¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Cada voto cuenta? Enfrentando apatía electoral y baja asistencia de votantes en elecciones nacionales de Nigeria

Afiches de campaña pintarrajeados en un muro en Lagos, Nigeria. Imagen de Nwachukwu Egbunike, usada con autorización.

Con las elecciones nacionales de Nigeria a la vuelta de la esquina, el 16 de febrero de 2019, la Comisión Electoral Independiente (INEC) y la Agencia Nacional de Orientación han mostrado su preocupación por los votos nulos —los que la INEC considera inválidos.

La apatía de los votantes y la baja concurrencia (impugnación de ausentes) son formas de votos nulos. Desentrañar las razones de la apatía electoral es esencial para reducir los votos nulos al mínimo.

En las elecciones de 2015, el Resumen de Resultados de la INEC muestra que la cantidad de votos emitidos (29.4 millones) fue menos de la mitad de electores registrados (67.4 millones) De los electores registrados, 31.7 millones fueron a votar y fueron acreditados por la INEC. Pero solamente 28.6 fueron votos válidos mientras que 844 519 fueron rechazados y nulos.

Si todos los electores registrados hubieran emitido su voto en 2015, y la cantidad de votos rechazados aumentara en la misma cantidad, sería cerca del 4 % —un número insignificante. Con este supuesto, la concurrencia baja en las elecciones (más que la cantidad de votos rechazados) es una forma más preocupante de votos nulos.

¿Electoral de Nigeria — en línea?

El número consolidado de electores registrados para las elecciones generales de 2019 es de 84 milliones —44 millones de hombres y 39.5 millones de mujeres.

Más de la mitad —51 %—  son jóvenes de entre 18 y 35 años, en tanto que cerca del 30 % son de edad media (de 36 a 50 años). Solamente el 15 % son adultos mayores (de 51 a 70 años) y casi el 4 % son ancianos (70 años y más). Los nativos digitales (jóvenes) y migrantes digitales (edad media) conforman el 81 % de los electores registrados en Nigeria.

Los usuarios de internet en Nigeria pasaron de 98.3 millones en 2017 a 100.5 millones en 2018. Facebook sigue a la cabeza de las plataformas de redes sociales preferidas con 22 millones de usuarios, seguida por YouTube (más de 7 millones), Twitter (6 millones) e Instagram (5.7 millones).

La mayoría de electores en las elecciones de 2019 han estado usando tecnologías digitales desde su nacimiento o han pasado de tecnologías analógicas a digitales — los medios digitales no son una alternativa sino, simplemente los medios.

Juventud nigeriana: políticamente ‘despertó’

Antes de las elecciones presidenciales de Nigeria en 2015, Twitter fue el espacio para las conversaciones políticas de electores jóvenes. Las discusiones fueron candentes y amargas —se cavaron trincheras y simpatizantes del Congreso de Todos los Progresistas (APC) y el Partido Democrático Popular (PDP) intervinieron en un interminable ciclo de acusaciones y contraacusaciones.

Dentro del ambiente dividido surgió una clase de electores no alineados llamados “fencists”. No son electores indecisos, sino electores decididos que rechazan la necesidad de expresar su apoyo político en Twitter. Sostienen que ningún candidato de las elecciones presidenciales de 2015 fue un mesías y el tiempo les dio la razón.

En 2019, el mismo grupo de electores nigerianos jóvenes y de edad media con conciencia política han hecho campaña para que los ciudadanos tengan su cédula de votante permanente (PVC). Estos electores potenciales no necesariamente necesitan educación sobre votos nulos, pero buscan una firme garantía de que las elecciones de 2019 serán libres, justas y creíbles —que su voto cuenta, ¡y punto!

Usar plataformas en línea para educar y sacar el voto

1. La lucha de Nigeria por el voto electrónico

La credibilidad de las elecciones depende principalmente de un proceso de voto transparente. El voto electrónico puede atraer a electores jóvenes y de media edad por su comodidad con la tecnología, y reducir significativamente la apatía del elector con un proceso viable y transparente.

En marzo de 2017, el Senado nigeriano aprobó el uso de voto electrónico y convirtió la enmienda del Acta Electoral número 6 2010 en ley. El voto electrónico fue bien recibido porque garantiza elecciones libres, justas y creíbles. Sin embargo, el 8 de diciembre de 2018, el presidente Muhammadu Buhari declinó a firmar la ley “por cuarta vez en dos años”. Esto cerró la posibilidad de usar voto electrónico en las elecciones generales de 2019.

El voto electrónico pudo haber conllevado cambios significativos, como la acreditación biométrica total de los electores con lectoras de tarjetas inteligentes. Los funcionarios electorales se verán obligados a enviar acreditación y resultados electorales inmediatamente de los centros de votación al correspondiente centro de acopio. Además, los funcionarios a cargo de las elecciones deben registrar datos de acreditación y resultados electorales en los formularios prescritos de la INEC, que deben coincidir con lo que está registrado, antes de transmitirlos.

La INEC, el observador electoral de Nigeria, tendría facultades inlimitadas para realizar elecciones con voto electrónico. Además, el acopio de resultados electorales se haría electrónicamente y ayudaría a determinar resultados finales en tiempo real.

Tal vez no se dé voto electrónico pronto debido al Gobierno, junto con los votantes de más edad –apenas el 19 % del electorado-– insisten en tener elecciones análogas en 2019.

2. Reformas electorales

Las enmiendas constitucionales garantizan la independencia de la INEC después de las lamentables elecciones presidenciales de 2007, marcadas por fraude y violencia.

Según el Instituto Democrática Nacional, en las elecciones hubo voto de menores, cédulas sin nombres de todos los candidatos, errores en el registro de votantes, falta de privacidad, centros de votación inadecuados, robo de cajas con cédulas, intimidación y compra de votos. También hubo casos registrados de violencia política, impunidad y parcialidad de la policía. Para 2011, la INEC se volvió financiera independiente – con financiación del Fondo Consolidado, y lo igualó “con la manera en que se financian el Poder Judicial y la Asamblea Nacional”.

El presidente ya no puede contratar ni destituir unilateralmente al jefe de la INEC sin confirmación del Senado.

Pero estas reformas electorales no han hecho suficiente para abordar los votos nulos durante las elecciones. Si la mayor parte de votantes con nativos y migrantes digitales, el voto electrónico tiene más sentido porque encuentra a la mayoría de electores donde pasan más tiempo.

3. Educación política con medios sociales

Se puede usar documentales, video breves, podcasts, webinars con explicaciones en inglés, pidgin nigeriano, hausa, igbo y yoruba —los idiomas más hablados en Nigeria— para los conteos y mejoras del proceso electoral.

La educación que enfatiza las narrativas históricas sobre la evolución democrática de Nigeria desde la Primera República a la fecha ayudarían a transmitir eñ valor de votar. Es crucial entender los sacrificios de quienes murieron para hacer posible la democracia de Nigeria en los últimos 20 años. ¿Los jóvenes de Nigeria recuerdan a los mártires del 12 de junio, que lucharon —aunque sin éxito— para restabelcer la elección presidencial de 1993 que fue anulada por el el gobierno militar?

La educación en línea también debe enfatizar que la participación del elector es clave para una elección exitosa. Los votantes son el eslabón perdido a una democracia fuerte.

Cada voto cuenta.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.