¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activista taiwanés fue forzado a confesar ante cámara de “manchar al Gobierno chino”

El activista taiwanés Lee Mingche lee su confesión en un tribunal de la capital china. La grabación del juicio fue difundida a varias plataformas de redes sociales. Captura de pantalla de Miaopai.

Tras más de cinco meses detenido, el activista taiwanés Lee Mingche fue declarado culpable de escribir artículos que las autoridades chinas dicen que “subvierten el poder estatal”.

El juicio, celebrado el 11 de septiembre en un tribunal en la ciudad china de Yueyang, en la provincia sur de Hunan, fue grabado y difundido para el público en varias plataformas de redes sociales incluida a Weibo, servicio popular similar a Twitter.

Enfrente de la cámara, Lee leyó una declaración que alababa al sistema judicial de China continental y dijo que estaba profundamente arrepentido por lo que hizo. Su mujer y defensores de los derechos humanos dijeron que lo forzaron a confesar.

En la declaración, Lee confesó sobre el “acto subversivo” de escribir y difundir artículos que “atacaron y mancharon vilmente al Gobierno chino” y “promovieron el estilo occidental multipartidario” en diversas plataformas de redes sociales desde septiembre de 2012.

La acusación también culpó a Lee y a su coacusado Peng Yuhua de involucrar a una compañía llamada “Plum Blossom” en octubre de 2012 y de trazar un plan para abogar por un cambio de régimen en China. Peng, al igual que Lee, fue declarado culpable.

Lee desapareció en el sur de China el 19 de marzo de 2017. Diez días después, Pekín confirmó su detención, y declaró que estuvo involucrado en actividades que eran “dañinas para la seguridad nacional”. En mayo, las autoridades dijeron que Lee estaba retenido bajo investigación en la provincia de Hunan por “subvertir el poder estatal”. Recibirá su sentencia a finales de este año.

‘Este es simplemente otro drama perpetrado por el Gobierno chino’

Lee Ching-yu, la esposa de Lee, ha estado luchando por la liberación de su marido. Antes de que ella viajase a la capital china para asistir al juicio el 9 de septiembre, se adelantó al declarar abiertamente sobre la “confesión forzada”:

此時此刻,我也要懇求國人,如果看到李明哲在非自由意志下,在法庭做出或說出某些難堪的言行,請國人體諒,那就是中國政府的拿手好戲「被認罪」而已。

En este momento, insto a todos los taiwaneses, que si ven a Lee Mingche confesar contra su voluntad en el tribunal, con una actitud y palabras avergonzantes, por favor, perdónenlo. Esto es simplemente otro drama más perpetrado por el Gobierno chino, llamado “confesión forzada”.

Después de asistir al juicio, Lee Ching-yu se reunió brevemente con su marido. Este encuentro fue grabado y la filmación que lo muestra pidiendo a su mujer que cesara sus comentarios sobre el caso también fue difundido en línea. Lee Ching-yu también declara que su esposo hizo estos comentarios contra su voluntad.

Los observadores de derechos humanos han caracterizado el juicio de Lee como un espectáculo político. Maya Wang, destacada investigadora de Human Rights Watch, comentó en Twitter:

El juicio de Lee Mingche por parte del Gobierno chino es un clásico ensayo conductual, el juez, los fiscales y abogados son simplemente actores que no tienen ninguna función judicial. A la fecha, no ha habido ninguna evidencia real del discurso y las acciones de Lee, pacíficas por naturaleza, hayan ido más allá del derecho a la libertad de expresión y el derecho a la asamblea según el artículo 35 de la Constitución de China continental.

A pesar de que los taiwaneses estaban preparados para ver que a Lee lo “obligaban a confesar”, muchos expresaron tristeza al ver el video de la confesión. Chang Tieh-chih, activista de los derechos humanos en Taiwán, exclamó en Facebook:

關於李明哲,不敢想像一個人是受到什麼樣的殘酷對待,才會說出與他信念相反的話。真是太令人難過。

Sobre Lee Mingche, es difícil imaginar qué tipo de crueldad ha debido pasar que le haga decir algo que es lo opuesto a sus creencias personales. Es tan triste.

‘Existen actividades habituales en línea que los taiwaneses realizan todos los días’

Si el juicio fue, como algunos expresaron, un espectáculo político, ¿cuál era exactamente el mensaje que intentaba dar? El 12 de septiembre, un editorial del Diario del Pueblo, el periódico oficial del Partido Comunista Chino, destacó que el juicio de Lee fue una demostración del poder de china en el uso de la ley:

从11日公开的庭审现场看,中国的法治力量令人信服。任何想要借本案进行舆论发酵、抨击中国政治和法律制度,甚至意图借此案炒作达到自己目的的人,则已经被宣判了失败。
更不可否认的是,本案公开、透明的一审彰显了无论港澳台人士、大陆公民还是外国人,任何企图颠覆中华人民共和国国家政权的违法行为都将依法受到严惩,任何利用李明哲案进行政治操作以达到影响两岸关系的企图更是绝无可能。

A juzgar por el juicio abierto el 11 de septiembre, el poder de China para usar la ley es convincente. Cualquier esfuerzo que intente criticar el sistema legal y político por medio de este caso, o usar el caso para lograr ganancia personal, ha fracasado.

Lo que no puede negarse es que la claridad y la transparencia del juicio muestran que no importa si una persona es originaria de China continental, de Hong Kong, Macao, Taiwán u otros paises, cualquier acto que trate de subvertir el régimen de la República Popular China será castigado. Utilizar el caso de Lee Mingche para manipular las estrechas relaciones (entre Taiwán y China) está condenado al fracaso.

Otros piensan que el caso muestra que utilizar el derecho a la libertad de expresión para criticar al Gobierno chino y el derecho a la asamblea son subversivos para el Estado. Como señaló en Facebook la activista por los derechos humanos Natalie Hui, que vive en Hong Kong:

中國在法庭上所舉出的「罪證」,發貼文四十條、組社交媒體QQ社群,這個台灣人每天都在作,如果這樣就叫「顛覆國家政權」,全台灣人每天上千萬則批評中國的貼文,中國應該早滅亡了才對。

 La “prueba” presentada por el tribunal chino consiste en 40 publicaciones en línea, por medio de redes sociales QQ para formar grupos electrónicos. Estas son actividades habituales en línea que realizan todos los taiwaneses cada día. Si a esto puede llamarse “subvertir el poder estatal”, entonces existen cientos de miles de publicaciones criticando a China cada día, el Gobierno chino debería ser derrocado.

El catedrático taiwanés Chen Ming-fong cree que el juicio traicionó la debilidad de China, en lugar de su fuerza. En Twitter, el usuario @BelleSu9 lo citó:

Al profesor Chen Ming-fong de la Universidad Nacional Chengchi de Taiwán: China solo aparenta ser fuerte en la superficie. Su sistema político es muy frágil. Esa condena significar condenar a todos los taiwaneses como culpables. El juicio abierto ha trazado una línea entre China y Taiwán. Todos apoyamos a Lee Mingche porque todos nos apoyamos a la democracia y los derechos humanos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.