¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Siguen protestas en Hungría en la televisora pública donde parlamentarios opositores fueron desalojados a la fuerza

Protesta en Budapest, Hungría, el 16 de diciembre de 2018. Foto de Atlatszo.hu/Márk Tremmel, CC BY-NC-SA 2.5.

Este artículo se basa en el informe “Continúa la protesta y punto muerto en la sede central de la cadena pública – Expulsan a parlamentarios opositores” de Anita Kőműves y Babett Oroszi, con fotos de Márk Tremmel, Áron Halász y Szebáld Szakál para Atlatszo.hu, primera entidad sin fines lucro de periodismo de investigación de Hungría. Se reproduce en formato editado gracias a una asociación con Global Voices.

Las protestas en Budapest contra el gobierno de derecha de Viktor Orbán siguieron el domingo 16 y lunes 17 de diciembre, cuando los manifestantes se reunieron frente a la sede central de la radiodifusora pública. Las protestas empezaron el miércoles 12 de diciembre en reacción a la llamada “ley de la esclavitud” que elevaría el límite de horas extra que los empleadores pueden pedirle a sus trabajadores a 400 horas, y otra ley que facilita designar a jueces que sean favorables al régimen de Orbán en puestos en el Poder Judicial.

Entre 5000 y 10 000 personas protestaron el domingo 16 de diciembre contra el gobierno de Orbán, y al final de la manifestación centenares de manifestantes caminaron hacia la sede central de la radiodifusora pública MTVA. Varios parlamentarios de oposición entraron al edificio e intenteron salir al aire para leer sus pedidos. Se les negó el pedido, y se quedaron hasta la madrugada, cuando guardias de seguridad armados desalojaron a la fuerza a los parlamentarios Ákos Hadházy y Bernadett Szél.

Ese mismo día, los manifestantes se reunieron en la Plaza de los Héroes y marcharon hacia el Parlamento. La marcha la encabezaron los sindicatos, seguidos de cerca por partidos de oposición que portaban banderas:

En la protesta de la oposición esta noche afuera de la radiodifusora húngara esta noche, la bandera del es partido político nacionalista y ultraderechista Movimiento por una Hungría Mejor, Jobbik, ondea al lado de de la bandera romaní y banderas de otros partidos. Varias personas en la multitud ondean banderas de la Unión Europea y banderas húngaras.

Protestas pasan a la radiodifusora pública

Después, los manifestantes decidieron caminar a la sede central de MTVA al noroeste de Budapest. Los manifestantes llegaron al lugar poco antes de las 9 p.m., donde seis filas de policía antidisturbios rodeaban la entrada del edificio para impedir que la entrada de manifestantes.

Inicio de la protesta del 16 de diciembre de 2018 en Budapest, Hungría. Foto del álbum de la primera noche de protestas, de Atlatszo.hu/Áronl Halász, CC BY-NC-SA 2.5. Haz clic en la imagen para ver el álbum completo.

Los parlamentarios opositores Ákos Hadházy, Bernadett Szél, Ágnes Kunhalmi y Ágnes Vadai entraron al edificio. A diferencia de los ciudadanos comunes y corrientes, los parlamentarios son libres de inspeccionar cualquier instalación pública.

Tenían una lista de cinco pedidos que pensaban leer al aire:

  1. Derogación de la ’ley de la esclavitud’;
  2. No más horas extras para la policía que las permitidas por las regulaciones de la Unión Europea;
  3. Poder Judicial independiente;
  4. Hungría debe unirse a la Fiscalía Europea;
  5. Servicio de medios públicos independientes y objetivos.

Los parlamentarios no lograron su cometido. Por su parte, en el exterior de las instalaciones de MTVA, los manifestantes intentaron sobrepasar a la policía antidisturbios, que empezó a usar gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

Los parlamentarios al interior del edificio transmitían en vivo los acontecimientos a medida que ocurrían. La transmisión de Bernadett Szél se emitió en la mañana cuando guardias de seguridad derribaron a Ákos Hadházy cuando intentaba entrar a un estudio a leer sus pedidos. Luego, a Hadházy y Szél los sacaron los desalojaron a la fuerza del edificio, mientras miles de personas seguían los acontecimientos en Facebook.

El punto muerto entre los parlamentarios con la seguridad y administración de MTVA continuó. Los parlamentarios quieren que la policía los ayude a ejercer su derecho de inspeccionar instalaciones públicas. Al mismo tiempo, MTVA quiere que la policía los ayude a aplicar un decreto de un funcionario local que ordena a los parlamentarios que salieran de las instalaciones.

Parlamentario Hadházy: experiencia ‘humillante y perturbadora’

Parlamentario Akos Hadházy en el exterior de MTVA en Budapest, 16 de diciembre de 2018. Foto: Átlátszó.hu/Mark Tremmel, CC BY-NC-SA 2.5.

“Ya me siento mejor, aunque estoy cansado e impactado por los acontecimientos”, dijo Ákos Hadházy a Átlátszó horas después de que lo expulsaran del edificio:

“It is very hard to describe my feelings, such an event is very humiliating and disturbing.

I did not expect this, I was expecting some degree of restraint from those in power but that did not happen,” he said.

“Es muy difícil describir mis sentimientos, un acontecimiento así es muy ‘humillante y perturbador”.

No esperaba esto, esperaba algunas restricciones de quienes están en el poder, pero eso no ocurrió”, dijo.

Hadházy dijo que los acontecimientos demostraron dos cosas. Primero, que es una buena opción protestar en la televisión pública, pues es ’uno de los bastiones más importantes’ del poder gubernamental. Hadházy cree que lo que le ocurrió demuestra que el Gobierno está asustado.

Hadházy dijo que agradece a los manifestantes que hicieron el largo recorrido a la sede central de MTVA la noche del domingo. Agregó que asistiría a la protesta de la noche del lunes 17, programada para las 6 p.m.

Guardias de seguridad de MTVA atacan a cuatro parlamentarios

Las protestas continuaron el lunes y de nuevo terminaron frente a las instalaciones de MTVA. Parlamentarios opositores intentaron entrar a la televisora estatal, pero fueron reprimidos con violentas reacciones del servicio de seguridad.

Después de diez horas de punto muerto, en que los editores se negaron a sacar al aire a los legisladores, los guardias de seguridad expulsaron a cuatro parlamentarios de MTVA. El ataque de los guardias de seguridad y posterior refriega dejó parlamentarios heridos. A Laszlo Varju tuvieron que llevarlo al hospital en ambulancia.

Al menos cuatro parlamentarios opositores fueron atacados hoy en Hungría. Hay uno hospitalizado. Es el balance de hoy. El régimen de Orban ha cruzado un umbral que antes no se había atrevido a cruzar. ¿Cómo responderán sus principales apañadores internacionales, el empresario Manfred Weber y la Embajada de Estados Unidos en Budapest?

Hasta ahora, el Gobierno húngaro encabezado por Victor Orban se ha encogido de hombros ante las protestas y no muestra señales de detener su radicl agenda de derecha, que da nueva forma a la sociedad húngara e influye en la Unión Europea y regiones vecinas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.