¿Empieza a tambalear “castillo de naipes” de China en la República Checa?

Portada del semanario Respekt, uno de los más leídos en la República Checa. Las portadas recientes han estado mayormente relacionadas con la influencia de China en el país. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

En 2015, cuando el presidente checo, Miloš Zeman, fue el único líder de un Estado miembro de la Unión Europea en asistir a un desfile militar en Pekín con ocasión de los 70 años del final de la Segunda Guerra Mundial, parecía que China y la República Checa estaban destinadas a una amistad gloriosa y que habían dejado atrás para siempre los arduos sentimientos con los que empezaron el siglo XXI.

Cinco años después, la huella de China en el país centroeuropeo ha crecido inexorablemente.

Pero a medida que Pekín ha hecho amigos en lo más alto, los escándalos han aumentado y generado resentimiento público y fortalecido a políticos contrarios a China en el proceso.

Global Voices echa un vistazo a novedades dignas de series de televisión que han dado forma a las percepciones de China en la República Checa en años recientes.

Desaparición de asesor chino molesta al presidente Zeman

Pekín apenas habría podido esperar un líder más afín a China que Zeman del partido Socialdemócrata Checo, que fue elegido presidente por primera vez en 2013.

Václav Havel, el primer líder del país tras la caída del comunismo en Europa Central y Oriental, era disidente y abierto crítico del comunismo, lo que fue un desastre para la relación entre países.

La amistad de Havel con el Dalái Lama, a quien invitó varias veces a Praga, era un punto particularmente amargo, e hizo de la República Checa ‘enemigo oficial de China’ entre susceptibilidades por Tíbet.

El sucesor de Havel, el economista Václav Klaus tomó un enfoque más pragmático y empresarial con China. Klaus hizo la primera visita de un presidente checo a Pekín en marzo de 2004.

Pero recién en la presidencia de Zeman un líder chino –el actual presidente, Xi Jinping– visitó Praga, lo que dio lugar a una asociación estratégica que abarcan reconciliación política e inversión.

Sin embargo, muchos activistas y opositores sienten que Zeman se acercó demasiado a China por conformidad.

El primer escándalo de insertar China como importante problema político en la política interna checa fue el arresto en Pekín acusado de soborno a Ye Jianming. Ye encabezaba las operaciones checas en una empresa de inversiones china llamada CEFC China Energy. La naturaleza precisa de las acusaciones en su contra no se ha hecho pública.

Problemáticamente, Ye también fue asesor económico personal de Zeman y tenía su propia oficina en la administración presidencial para cuando fue convocado abruptamente de vuelta a Pekín.

Aunque su súbita desaparición indica que a Ye se le acabó el favor político en casa, el episodio alertó al público checo sobre el hecho de que las inversiones chinas pueden venir con problemas de corrupción.

La oposición política y movimientos ciudadanos, como Un Millón de Momentos por la Democracia, exigieron transparencia e investigaciones.

En 2018, el Servicio de Inteligencia Chino, BIS –ente que informa al Gobierno y no a la administración presidencial– publicó un informe que calificaba a China como una mayor amenaza a la República Checa que Rusia.

Compra de medios e influencia

China tambien ha aumentado su influencia en los medios checos.

Según Kateřina Procházková, experta en China e integrante del Proyecto Sinopsis que descifra la influencia china en República Checa, la adquisición de Medea –una de las mayores agencias de comunicaciones en República Checa– por parte de la empresa CITIC en julio de 2019 marcó un nuevo hito en los esfuerzos de China por forjarse una imagen en el país.

Procházková dijo a Global Voices:

Medea je komunikační a mediální agentura, která ročně zadá reklamu za zhruba 3 miliony korun do inzerce. Medea může být tedy možným distributorem placené reklamy a promo článků, napsaných v prospěch ČLR a čínských projektů. Mnohem větší zkreslování informaci o Číně však přináší média – napojena přímo na čínské, státní partnery či české vlivové skupiny – jako je Info.cz, Sinoskop nebo TV Nova, jejíž novým vlastníkem se stala opět PPF.

Medea es una agencia de comunicación y medios que encarga publicidad con valor de tres millones de coronas checas (120 000 dólares estadounidenses) cada año. Puede actuar como distribuidor de anuncios pagados y artículos promocionales, escritos en interés de China y proyectos chinos. (Entonces hay) medios directamente conectados con socios chinos, socios estatales y grupos de interés checos favorables a China, como Info.cz, Sinoskop o TV Nova [televisora privada con la mayor participación del mercado], cuyo nuevo dueño es PPF [importante grupo de inversión de la República Checa].

En meses recientes, los escándalos por la influencia china se han multiplicado y alimentado denuncias de medios y charla en redes sociales.

En noviembre de 2019, se supo que la embajada china había estado pagando secretamente a profesores en la Universidad Carlos para tener una imagen positiva de inversión china y oportunidades económicas. La prestigiosa universidad es una de las más antiguas de Europa y muy respetada en República Checa.

En diciembre de 2019, se supo que el millonario Petr Kellner –dueño del grupo PPF al que se refiere Procházková– había contratado una agencia de relaciones públicas para apoyar a una red local de influentes, que incluía políticos, periodistas y expertos en China, para promover una imagen positiva de China en República Checa.

Ahora Taiwán es un asunto también

Como estado comunista, Checoslovaquia fue uno de los primeros países en reconocer a la República Popular China después de que el Ejército de Liberación Popular proclamara la victoria en la guerra civil de 1949. Esa postura no cambió, ni después de la desaparición de la Cortina de Hierro en Europa.

Pero así como Tíbet acosó las relaciones en los primeros años de la República Checa, ahora Taiwán, muy aislado diplomáticamente, ha surgido como sorprendente obstáculo.

A fines de mayo, el presidente del Senado checo, Miloš Vystrčil, rival del presidente Zeman, se preparaba para hacer una visita oficial a Taiwán, importante proveedor de emplezo en la República Checa.

El viaje adquirió significado adicional desde el 20 de enero, cuando Jaroslav Kubera, predecesor de Vystrčil, murió inesperadamente de un fallo cardiaco semanas antes de hacer esa misma visita.

Apenas cinco días antes de su muerte, Kubera recibió una carta enviada por la embaja china en Praga que le advertía de las graves consecuencias si seguía con la visita planeada:

České podniky, jejichž představitelé navštíví Taiwan s předsedou Kuberou, nebudou uvítány v Číně ani čínskými lidmi. České podniky, které mají ekonomické zájmy v Číně, budou muset za návštěvu Taiwanu předsedou Kuberou platit.

Las empresas checas cuyos representantes visitarán Taiwán con el presidente del Senado Kubera no serán bienvenidos en China, ni siquiera por los chinos. Las empresas checas que tiene intereses económicas en China deberán pagar por la visita de Kubera a Taiwán.

Según declaraciones de la viuda y la hija de Kubera, el presidente del Senado estuvo bajo extrema presión al momento de su muerte.

También captó la opinión pública la revelación de que la carta que Kubera recibió estaba acompañada de una nota de dos páginas emitidas por la administración presidencial checa, que calificó la visita de Kubera’ a  Taiwán como “krajně nevhodná” –“extremadamente inapropiada”– debido al daño que podría causar a las empresas que operan en China.

Esta historia en curso llega cuando Taiwán ha incursionado en la opinión pública checa por medio de exitosa “diplomacia de COVID-19″.

La isla estado no reconocida había estado donando mascarillas cuando las pruebas de COVID-19 que Praga adquirió de China demostraron no ser confiables.

Los defensores de Taipéi en la República Checa incluyen a Zdeněk Hřib, alcalde de Praga desde noviembre de 2018, miembro del opositor Partido Pirata, y que estudió en Taipéi en su juventud.

El surgimiento Hřib, popular y conocedor de medios sociales, como actor político serio a nivel nacional es tal vez la mayor amenza a la influencia de China en el país en el mediano a largo plazo.

Mientras tanto, Procházková, experta en China, predicte futuro drama en el triágulo Praga-Pekín-Taipéi.

“La visita planeada [a Taiwán] del nuevo presidente del Senado, Vystrčil, es una espina a los ojos de los chinos”, dijo a Global Voices. “Harán todo lo que puedan para evitarla”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.