¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“¿Seguimos en la Edad de Piedra?”: Camboyanos expresan descontento por censura gubernamental a secuela de “Kingsman”

El cartel de la película “Kingsman” con un anuncio en un cine local: “Debido a la desaprobación general de algunas escenas en la película, “Kingsman: el círculo dorado” no se presentará en las salas de cine. Pedimos disculpas sinceramente por esta noticia”. Fuente: Facebook.

El Gobierno de Camboya prohibió la exhibición en los cines de la película “Kingsman: el círculo dorado” por retratar un templo jémer como la base secreta de una jefa narcotraficante.

La película es una secuela de la comedia de acción de 2014 y trata sobre una organización espía secreta británica.

Bok Borak, director del Ministerio de Cultura y el Departamento de largometrajes, explicó las razones detrás de la prohibición de la película por parte del Gobierno:

After we reviewed the film we found some problems. They used the Cambodian land – the temple – as the place where the terrorists stay and make trouble for the world.

Después de evaluar la película, nos encontramos con algunos problemas. Usaron el territorio de Camboya (el templo) como lugar de encuentro de terroristas y desde el cual generan problemas al mundo.

El templo no se identifica como tal en la película, pero guarda semejanza con el templo de Ta Prohm, que también se utilizó como locación en la película “Tomb Raider” de 2001 protagonizada por Angelina Jolie.

Simon Choo de Westec Media, encargado de la distribución de la película, señaló que la referencia a Camboya se había retirado ya de la película para satisfacer a la junta de censura del país.

We even blocked the name Cambodia and the name does not appear anywhere. Every movie cannot be depicting Cambodia as heaven . . . You need to face the reality that all countries have criminals.

Hasta quitamos el nombre de Camboya y no aparece en ninguna parte. No puede ser que todas las películas muestren a Camboya como si fuera el paraíso… Hay que enfrentarse a la realidad de que todos los países tienen delincuentes.

Como era de esperarse, la audiencia expresó su descontento por esta decisión. En Facebook, el usuario Singhtararith Chea publicó en su página: “¿Seguimos en la Edad de Piedra?”.

También en Facebook, Somchanrith Chap le recordó a los censores que la película es una ficción:

I've seen New York City destroyed a thousand times by bad guys and aliens but nobody cares because it is FICTIONAL.

Vi como tipos malos y extraterrestres destruyeron la ciudad de Nueva York mil veces, pero a nadie le importa porque es una FICCIÓN.

También llamó la atención al peculiar hecho de que la junta describiera la representación del templo Ta Prohm en la película “Tomb Raider” como “romántica”:

In case you didn't notice, nothing about stealing is romantic nor using Cambodians as slaves to break down an ancient temple entrance. But nobody cares. Why? Because it's fictional. Get over it.

Por si no se dieron cuenta, nada que tenga que ver con robar es romántico, como tampoco lo es usar a los camboyanos como esclavos para destruir la entrada a un templo antiguo. Pero a nadie le interesa. ¿Por qué? Porque es una ficción. Supérenlo.

También en Facebook, Reaksmey Yean expresó un punto similar:

This is ludicrous, I can't believe these so-called experts could not distinguish between fiction and reality.

To my dear experts! I just wanted to inform you that creativity is boundaryless, and this film is one form of its multiple-realities, multiforms, and multilayers. You should start learning how to recognize it, although, you do not like it by recognizing it you respect the freedom of expression of the others — in this case, the creator of the film.

Esto es absurdo, no puedo creer que estos que se hacen llamar expertos no puedan diferenciar la ficción de la realidad.

¡A mis queridos expertos! Tan solo quería informarles que su creatividad no tiene límites y que esta película es una forma de las múltiples realidades, formas y capas. Deberían empezar a aprender a reconocerlo. Sin embargo, si no les gusta lo que reconocen, tienen que respetar la libertad de expresión de las otras personas; en este caso, la del creador de la película.

En Twitter, el usuario Peter Ford usó la etiqueta #Hunsanity, referencia al primer ministro Hun Sen, el líder del país durante las últimas tres décadas:

Qué bueno ver que las autoridades de Camboya se enfocan en lo que realmente importa: censurar Kingsman 2.

Ya antes, el Gobierno de Camboya censuró otras películas de Hollywood que mostraban escenas de violencia excesiva o escenas sexuales, como ocurrió con “Cincuenta sombras de Grey”. No obstante, esta es la primera vez en los últimos años en que se prohíbe una película por “mostrar en forma negativa” al país.

Este hecho de censura pone en manifiesto, también, las medidas severas que el Gobierno ejerce sobre la libertad de expresión. Desde septiembre de 2017, el Gobierno cerró más de treinta estaciones de radio por problemas con las concesiones y los impuestos. Un diario inglés también se vio obligado a dejar de operar luego de que el Gobierno lo golpeara con un impuesto considerable.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.