¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Twitter comunica a periodistas y activistas cachemires que los censurarán a pedido del Gobierno indio

Manifestante cachemira reta a un policía a impedirle avanzar durante las restricciones impuestas en Srinagar, capital de verano de Cachemira administrada por India. Foto de Ieshan Wani, usada con autorización.

Docenas de personas que han tuiteado sobre el conflicto en Cachemira administrada por India o que han mostrado su solidaridad con movimientos en línea a favor de la independencia cachemir podrian ser censuradas en Twitter, a solicitud del Gobierno indio.

Twitter envió avisos a los usuarios donde explicaba que el Gobierno indio había denunciado varios tuits y cuentas de Twitter por violar la sección 69A de la ley de Tecnología de la Información de India.

La sección 69A de la ley de Tecnología de la Información de Indi permite al Gobierno bloquear contenido en línea y censurarlo cuando considere que el ‘mencionado’ contenido puede amenazar la seguridad, soberanía, integridad o defensa del país.

El destacado periodista cachemir Wasim Khalid fue uno de los que recibió el aviso de que sus tuits podrían ser eliminados. En una entrevista con la agencia de noticias Anadolu, Khalid explicó:

At first, I thought it was a joke, one of those fake emails you keep getting but then I looked more carefully and it was actually an email from Twitter. It is an attempt at intimidating those who post the truth that will never be shown by Indian media. It is meant to close this little window of social media where Kashmir appeared to the world as it exists on the ground. They doesn’t want the world to see how it keeps its hold on Kashmir and that is why they want Kashmiris blocked from social media.

Al comienzo, pensé que era una broma, uno de esos correos electrónicos falsos que llegan de vez en cuando, pero miré más atentamente y era realmente un mensaje de Twitter. Es un intento de intimidar a quienes publican la verdad que nunca se mostrará en los medios indios. Es para cerrar esta ventanita de medios sociales donde Cachemira aparecía ante el mundo pues existe en el terreno. No quieren que el mundo vea cómo dominan a Cachemira y es por eso que quieren que los cachemires queden bloqueados de los medios sociales.

Es un intento de intimidar a quienes publican la verdad que nunca se mostrará en los medios indios. Es para cerrar esta ventanita de medios sociales donde Cachemira aparecía ante el mundo pues existe en el terreno.

Estos avisos parecen ser parte de un intento mayor del Gobierno indio de limitar las críticas en línea a sus acciones en línea en la región. Más de medio millón de personal militar indio está desplegado en el estado indio de Jammu y Kashmir, al norte del país, donde muchos cachemires rechazan un gobierno indio en Cachemira y han estado peleando por la independencia o unirse a Pakistán desde 1989. Durante los recientes enfrentamientos tas las elecciones, se sintió el calor de la violencia en medios sociales.

En dos solicitudes separadas, de fechas 16 de agosto y 24 de agosto, las autoridades indias pidieron a Twitter que suspendiera más de 20 cuentas de Twitter y censurara más de cien tuits.

Twitter envió la carta oficial de las autoridades indias a Lumen, base de datos abierta de solicitudes de bloqueos de internet. Dice:

Based on recommendations of the committee and looking at the sensitivity of the request, it is hereby directed to Twitter to block/remove 115 Twitter handles/tweets in the interest of public order as well as for preventing any kind of cognizable offense.

Basándonos en recomendaciones del comité y teniendo en cuenta lo delicado de la solicitud, por la presente se ordena a Twitter que bloquee o retire 115 cuentas de Twitter o tuits en interés del orden público y para evitar delitos.

Poco después, Twitter notificó a los titulares de cuenta por correo electrónico, y varios lo difundieron públicamente. El mensaje decía:

The correspondence claims that your account is in violation of Indian law. Please note we may be obliged to take action regarding the content identified in the complaint in the future. Please let us know by replying to this email as soon as possible if you decide to voluntarily remove the content identified on your account.

La correspondencia sostiene que su cuenta infringe la ley india. Por favor, tenga en cuenta que es posible que en el futuro nos veamos obligados a tomar acción con referencia al contenido identificado en la queja. Por favor, responda a este mensaje tan pronto como sea posible y dinos si decide retirar voluntariamente el contenido identificado en su cuenta.

¿Qué (y a quién) se bloqueó?

Ningún documento oficial dado a conocer por Twitter o el Gobierno indio ofrecen explicaciones caso por caso de por qué estos tuits y cuentas en particular fueron individualizados. Un rápido vistazo a las cuentas revela a varios grupos ideológicos que actúan con extrema violencia, pero aparte de esos grupos, muchas de las cuentas afectadas pertencen a ciudadanos comunes y corrientes –activistas, periodistas y civiles que han utilizado la plataforma para destacar las atrocidades que enfrentan los cachmires.

El periodista Muhammad Faysal describió el creciente significado de los medios sociales en el valle de Cachemira:

With the increasing reach of the internet and the emergence of social media, particularly Twitter and Facebook, Kashmiris began questioning Indian rule in Kashmir and reporting on human rights abuses. They posted videos of Indian armed forces torturing civilians, mutilating bodies of militants and vandalising public property.

Social media has become a potent tool to counter state-approved and biased narratives of mainstream Indian media, which often likens Kashmir’s armed insurgency to Islamic extremism, and justifies state aggression against Kashmiri civilians.”

Con el creciente alcance de internet y la aparición de medios sociales, particularmente Twitter y Facebook, los cachemires empezaron a cuestionar el mandato indio en Cachemira y a denunciar abusos de derechos humanos. Publicaron videos de fuerzas armadas indias que torturaban civiles, mutilaban cuerpos de militantes y destrozaban propiedad pública.

Los medios sociales se han convertido en una potente herramienta para contrarrestar las narrativas con aprobación estatal y sesgadas de los medios convencionales indios, que a menudo equipara la insurgencia armada cachemir con el extremismo islámico, y justifica la agresión estatal contra los civiles cachemires.

Ciertamente, funcionarios gubernamentales han tomado nota de la potencia de los medios sociales en la región. En abril y mayo de 2017, las autoridades ordenaron a los operadores de internet móvil que dejaran de prestar servicios en Jammu y Cachemira durante varios días. Las redes sociales, incluidas Twitter y Facebook, también quedaron bloqueadas intermitente.

Según información sobre bloqueos de internet recopilados por el Centro de Ley de Libertad de Software en Nueva Delhi, Cachemira ha registrado 29 casos de bloqueo de internet desde 2012. Estas cifras son las más altas de India. Los activistas cachemires usan los medios sociales para destacar las violaciones de derechos humanos y hasta luchas cotidianas en la zona, que tiene gran presencia militar. Cuando las tensiones aumentan u ocurren protestas, internet suele ser la primera baja.

Un tuit particularmente poderoso de Khalid, uno de los denunciados ante Twitter, tiene que ver con la imagen de un joven usado como escudo humano por las fuerzas indias en Cachemira.

Paramilitar indio usa a adolescente como escudo humano en Cachemira para impedir el avance de otros manifestantes a favor de la libertad.

Estrategia de censura parcial de Twitter

El Gobierno también solicitó que Twitter retirara tuits de cuentas de usuarios fuera de India. Entre esos usuarios estaban Sabena Siddiqi, periodista y analista política pakistaní, y Huma Dar, catedrático de la Universidad de California que defiende de los derechos humanos de los cachemires y los dalit (la casta baja en India que enfrenta prejuicios y ataques).

Khaled Beydoun, profesor estadounidense de derecho también estaba en la lista por este tuit:

Señales del genocidio de musulmanes rohingya.
8 peligrosas señales de advertencia
El proyecto Advertencia Anticipada del Museo del Holocausto de Estados Unidos ha identificado a Birmania como el primer país en riesgo de matanzas masivas a manos del Gobierno. Muchos expertos advierten de un genocidio por estas razones
1.3 millón de rohingya
140,000 en campos
más de 100,000 han huido en botes

———–
Señales del genocidio de musulmanes rohingya.

A pesar de lo que muchos podrían pensar, la nacionalidad de un usuario no es un factor relevante para determinar la legalidad de sus tuits. Twitter tiene una politica de “país retenido”, que establece que la empresa puede censurar tuits específicos solamente en un país, en respuesta a una orden gubernamental que pruebe que los tuits son ilegales según las leyes locales.

La política establece:

Many countries have laws that may apply to Tweets and/or Twitter account content….if we receive a valid and properly scoped request from an authorized entity, it may be necessary to reactively withhold access to certain content in a particular country from time to time….Upon receipt of requests to withhold content, we will promptly notify affected users.

Muchos países tienen leyes que pueden aplicarse a tuits y/o a contenido de cuentas de Twitter… Si recibimos una solicitud válida y adecuadamente validada de una entidad autorizada, tal vez debamos negar el acceso reactivamente a determinado contenido en un país en particular ocasionalmente… Ante la recepción de solicitudes de retener contenido, notificaremos inmediatamente a los usuarios afectados.

No es la primera vez que una empresa con sede en Estados Unidos, como es el caso de Twitter, ha luchado contra el conflicto en Cachemira. En 2016, Facebook, el gigante de los medios sociales, encontró gran controversia luego de censurar a periodistas y activistas que hacían publicaciones con contenido a favor de Cachemira.

Pranesh Prakash, experto en políticas de tecnología, instó a Twitter a refutar esa orden, y citó un intento similar de Yahoo.

Con sus recursos, Twitter podría optar a ir a los tribunales para impuganr esta orden del Gobierno como Yahoo impugnó las solicitudes de información personal.

Desde 1990, un movimiento por la independencia se ha estado gestando en el valle de Cachemira. La región es la zona más militarizada del mundo y ha enfrentado numerosas dificultades, incluidas detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas y uso violento de pistolas de aire comprimido por parte de las fuerzas armadas indias. En 27 años, más de 70,000 cachemires han muerto y muchos más han sido heridos o arrestados en represiones militares indias. El arma más reciente de este conflicto parece ser la represión de voces en plataformas de medios sociales. Como lo expresa Prakash, la pregunta es ahora si Twitter llamará a la fuerza para impugnar estas solicitudes en la corte.

Lee también nuestra Cobertura especial: El pueblo cachemir contra el Estado indio

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.