¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rebelión juvenil de Rusia

Imagen: Pixabay, editada por Kevin Rothrock.

Cada vez que la oposición política rusa consigue mantener su enfoque el tiempo suficiente para organizar manifestaciones masivas, los expertos y activistas de la nación anuncian a sus compatriotas que han “despertado en un nuevo país”. La sed de una metamorfosis nocturna es poderosa y las protestas del 26 de marzo en todo el país han presentado la última gran esperanza de Rusia: los jóvenes que constituyen la primera generación que creció casi totalmente con Vladimir Putin.

Parece que Alexey Navalny, el defensor anticorrupción y aspirante presidencial que encabezó el movimiento del 26 de marzo, ha aprovechado las reservas políticas de esta nueva generación.

Los jóvenes no solo acudieron en gran número a las manifestaciones del 26 de marzo, sino que también han vigorizado la campaña anticorrupción de Navalny desafiando a educadores en las aulas y compartiendo imágenes de maestros y administradores tratando de adoctrinar a los estudiantes contra el activismo político.

El 28 de marzo, Sergei Zvezda, en un artículo para el sitio web TJournal, analizó los enfrentamientos más publicitados entre estudiantes y profesores en toda Rusia durante marzo. RuNet Echo resume este informe a continuación.

Tomsk


El 28 de marzo, un activista publicó un video grabado en una clase en la Universidad estatal de Tomsk, donde el profesor Nikolai Pichkurov reprendió a sus estudiantes por asistir a la protesta local contra la corrupción del domingo anterior. Los llamó “monstruos” e insinuó que solo participaron en la manifestación para ganar algo de dinero.

“Busquen otras formas de ganar dinero”, suplicó a su clase, antes de explicar que la corrupción es un elemento normal, y hasta esencial, en todo gobierno. “Si un Estado no tiene corrupción, significa que es un estado que nadie necesita”, razonó Pichkurov, comparando las manifestaciones del 26 de marzo con las protestas que ayudaron a derribar a la URSS en 1991.

Briansk


En un colegio en las afueras de Briansk, pocos días antes de las protestas del domingo pasado, la policía entró en un aula de secundaria y arrestó a Maxim Losyev por exhortar a sus compañeros a asistir a la manifestación. Después de llevárselo para interrogarlo, la directora de la escuela se sentó con sus compañeros y les dio una charla de nueve minutos sobre los peligros de seguir a Alexey Navalny, insultando su comprensión de la cívica y la historia.

RuNet Echo tradujo el intercambio. Puedes leerlo aquí.

Komsomolsk del Amur

El 16 de marzo, los estudiantes de una universidad estatal en Komsomolsk del Amur (unos 700 kilómetros al noreste de Vladivostok) y varias personas del lugar solicitaron un permiso para llevar a cabo una manifestación anticorrupción el domingo 26 de marzo. En unas cuantas horas, los estudiantes afirman que los administradores de su universidad se pusieron en contacto con ellos, misteriosamente conocían su solicitud de permiso, y les amenazaron con expulsarlos de la escuela.

Sergei Zhilenko dijo al sitio de noticias TJournal que, luego, él y sus dos compañeros retiraron su solicitud, después de que alegasen haber recibido llamadas amenazantes de la universidad, y también después de que supieran que un concejal también había solicitado permiso para una protesta anticorrupción para el mismo domingo.

Zhilenko afirma que fue contactado reiteradamente por el vicedecano de asuntos académicos de su escuela, preocupado inicialmente por si la protesta estaba dirigida a la corrupción en su universidad. Incluso después de haberle explicado que la manifestación era más abierta, Zhilenko dice que le advirtieron que el Servicio Federal de Seguridad de Rusia se había interesado por sus actividades, aparentemente sospechosas.

El rector de la universidad negó posteriormente las acusaciones de que la escuela intentó, por todos los medios, presionar a los estudiantes contra activismo político.

Krasnoyarsk

A principios de marzo, un profesor de la Universidad Federal de Siberia, en Krasnoyarsk, dice que se vio obligado a dejar su trabajo porque mostró a sus estudiantes la grabación de la investigación de Alexey Navalny en la que acusa al primer ministro, Dmitry Medvedev, de corrupción a gran escala — el mismo video que ayudó a generar las manifestaciones del domingo 26 de marzo y que ahora cuenta con más de 14 millones de visitas en YouTube.

Konstantinov dice que se vio obligado a dimitir debido a objeciones específicas (por los padres de un estudiante, cree) a la política de Navalny. “Si hubiera pasado una clase diciendo a los estudiantes sobre, digamos, el reino animal de la taiga siberiana —otro tema que cae fuera [del currículo]— es improbable que hubiera sido reprendido y despedido”, aseguró luego en una entrevista con la televisión Dozhd.

Rostov del Don

El domingo 26 de marzo, día de las protestas en Rusia, varios estudiantes de las universidades de la zona de Rostov intercambiaron mensajes que, repentinamente, comenzaron a recibir del Consejo de Supervisores local, instándoles a no participar en las manifestaciones contra la corrupción. Algunos estudiantes dicen que incluso fueron amenazados con la expulsión, en el caso de que asistiesen a las protestas.

Leonid Volkov, director de campaña presidencial de Navalny, también publicitó estos informes, tuiteando una fotografía de una lista que aseguró que los estudiantes de Rostov fueron forzados a firmar, donde se comprometían a no asistir a las manifestaciones contra la corrupción:

Los escolares de Rostov del Don han sido amenazados con la expulsión forzada si no firman un documento que diga que no van a ir a la reunión de mañana.

Orenburgo

Roman Koterev, estudiante de la Universidad Pedagógica Estatal de Orenburgo, tuvo problemas con su rector en marzo, después de que comenzase a distribuir folletos diseñados como billetes de banco, donde animaba a la gente a aprender más sobre la investigación de Navalny sobre Dmitry Medvedev. Dice que fue convocado por el rector de la escuela (un miembro del partido político gobernante del país, Rusia Unida), quien le advirtió que funcionarios del Ministerio de Educación habían preguntado acerca de su activismo.

Vladímir

En la protesta contra la corrupción del 26 de marzo en Vladímir, estudiantes locales dijeron a los periodistas que los maestros en la Universidad Estatal de Vladímir habían dado charlas sobre Navalny antes de la manifestación, donde lo llamaron agente occidental y advirtiendo que su video de YouTube “lavaba el cerebro” de los jóvenes e influenciables. Los maestros también hablaron a los estudiantes sobre la condena de Navalny por un caso de malversación de fondos, que los partidarios de Navalny consideran que es el resultado de un juicio politizado.

Moscú

El 17 de marzo, Farida Kulmukhametova, profesora del Conservatorio Estatal de Moscú, forzó a Daniil Pilchen, estudiante de cuarto año, a leer en voz alta a la clase una lista de “50 columnistas” y “traidores”. La lista incluía a algunos de los más destacados periodistas contemporáneos y artistas de Rusia. El estudiante, sin embargo, se burló de la tarea, leyendo la lista irónicamente y con tono exagerado, lo que arrancó las risas de la clase.

Kulmukhametova le quitó la lista y terminó de leerla ella misma.

El 23 de marzo, Pilchen declaró que Kulmukhametova le amenazó con conseguir que lo expulsasen o quizá con que le retirasen su financiación. Sin embargo, una semana después, fue Kulmukhametova quien abandonó la escuela, tras una repentina dimisión.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.