¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mauricio: Enfrentando su pasado en las huellas de Sudáfrica

Sudáfrica tuvo la idea de una comisión nacional para la justicia, rehabilitación de las víctimas y reconciliación nacional con la finalidad de sanar las heridas dejadas por el régimen del apartheid, implementado desde 1948 a 1991.

En un artículo de Togo del 21 de julio, Kodjo Epou explicaba [FR] las justificaciones y objetivos de una Comisión de la Verdad, Justicia y Reconciliación en el sitio afrik.com:

La búsqueda de una coexistencia pacífica de antiguos enemigos ha llevado, en más de treinta países alrededor del mundo, a poner en marcha estructuras eminentemente políticas llamadas Comisión de la Verdad, la Justicia y la Reconciliación (CVJR). La más conocida en el continente africano es la de Sudáfrica. Países como Ruanda, Ghana, Marruecos, Nigeria, Sierra Leona, África Central las han elegido para allanar el camino hacia la reconciliación. Kenia ha creado su propia comisión luego de las violencias electorales de deciembre de 2007.

En Sudáfrica, gracias a la buena voluntad de líderes como Nelson Mandela, FW de Klerk y Monseñor Desmond Tutu –los tres han recibido el Premio Nóbel de la Paz– los resultados fueron positivos en general. El país tuvo una tranquila transición de una política que era racista hacia la mayoría a un gobierno de mayoría sin una insinuación de venganza. Como recordó [FR] Claude Wauthier en la versión en línea de monde-diplomatique.fr en 2005:

El principio era simple : se beneficiarían con una amnistía todos los que comparecerían ante la comisión a «confesar» de alguna manera sus actos injustos y violentos –se trataba sobre todo de miembros de la policía que hubieran torturado, y a veces matado, a militantes de movimientos de liberación negros, principalmente el Congreso Nacional Africano (ANC) de Nelson Mandela. La amnistía de los solicitantes estaba sujeta a dos condiciones: en principio, de no omitir sus crímenes y delitos en su declaración, y que hubieran actuado bajo las órdenes de sus superiores en la creencia de servir a un «objetivo político» (una pretendida defensa de la raza blanca, por ejemplo). Contrariamente a lo que había temido públicamente el anterior presidente Frederik De Klerk, la revelación de los maltratos a menudo atroces infligidos por los verdugos no puso trabas a la reconciliación entre las comunidades negra y blanca. La Comisión también logró la catarsis que se había fijado como objetivo.

Bandera de Mauricio de timparkinson en Flickr- CC license 2.0

En 2008, Mauricio decidió seguir el ejemplo de Sudáfrica de reflexionar acerca de las injusticias con orígenes incluso más antiguos. Un proyecto para formar una Comisión de la Verdad y la Justicia [FR] fue aprobado por el Parlamento en 2008. Empezó su trabajo en abril de 2009. El sitio web grioo.com explicó [FR] las heridas que necesitan ser sanadas:

La isla de Mauricio conoció en un primer momento la esclavitud, con más de 66000 esclavos provenientes no solamente de África, sino también de India y Malasia. Después de la abolición de la esclavitud en 1835, se implantó el sistema de contratación, al mismo tiempo que en la isla de Reunión o Comores. Trabajadores africanos, antillanos, indios y malasios fueron explotados aun cuando hubieran recuperado su libertad y roto sus cadenas. Fue así que se construyó, se desarrolló y se enriqueció la isla de Mauricio.

Luego en el blog Le mauricien, Gérard Cateaux informó [FR] de la formación de esta CVJR y del discurso del Primer Ministro al Parlamento:

En su intervención en el Parlamento el martes pasado, al presentar el proyecto de ley sobre la formación de esta Comisión de la Justicia y la Verdad, el Primer Ministro, Dr Navin Ramgoolam, no pudo ser más claro: no se tratará de un ajuste de cuentas de la historia, sino de ir en búsqueda de la ’reconciliación, la justicia social y la unidad nacional a través del proceso de restablecimiento de la verdad histórica…’

Esas palabras tienen su importancia: ’Reconciliación’, ’justicia social’ y ’unidad nacional’. Nosotros agregaremos algunas: ’Reunir lo que está disperso… ’. Esta comsión tendrá la pesada tarea de reunirse para establecer y prever -si es que la gestión fuera posible- de destacar lo que será el ciudadano mauriciano del presente siglo y la calidad dominante que preceda a su felicidad.

Este artículo provocó la siguiente respuesta de Louis-René Dalai, que destaca las diferencias entre los casos de esclavitud del apartheid y de las contrataciones [FR]:

Encuentro que la idea de crear una “Comisión de la Justicia y la Verdad” en Mauricia es una excelente iniciativa, con la condición de que el objetivo final sea ayudar a construir una “Verdadera Nación Mauriciana”, y no de dividir a nuestra población en “descendientes de esclavos”, en descendientes “de contratados”, y en descendientes de “Malvados Colonos”…

Tratar de copiar la “Comisión de la Justicia y la Verdad”, puesta en marcha en Sudáfrica, con un resultado muy benéfico, pues los que testificaron fueron responsables “ellos mismos”, de “ambos lados”, ¡¡¡¡de los crímenes cometidos contra “sus hermanos sudafricanos!!!…. Pero en el caso de la isla de Mauricio, los responsables de la esclavitud, así como sus víctimas, ¡¡¡no están ahí hoy para brindar su testimonio!!!…

Yo mismo, como descendiente de ancestros “propietarios de  esclavos”…. con el desfase de generaciones desde el periodo 1835/1840… Yo no me considero responsable para nada de los “crímenes” cometidos, eventualmente, ¡¡¡por mis antepasados!!!… En tanto que en Sudáfrica, ¡¡¡la situación es totalmente diferente!!!…

El 25 de agosto, lexpress.mu en línea informó que:

De los 350 casos registrados a la fecha en la Comisión de la Justicia y la Verdad, la mayoría se refiere a reclamos de tierras. De los seis casos escuchados este miércoles 25 de agosto, ante el presidente Alex Boraine, cinco fueron reclamaciones de tierras, desde 100 marcas (195 metros cuadrados) a 78 acres (315,000 metros cuadrados). Para Jacques David, uno de los asesores de la Comisión, cada caso tiene su importancia y hay que resaltar que un título de propiedad es solamente el comienzo de una larga serie de investigaciones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.