Meshrep uigur: Tradicional reunión comunitaria censurada en China

Captura de pantalla de un video de YouTube con un meshrep en Almaty.

Los uigures, nación túrquica de más de 25 millones de personas que viven en toda Asia Central, tienen una larga historia y un rico patrimonio cultural que combina elementos de nomadismo y sedentarismo, tradiciones espirituales preislámicas, sufíes y musulmanas. Uno de los componentes de esta cultura es el meshrep ( مەشرەپ en uigur), reunión comunitaria, de mayormente hombres, en la que la música y el juicio sobre la conducta moral desempeñan un papel fundamental.

Un grupo de hombres suele reunirse en un patio, tocar música tradicional como el muqam y celebrar una especie de tribunal moral, en el que se examina y critica el comportamiento de los hombres de la comunidad, normalmente de forma humorística con burlas, chistes e imitación no violenta de castigos físicos, como puede verse en este breve video de un meshrep celebrado en Almaty (Kazajistán):

Los meshreps varían en tamaño y duración, pero pueden tomar varias horas e incluir desde 30 hasta varios cientos de personas. Las mujeres y los niños son bienvenidos como observadores del ritual.

En la década de 1980, los meshreps, en particular en la ciudad de Ghulja, al oeste de la provincia china de Xinjiang (donde vive la gran mayoría de los uigures), adoptaron gradualmente un tono más político, debatiron abiertamente cuestiones relativas a la privación de derechos de los jóvenes, el desempleo y la práctica de la religión. Para 1995, el Partido Comunista Chino (PCC) los había prohibido por considerarlos una amenaza a su propio discurso de “unidad étnica” y un semillero de activismo religioso. En su libro “Por un camino estrecho: Identidad y masculinidad en una comunidad Uigur en Xinjiang, China“, Jay Dautcher, estudioso de la cultura uigur, explica:

The increased role of meshrep groups in community activism and social mobilization, in forms such as anti-alcohol campaigns and youth sports leagues, led to a realization on the part of the local government official that unregulated grassroots organizations in Uyghur neighborhoods were proving more effective than official campaigns and state institutions at mobilizing Uyghurs.

El papel cada vez más importante de los grupos meshrep en activismo comunitario y movilización social, en formas como las campañas contra el alcohol y las ligas deportivas juveniles, hizo que el funcionario gubernamental local se diera cuenta de que las organizaciones de base no reglamentadas en los barrios uigures estaban resultando más eficaces que las campañas oficiales y las instituciones estatales en la movilización de los uigures.

Como siguió habiendo meshreps no autorizados, las autoridades chinas decidieron diferenciar entre los “insalubres” (y por lo tanto prohibidos) y los “sanos”, e incorporaron esta última categoría y hasta la inscribieron el meshrep en 2010 en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. Dado que muchos uigures emigraron a Kazajistán a raíz de la política de persecución étnica de Pekín, la tradición está experimentando un renacimiento en el Estado de Asia Central que alberga a más de 200 000 uigures, locales y recién llegados.

Para saber más sobre la importancia del meshrep y explorar el enfoque de las autoridades chinas al respecto, hablé con Rachel Harris, profesora que vive en Londres que enseña etnomusicología en la SOAS, Universidad de Londres, y que ahora dirige un Proyecto de Desarrollo Sostenible de la Academia Británica para revitalizar el patrimonio cultural uigur en Kazajistán. También publicó su libro “Sonidos del islam uigur” en la primera mitad de 2020.

La entrevista se editó para que sea más breve.

Foto de un “tribunal” informal en el meshrep de Gheyret, Kazajistán, 2019. Foto de Mukaddas Mijit, usada con autorización.

Filip Noubel (FN) ¿Cuál es tu definición del meshrep? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Es un ritual estrictamente masculino? ¿Por qué la música es un componente clave?

Rachel Harris (RH) Basically a meshrep is a party. But it's also much more than that. Formally, we might say that it is a system of community gatherings maintained by Uyghurs across the Uyghur region and in the diaspora. Meshrep gatherings involve food, music and dance, joking, readings, and an informal community court. They are an important part of Uyghur culture because they forge lasting community bonds, they support the transmission of language and expressive culture, and they provide a forum for discussion, planning, and community action.

There are many accounts of Uyghur meshrep by travelers in the region going back to the 19th century, but the roots of this tradition likely go back much further. Uyghur researchers have documented many different kinds of meshrep. Depending on local traditions, they are held for different reasons: sometimes to celebrate an annual festival, or to welcome guests. In some Uyghur communities – notably in the northwest Ili region and Uyghur communities in Kazakhstan and Kyrgyzstan – they are held monthly, organized by a fixed group of men who host the meshrep on a rotating basis in their family homes.

Uyghurs are proud of their meshrep. They say that meshrep teach the rules of communal behavior to young men, and they serve as a way to perform and transmit expressive culture and communally shared knowledge. Music plays a central role: it accompanies social dancing, and song lyrics provide an important way for people to remember their history and their homeland

Rachel Harris (RH): Básicamente un meshrep es una fiesta. Pero también es mucho más. Formalmente, podríamos decir que es un sistema de reuniones comunitarias que realizan los uigures en toda la región de los uigures y el extranjero. Las reuniones del Meshrep incluyen comida, música y baile, bromas, lecturas y un tribunal comunitario informal. Son una parte importante de la cultura uigur porque forjan vínculos comunitarios duraderos, apoyan la transmisión de la lengua y la cultura expresiva, y brindan un foro para el debate, la planificación y la acción comunitaria.

Hay muchos relatos de de meshrep uigures de viajeros de la región que se remontan al siglo XIX, pero es probable que las raíces de esta tradición sean muy anteriores. Los investigadores uigures han documentado muchos tipos diferentes de meshrep. Dependiendo de las tradiciones locales, se celebran por diferentes razones: a veces para celebrar un festival anual, o para dar la bienvenida a los invitados. En algunas comunidades uigures –en particular en la región noroccidental de Ili y en las comunidades uigures de Kazajistán y Kirguistán– se celebran mensualmente, organizadas por un grupo fijo de hombres que acogen el meshrep de forma rotativa en sus casas familiares.

Los uigures están orgullosos de su meshrep. Dicen que los meshrep enseñan las reglas de comportamiento comunal a los jóvenes, y sirven como una forma de realizar y transmitir la cultura expresiva y el conocimiento comunitario. La música juega un papel central: acompaña a la danza social, y las letras de las canciones proporcionan una importante forma de recordar la historia y la patria.

Retrato de la profesora Rachel Harris en el Festival Internacional de Maqam de 2018 en Shahrisabz (Uzbekistán). Foto de Rachel Harris, usada con autorización.

FN: ¿Qué ocurre al meshrep en la forma que tiene autorización del Estado chino?

RH  Meshrep gatherings were inscribed by China on UNESCO’s list of “intangible cultural heritage in urgent need of safeguarding” in 2010. I've been observing China's approach to safeguarding meshrep over the past ten years. In the early years it took the form of the kind of “top-down” approaches to heritage that we so often see in China: spectacular song-and-dance performances for television and tourists, organized by government agencies.

At the same time, the ever-tightening restrictions on community life in the region under the “anti-religious extremism” campaigns meant that it was increasingly difficult for local communities to organize their own meshrep. Since 2016 the situation has become much worse. China’s radical policies of surveillance, mass internment, and coercive forms of “reeducation” in Xinjiang have seen an end to virtually all cultural activities except those organized by the state. These are massive abuses of human rights which violate many international norms and laws. Under these campaigns we saw the transformation of meshrep into compulsory singing and dancing sessions for Uyghur villagers, which were intended to “cleanse” them of the “virus” of their faith. This context renders China's commitment to UNESCO’s heritage agenda completely void. In my view, UNESCO should no longer sanction the Chinese government's claim to be “safeguarding” Uyghur culture.

RH: Las reuniones meshrep fueron inscritas por China en la lista de la UNESCO de “patrimonio cultural inmaterial que necesita ser salvaguardado urgentemente” en 2010. He observado el enfoque de China para salvaguardar el meshrep en los últimos diez años. En los primeros años, adoptó la forma de los enfoques “de arriba abajo” del patrimonio que tan a menudo vemos en China: espectaculares actuaciones de canto y baile para la televisión y los turistas, organizadas por organismos gubernamentales.

Al mismo tiempo, las restricciones cada vez más estrictas a la vida comunitaria en la región en el marco de las campañas de “extremismo antirreligioso” hicieron que fuera cada vez más difícil para las comunidades locales organizar su propio meshrep. Desde 2016 la situación ha empeorado mucho. Las políticas radicales de China de vigilancia, internamiento masivo y formas coercitivas de “reeducación” en Xinjiang han puesto fin a prácticamente todas las actividades culturales, salvo las organizadas por el Estado. Se trata de abusos masivos de los derechos humanos que violan muchas normas y leyes internacionales. Bajo estas campañas vimos la transformación del meshrep en sesiones obligatorias de canto y baile para los aldeanos uigures, que tenían como objetivo “limpiar” a los aldeanos del “virus” de su fe. Este contexto hace que el compromiso de China con el programa de la UNESCO sobre el patrimonio sea completamente nulo. En mi opinión, la UNESCO no debería seguir sancionando la afirmación del Gobierno chino de “salvaguardar” la cultura uigur.

Este es un ejemplo de actuación de meshrep organizada por el Gobierno para turistas:

FN: ¿Es correcto hablar del resurgimiento del meshrep a través de las comunidades uigures que viven actualmente en Kazajistán? ¿Se preservará este “patrimonio íntimo” como un ritual participativo en la cultura uigur?

RH Over the past few years, Uyghur communities in Kazakhstan have led a meshrep revival that takes a very different form. They are engaged in revitalising meshrep as a tool for community self-organisation and self-support, and a way to transmit Uyghur language and customs to the younger generation. At my university, we have been working with scholars, Uyghur organisations and local communities to document and support these efforts. Of course, the cultural heritage sustained in Kazakhstan represents only a tiny portion of the rich and diverse expressive culture of the Uyghurs, but what they are doing may provide a future model for real, community-based cultural revitalization.

RH: En los últimos años, las comunidades uigures de Kazajistán han liderado un renacimiento del meshrep que toma una forma muy diferente. Están comprometidos en la revitalización del meshrep como herramienta para la autoorganización y el autoapoyo de la comunidad, y como una forma de transmitir el idioma y las costumbres uigures a la generación más joven. En mi universidad, hemos estado trabajando con académicos, organizaciones uigures y comunidades locales para documentar y apoyar estos esfuerzos. Por supuesto, el patrimonio cultural que se mantiene en Kazajistán representa solo una pequeña parte de la rica y diversa cultura expresiva de los uigures, pero lo que están haciendo puede proporcionar un modelo futuro para una verdadera revitalización cultural a partir de la comunidad.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.