¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La estimulante respuesta de una enfermera australiana a la crisis de los refugiados

Helen Zahos with lifejackets on Lesbos

Helen Zahos con chalecos salvavidas en Lesbos. Cortesía de la página de Facebook Aussie Volunteers Helping Refugees in Greece.

El trabajo humanitario de Helen Zahos como voluntaria con refugiados es un poderoso ejemplo de cómo las personas pueden marcar una diferencia. Es una enfermera de emergencia y paramédica que nació en 1977 en Darwin, capital del Territorio Norte de Australia. Creció en Groote Eylandt en el Golfo de Carpentaria, donde sus padres, migrantes griegos, trabajaron para la compañía minera de la isla.

Terminó la secundaria y obtuvo su grado de bachiller en enfermería y estudios de paramédica en Darwin. Helen es enfermera desde 1999 y paramédica desde el año 2000. Le apasiona la salud indígena y ha trabajado en remotas comunidades aborígenes de las tierras APY entre el 2006 y el 2009.

Helen tiene amplia experiencia como voluntaria. En noviembre del 2013 fue enviada a Filipinas como parte de la respuesta del desastre ocurrido con el tifón Haiyan. El año 2014 vio cómo la atención de Helen cambiaba a la salud y defensa de los refugiados cuando la emplearon en la isla Navidad en el centro de detención de solicitantes de asilo de Australia. Estando de vacaciones, Helen fue voluntaria durante la crisis financiera en Grecia de la organización Médicos del Mundo Grecia, donde prestó asistencia a pensionistas y personas necesitadas con atención médica. También trabajó en el centro de detención de Nauru.

En abril del 2015, Helen trabajó como voluntaria en la respuesta al desastre del terremoto de Nepal con la Asociación de Residentes No Nepaleses, y llegó a zonas remotas en Ghorka y Ahrket. En agosto del 2015, cuando imágenes de refugiados inundaron los medios sociales, Helen hizo campañas para recaudar dinero para provisiones médicas y partió en setiembre para ser voluntaria en Grecia con Médicos del Mundo Grecia en la isla de Lesbos. Allí vio miles de refugiados que huían de Siria y países circundantes y los asistió con su atención médica. El periódico Neos Kosmos de Australia informó sobre las actividades de Helen en octubre del 2015:

La enfermera voluntaria greco-australiana Helen Zahos informa sobre la crisis de migrantes en Lesbos.

Luego Helen llevó sus esfuerzos a la frontera de Macedonia (FYROM) y Grecia donde estuvo presente en el primer cierre de fronteras y los posteriores disturbios que ocurrieron poco después.

Luego de regresar a Australia, Helen ha recaudado dinero para enviar equipo de emergencia a Lesbos, donado por Ambulance Victoria. Actualmente trabaja como enfermera de emergencias en un hospital de la Costa de oro en Queensland.

Luego de una amplia video conversación, Helen respondió amablemente algunas preguntas escritas sobre sus experiencias.

Kevin Rennie (KR): Cuéntanos sobre tu infancia en el Territorio del Norte. ¿Cómo es que tus años de formación, sobre todo en la isla Groote, te ayudaron a prepararte para tu trabajo como voluntaria humanitaria?

Helen Zahos (HZ): Groote Eylandt in the late 70’s and 80’s was a great place to grow up as a child. It was a small community that had a warm community spirit and I grew up being a part of that community focus. Organizations such as the Lions club and Girl Guides were very active on the island and there was always a fundraiser of some sort that I was involved with. The Groote Eylandt mining company was the main source of work on the island, which attracted many workers from diverse backgrounds from the local indigenous people to migrants from all over the world. This meant that my classmates at Alyangula Area School were all from different backgrounds and cultures.

Helen Zahos (HZ): A fines de los años 70 y en los 80, Groote Eylandt era un lugar maravilloso donde ser niño. Era una comunidad pequeña que tenía un cálido espíritu de comunidad, y yo crecí como parte de ese enfoque comunitario. Organizaciones como el Club de Leones y las Muchachas Guías tenían mucha actividad en la isla y siempre había alguna campaña para recaudar fondos con la que estuviera involucrada. La empresa minera Groote Eylandt era la principal fuente de trabajo en la isla, que atraía a muchos trabajadores de diversas procedencias desde indígenas locales a migrantes de todas partes del mundo. Esto quiere decir que mis compañeros de clase en la zona escolar de Alyangula eran de diferentes procedencias y culturas.

KR: En una video entrevista dijiste “los refugiados son seres humanos… como tú y como yo”. Por favor, cuéntanos algún encuentro que ilustre esto.

HZ: There were so many encounters that I had where I thought that could be me, or that could be my mother or father.

I spoke with teachers that fled at gunpoint and hoped to resettle in Germany and one day teach gymnastics again. I had a professor from a university who helped me one day in the tent/clinic where we saw hundreds of people. As our interpreter was sick that day, he helped interpret and was mortified and embarrassed that he had been wearing the same clothes and had not changed his socks for 3 weeks.

I spoke with a mother who was a teacher, her husband a lawyer, and she was pregnant and had a 4-year-old boy with her. She had left her husband behind.

I helped a lady who had brought her own chemotherapy, having had dad go through chemotherapy before he died. I couldn’t believe we were setting this up in a dirty, dusty tent with no machinery or monitoring equipment, no blankets or cups of tea to help this woman’s therapy be more comfortable. How cruel… everyone had a story and everyone you could relate to.

HZ: Fueron muchos los encuentros que tuve donde pensé que hubiera podido ser yo, o mi madre o mi padre.

Hablé con maestros que huyeron a punta de pistola y que esperaban instalarse en Alemania y enseñar gimnasia de nuevo algún día. Tuve un profesor de una universidad que me ayudó un día en la carpa/clínica donde atendimos a cientos de personas. Como nuestro intérprete estaba enfermo ese día, ayudó a interpretar y estaba mortificado y avergonzado por haber estado usando la misma ropa y por no haberse cambiado las medias durante tres semanas.

Hablé con una madre que era maestra, su esposo abogado, y que estaba embarazada y además tenía un niño de cuatro años con ella. Había dejado a su esposo.

Ayudé a una señora que había traído su propia quimioterapia, su papá había tenido quimioterapia antes de morir. No podía creer que estuviéramos armando esto en una carpa sucia y polvorienta sin máquinas ni equipos de monitorización, ni sábanas o tazas de té para ayudar a que terapia de esta señora fuera más cómoda. Qué cruel… todos tienen una historia y te podías identificar con todos.

KR: Te has referido al sentido de traición entre algunos griegos que ven tu trabajo con refugiados como una amenzaa. ¿Qué puede ayudar a cerrar esta brecha?

HZ: There are many reasons why some local Greek people see refugees as a threat and I guess fear is the biggest precipitator of this. I have had many people make comments like ‘why is she helping them (the refugees) and not the Greek people that are suffering from the financial crisis?’ Often people that make this comment don’t realize that I have volunteered specifically for the local Greek people in a polyclinic where pensioners and the underprivileged could access healthcare and medication. I have sent equipment and supported local first aid organizations that support Greek people.

I think the situation at the moment is dire in that refugees trapped in Greece by the border closures do not want to be in Greece. They were aiming to go to other countries in Europe with better job and education prospects than Greece can provide and unite with family members. Many local Greek people do not want the refugees in Greece as they fear loss of jobs, increase in crime and the government having to handout money for housing, food and medical services, in a country already struggling with its own financial pressures.

Until there are more definitive answers on what is going to happen with the 80 thousand plus refugees stuck in Greece, then the local people’s views will not change. Many Greek people remember the war where it was the Greeks that were arriving on boats in the thousands, it is for this reason that many older Greek people are tolerant and understanding of the situation and are empathetic with the Syrian refugees.

HZ: Hay muchas razones por la que los griegos ven a los refugiados como una amenaza y supongo que el miedo es lo que más precipita esto. He visto a muchos hacer comentarios como ‘¿por qué los ayuda (a los refugiados) y no a los griegos que sufren por la crisis financiera?’ A menudo, las personas que comentan esto no se dan cuenta de que he trabajado de voluntaria específicamente para los griegos del lugar en un policlínico donde pensionistas y personas menos favorecidas podian tener acceso a atención médica y medicinas. He enviado equipo y ayudado a organizaciones locales de primeros auxilios que apoyan a los griegos.

Creo que la situación en este momento es urgente en cuanto a que los refugiados que están atrapados en Grecia por el cierre de fronteras no quieren estar en Grecia. Su intención era ir a otros países en Europa con mejores perspectivas de trabajo y educación de las que Grecia puede ofrecer, y unirse con sus familiares. Muchos griegos no quiereen a los refugiados en Grecia pues temen perder su empleo, que aumenten los delitos y que el gobierno entregue dinero para viviendas, comida y servicios médicos, en un país que ya la tiene difícil con sus propias presiones financieras.

Hasta que haya respuestas más definitivas sobre lo que va a pasar con los más de 80,000 refugiados varados en Grecia, la opinión de las personas del lugar no va a cambiar. Muchos griegos recuerdan la guerra donde eran los griegos los que llegaban por miles en barcos, es por eso que muchos griegos mayores son tolerantes y comprenden la situación y se solidarizan con los refugiados sirios.

KR: ¿En qué forma tu labor en los centros de detensión en la isla Navidad y Nauru influye tu decisión de ser voluntaria?

HZ: My time working at Christmas Island and Nauru allowed for me to speak with refugees and asylum seekers, hear their stories and gain an understanding of what they were fleeing from. Had I not spent this time at the detention centres, I don’t think I would have fully understood the impact of what was happening. I gained insight and knowledge of the resources and processes involved on Christmas Island especially when one small boat arrived with asylum seekers. Seeing images of thousands arriving on the Greek islands in a mass exodus, I knew that help in the form of manpower was needed urgently.

HZ: El tiempo que trabajé en la isla Navidad y Nauru me permitió hablar con refugiados y personas que buscan asilo, escuchar sus historias y comprender de qué huían. De no haber pasado ese tiempo en los centros de detención, no creo que hubirea entendido totalmente el impacto de lo que estaba pasando. Adquirí percepción de los recursos y procesos que intervienen en la isla Navidad, sobre todo cuando llegaba un bote con solicitantes de asilo. Al ver imágenes de miles llegando a las islas griegas en éxodo masivo, sabía que se necesitaba con urgencia ayuda en la forma de fuerza de trabajo.

KR: ¿Cómo conociste a la ONG francesa Médicos del Mundo y por qué elegiste trabajar con ellos? ¿Qué hay de especial en su comunidad?

HZ: When I was working on Christmas Island in 2014 and I was headed to Greece for a holiday, I felt the need to use my skills as there were reports of Greek people suffering (particularly pensioners) in the Greek financial crisis. My conscience did not sit well with going to Greece and holidaying when its people were suffering so I simply looked up volunteer organizations that needed nurses. I contacted them via email and it was as simple as that. I went through their extensive application process.

HZ: Cuando trabajaba en la isla Navidad en el 2014 fui a Grecia por unas vacaciones, sentí la necesidad de usar mis habilidades pues había informes de griegos que la pasaban mal (particularmente pensionistas) en la crisis financiera griega. Mi conciencia no estaba tranquila con ir a Grecia de vacaciones cuando su gente sufría, así que simplemente busqué organizaciones voluntarias que necesitaban enfermeras. Los contacté por correo electrónico y fue así de simple. Pasé por su intenso proceso de postulación.

KR: ¿Qué has aprendido de ti, de otros, durante estas dificultades?

HZ: I have learnt that not everyone is as caring; that the term ‘refugee’ is a dirty label that strips people of their identity. I have learnt that when a natural disaster happens the whole world turns up to help in full force, such as the Nepal earthquake or the Philippines after typhoon Hyan, but when the disaster is a result of war, no one turns up except civilian volunteers and non government organizations.

I learnt about the spontaneous volunteers and how they impacted negatively on the efforts of the teams on the ground, as they were well meaning but uncoordinated.

I have learnt that the refugee crisis is political and that the Australian public is so far removed from the situation. I have learnt that Australia is such a large country and yet they cannot accommodate 1000 or so refugees that are stuck in offshore detention centres and are using these people as a political pawn in a game that these innocent people have no control over.

I have suddenly become an advocate. As a nurse we are taught to be a patient advocate, suddenly I was in a situation where these people needed support and the public needed to be made aware of what was happening.

I have learnt to look at the one person in front of me that I am caring for and not the 5 or 10 thousand as it can be overwhelming. I have also learnt that a lot of people chose not care and chose not to take notice.

I now look back and remember that moment when I lay there in bed looking at those images on social media and thinking ‘ I can do something, I can go and volunteer’. Now that I have returned I am realizing the impact of the situation on me, and that you can come up with an idea and follow through and have a positive impact on people. That you don’t have to be special or skilled. You just need to be passionate and care and things just fall into place and you just have to hang on for the ride.

HZ: He aprendido que no todos son tan bondadosos; que el término ‘refugiado’ es una etiqueta sucia que despoja a las personas de su identidad. He aprendido que cuando ocurre un desastre natural, el mundo entero ayuda con máxima fuerza, como en el terremoto en Nepal o en Filipinas después del tifón Hyan, pero cuando el desastre es resultado de una guerra, nadia acude salvo voluntarios civiles y organizaciones no gubernamentales.

He aprendido sobre voluntarios espontáneos y cómo impactaron negativamente en los esfuerzos de los equipos en el terreno, pues tenían buena intención, pero no estaban coordinados.

He aprendido que la crisis de refugiados es política y que el público australiano está por el momento muy alejado de la situación. He aprendido que Australia es un país muy grande pero no puede alojar a mil o más refugiados que están varados en centros de detención en el extranjero y están usando estas personas como peones políticos en un juego en el que estas personas inocentes no tienen control.

Me he convertido en una defensora. Como enfermera, me enseñaron a ser una defensora paciente, y de repente estaba en una situación donde las personas necesitaban apoyo y el público tenía que saber lo que esaba pasando.

He aprendido a mirar a una persona delante de mí a la que estoy atendiendo y no a cinco mil ni diez mil porque puede ser abrumador. También he aprendido que muchos eligieron no preocuparse y eligieron no darse por enterados.

Miro hacia atrás y recuerdo ese momento cuando estaba en mi cama viendo esas imágenes en los medios sociales y pensaba ‘puedo hacer algo, puedo ir y ser voluntaria’. Ahora que he regresado me doy cuenta del impacto que la situación ha tenido en mí, y que puedes tener una idea y seguirla y tener un impacto positivo en los demás. Que no tienes que ser especial ni tener habilidades. Solamente tienes que tener pasión y preocupación y las cosas caerán en su lugar y solamente debes aferrarte al recorrido.

KR: ¿Qué consejo puedes darle a quienes quieren cambiar la manera en que el mundo está tratando a los refugiados que buscan una vida mejor y más segura?

HZ: For those people supporting refugees and wanting to help them have a better life like they deserve, I say stay strong and stay true to yourself. There are so many hate stories and politicians filling people with fear. It is easy to be hurt by words that are said or disheartened, but then there will be a story or you will meet someone with an amazing story of courage and it reminds you of why you feel so passionately about helping refugees.

HZ: Para quienes apoyan a los refugiados y quieren ayudarlos a tener una vida mejor como meceren, les digo que se mantengan firmes y sinceros con ellos mismos. Hay tantas historias de odio y de políticos que llenan al pueblo con temor. Es fácil que te hieran o te desalienten las palabras que se dicen, pero habrá una historia o conocerás a alguien con una increíble historia de valor y te recuerda por qué sientes tanta pasión de ayudar a los refugiados.

Puede saber más del trabajo de voluntaria de Helen en una serie de videos. Antony Shows publicó la siguiente entrevista en abril del 2016. También tiene un video en griego.

La cadena televisiva web Meraki TV también habló con Helen en agosto del 2016. Su entrevista empieza en el minuto 16.45.

Recientemente, Helen conversó con los dueños de una cafetería en Darwin que recaudaron dinero y la apoyaron cuando partió a Grecia. Querían regresar a la reaudación y el resultado fue que ella regresó y gastó el dinero en los campos, donde se necesitaba.

También ha iniciado una página en Facebook para los que quieran ayudar: Aussie Volunteers helping Refugees in Greece (Voluntarios australianos que ayudan a refugiados en Grecia).

Gracias al autor de Global Voices Asteris Masouras de Tesalónica, Grecia, por reunirnos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.