¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Orden confiere a comisión electoral de Guyana la libertad de declarar un ganador, ¿lo hará?

El edificio neoclásico del Parlamento de Guyana, ubicado en la capital, Georgetown, se terminó en 1834. Foto de Dan Lundberg en Flickr (CC BY-SA 2.0).

Mientras el resto del mundo lucha contra la pandemia de la COVID-19, Guyana también lucha contra una crisis electoral.

Desde las elecciones generales nacionales el 2 de marzo de 2020, tuvo lugar una batalla sin fin para determinar cuál de los dos partidos predominantes es el ganador: el partido oficialista Una Asociación para la Unidad Nacional/Alianza para el Cambio (APNU+AFC), o el opositor Partido Progresista del Pueblo (PPP).

Luego de un desafío jurídico del PPP y la decisión de la Suprema Corte respecto de que los resultados del principal distrito electoral de la Región 4 –principal punto de contención– fueron nulos y sin efecto, el presidente David Granger y el líder opositor Bharrat Jagdeo se reunieron con un contingente de líderes de la Comunidad del Caribe (CARICOM) el 11 de marzo y acordaron respetar la ley y embarcarse en un proceso de verificación de los votos de la Región 4.

Esto comenzó el 13 de marzo, pero se detuvo en forma abrupta puesto que los resultados siguieron leyéndose desde una planilla contenciosa, en contravención de la decisión judicial. Ese mismo día, las misiones de observadores internacionales se retiraron de Guyana, y citaron falta de transparencia en el proceso de recuento.

El 14 de marzo, algunos miembros de APNU+AFC hicieron una conferencia de prensa —con la notoria ausencia del presidente Granger– en la que el gerente de campaña del partido, Joseph Harmon, dijo que estaba “satisfecho con la decisión del escrutador y refrendada por el representante como la declaración definitiva del conteo [original] de los votos en la Región 4″.

Harmon también acusó a la oposición de participar en “tácticas dilatorias”.

No obstante, no todos en el partido se encuentran tan confiados, sobre todo Dominic Gaskin, exministro de Gobierno y yerno del presidente, quien no estaba “lo suficientemente convencido” de que los resultados de la Región 4 “reflejen en forma precisa los resultados que se registran en varias declaraciones de papeletas recabadas de 879 circuitos de votación”. El proceso de verificación de las elecciones en Guyana aún es predominantemente manual.

Cuando se le preguntó en conferencia de prensa acerca de las declaraciones de Gaskin, el ministro de Recursos Naturales, Raphael Trotman, dijo: “Puedo decir que la inmensa mayoría de la membresía y el liderazgo AFC no comparte [su] punto de vista”.

El columnista guyanés Freddie Kissoon impulsó la teoría de que existe una lucha de poder entre dos facciones en la coalición gobernante, una del lado del presidente Granger y la otra del lado del ministro Trotman. “Lo que en realidad sucede actualmente en Guyana es un golpe de Estado”, escribió Kissoon.

Acuerdo de recuento con el CARICOM se detuvo

Tres días después de la conferencia de prensa, el 17 de marzo, Ulita Grace Moore, candidata por la coalición gobernante en las elecciones de los gobiernos departamentales de Guyana en 2018 logró presentar una orden ex parte para bloquear a la Comisión Electoral de Guyana (GECOM) de actuar en el acuerdo de recuento celebrado con el CARICOM. Hasta el 20 de maroz, el recuento aún no comenzaba. La decisión esencialmente significa que la GECOM tiene luz verde para declarar el resultado de la elección a favor del Gobierno.

El nombre de Moore también se encuentra en la lista de candidatos de la Región 4 para las elecciones regionales, pero la sentencia no estableció por qué no se consideró un conflicto de intereses.

Captura de pantalla de la orden judicial solicitada por Ulita Grace Moore en representación del Gobierno.

Si bien la GECOM aún no actuó en relación con la sentencia, reclama que sin perjuicio de su buena intención, el acuerdo con el CARICOM no puede derogar la ley. Puesto que la decisión provisoria se dictó ex parte, lo que significa que la otra parte no se encontraba presente, aún resta por escuchar los argumentos contrarios.

Se programó que el juez oiría los argumentos de ambas partes el 20 de marzo a las 9:00 horas, hora local.

La primera ministra de Barbados y presidenta del CARICOM, Mia Mottley, retiró a su equipo,y dijo que: “Es claro que existen fuerzas que no desean ver el recuento devotos por algún motivo. Todo gobierno que preste juramento sin un proceso de conteo de votos creíble y completamente transparente carece de legitimidad”.

El ex secretario general de la Mancomunidad Sir Shridath Ramphal definió como “sumamente lamentable que […] el equipo del CARICOM invitado para supervisar el recuento de los votos tuviera que retirarse”.

El PPP, mientras tanto, presentó cargos por desacato contra los funcionarios de la GECOM.

‘El sufrido pueblo guyanés’

Los ciudadanos observan el desarrollo de esta situación con una mezcla de frustración y profunda preocupación.

En las redes sociales se viralizó una carta abierta al presidente del país redactada por el general mayor retirado Joseph Singh, en la que Singh, exjefe de la Fuerza de Defensa de Guyana –y expresidente del GECOM– sugirió que al presidente Granger lo estaban “manipulado personas que no tienen los mejores intereses de nuestra querida Guyana en mente”:

[These people] are prepared to hold you hostage to their own evil intentions and to manipulate you and the Constitution of this country to achieve their own personal and collective goals, unbothered by the catastrophic impact their actions to date are having on national morale, on the fears and anxieties of all Guyanese, whether or not they are supporters of your political party. […]

What matters to me, and I am sure to all right thinking Guyanese, as well as the regional and international community, is that the electoral process reflects the will of the people.

[Estas personas] están preparadas para convertirlos en rehenes de sus propias intenciones perversas y para manipularlos a ustedes y a la Constitución de este país de manera de alcanzar sus propias metas personales y colectivas, sin preocuparse por el impacto catastrófico que sus acciones hasta la fecha tienen en la moral nacional, en los miedos y las angustias de todos los guayaneses, sean o no simpatizantes de su partido político […]

Lo que me preocupa, y estoy seguro de que a todos los guayaneses conscientes, así como a la comunidad regional e internacional, es que el proceso electoral refleje la voluntad de las personas.

Notando que el “sufrido pueblo guayanés” se encuentra “dolido”, “avergonzado” y “enojado”, Singh dijo que un recuento independiente permitirá que “cualquier partido político que finalmente se declare que tenga la mayoría de los votos [será] reconocido como legítimo y podrá formar el Gobierno”.

Una declaración del 18 de marzo del Grupo Observador de la Comunidad para Guyana reflejó esta postura:

It is the clear and considered view of the Group that the tabulation processes conducted by the Returning Officer for Region 4, Mr. Clairmont Mingo, were not credible, transparent and inclusive.

Es el punto de vista claro y considerado del Grupo que los procesos de tabulación realizados por el Escrutador para la Región 4, el Sr. Clairmont Mingo, no fueron creíbles, transparentes ni inclusivos.

‘La plataforma es transparente’

Hablando con Global Voices a través de WhatsApp, el ingeniero Marcel Gaskin (hermano de Dominic Gaskin), que en marzo de 2019 interpuso una denuncia penal contra la GECOM por no convocar elecciones en el marco de tiempo constitucional luego de un voto de no confianza en diciembre de 2018 dijo: “La plataforma es tan transparente que resulta un insulto a nuestra inteligencia”.

Cuando se le preguntó si al Gobierno le preocupan las revueltas sociales y la violencia, Gaskin respondió:

They don't seem worried about this. They are peddling so much misinformation to their supporters. If they succeed [in being declared the winner] the only way they can rule is by outright repression. I believe the main reason GECOM hasn't yet declared an election result is because of the pressure from international observers and threats of sanctions from the international community.

No parecen preocupados por esto. Propagan mucha información falsa a sus simpatizantes. Si lo logran, [que se les declare ganadores] la única manera en que podrán gobernar es mediante una represión absoluta. Creo que el principal motivo por el que la GECOM aún no declaró un resultado de la elección se debe a la presión de los observadores internacionales y las amenazas de sanciones de parte de la comunidad internacional.

Mientras Guyana atraviesa el umbral de un auge económico con sus recientemente descubiertas reservas de petróleo y gas, recibir sanciones con certeza afectará la reputación del país y su capacidad de participar en organizaciones internacionales clave como la Comunidad y la OEA.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, lanzó una advertencia:

Individuals who seek to benefit from electoral fraud and form illegitimate governments/regimes will be subject to a variety of serious consequences from the United States.

Quienes buscan beneficiarse de un fraude electoral y de gobiernos/regímenes ilegítimos estarán sujetos a varias consecuencias serias de parte de Estados Unidos.

No obstante, una importante figura de APNU+AFC respondió a esa amenaza en las redes sociales y alentó a los guayaneses a ejercer presión a favor de los legisladores y políticos de Estados Unidos, inclusive el aspirante presidencial demócrata Joe Biden, y periodistas como Rachel Maddow de la MSNBC.

Mientras tanto, la Comisión del Sector Privado (PSC) del país convocó al comisionado de la Policía de Guyana para asegurar la conducta profesional de sus oficiales en medio de inquietudes respecto de que se esta usando a la Policía como ejecutores electorales de APNU+AFC.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.