¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Israelíes se solidarizan con la comunidad LGBTQ después de la masacre de Orlando

In solidarity with the city of #Orlando (photo by @idanscohen)

A photo posted by @telaviv on

En solidaridad con la ciudad de Orlando (foto de @idanscohen).

En las primeras horas del domingo 12 de junio, las autoridades de Estados Unidos dicen que Omar Mateen entró a una discoteca gay en la ciudad de Orlando, en Florida, y abrió fuego contra la multitud densamente abarrotada, mató a 49 y dejó un estimado de otras 53 heridas –perpetrando así el mayor tiroteo masivo en la historia estadounidense.

Los israelíes reaccionaron inmediatamente con un desborde de amor y apoyo. Su solidaridad llegó apenas días después de un tiroteo de dos pistoleros en el mercado Sarona de Tel Aviv, donde murieron cuatro personas y otras 18 quedaron heridas.

Avi Blecherman publicó fotos de la multitud reunida en Tel Aviv, el centro cultural de Israel, con carteles que decían: “No a la LGBTQ-fobia”, “No a la islamofobia” y “Las vidas LGBTQ importan”.

LGBTQ significa lesbiana, gay, bisexual, transgénero y queer (marica).

Ahora en Tel Aviv: las vidas LGBTQ importan. Todos somos Orlando. No a la LGBTQ-fobia. No a la islamofobia.

Innumerables ciudadanos israelíes y habitantes de Israel publicaron fotos de la municipalidad de Tel Aviv, que se iluminó en solidaridad con la comunidad LGBTQ, en tres variaciones: con las barras y estrellas de Estados Unidos, el arcoíris del orgullo de la comunidad gay y el diseño azul y blanco de la Estrella de David de Israel.

Desde la cuenta oficial del alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai tuiteó:

En solidaridad con Orlando, la municipalidad de TelAviv está iluminada con la bandera de Estados Unidos y la bandera de la comunidad LGBTQ.

El tuit había sido retuiteado 2,000 veces y tenía 2,900 ME GUSTA al momento en que se escribió este artículo, pero también se están publicando ampliamente las fotografías que diversas personas han tomado con cámaras de smartphones, con lo que la imagen se ha descentralizado a través de plataformas de medios sociales israelíes.

Acá se puede apreciar un video de las luces de la municipalidad de Tel Aviv:

El alcalde Huldai ha publicado 11 veces desde que abrió su cuenta el 2 de junio de 2016. Luego de su tuit de anuncio, su primera publicación oficial fue una celebración del desfile del orgullo de Tel Aviv, etiquetada #LoveWins [el amor gana]:

Estoy orgulloso de lanzar la marcha del orgullo 2016. El amor gana.

Una reputación para la tolerancia

Es importante notar la condición de Tel Aviv como una de las ciudades más “progay”, citada como la “Capital gay de Medio Oriente” y la “Ciudad más gay del mundo”. Organiza uno de los mayores desfiles de orgullo gay del mundo, que informó de 200,000 participantes este año.

Aunque las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente en Israel –el matrimonio está bajo la rígida jurisdicción de los tribunales religiosos–, los matrimonios del mismo sexo realizados en el extranjero tienen reconocimiento legal. Otros hitos de aceptación incluyen la capacidad de los padres gays de adoptar niños y de soldados abiertamente gays que prestan servicio en el ejército.

Como muchísimos otros países en todo el mundo donde la cultura gay se adopta en centros culturales urbanos pero encuentra tolerancia limitada en otros lugares, hay poca aceptación social para expresiones de sexualidad fuera de Tel Aviv. El conservadurismo religioso y cultural, así como la falta de exposición social aún predisponen a la gente contra la comunidad LGBTQ.

Talleen Abu Hanna was crowned the first Miss Trans Israel in June 2016. (Official photo via contest's Facebook page.)

Talleen Abu Hanna fue coronada la primera Miss Trans Israel en junio de 2016. Foto: Yariv Fein y Guy Kushi, a través de la página de Facebook oficial del concurso.

Aun así, ha habido una creciente apertura hacia los asuntos gay en la esfera pública en la última década. El profesor Uzi Even se convirtió en el primer miembro del Knesset (Parlamento) de Israel abiertamente gay en 2002, seguido del periodista Nitzan Horowitz, que integró el Knesset en 2009. Los dos son miembros del partido de izquierda Meretz. Horowitz también postuló para alcalde de Tel Aviv en 2008 (perdió ante el alcalde Huldai, citado líneas arriba), con lo que se hubiera convertido en el primer alcalde abiertamente gay de Medio Oriente.

En 1994, Dana International de Israel, artista transgénero que pasó de hombre a mujer, ganó el título de “Cantante femenina del año”, seguido de una victoria en 1998 del Concurso de Canción de Eurovisión con su canción “Diva”. Y 2016 vio la coronación de Miss Trans Tel Aviv, cuya primera ganadora, Talleen Abu Hanna, es una católica árabe, que nació y creció en Nazaret (acá hay un video que hace un perfil de ella, en hebreo con subtítulos en inglés).

Elizabeth Tsurkov, franca activista de derechos humanos en los medios sociales israelíes y colaboradora de Global Voices, comentó que la representación municipal de Tel Aviv se compone de un número inusualmente alto de miembros LGBTQ:

Ediificio de la municipalidad de Tel Aviv esta noche. Más del 10 % del concejo de Tel Aviv son miembros de la comunidad LGBT.

Por su parte, The Camel's Nose, que con frecuencia hace publicaciones acerca de Israel y Medio Oriente, rechazó la noción de que el apoyo de Tel Aviv es un gesto de aprobación para el “blanqueamiento rosa” –término que usan los críticos que proponen que la promoción de los derechos gay de Israel es para desviar de otros asuntos controvertidos.

La respuesta de Israel al ataque de Orlando debería plantear gran escepticismo sobre la validez de la afirmación de “blanqueamiento rosa”.

‘Siempre está el temor a los que son diferentes’

La identificación de Omar Mateen como musulmán llevó a muchos en medios sociales israelíes a comentar sobre las tradicionales opiniones islámicas hacia la comunidad LGBTQ. Hen Mazzig, director educativo del grupo de defensa a favor de Israel, Stand With Us (Únete a nosotros), por ejemplo citó una encuesta de 2013 de Pew Research que encontró “amplio rechazo en naciones predominantemente musulmanas y en África, así como en partes de Asia y en Rusia.”.

En esa encuesta, Israel encabezó en Medio Oriente en aceptación, con 40 % del público diciendo que la sociedad debería aceptar la homosexualidad y 47 % diciendo que no debería. Por su parte, el 97 % en Jordania, 95 % en Egipto, 94 % en Túnez, 93 % en los territorios palestinos, 80 % en el Líbano y 78 % en Turquía dijeron que la sociedad no debería aceptar la homosexualidad.

Para comparar, el 60% del público estadounidense encuestado respondió “sí” a la pregunta de si la sociedad debía aceptar la  homosexualidad y 33 % dijo “no”.

Otros son reticentes a centrarlo en la religión.

Dahlia Scheindlin, consultora política especializada en análisis estratégico de opinión pública, destacó:

Los que celebran por la conexión con el Islam: ¿dónde está su humanidad para con los estadounidenses que mueren en tiroteos masivos todos los días? Si no la tienen, entonces cállense.

Escribiendo en la revista independiente +972 en un artículo titulado “Terrorismo directo”, Yael Marom y Ma'ayan Dak sostuvieron:

It doesn’t matter if the murderer in Orlando was Jewish, Christian or Muslim — the same hate crimes keep targeting us [the LGBTQ community], over and over again, across the world… We’re not going to address the ethnic origin of the murderer in Orlando, or the question of ISIS or whether he visited radical Islamist websites before he decided to go and massacre a club full of LGBTQ people. It doesn’t matter exactly which religion made him hate us to death. Sometimes it’s Christianity, sometimes it’s radical Jewish extremists, sometimes it’s Islam. It’s always the fear of those who are different, those who challenge the existing order.

No importa que el asesino en Orlando fuera judío, cristiano o musulmán —los mismos crímenes de odio siguen teniéndonos como blanco [a la comunidad LGBTQ], una y otra vez, en todo el mundo… No vamos a abordar el origen étnico del asesino en Orlando, ni el asunto de ISIS ni si visitó sitios web radicales islamistas antes de que decidiera ir a masacrar una discotecta llena de personas LGBTQ. No importa exactamente qué religión lo hizo odiarnos hasta la muerte. A veces es el Cristianismo, a veces son extremistas radicales judíos, a veces es el Islam. Siempre es el temor a quienes son diferentes, los que desafían el orden existente.

En conclusión, Rena Bunder Rossner habló de los “círculos de influencia” desde donde esta enorme y trágica pérdida resonará:

¿¿¿50 personas??? Y todos con familia, con amigos y círculos de influencia y futuros… mi corazón está hecho añicos.

Para honrar a los que se fueron, por favor dirígete al registro de nombres de la ciudad de Orlando, que se actualiza en la medida que se identifica a más personas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.