Nutrición sostenible: Diálogo con la doctora Shakuntala Haraksingh Thilsted, ganadora del Premio Mundial de la Alimentación 2021

Doctora Shakuntala Haraksingh Thilsted en la presentación principal en Acelerar el fin del hambre y la malnutrición: un evento mundial, 29 de noviembre de 2018, en Bangkok, Tailandia. Foto de Amanda Mustard para la FAO/IFPRI en Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).

El 11 de mayo, la doctora trinitense Shakuntala Haraksingh Thilsted, científica especializada en nutrición y ciudadana danesa, fue anunciada como ganadora del Premio Mundial de la Alimentación 2021, en reconocimiento a sus 40 años de trabajo innovador para mejorar la salud de millones de personas en los países en desarrollo.

La institución que concede cada año este prestigioso galardón fue fundada en 1986 por el doctor Norman Borlaug, ganador del Premio Nobel de la Paz de 1970 y “Padre de la Revolución Verde“. El premio, dotado con 250 000 dólares estadounidenses, reconoce a quienes encuentran formas de mejorar la calidad de vida de la población mediante la mejora sostenible del suministro mundial de alimentos.

La doctora Haraksingh Thilsted fue elegida por su “investigación pionera, sus conocimientos críticos y sus innovaciones históricas” para comprender y promover la importancia de los alimentos acuáticos. Al idear “enfoques holísticos de la acuicultura que tienen en cuenta la nutrición” con su red de colaboradores internacionales, la doctora Haraksingh Thilsted consiguió mejorar la nutrición de millones de personas vulnerables en todo el mundo, al tiempo que aseguraba sus medios de vida con ecosistemas más resistentes.

En la década de 1980, década en que se creó la Fundación del Premio Mundial de la Alimentación, mientras trabajaba en el Centro Internacional de Investigación y Enfermedades Diarreicas de Daca (Bangladesh), la doctora Haraksingh Thilsted se sintió profundamente afectada por la gran cantidad de niños que sufrían malnutrición; decidió intentar mejorar el valor nutricional de sus dietas con un sistema alimentario que usara peces pequeños autóctonos como alimento básico. Su idea pronto se convirtió en un movimiento: la gente empezó a criar peces a nivel local y a bajo costo, que transformó la dieta y los medios de vida de las comunidades empobrecidas de Asia y África, donde la inseguridad alimentaria era preocupante.

En esta entrevista en dos partes (aquí la segunda), me comuniqué la doctora Haraksingh Thilsted por correo electrónico y em habló de su pasión por la nutrición y de las muchas personas a las que ha podido ayudar.

Janine Mendes-Franco (JMF): ¿Qué ha sido lo más satisfactorio de su trayectoria y qué impacto tendrá el premio en su trabajo?

Dr. Shakuntala Haraksingh Thilsted (SHT): Being able to work with communities, mothers and children and knowing that my work can have a positive impact on their lives. Working with younger researchers and students and being able to [impart] knowledge to them, which they can carry further in their work and benefit communities. I hope that getting this award will give me a platform to change the way we look at [and] work with food systems—moving the narrative from ‘just feeding’ to ‘nourishing.’ Also, getting this award I hope will inspire young people, [especially] young women, to study science and take up a career in food and nutrition.

Doctora Shakuntala Haraksingh Thilsted (SHT): Poder trabajar con comunidades, madres y niños y saber que mi trabajo puede tener un impacto positivo en sus vidas. Trabajar con investigadores y estudiantes más jóvenes y poder [impartirles] conocimientos que puedan llevar más lejos en su trabajo y beneficiar a las comunidades. Espero que este premio me dé una plataforma para cambiar cómo vemos [y] trabajamos con los sistemas alimentarios, y que la narrativa pase de “solo alimentar” a “nutrir”. Además, espero que este premio inspire a los jóvenes, especialmente a las mujeres, a estudiar ciencias y a emprender una carrera en el ámbito de la alimentación y la nutrición.

JMF: ¿Qué le llevó a replantearse cómo alimentar a la gente de forma nutritiva en masa?

SHT: Working with severely malnourished children and their mothers [in Bangladesh], I witnessed first-hand the power of diverse, nutritious foods in keeping people well-nourished and healthy. This can be done sustainably, through employing very many pathways […] producing diverse foods; paying attention to quantity as well as quality, nutritional quality and food safety; consuming sufficient [food], not excess; greatly reducing food waste and loss.

SHT: Al trabajar con niños gravemente desnutridos y sus madres [en Bangladesh], vi el poder de los alimentos diversos y nutritivos para mantener a la gente bien alimentada y sana. Esto puede hacerse de forma sostenible, por muchas vías […] produciendo alimentos diversos; prestando atención a la cantidad, así como a la calidad, la calidad nutricional y la seguridad alimentaria; consumiendo suficientes [alimentos], no en exceso; reduciendo en gran medida el desperdicio y la pérdida de alimentos.

Doctroa Shakuntala Haraksingh Thilsted, ganadora del Premio Mundial de la Alimentación 2021 por su trabajo científico pionero para hacer de los sistemas alimentarios acuáticos una parte integral de la producción sostenible de alimentos, para aliviar el hambre, ayudar a los medios de subsistencia y aumentar la resiliencia general. Foto por cortesía de la doctora Haraksingh Thilsted, utilizada con autorización.

JMF: ¿Cómo influyeron sus raíces caribeñas en su forma de pensar sobre el problema de la seguridad alimentaria? ¿Qué le hizo prestar atención al mar cuando la mayoría piensa que la agricultura es terrestre?

SHT: Growing up in Trinidad and in a home in which my grandmother ruled the kitchen, I did not think of the issue of some people facing food insecurity. My grandmother instilled in us the value of healthy food for good brain—[including] fish—and for being strong. Working in Bangladesh, the most nutritious food in the diet, small fish, comes from water. The sea is not the only source of aquatic foods. Inland waters—lakes, rivers, seasonal water bodies, floodplains—are extremely important sources of diverse aquatic foods [like] animals, plants, seaweed. Two-thirds of the planet is covered by water, so we must make use of this potential for harvesting and growing diverse, nutritious foods, sustainably.

SHT: Al crecer en Trinidad y en un hogar en el que mi abuela mandaba en la cocina, no pensaba en el problema de la inseguridad alimentaria de algunas personas. Mi abuela nos inculcó el valor de los alimentos sanos para tener un buen cerebro, como el pescado, y para ser fuertes. En Bangladesh, el alimento más nutritivo de la dieta, el pescado pequeño, proviene del agua. El mar no es la única fuente de alimentos acuáticos. Las aguas interiores, como lagos, ríos, masas de agua estacionales, llanuras de inundación, son fuentes importantísimas de diversos alimentos acuáticos [como] animales, plantas, algas. Dos tercios del planeta están cubiertos por agua, por lo que debemos aprovechar este potencial para cosechar y cultivar alimentos diversos y nutritivos, de forma sostenible.

JMF: ¿Es importante que sea usted una mujer científica, la primera mujer de origen asiático y la primera del Caribe en recibir este premio?

SHT: Yes; it matters to show to young people, from all backgrounds and countries, that there are opportunities. Studying hard, working hard, and learning from/listening to others are good habits to develop. I do hope that getting this award will show young women that a career in food and nutrition can be exciting and rewarding.

SHT: Sí; es importante mostrar a los jóvenes, de todos los orígenes y países, que hay oportunidades. Estudiar mucho, trabajar duro y aprender de los demás o escucharlos son buenos hábitos que hay que desarrollar. Espero que conseguir este premio muestre a las jóvenes que una carrera en alimentación y nutrición puede ser apasionante y gratificante.

JMF: Explique la diferencia entre alimentar y nutrir, y qué significa para la sostenibilidad alimentaria a largo plazo.

SHT: In the past […] famine and food shortage [were] many times not related to a lack of food, but to power, distribution, trade, war, water scarcity, and pests. People were taken up with not being hungry, filling their stomachs. So just ‘quantity’ was the goal; now we know that we [must] think of nutritional quality and food safety. Today, many people are eating too much of staple foods—rice, wheat, maize, oil, meats—with […] very little fruits, vegetables and aquatic foods [which are] the source of vitamins, minerals and essential fatty acids. So people can be overweight and at the same time be suffering from ‘hidden hunger': lack of vitamins and minerals. A well-nourished woman gives birth to a well-nourished child who grows up to do well in school, work well, is healthy, and thereby contributes to national development, inter-generationally.

SHT: Antes, la hambruna y la escasez de alimentos muchas veces no se relacionaban con la falta de alimentos, sino con el poder, la distribución, el comercio, la guerra, la escasez de agua y las plagas. La gente se ocupaba de no tener hambre, de llenar sus estómagos. Así que el objetivo era solo la “cantidad”; ahora sabemos que debemos pensar en la calidad nutricional y la seguridad alimentaria. Hoy en día, muchos comen demasiados alimentos básicos, como arroz, trigo, maíz, aceite, carnes, con […] muy poca fruta, verdura y alimentos acuáticos [que son] fuente de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales. Así que la gente puede tener sobrepeso y, al mismo tiempo, padecer “hambre oculta”: falta de vitaminas y minerales. Una mujer bien alimentada da a luz a un niño bien alimentado que crece y va bien en la escuela, trabaja bien, está sano y, por tanto, contribuye al desarrollo nacional, entre generaciones.

JMF: ¿Cuándo fue la primera vez que se dio cuenta de que su trabajo, al realizar este cambio, generaba una diferencia en la vida de las personas?

SHT: In Bangladesh, in the 1990s, mothers [would] tell me about their health and that of their children when they ate small fish and vegetables and fed these foods to their young children. I would hear the same feedback in the other countries where I worked: Cambodia, Nepal, India, Malawi, Zambia.

SHT: En Bangladesh, en la década de 1990, las madres [me] hablaban de su salud y la de sus hijos cuando comían pescado pequeño y verduras y alimentaban con esto a sus hijos. Lo mismo me decían en los demás países donde trabajé: Camboya, Nepal, India, Malaui, Zambia.

En la segunda parte, la doctora Haraksingh Thilsted habla del policultivo en estanques, la importancia de la biodiversidad, el impacto de la crisis climática y el papel que desempeñan los Gobiernos y los marcos políticos sólidos en la seguridad alimentaria.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.