Utilizar Clubhouse para contrarrestar la amnesía impuesta por Pekín: Entrevista con Ai Weiwei

Captura de pantalla del video de Ai Weiwei de su canal YouTube de su documental “深表遗憾” [Lo siento mucho] sobre el terremoto de Sichuán del 12 de mayo de 2008.

Trece años después de que China sufriera un gran terremoto en Sichuán, el artista exiliado chino Ai Weiwei está utilizando su creatividad e influencias para mantener viva la memoria de la catástrofe con su proyecto más reciente en la plataforma de redes sociales ClubHouse. Al recitar el nombre de las víctimas del terremoto, sobre todo de los escolares, en las salas de debate virtuales, espera enfrentar la censura del Gobierno chino sobre los acontecimientos.

Mientras tanto, el Gobierno chino sigue censurando el papel de las autoridades locales corruptas que se saltaron las normas sobre seguridad en la construcción de escuelas, lo que provocó la muerte de 5000 estudiantes.

Sichuán es una de las provincias más pobladas de China, propensa a los terremotos por estar situada cerca de la falla tectónica Longmenshan. El terremoto de Tangshan de 1976, que provocó la muerte de entre 250 y 700 000 víctimas, según las estimaciones, vive en la memoria colectiva de los lugareños. Cuando el 12 de mayo 2008, un terremoto de magnitud 7.6 sacudió la provincia suroeste china de Sichuán, el país entero se paralizó. La sensación de alarma inicial se confirmó rápidamente: se calcula que murieron 700 000 personas, la mayoría en Wenchuan, el epicentro del terremoto en el centro de Sichuán.

Para el Gobierno chino, la catástrofe se produjo en un momento especialmente delicado: tres meses antes de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. El evento internacional era motivo de orgullo nacional sin precedentes, ya que era la primera vez que China organizaba los juegos. El país se encontraba en un estado de ánimo festivo, y bajo una creciente cobertura mediática internacional.

Por ello, el Gobierno quiso actuar rápidamente para demostrar que nada podía disuadirlos de acoger las olimpiadas, y que podía hacer frente a la seguridad de grandes multitudes. Las autoridades concentraron sus esfuerzos en proporcionar ayuda humanitaria y de rescate.

Un hecho emergió rápidamente: un número inusualmente alto de víctimas eran estudiantes, en un país que aún aplicaba la política de un solo hijo. Dada la hora local en la que se produjo el terremoto, alrededor de las 14:30 horas, muchos niños estaban en la escuela y murieron aplastados bajo los tejados que se derrumbaron. El fenómeno recibió incluso su propio nombre, 豆腐渣校舍, o escuelas de tofu, en referencia a su rápido colapso en comparación con otros edificios cercanos. Los funcionarios chinos admitieron que los “materiales de construcción de baja calidad” desempeñaron un papel en la devastación.

Con la esperanza de evitar el escándalo justo antes de las Olimpíadas, las autoridades se apresuraron en cubrir ese aspecto concreto de la catástrofe, a pesar de los esfuerzos de periodistas de investigación y familiares de las víctimas por exigir explicaciones. El Gobierno recién empezó a admitir posibles fallos en las normas de seguridad cuando terminaron los Juegos de 2008. Sin embargo, las familias que pidieron una investigación completa sobre el caso seguían siendo acosadas por la Policía cinco años después de los hechos, y el Gobierno se niega hasta hoy a admitir su plena responsabilidad.

Revelación de la verdad sobre el número real de víctimas escolares

En mayo de 2008, el artista chino Ai Weiwei se unió inmediatamente al grupo de voces que exigían plena transparencia, como recuerda en esta entrevista con Global Voices:

地震刚发生不久我就去了汶川,去了那里的目的是为了感受一下,这么大的一个地震是什么样子,因为我当时已经失语了,我找不到词汇去谈论我内心的感受,所以我觉得我还是需要去一下。我当然去了很多的学校,校址,看到了那些废墟。

这个5.12对我来说是一个很重大的问题,是我在人生当中第一次碰到一个这么大的一个事件,我卷入到这个事件当中,因为当时确实有点失望。我必须去四川做死亡学生的调查,因为我们都知道政府一直是含含糊糊的,说是要调查,温家宝多次说我们要调查学校的腐败工程,但是从来没有做过。

Fui a Wenchuan poco después del terremoto. Mi objetivo era experimentar un terremoto de tales proporciones, ya que me quedé sin palabras, y no podía encontrarlas para describir mis emociones, por lo que necesitaba ir allí. Por supuesto, fui a muchos sitios de la escuela y vi las ruinas.

El terremoto de Wenchuan es muy importante para mi: fue la primera vez en mi vida que me encontré con una catástrofe tan grande. Me involucré, ya que me sentí de alguna manera desesperado en ese momento. Tuve que ir a Sichuán para investigar el número de estudiantes muertos, ya que todos sabemos que el Gobierno siempre ha sido impreciso, cuando decía que quería investigar la situación. Wen Jiabao [presidente del Gobierno chino de 2003 a 2013] dijo repetidamente que queremos investigar los proyectos de corrupción en las escuelas, pero nunca se hizo.

Frente a la censura del Gobierno, Ai lanzó un proyecto llamado Encuesta Ciudadana que envió a más de 40 grupos de personas a Wenchuan. A pesar de ser detenidos docenas de veces por la Policía, y de ser obligados a regresar a Pekín, los grupos recopilaron una lista de 5197 nombres. Toda esta investigación, así como tres documentales y entrevistas con familiares de las víctimas, están disponibles en la página web 5122018.com, bloqueada dentro de China.

La lista de todos los niños que murieron en las escuelas, recopilada por este equipo, se completó gracias a minuciosas entrevistas con las familias y bajo la prohibición del Gobierno de toda investigación independiente. La lista completa de los nombres se imprimió y se pegó en las paredes del estudio de Ai en Pekín en 2013, con la grabación de la lectura de los nombres, como puede verse y oírse en este video:

En 2013, Ai Weiwei también creo un proyecto artístico de audio, llamado 喊 [Gritar o llorar] en el que grita más de 2000 nombres de esa lista hasta que se queda ronco y tiene que parar, como se puede escuchar en esta grabación:

Memorial de voz en Club House

Debido a los ataques y acoso permanente por parte de las autoridades chinas, y una detención de 81 días en una prisión secreta en 2011, Ai Weiwei huyó de China en 2015. Sin embargo sigue siendo un artista y activista mundial, destaca temas sensibles en torno al historial de derechos humanos de China, el fracaso de Occidente frente a los migrantes y la pandemia del COVID-19.

Una de sus nuevas plataformas es la plataforma de redes sociales de audio Clubhouse, que obtuvo gran popularidad en febrero de 2021, después de que la utilizara Elon Musk en una conferencia de prensa. La plataforma permite a los usuarios organizar discusiones sobre cualquier tema para un máximo de 5000 personas, por lo que las autoridades chinas la censuraron en febrero después de que se usó para debatir cuestiones relacionadas con el Tíbet, Sinkiang y Hong Kong. Sin embargo, los residentes de China continental, expertos en tecnología, todavía lograr acceder a través de una red privada virtual.

Como explica Ai Weiwei, esto significa que las salas en chino en Clubhouse son espacios únicos y sin censura donde chinos de Taiwán, China, Singapur, Estados Unidos, Australia y Hong Kong pueden reunirse y hablar. Esto le dio la idea de dar vida a su proyecto 念 [lectura en voz alta o echar de menos a alguien] de leer los nombres de los niños víctimas, pero en un nuevo formato. Como dijo a Global Voices:

我在想怎么能够利用这个平台做一个艺术项目,因为我个人是做艺术的。我们就和几个朋友说我们做一个项目, 做这个项目实际上说起来简单,就是“念”吗。他利用了这些在海外的华人,在三个地区,欧洲地区,北京和澳洲是一个地区,美国东部地区。这三个地区呢刚好我们能在24个小时之内覆盖这个8个小时。但实际上呢,是很难,因为你做为CH的管理人,一个人在上面呢是有危险的,如果你掉了线这个房间就关掉了,所以呢,需要保持两个人在上面。

实际上这个项目的性质呢,是:大型的,公共参与的行为艺术,那么他的主题呢,是纪念5,12地震遇难的学生。这个概念很简单,但是,把他付出与实践,就是让他真正能够act, 这个并不是很简单,实际上从哲学意义上来说,说和行是两件不同的事,中国人说:听其言,观其行。那么我觉得中国人也把言行放在一起就是英文的说:talk the talk, walk the walk, 所以我们说我们来试一下

Estaba pensando en cómo utilizar esta plataforma para un proyecto artístico, pues soy artista. Con algunos amigos decidimos hacer uno, y lo llamamos simplemente “lectura en voz alta”. El proyecto incluía a chinos de tres regiones distintas: Europa, Pekín y Australia, y la costa este de Estados Unidos. Con esas tres regiones, podemos tener una cobertura de 24 horas. Sin embargo, esto es bastante difícil, ya que como moderador de la sala, si pierdes el contacto [por ejemplo en caso de una llamada al teléfono móvil], existe el riesgo de que se apague la sala, por lo que se necesitan dos moderadores.

Ciertamente, la naturaleza de este proyecto es ser una forma de arte conductual a gran escala y participativa. Su misión es conmemorar a los estudiantes muertos en el terremoto del 12 de mayo. La idea de la conmemoración parece sencilla, pero la única manera de ponerla en práctica es actuando. Y eso no es tan sencillo. Es más, hablar y actuar son dos cosas distintas, desde una perspectiva filosófica. Los chinos tienen un proverbio: 听其言,观其行, que significa “escucha las palabras, observa los hechos”. Pues bien, creo que los chinos sí acompañan sus palabras con sus hechos, de forma similar a la expresión inglesa: “Talk the talk. Walk the walk” (algo así como Predica con el ejemplo. Recorre el camino). Así que decidimos probarlo.

Com señala Ai, en los inicios de esta sala, poco después del Día de los Muertos, fiesta tradicional china que se celebra el decimoquinto día después del equinoccio de primavera y en el que los chinos visitan los cementerios, la sala de Clubhouse contaba con unas 500 personas. Sin embargo, en los últimos tiempos el número de participantes se ha reducido a apenas 12 personas. Sin embargo, según Ai, los números no importan, lo que realmente cuenta es:

我觉得对我们来说花这个时间非常重要。一个是,我们通过自己的行为来做自己心中觉得应该做的一件事。另外一个是:我们通过这样大型的社会活动,长时间的,39天的,可以看到今天世界对这样事情的一个态度和是否会参与。

Creo que el tiempo que pasamos en la sala es muy importante, porque a través de este acto, estamos actuando desde la creencia presente en nuestros corazones y mentes sobre lo que debería hacerse. Además, gracias a este gran movimiento social que se extiende en el tiempo, 39 días en total, podemos ser testigos de la actitud del mundo hacia este tema y si está dispuesto a participar en la conmemoración o no.

Más allá de la conmemoración del 12 de mayo, Ai Weiwei está determinado a desafiar la cultura política de secretismo del Partido Comunista Chino (PCC), continuar su lucha contra el borrado y tergiversación de la memoria histórica, ya sea sobre la masacre de Tiananmén de junio de 1989, el encubrimiento inicial de la pandemia de COVID-19 en Wuhan en 2020, la situaciones de uigures y tibetanos en China. Como concluye:

在建国以前,中共是一个地下党,他一直做的所有的工作是秘密的工作。那么这个党已经执政100年了,旦他的很多做法是地下党的做法,包括中国共产党的入党宣誓,他有9000万党员,他的宣誓的誓词,里面有一句叫做:保守党的秘密。我在想你都已经建国都快80年了,建党100年了,你还在保守党的什么秘密?为什么你要为党保密和为党牺牲一切?这个秘密党的方法是很有用的,很有效的,因为他要保证他的统治。

在中国, 你总是知道上面的人比你知道的多,更容易控制你,这是他和西方的最大的不同。那么西方呢,一直在说什么呢,标榜自己有言论自由,新闻自由,司法独立,实际上这个也不是真正的完全是这样。但是中国是要控制言论自由,新闻自由和司法独立,这些西方的价值观,我们绝对不会让这个事发生在中国,这是中共的优势

Antes de que se estableciera [en 1949] la República Popular China, el Partido Comunista Chino era un partido clandestino. Todo el trabajo que realizaba era secreto. Este partido lleva cien años en el poder, pero sus prácticas siguen siendo las de un partido clandestino. Esto se extiende al juramento para convertirse en miembro del partido, válido para sus actuales 90 millones de miembros, que incluye esta frase: “proteger los secretos del partido”. Es decir, llevan casi 80 años al frente de este país, su partido tiene cien años, ¿qué clase de secretos del partido pueden quedar por proteger? ¿Por qué tienen que guardar los secretos del partido? Este secreto es muy útil y eficaz porque está ahí para garantizar su Gobierno.

En China, siempre sabes que las personas que están por encima de ti saben más que tú. Así que es muy fácil controlarte. Esta es la principal diferencia con Occidente. Allí, las personas presumen de su libertad de expresión, de la libertad de los medios, de la independencia del poder judicial, pero, en realidad, las cosas no son como dicen. Sin embargo, el objetivo de China es controlar la libertad de expresión, la libertad de los medios, la independencia del poder judicial. Estos son valores occidentales que no se permitirán desarrollar, y esa es la ventaja que tiene el Partido Comunista Chino.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.