¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Qué dice el voto sobre el matrimonio islámico acerca de la política de Kirguistán?

Kyrgyzstan's parliament: Never afraid of controversy. stock image.

El parlamento de Kirguistán: Sin miedo a la controversia. Archivo de imágenes de Pixabay.

A comienzos de esta semana, los miembros del parlamento de Kirguistán votaron en contra de una ley que permitiría la sanción penal de los clérigos islámicos que bendijeran matrimonios de personas menores de 18 años.

El sorprendente resultado de la votación habla de la tirantez entre los grupos de pensamiento religioso y secular para el futuro del país de Asia Central y sugiere una elaborada lucha de poder político al momento en que el presidente en ejercicio Almazbek Atambayev se prepara para dejar su cargo en 2017.

Kirguistán, un país abrumadoramente pobre de seis millones de habitantes, es solo una aproximación a la democracia de la ex soviética Asia Central, que abarca toda la imprevisibilidad asociada a esa forma de gobierno.

Hace apenas unas semanas, por ejemplo, el parlamento votó contra una ley que limitaría las actividades de las organizaciones no gubernamentales de forma muy similar a la muy criticada ‘ley de agentes externos’ de Rusia.

Dado que Kirguistán depende de Rusia para casi todas sus importaciones de combustible y como destino de alrededor de un millón de trabajadores migrantes, existía la creencia general de que la ley se promulgaría con la bendición del Kremlin.

Pero no fue así.

Esta vez, los mismos seculares y prodemocráticos que alabaron a los parlamentarios por impedir la aprobación de la ley anti-ONG, la semana pasada, se enardecieron por su decisión colectiva de no proporcionar protección a las niñas frente a los matrimonios religiosos, que cuando no van de la mano de una unión civil, las deja desprovistas de derechos legales.

El bloguero liberal y consultor financiero Daniar Aitman explotó:

Педофилия является большой проблемой в Кыргызстане. По данным Национального статистического комитета, 15 процентов всех женщин страны в возрасте 25–49 лет впервые вступили в брак, не достигнув 18 лет.

Кто эти девочки, рано ставшие женщинами? Юные Джульетты, влюбленные в своих Ромео большой и чистой любовью? Нет. Это девочки, которые были выданы замуж — а точнее проданы замуж — своими родителями или другими родственниками. Мало того, многие из них были даже не проданы, а просто украдены.

Маленькие, несчастные, послушные девочки, не созревшие ни физически, ни морально. Они становятся рабынями — сексуальными в том числе. Их бьют, насилуют и эксплуатируют как последнюю скотину. Они лишаются детства, здоровья, будущего.

У них нет никаких прав. Они даже не являются законными женами своих хозяев, потому что их «браки» никогда не были зарегистрированы. В любую секунду они могут оказаться на улице — без дома, без имущества, без достоинства.

La pedofilia es un problema grave en Kirguistán. Según el Comité Nacional de Estadística, 15 por ciento de las mujeres entre 25 y 49 años de edad se casaron antes de los 18 años.

¿Quiénes son estas niñas que se hacen mujeres antes de tiempo? ¿Jóvenes Julietas que se enamoraron de sus Romeos? No. Es a la niña a quien casaron, o más bien, sus padres u otros parientes las vendieron en matrimonio. Además, a muchas de ellas ni siquiera las vendían, sino que las robaban [refiriéndose a la práctica del rapto de novias].

Niñas pequeñas, pobres, obedientes, inmaduras tanto en el sentido físico como el mental. Se convierten en esclavas, incluso esclavas sexuales. Las golpean, violan y explotan como a bestias. Las privan de su niñez, su salud y su futuro.

No tienen derechos. Ni siquiera son esposas legítimas de sus amos, porque su “matrimonio” nunca se registró. En cualquier momento, pueden terminar en la calle, sin hogar, sin propiedad, sin dignidad.

Triste que no se haya promulgado la ley de [la parlamentaria precursora Aida] Salyanova para proteger a las menores contra el matrimonio forzado. Increíble que las mujeres del parlamento estuvieran entre los que votaron en contra.

Valores divergentes

No es el primer escándalo parlamentario relacionado con el nikkah, o ley de matrimonio islámico de Kirguistán.

En 2012, una ley que hubiese multado a los mulás por bendecir matrimonios no registrados legalmente no se aprobó en el parlamento de Kirguistán tras una votación que enfrentó a los parlamentarios masculinos con sus contrapartes femeninas más allá de los partidos políticos.

Muchos especularon con que los miembros masculinos del parlamento que votaron contra la ley protegían sus propios intereses, puesto que el nikkah sigue siendo una forma importante de avalar oficialmente la poliginia.

En esta oportunidad, la atención del público hacia el proyecto de ley era aún mayor y se concentró en los parlamentarios y partidos que votaron en contra de su promulgación.

Unos 61 de 105 parlamentarios votaron contra el proyecto, muchos de los cuales no dieron una explicación adecuada para su decisión.

"At the moment of the vote I left the parliament, and somebody else voted for me," said Iskhak Masaliyev of the Onuguu Progress Party. Kloop.kg, creative commons.

“Al momento de la votación, me fui del parlamento y un compañero votó por mí”, dijo Iskhak Masaliyev del partido Onuguu Progress. Kloop.kg, creative commons.

Iskender Matraimov said he had "already forgotten why" he had voted against the legislation. Kloop.kg with permission.

El socialdemócrata Iskender Matraimov dijo que “ya olvidó por qué” votó contra la ley. Kloop.kg publicada con permiso.

Ainuru Altybaeva, another Social Democrat said she had herself "lobbied the law for around a month. My 'against' was a technical mistake." Kloop.kg with permission.

Ainuru Altybaeva, otra socialdemócrata, dijo que ella misma había “presionado para su aprobación durante casi un mes. Mi ‘contra’ fue un error técnico”. Kloop.kg publicada con permiso.

Una misteriosa fuerza política, el Partido Kirguistán, votó sólidamente contra la ley.

Apoyados financieramente por el mayor productor de vodka del país, no son un partido religioso en el sentido obvio pero, al parecer, desarrollaron una plataforma con fundamento en la ‘moralidad’ para captar a más votantes conservadores.

Algunos insinuaron que se trataba de un partido ficticio controlado por el partido generalmente secular socialdemócrata de Kirguistán, que cuenta con más bancas que ningún otro partido y que lidera eficazmente el presidente Amazbek Atambayev.

Los críticos de Atambayev observan que hace muchas referencias a Dios en sus discursos, quizás consciente de la importancia cada vez mayor de la religión para una extensa porción del electorado.

¿Para quién juegan?

Algunos argumentan que la ley no era tan necesaria después de todo.

Al menos tres artículos del Código Penal, en teoría, ya castigan la pedofilia, aunque ninguno apunta específicamente a los clérigos religiosos.

Sin embargo, el debate sobre ésta y otras iniciativas que elevan el perfil público del islam en el país parece enmarcado por una sensación de falta de control de los secularistas sobre el destino nacional.

Otra propuesta de los parlamentarios conservadores de extender la hora de almuerzo de los viernes para los funcionarios públicos, de manera que tengan más tiempo en la oración de los viernes, ha causado mucha irritación secular, y un cuarto de oración instalado en la legislatura en 2014 con fondos de Arabia Saudita provocó muchas críticas de los activistas cívicos.

En el centro de estas controversias, no hay sólo un debate sobre la iglesia y el estado, sino un temeroso discurso sobre las ‘influencias externas’ que colorea las políticas de un país pequeño y muy dependiente.

Por ejemplo, cuando los parlamentarios votan contra una ley que limita las libertades de las ONG, sus opositores los asedian por proteger los intereses de Washington.

Cuando votan una ley que restringe los derechos de los grupos LGBT, sus críticos argumentan que son serviles a Rusia.

Entonces, los chismes políticos y los teóricos conspiracionistas se preguntan: Cuando los parlamentarios se inclinan por los mulás y no por las adolescentes, ¿qué intereses extranjeros representan esta vez?

Tras la votación frustrada, un usuario de Facebook resumió la decepción generalizada del público ante un parlamento que, en cierta forma, parece cumplir muchas funciones excepto la única para la que fue elegido: proponer, estudiar y promulgar leyes para el interés público.

These do nothings! They are secretly lobbying this stuff. ‘I do not understand’, ‘I left the room'…these are not answers. If you really do not understand then why are you here? To polish your backsides on these chairs?

¡Estos buenos para nada! Apoyan en secreto esa basura. ‘No entiendo’, ‘Me fui de la sala'… ésas no son respuestas. Si de verdad no entienden, ¿qué hacen aquí? ¿Lustrar sus traseros con las sillas?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.