¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Orden de cuarentena viene acompañada de aumento de violencia doméstica en Trinidad y Tobago

Comisionado de la Policía de Trinidad y Tobago, Gary Griffith, habla en el lanzamiento de la Unidad de Servicio de Violencia de Género, 21 de enero de 2020. Captura de pantalla tomada de un video de YouTube publicado en el canal TTPoliceService.

Revisa la cobertura especial de Global Voices del impacto mundial por la COVID-19.

Muchos países en el mundo que han establecido medidas de cuarentena para contener el avance de la COVID-19 también informaron de un aumento en la incidencia de violencia doméstica.

Lamentablemente, Trinidad y Tobago no es la excepción. En conferencia de prensa del 9 de abril de 2020, el comisionado del Servicio de Policía de país (TTPS, siglas en inglés), capitán Gary Griffith, informó el aumento de esos casos.

En febrero de 2019, la Policía de Trinidad y Tobago informó de 39 casos de agresión física y en febrero de 2020, la cifra se elevó a 72. Igualmente, en marzo de 2019, las denuncias indicaban 42 agresiones; en marzo de 2020, hubo 96 casos.

En total son 558 los casos de violencia doméstica en lo que va de 2020, a diferencia de los 232 casos en 2019, según Griffith. Sin embargo, admitió que el incremento podría estar relacionado al lanzamiento en enero de 2020 de la Unidad de Servicio de Violencia de Género (GBVU, por su nombre en inglés).

La unidad lo conforma personal policial especialmente entrenado en el uso de procedimientos adecuados para tratar casos sensibles. Antes, las víctimas de distintos tipos de violencia sexual se quejaban por los malos tratos de los agentes de policía, doctores y abogados quienes no creían sus historias, mostraban poca empatía o aumentaban el trauma con preguntas inapropiadas y humillantes.

Luego de que el Gobierno anunció a fines de marzo la implementación de la cuarentena para todos, salvo para quienes prestan servicios esenciales, la Unidad de Apoyo a Víctimas y Testigos de la Policía (VWSU, siglas en inglés) se preparaba para un incremento del abuso doméstico.

Desde el 30 de marzo la unidad ha ayudado a 48 víctimas de violencia doméstica y lidiado con varios delitos sexuales contra menores.

El 28 de febrero, activistas llevaron una petición firmada por 1700 ciudadanos a la Oficina del Primer Ministro. Exigieron una reforma para los actos de violencia doméstica en el país y solicitaron fondos para garantizar que los refugios para niños y mujeres maltratado continuanran funcionando.

Seis mujeres fueron asesinadas en conflictos domésticos en Trinidad y Tobago, en enero y febrero de 2020. El país tiene una población de 1,4 millones, y casi la mitad son mujeres.

Gabrielle Hosein, directora del Instituto de Estudios de Género y Desarrollo en el campus de St. Augustine de la Universidad de las Indias Occidentales, señaló en una columna para Trinidad y Tobago Newsday que “puertas adentro se ha vuelto más complejo que nunca” ante la pandemia de COVID-19:

Some are beginning to feel trapped or out of control. In response, they may turn to threatening and controlling behaviours as part of expressing frustration. Cases of abuse and the severity of violence in families might increase while options for running to family or friends are closed. […]

As with any crisis, women remain particularly vulnerable, whether because they dominate the service and retail industry as workers, and are at risk of losing those jobs, or because they predominate as nurses, and are taking risks that leave them distanced from their families, or because there is deepening isolation for those already being separated from friends and family by abusive partners, or who have been isolating themselves because of shame.

Algunos comienzan a sentirse atrapados o fuera de control. En respuesta, pueden recurrir a comportamientos amenazantes y de control como parte de expresar frustración. Los casos de maltrato y la gravedad de la violencia en las familias pueden aumentar mientras las opciones para recurrir a familiares o amigos están cerradas. […]

Como en cualquier crisis, las mujeres siguen siendo particularmente vulnerables, ya sea porque son mayoría en el sector servicios y minoristas como trabajadoras, y corren el riesgo de perder esos trabajos, o como enfermeras, corren riesgos que las alejan de sus familias; o porque existe un aislamiento cada vez más profundo para aquellas cuyasparejas abusivas han separado de amigos y familiares, o que se han estado aislando por vergüenza.

En cuanto al abuso sexual, Hosein agregó:

Girls’ risk of sexual abuse is especially high now that uncles, stepfathers, cousins and other men are more present and difficult to escape. The vulnerability we are all feeling right now can make victims feel even less able to report or leave, particularly if they are also women and girls with mental or physical disabilities.

El riesgo de abuso sexual en niñas es especialmente alto ahora que tíos, padrastros, primos y otros hombres están más presentes y es difícil escapar. La vulnerabilidad que todos sentimos en este momento puede hacer que las víctimas se sientan menos capaces de denunciar o irse, especialmente si también son mujeres y niñas con discapacidades mentales o físicas.

Los nuevos parámetros de denuncia del TTPS que rigen los delitos de género hacen posible que se realicen informes sin que las víctimas tengan que ingresar físicamente a una estación de policía. En cambio, pueden hacer informes a través de la aplicación TTPS o llamando al 999, número de emergencia nacional.

La unidad también trabaja en estrecha colaboración con la Unidad de Protección Infantil del TTPS, y con organizaciones y agencias no gubernamentales como la Autoridad de los Niños, que protege a los menores que también sufren a manos de los abusadores.


En Trinidad y Tobago existen varios servicios para combatir la violencia contra mujeres y niños. Además de las unidades de violencia de género y protección infantil del Servicio de Policía de Trinidad y Tobago, existe el 800-SAVE, línea directa que se ocupa de casos de violencia doméstica. El registro de la Autoridad de los Niños también tiene una lista de otras organizaciones de apoyo. En cuanto a las discapacidades, quien requiera apoyo puede comunicarse con The Immortelle Center, que remitirá la solicitud a la organización de discapacidades más adecuada para abordar la necesidad.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.