huynh, uno de los 16 miembros del Politburó, reprendió a los medios masivos por su pasividad. “Cuando sabes con toda certeza que alguna noticia es errónea, o incluso inventada, uno mismo debe refutarla y no esperar directrices”. Huynh hizo otra advertencia contra “lo que se llama la ‘libertad de expresión y opinión’ al estilo occidental, un concepto que ha sido explotado para descalificar… a la prensa revolucionaria, para inducir a los periodistas a abandonar su misión política”.

El ministro suplente de Información Truong Minh Tuan declaró que Vietnam se encuentra en una guerra de información y que muchos ciudadanos se verán seducidos por contenidos digitales distorsionados o difamatorios a menos que las autoridades responsables y los medios masivos reaccionen rápidamente.

“Cientos de sitios web que cuentan con servidores en el extranjero… distorsionan, burlan y denigran al partido, y calumnian y ofenden el honor de los altos funcionarios, con el fin de separar a la gente del partido”, señaló. “Esto es un delito informático, una violación a la constitución de Vietnam”. Describió a los medios como:

the means of information, an instrument of propaganda, an important ideological weapon of the party and state, the forum of the people, established under the Party’s direct and comprehensive leadership.

el medio para la información, un instrumento de propaganda, una importante arma ideológica del partido y del estado, el foro de los pueblos, establecido bajo el liderazgo directo y amplio del partido.

Al día siguiente, 16 de enero, el primer ministro Nguyen Tan Dung utilizó una evaluación de fin de año de los logros de su gobierno para dar su propio giro más positivo sobre el fenómeno de Facebook. Al hablar con sus subordinados directos, el Primer Ministro insistió en que ellos y sus equipos entraran a internet para abordar los problemas en ciernes de manera urgente, transparente y certera. “Todos usen los medios sociales, abran sus smartphones a ver qué se dice en Facebook”. Dung enfatizó que nadie sería amonestado por tener la iniciativa de corregir información errónea en los temas que están dentro de su área de competencia.

“En la red, cualquiera puede decir lo que quiera, pero si está la versión ‘ortodoxa’ del gobierno, la gente la creerá”, afirmó Dung. “Es una nueva responsabilidad que se debe asumir correctamente este año”. Continuó:

[More than 30 million Vietnamese] insist on getting their news from the Internet. That’s something we cannot prohibit.  What is important is that responsible agencies must supply accurate information so that the people aren’t led astray by incorrect information.

[Más de 30 millones de vietnamitas] insisten en buscar las noticias en internet. Es algo que no podemos prohibir. Lo importante es que las agencias responsables deban brindar información precisa para que la gente no se confunda con información incorrecta.

En cuanto al plan de consolidación de medios, se ha anunciado una fusión entre las televisoras más importantes y los pequeños canales de cable que se hará efectiva en 2017. Probablemente, otras iniciativas de consolidación esperen al congreso del partido en enero próximo. Tanto progresistas como conservadores están de acuerdo en que la mala información debe corregirse de inmediato. ¿Podrá tener lugar con un congreso del partido pendiente? Mientras el resultado no sea claro, es más que probable que los altos funcionarios pequen de exceso de precaución.

Dung y sus partidarios son un grupo pragmático aunque no uniformemente progresivo. Si surgen del congreso como predominantes (lo cual parece probable), es una apuesta segura que el presente plan de medios será desechado en favor de algo menos ideológico y más favorable al mercado.

David Brown es un diplomático retirado de los Estados Unidos con amplia experiencia en el sudeste asiático, particularmente Vietnam.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.