¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cambodia Daily cierra después de que el Gobierno lo amenazara con impuestos considerables

“Salven The Daily”. “Salven la radio”. Fuente: página de Facebook del Centro Camboyano por los Derechos Humanos

El Cambodia Daily imprimió su última noticia el 4 de septiembre de 2017, después de que el Gobierno le arrojara un impuesto de 6,3 millones de dólares.

La propietaria del periódico, Deborah Krisher-Steele, explicó cómo este impuesto llevó al cierre del periódico, que empezó a publicar en 1993:

The power to tax is the power to destroy. And after 24 years and 15 days, the Cambodian government has destroyed The Cambodia Daily, a special and singular part Cambodia’s free press. The Daily has been targeted for an astronomical tax assessment, leaks and false statements by the tax department and public vilification by the head of government.

El poder de imponer cargas fisclaes es el poder de destruir. Y después de 24 años y 15 días, el Gobierno camboyano acabó con el Cambodia Daily, uno de los medios libres más especiales y singulares de Camboya. El departamento de impuestos lo atacó con un impuesto astronómico, filtraciones y afirmaciones falsas, el jefe de Gobiero lo denigró públicamente.

El Cambodia Daily pidió auditar y negociar el impuesto, pero el Gobierno se negó a considerar de nuevo el caso. Algunos creen que la reticencia del departamento de impuesto de examinar la solicitud del diario reflejan la postura del primer ministro, Hun Sen, quien antes había acusado a las personas del periódico de «ladrones» y «sirvientes de extranjeros».

El Cambodia Daily nació en 1993. Fuente: Facebook.

Grupos de prensa, como la Alianza de Prensa del Sureste Asiático, creen que el cierre del Cambodia Daily se relaciona con las elecciones de 2018:

We view these closures as part of a broader campaign to muzzle critical voices and to clamp down on freedom of expression ahead of the July 2018 national election. Media freedom is a fundamental component of any democracy, and it must be preserved in order for next year’s election to be free and fair.

Vemos estos cierres como parte de una campaña más amplia de silenciar a las voces críticas y frenar la libertad de expresión antes de las elecciones nacionales de julio de 2018. La libertad de prensa es un componente fundamental de toda democracia y debe preservarse para que los comicios del próximo año sean libres y justos.

El partido gobernante de Camboya ha estado en el poder durante tres décadas. Aún domina a los políticos locales, si bien perdió escaños en las elecciones generales de 2013.

Aparte del Cambodia Daily, los canales de radio que emiten programas de la oposición en 19 provincias han dejado de operar debido a presuntas violaciones de licencias.

1. Pero aclaremos algunas cosas: se puede criticar al diario por muchos motivos, pero nunca sacó provecho de Camboya ni su pueblo.
———
2. Bernie Krisher, el editor, nunca se ha llevado un céntimo de Camboya. No se ha aprovechado del país o de la población.

La pérdida del Cambodia Daily sería una tragedia para la democracia en Camboya. Lamentablemente sin él mis mañanas no son completas.

La supuesta represión de las voces críticas por parte del Gobierno no solo ha sido contra los medios, sino también contra ONG extranjeras y a líderes de la oposición.

El representante del Gobierno en la sede de la ONU en Ginebra negó la acusación de estar persiguiendo solo a los medios críticos.

The fact is that currently numerous newspapers, non-governmental organizations, and radio stations are in operation freely and harmoniously in Cambodia except a handful of them, why? Because the latter do not fulfill their duties in respecting the existing law and regulation of the host state.

El hecho es que hoy en día diversos periódicos, ONG y emisoras de radio operan con libertad y armonía en Camboya, excepto unos pocos. ¿Por qué? Porque estos últimos no cumplen con la obligación de respetar la actual ley y normativa del Estado.

Phay Siphan, portavoz del gobierno, insistió en que el hecho de gravar al Cambodia Daily no responde a motivaciones políticas:

The Daily itself is speaking with political intentions to cover up that they don’t want to pay taxes. They wrote to the prime minister to help. This has nothing to do with prime minister – it is an issue with the department of taxation.

El propio diario habla con intenciones políticas para ocultar que no quieren pagar impuestos. Escribieron al primer ministro para solicitarle ayuda. Esto no tiene nada que ver con el primer ministro, se trata de un asunto del departamento de impuestos.

Última edición del Cambodia Daily. Fuente: Facebook

Alan Parkhouse, editor del Khmer Times, expresó su preocupación por la situación de los periodistas locales que trabajan para el Cambodia Daily. Pero al mismo tiempo, también escribió sobre otros temas financieros que implican al periódico:

The Daily, which for most of its 25 years operated as a non-profit NGO newsletter training local journalists, also never paid to use stories from news agencies like Reuters or Agence France Presse and in the past it never paid for the right to reprint stories from major newspapers in the United States.

This free access to wire services and lifting rights from other papers was done under the guise of being a charity or NGO newsletter set up to train local journalists.

El Daily, quien durante gran parte de sus 25 años de existencia operó como una publicación de ONG sin ánimo de lucro para formar a periodistas locales, no pagó nunca por utilizar historias de agencias como Reuters o Agence France Presse. Nunca antes pagó por el derecho de reimprimir historias de destacados periódicos estadounidenses.

Este acceso libre a las agencias de noticias y concederse derechos de otros periódicos se hacía bajo pretexto de ser una organización caritativa o no gubernamental dispuesta a formar a los periodistas locales.

Sea cual sea la responsabilidad del Cambodia Daily, este periódico no contó con el suficiente tiempo para responder ante el caso del impuesto y de otras violaciones que supuestamente llevó a cabo.

La declaración publicada por el Overseas Press Club de Camboya resume la preocupación de grupos de derechos humanos acerca del impacto político del cierre de un periódico popular:

…the Kingdom lost a significant aspect of its media diversity. It lost a training ground for a generation of Khmer journalists. It lost a beacon of free speech. It lost its most prolific chronicler of current affairs, a paper whose 24 years of daily editions will long serve as a first draft to modern Cambodian history.

…el Reino ha perdido un aspecto significativo de su diversidad de prensa y un campo de formación para una generación de periodistas jemer. Ha perdido un modelo de libertad de expresión. Ha perdido a su cronista de sucesos más prolífico, un periódico cuyos 24 años de ediciones diarias servirán siempre como borrador para la historia moderna de Camboya.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.