¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Elecciones Irán 2017: Hassan Rouhani postuló con apertura. ¿Qué logró en realidad?

Hassan Rouhani ha sido el candidato y el presidente de la “esperanza y la moderación” para los iraníes. El informe de Article 19 evalúa cómo esto ha afectado las libertades en línea antes de las próximas elecciones.

Este artículo fue escrito por Mahsa Alimardani como parte de un informe más largo de Article 19 sobre el estado de las libertades de internet antes de las elecciones presidenciales iraníes del 19 de mayo .

Cuando Hassan Rouhani postuló por primera vez a la presidencia de Irán en 2013, postuló como candidato reformista que prometió grandes cambios hacia la liberalización de la economía de Irán y darle a los ciudadanos mayor acceso a la información.

Como parte central de este mensaje estuvo el compromiso de mejorar el acceso a internet –y hacerlo más fácil, más libre y más asequible para más iraníes. Esta fue una plataforma audaz de buscar en contraste con su predecesor, Mahmoud Ahmadinejad, que encabezó el régimen de censura y control que dio forma a la política de internet de Irán por más de una década.

Rouhani busca ahora la reelección, y la política de internet sigue siendo un componente clave del atractivo de los políticos para la población de Irán, de 80 millones, una demografía dominada por jóvenes hábiles en tecnología menores de 35 años. Con esto en mente, echemos un vistazo a sus promesas y objetivos de políticas, y cómo han avanzado en la práctica.

Rouhani cumple una de sus promesas de campaña y revela el borrador final de la Carta de Derechos Ciudadans en diciembre de 2016. Imagen del informe de Article 19.

La plataforma política central de internet de Rouhani se centraba en mejor acceso, con atención en aumentar las velocidades de internet para mejorar la situación económica del país. Hasta emitió una “Carta de Derechos Ciudadanos” que consagra derechos a la libre expresión y la privacidad en línea para los ciudadanos, aunque no está claro qué base legal tiene el documento (si es que la tiene).

Pero en comparación con gobiernos anteriores, Rouhani ha tenido relativamente poco control sobre la censura de internet. Luego de los disturbios civiles de 2009, las decisiones de la política de internet se volvieron cada vez más centralizadas bajo la oficina del Supremo Líder con la creación del Supremo Consejo del Ciberespacio, que ahora es el órgano máximo de decisión en internet. Aunque el Consejo incluye al Poder Judicial y la Guardia Revolucionaria de Irán, no incluye al presidente.

Carta de Derechos Ciudadanos

Cumpliendo una de las promesas de su campaña de 2013, el gobierno de Rouhani publicó una Carta de Derechos Ciudadanos en diciembre de 2016. Hay algunos artículos en el documento que garantizan los derechos en línea de los iraníes:

Artículo 26: El Gobierno deberá, de acuerdo a ley, garantizar la libertad de expresión, sobre todo en los medios masivos, ciberespacioa, incluidos periódicos, revistas, libros, cines, radio y televisión, redes sociales y los “me gusta”.

Artículo 33: Los ciudadanos tienen el derecho de disfrutar de acceso libre y sin discriminación y de comunicarse y obtener información y conocimiento del ciberespacio.

Artículo 35: Los ciudadanos tienen el derecho de disfrutar de ciberseguridad, seguridad de tecnologías de la comunicación e informática, y protección de su información personal y privacidad.

Hasta ahí, la garantías de la Carta no se han reflejado en los arrestos, censura y otras formas de represión en línea que han ocurrido a lo largo del gobierno de Rouhani.

Regulando Telegram y filtrando Instagram (inteligentemente)

A pesar de la filtración de aplicaciones pequeñas más seguras como Signal y Wispi, el gobierno de Rouhani ha evitado que más plataformas de medios sociales queden bloqueadas, incluidas WhatsApp, Line, Tango y Telegram.

Pero aunque estas plataformas han permanecido en línea, han estado sujetas a estrictas limitaciones, al igual que sus usuarios. Para Telegram, que con un estimado de 40 millones de usuarios se ha convertido en la aplicación de mensajería más popular del país, el Gobierno ahora exige que todos los canales públicos con más de 5,000 seguidores se registren con la Ciberpolicía. La política se deriva de la retórica del Gobierno sobre los peligros del libre flujo de información y un esfuezo por combatir las “noticias falsas“”.

Imagen de alguien tratando de extraer contraseñas con un logo de Telegram: se sabe que las vulnerabilidades de Telegram han sido manipuladas por el Ciberejército de Irán.

En enero de 2017, los administradores descubrieron que cuando se registraron con la autoridad pertinente, Samandehi.ir, los obligaron a agregar un bot gubernamental automatizado como coadministrador de la cuenta. Se sospecha que el bot permite amplias capacidades de vigilancia a través de permitir acceso a bases de datos de usuarios específicos cuya actividad en línea puede ser vigilada más a fondo.

Junto con estas medidas, algunas funciones de la aplicación también han sido eliminadas para los usuarios iraníes. El rígido Poder Judicial (que no cae dentro del control de Rouhani) bloqueó la función de llamadas de Telegram una después de ser lanzada en Irán el 14 de abril de 2017. El fiscal general dijo a los iraníes en una transmisión de IRIB del 22 de abril:

With the help of all our security agencies, we have determined that Telegram voice calls are harmful to national security, especially so close to an election.

Con la ayuda de todas nuestras agencias de seguridad, hemos determinado que las llamadas de voz de Telegram son perjudiciales para la seguridad nacional, sobre todo tan cerca de una elección.

Después de que el Ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Mahmoud Vaezi, afirmó que Telegram censuraría su función de autoadhesivos por su contenido inmoral para los iraníes, en cooperación con las autoridades iraníes, Telegram vehementemente negó cooperación con el gobierno iraní para imponer censura, más allá de censurar bots pornográficos, lo que explicaron ocurre en todos los países donde Telegram opera. Pero algunos expertos en el tema sostienen su sospecha de que Telegram está de acuerdo con los términos fijados por el Gobierno iraní, para evitar que los censuren del todo.

Imagen de Instagram en la bandera iraní, de Nicolas Raymond en Flickr. El Gobierno iraní ha tratado de censurar páginas individuales de Instagram a través de un fallido programa de “filtrado inteligente”.

Como Telegram, Instagram se ha convertido en una plataforma donde el Gobierno iraní ha ejercido poder sobre la expresión, sin callarla del todo. Aunque el gobierno de Rouhani ha evitado que Instagram quede bloqueada en Irán, han intentado simultáneamente una estrategia de “filtrado inteligente” en la plataforma.

En mayo de 2015, los investigadores de internet echaron dudas en las afirmaciones de la administración de que el Gobierno estaba desarrollando una tecnología “sofisticada” para emplear filtrado inteligente en plataformas como Instagram, lo que demuestra que el Gobierno simplemente estaba sacando provecho de la omisión de Facebook de mostrar https (o encriptación SSL/TLS) para censurar páginas individuales. Aunque esa evidencia técnica desacreditaba en gran parte las afirmaciones del mnisterio, el ministro de Tecnologías de la Comunicación y la Información anunció una nueva iniciativa para penalizar a usuarios específicos por publicar contenido inmoral, en lugar de censurar o penalizar a los administradores de plataformas específicas. No está claro cómo es que el Gobierno implementerá esta política.

Censura a Global Voices

La censura a Global Voices quedó inhabiloitada cuando el sitio web pasó a ser https. Pero el Gobierno se aseguró de censurar el sitio en persa, mas no el inglés cuando se activó el https.

Entre miles de sitios web censurados en el gobierno de Rouhani, uno que llamó la atención naturalmente a Global Voices fue nuestro propio dominio. Cuando Global Voices pasó de http a https en 2015, el sitio se volvió accesible en Irán, después de haber estado bloqueado varios años. Esto indicaba que el bloqueo dependía de especificaciones técnicas que venían con http. Ahora parece que el comité de filtrado de Irán ha restablecido selectivamente el filtrado en el nuevo sitio web con https, pero lo ha limitado a la versión en persa de Global Voices.

Intimidación en línea

Aunque la censura es una estrategia directa para cortar el flujo de información, los arrestos, las intimidaciones y el temor de inminente trabajo de vigilancia para reprimir la libertad de expresión más de lo que puede cualquier filtro técnico. El último año se vio interrumpido por los arrestos y tomas físicas de las páginas de medios sociales y miembros del sector de la moda, y recientemente avanzó al embargo de diversos canales reformistas y afines a Rouhani y al arresto de sus administradores.

Otra conocida estrategia gubernamental es atacar a usuarios en línea, en particular para disuadir o asustar a los iraníes para que no usen algunas actividades o expresiones en línea. La investigación técnicas del proyecto Iran Threats [Amenazas de Irán] ha detallado sofisticadas estrategias y tecnologías empleadas para atacar a los usuarios, incluido software malicioso que ataca a periodistas, y diversos métodos de tomar cuentas de Telegram. De enero a febrero de 2017, una serie de periodistas, miembros de la sociedad civil iraní y activistas en el extranjero fueron víctimas de ataques de phishing del Gobierno iraní, con un aviso masivo de Gmail, el servicio de correo electrónico de Google, que informaba a varias de estas persnas que sus correos electrónicos eran blanco de atacantes de “estado nacional”. Estos esfuerzos han sido vinculados anteriomente con el trabajo del Ciberejército para intimidar a activistas y periodistas que expresan opiniones críticas al Estado iraní.

Innovación y control

Ha habido una delgada línea entre innovación y control en la forma que este gobierno le ha dado a la política de internet, mientras las mejoras en el desarrollo de internet llegan con un alto precio de entregar información al Gobierno. Esto se ve en muchas de las promesas del presidente entrante de desarrollar más el sector de TIC de Irán, aumentar la velocidad de internet e impulsar el espíritu emprendedor, sobre todo con las empresas que recién empiezan.

Este enfoque ha traído una mezcla de beneficios económicos y culturales y probables consecuencias de un aumento en la vigilancia gubernamental.

El impulso al desarrollo de las TIC locales ha ayudado a uno de los mandatos del Proyecto Nacional de Internet, que es ubicar todos los servicios de internet y colocar servidores dentro del país, promoviendo así la industria local y alejando los controles de la competencia extranjera.

Pero aunque esto promueve el desarrollo local, también pone la información de los usuarios locales bajo la firme jurisdicción de la ley iraní y el famosamente conservador Poder Judicial, con lo que aumentan do las oportunidades de vigilancia gubernamental. Casos notables de uso de información del usuario por parte del Gobierno para represión incluyen los arrestos de Isa Saharkhiz, cuyos cuyos mensajes móviles fueron aprovechados para seguimiento de celulares, y el arresto del irano-estadounidense Nostrallah Khosravi-Roodsari que se cree fue arrestado por de acuerdo con la vigilancia masiva en Irán de datos de mensajes de texto.

Aunque las políticas y regulaciones directas son un método conocido con el fin de estrechar controles en Irán, la segunda estrategia de presuntos esfuerzos del Gobierno para atacar e intimidar las actividades en línea de los usuarios a menudo son definitivamente más graves –y son más difíciles de denunciar.

También se retirado silenciosamente el filtro a Twitter. Hay informes desde noviembre de 2016 que han llevado a muchos a creer que este lento, callado y limitado retiro del filtro de Twitter ha llevado a un aumento en los usuarios de Twitter dentro de Irán. Esto es porque hay diferentes políticas de filtrado por cada proveedor, anteriormente hecho a nivel nacional (IXP). En noviembre de 2016, muchos usuarios informaban de acceso a Twitter a través de la red Shatel.

Un notable logro para este goibenro es el ancho de banda de internet. Las velocidades han aumentado casi diez veces en Irán, de 624 gigabits por segundo a 4,000 gigabits por segundo a inicio de 2017, y ha aumentado la red de fibra óptica del país 10,000 km adicionales desde 2013. Una de los mayores luchas de acceso a la información han sido las velocidades de conexión, una forma de censura que el Gobierno ha usado para no permitir actividades en línea de los usuarios. El mejor ejemplo son las elecciones presidenciales de 2013.

Aunque el gobierno de Rouhani dice haber dado grandes pasos hacia libertades de internet, su mayor logro ha sido evitar la censura amplia a varias plataformas. La implementación de bloqueos a miles de sitios web continuó a lo largo de su mandato, junto con numerosos arrestos y esfuerzos para centralizar la información del usuario en manos del Gobierno. Y el trabajo del conservador Poder Judicial y la Guardia Revolucionaria de Irán ha seguido fortaleciendo la intimidación, arrestos y vigilancia y cesura por parte del estado. Con la duodécima elección presidencial del país, existen preocupaciones reales por la capacidad de los iraníes de difundir y distribuir información libremente durante este importante momento político, así como la capacidad del gobierno de Rouhani para encontrar fortaleza en sus propios valores y contra los poderes más severos del país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.