¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Burkina Faso: Ritos, festivales y un libro nuevo

Para todo, dice el Libro del Eclesiastés en la Biblia (y la banda de rock de EEUU The Byrds), hay un tiempo. Un tiempo para nacer. Un tiempo para morir. Pasa en Burkina Faso como en cualquier otro lugar.

A falta de historias de nacimientos o trabajo, iremos directamente a uno de los más importantes ritos de paso – la unión de dos personas en la ceremonia de matrimonio. Estas notas de un matrimonio en una aldea vienen de Divagando desde Rhadikha en Burkina:

No distinto a como es en Estados Unidos, las bodas son buenos momentos con danzas locas y borrachera públicamente aceptada. A diferencia de las bodas norteamericanas, todos están invitados. Los directamente involucrados van a la casa del “alcalde” para el intercambio de votos y suscripción de contratos. Es el equivalente de la ceremonia. No se espera que nadie más que la novia, el novio y sus padres estén interesados en esa parte. No hay registros con diseños en porcelana ni cubiertos. Tu regalo es aparecer y apuntarte. La fiesta empieza al atardecer y termina cuando los gallos empiezan a cantar. El barman es el primo menor de edad de alguien, que sirve cerveza de mijo elaborada en casa en jarras naturales de cerveza, una calabaza seca. Hay tambores, danzas y cánticos del tipo que uno podría ver en el discovery channel.

Gorom-Gorom, principal ciudad al norte del país (485 kilómetros al norte de Uagadugú), es la sede de “Festicham,” festival anual que se jacta de sus carreras de caballos y camellos y una exhibición de artesanías y cultura local. Este año, Keith de Bajo las Acacias llegó al festival justo a tiempo:

Llegamos tarde, durante la segunda eliminatoria de las carreras de camellos. Parecía que el pueblo entero estaba ahí, junto a un par de ministros de gobierno, policías de escolta y un grupo de italianos que financiaban todo el asunto, aparentemente. El polvo llenaba el aire, pateado por cientos de cascos de caballos de muchos tamaños, y miles de pies.

Quedémonos con Keith un ratito más. Tras 15 años de vivir sin electricidad en Gorom-Gorom por propia elección, su cabaña de barro “construida sin madera” dio un salto directo al siglo XXI con la incorporación de electricidad, suministrada por la red de suministro del pueblo y conexión a telefónica y a Internet también.

Después de muchos años de paz y silencio, tomó algún tiempo acostumbrarse a estas incorporaciones, informa Keith. Luego de terminar el primer post de su blog escrito desde casa, se pregunta si “no será tiempo de dejar Gorom-Gorom, y mudarse a algún lugar un poco más remoto…”

Stephen Davies, de Voz en el Desierto, pasó poco tiempo en Uagadugú a finales del año pasado terminando los últimos “pellizcos” de la entrega final de su trilogía infantil que ocurre respectivamente en la provincia de Oudalan en el norte de Burkina Faso (y lugar de Gorom-Gorom) y Níger. Las primeras dos entregas eran Sophie y la Conspiración de la Torta Amarilla y Sophie y la Maldición de la Langosta. El tercer libro de Steven, titulado originalmente Sophie y el General Encorvado, acaba de ser renombrado Sophie y la Intriga del Panqueque, informa. El libro será publicado en setiembre del 2008.

Porque la gente vive más cerca de la Naturaleza en la Burkina Faso rural, la muerte es una compañía constante. Charlie de Desierto Floreciente describe un pérdida del mundo animal:

“Está mal, me temo”, dijo Steve, cargando al paciente a lo largo de la estación de buses. Seis horas de polvo, humo y sacudida de huesos en el camino desde Uagadugú claramente han sido mucho. Su cabeza estaba sin fuerzas, todo su cuerpo flácido. Lo echamos en la tierra y una multitud de aglomeró. Instintivamente estreché mi mano, suavemente posada en su pecho y recé. Mientras lo hacía, se estremeció y tomó su último aliento. Fue un momento triste.

Informa que las “otras siete gallinas francesas estaban bien y que estaban instalándose bien en sus nuevo alojamiento.”

En un ambiente decididamente más estéril, Valentine de Mi así llamada vida en África explica cómo disecó una rana en el colegio. Ella supo que sería un largo día en clase de Biología cuando su compañero de laboratorio le pidió trabajar con la rana más grande de la camada:

Bueno, empezamos cortando y, ¿saben cómo se supone que algunas cosas deben ser jugosas como un buen filete, y algunas cosas no lo son? Déjenme decirles que era una rana extra jugosa. Tal vez eso sea algo bueno si eres francés y te gustan las ancas de rana, pero no si estás en 8° grado en clase de biología. Tras unos minutos de pinchar la pierna de la rana, encontramos un grueso hilo blanco con unos cuantos pedazos de una cosa negra pegada. Ni siquera sé cómo se llama y no quiero saberlo porque después de haberlo conocido, ¡no quiero verlo de nuevo!

Finalmente, una voluntaria de los Cuerpos de Paz, AKIA, viajó desde Burkina Faso a Taiwán para asistir al funeral de su abuelo. En AKIA-BLOG, describe los ritos del funeral, que según ella son una mezcla de tradiciones budistas y taiwanesas:

Desde que murió, mis parientes han estado yendo al templo para ofrecer sus respetos a mi abuelo. Cada mañana, van a bai4bai4. Esto incluye quemar incienso y agradecer o dar ofrendas de respeto en general. Según las creencias taiwanesas, él está ascendiendo a la vida eterna pero no se ha llevado nada con él. Cada mañana, tras ofrecer sus respetos quemando incienso en el altar de su alma, quemamos flores de papel (los peldaños para que él alcance la vida eterna) y dinero de sacrificio (dinero para la vida eterna). Básicamente, el departamento de mi abuela parece una fábrica de papel/origami.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.