¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los censores rusos falsifican pruebas contra un periódico para mantener la prohibición sobre la cobertura política

Marco Fieber's Olkhon Island photograph, February 25, 2013, edited by Kevin Rothrock. CC 2.0.

 Isla de Olkhon, Siberia, 25 de febrero de 2013, fotografía de Marco Fieber editada por Kevin Rothrock. CC 2.0.

Hace aproximadamente un año, el 17 de agosto de 2014, la agencia de control de medios del Kremlin, Roskomnadzor, advirtió a varios medios de comunicación que estaba prohibido publicar reportajes acerca de una protesta que estaba sucediendo en Siberia. A mediados de agosto de este año, en el proceso de apelación de un periódico contra el gobierno, los censores del estado finalmente revelaron específicamente por qué prohibieron varios reportes acerca de la concentración en Siberia del año pasado. Según algunos informes, Roskomnadzor incluso falsificó algunas de las pruebas que presenta contra un periódico, aunque el tribunal falló a su favor, de todos modos.

La protesta del año pasado se llamó “Marcha por la Federalización de Siberia,” y fue invención de un pequeño grupo de antiguos activistas Bolcheviques Nacionalistas, que se integraron al movimiento, después de que el líder Eduard Limonov “se pasase al lado oscuro” en la cuestión de Ucrania. (Limonov ha apoyado la intervención de Rusia.) La marcha de la “federalización” fue una reivindicación por una mayor autonomía, centrada en permitir que el gobierno local de Siberia se quede con una mayor parte de sus ingresos tributarios, y en promover “una política regional independiente de la de Moscú.”

Según el sitio web Ovdinfo.org, que dice monitorear “la violencia estatal,” la apelación, que concluyó hace dos semanas atrás, marca la primera vez que Roskomnadzor ha explicado—aunque vagamente—lo que había en las noticias sobre la protesta en Siberia que encontró ilegal. El periódico que desafió la prohibición de Roskomnadzor fue The New Times, una publicación liberal dirigida por Yevgenia Albats. (El periódico perdió su juicio inicial en enero de 2015, cuando un tribunal de Tver mantuvo la decisión de los oficiales de censurar un artículo publicado el 15 de agosto de 2014, titulado “El Desfile de la Soberanía 2.0.”)

En ese primer juicio a principios de este año, Roskomnadzor no dijo nada específico acerca del motivo por el cual prohibió el reportaje de The New Times acerca de la protesta, aunque el público supo que el Ministro de Justicia de Rusia no fue el responsable directo de adoptar medidas severas contra The New Times. Mientras que el Ministro de Justicia es el encargado de combatir el extremismo y “las manifestaciones no autorizadas,” resulta que Roskomnadzor identificó “El Desfile de la Soberanía 2.0” por sí solo, fundándose en el amplio asesoramiento de abogados para prohibir cualquier contenido de los medios acerca de “manifestaciones a favor de la federalización.”

En el juicio de apelación, Roskomnadzor finalmente aclaró su posición. Ovdinfo.org informa:

По мнению Роскомнадзора, фразы о том, что в Новосибирске призывали к несогласованным акциям и о том, что марш за федерализацию хотели провести по «традиционному для Новосибирска маршруту демонстраций» являются призывами к участию в несогласованных акциях.

En la opinión de Roskomnadzor, la convocatoria al pueblo de Novosibirsk a una manifestación no autorizada, y el hecho de que [los organizadores] querían que la marcha por la federalización ocurriese “a lo largo del recorrido de protestas habitual de la ciudad” constituyó una llamada [ilegal] a participar en una manifestación no autorizada.

Ovdinfo.org también dice que Roskomnadzor “falsificó citas del artículo [en The New Times],” ofreciendo al tribunal como pruebas contra el periódico “frases que no aparecen en el texto” de su artículo.

Aunque Roskomnadzor se ha mantenido vigilante en su campaña contra los informes acerca de la protesta en Siberia el verano pasado, sitios web más pequeños han demostrado que la campaña de censura del gobierno es menos impresionante a la hora de cumplirla. De hecho, el artículo prohibido de The New Times (que el periódico borró de su sitio web después de recibir una advertencia de Roskomnadzor) sigue estando disponible para los usuarios de Internet rusos, porque fue republicado inmediatamente en un sitio llamado Zona Libre. El pasado verano, los oficiales también enviaron una advertencia a Zona Libre, pero el sitio web se negó a quitar el contenido. No obstante, hoy sigue siendo accesible en Rusia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.